BANDOS DE SENA, Famosa comedia de, LOS



DATOS BIBLIOGRÁFICOS

Ver / Ocultar sección

Título

Título: BANDOS DE SENA, Famosa comedia de, LOS. Procedencia: Parte 21 (1635); Suelta de la Universidad complutense; P2; final del Acto III

Autoría

Autor: Félix Lope de Vega y Carpio. Fiabilidad: De autoría fiable

Peregrino

Citado en El peregrino I: No
Citado en El peregrino II:

Parte

Parte XXI (1635)

Manuscrito

No consta

Otras ediciones del siglo XVII

Título: LOS BANDOS DE SENA
Suelta: Suelta [s.l., s.i., s.a]
Atribución: Lope de Vega
Ref. bibliográfica: Vega García-Luengos, Germán: "Los tomos perdidos de comedias raras atribuidas a Lope de Vega que poseyó la Biblioteca de Osuna" (en M.G.Profeti (ed): Otro Lope no ha de haber. Atti del Convegno Internazionale su Lope de Vega. 10-13 febbraio 1999.). Firenze, Alinea Editrice, 2000. 115-116.
Nota: Biblioteca de la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid: signatura Foll. Ant. I-6. Germán Vega observa que en realidad se trata de una desglosada de la Parte 21 (Madrid, Viuda de Alonso Martín, 1635)

Colecciones modernas

*Ref. bibliográfica: VVAA: Teatro Español del Siglo de Oro (Base de datos de texto completo publicada en CD-ROM). ProQuest LLC, Chadwyck-Healey, 1997.

Ref. bibliográfica: E. Cotarelo et al. eds.: Obras de Lope de Vega publicadas por la Real Academia Española [nueva edicion] (Con prólogos de E.Cotarelo y Mori y otros, 13 vols.). Madrid, RAE, 1916-1930. III.

Ref. bibliográfica: Paloma Cuenca Muñoz y Jesús Gómez: El teatro de Lope de Vega. Madrid, Editorial Turner-Fundación Castro, 1993 ss. IX.

* Edición utilizada

Ediciones singulares modernas

No consta

Versiones y traducciones

No se conocen

Bibliografía secundaria

No consta


ANOTACIONES PRAGMÁTICAS

Ver / Ocultar sección

Datación

Fecha: 1597-1603
Ref. bibliográfica: Morley, S. G.; Bruerton, C.: Cronología de las comedias de Lope de Vega (La 1ª edición, en inglés, es de 1940). Madrid, Gredos, 1968. 288.

Dedicatorias

No existe dedicatoria.

Cómputo de versos

Número: 3161
Ref. bibliográfica: Morley, S. G.; Bruerton, C.: Cronología de las comedias de Lope de Vega (La 1ª edición, en inglés, es de 1940). Madrid, Gredos, 1968. 288.


CARACTERIZACIONES

Ver / Ocultar sección

Personajes no computables

  • Criados y lacayos
  • Personajes computables

  • Alcaide, alcaide [de la cárcel]

  • Angélica, dama, [hermana de Pompeyo], [del bando de los Montano]

  • Belardo, [jardinero], [villano]

  • Capitán, [con funciones de justicia]

  • Celia, criada, [de Angélica]

  • Donato, [criado de Leonardo], [gracioso]

  • Dorinto, [jardinero], [villano]. Nota: En el elenco aparece como Darinto

  • Fabio, [criado de Teodora]

  • Faustino, senador, [padre de Lisardo], [viejo]

  • Leonardo, [caballero hermano de Teodora], [del bando de los Salinbene], [galán], [hermano de Teodora]

  • Lisardo, hijo de Faustino; que se llama también [Lisandro], [galán]. Nota: Recibe los dos nombres, pero sobre todo el segundo

  • Pancredo, [criado de Faustino]; que se llama también [Tancredo]. Nota: Se le llama de las dos formas

  • Persio, [criado de Lisardo]

  • Pompeyo, [caballero], [galán], [del bando de los Montano]

  • Rufino, [criado de Teodora]

  • Sabino, [criado de Faustino]

  • Severo, [criado de Lisardo]

  • Sirento, [jardinero], [villano,]

  • Teodora, dama, [protagonista y donaire], [hermana de Leonardo]; que actúa de [Lelio (o Celio)], [caballero de la Cruz de San Juan]. Nota: Teodora se disfraza de Lelio y se hace pasar por primo de Pompeyo Montano
  • Universo social

  • Universo de la nobleza. Alta nobleza
  • Universo de la servidumbre. Criados
  • Universo urbano. Caballería urbana (caballeros, damas)
  • Tiempo histórico

    Época contemporánea

    Marco espacial

    Acto 1
    Topónimo: Sena, [Siena]. [Italia]. Europa. Espacio: afueras y calles de la ciudad; casa del senador; casa de Pompeyo.

    Acto 2
    Topónimo: Sena, [Siena]. [Italia]. Europa. Espacio: calle frente a la casa de Pompeyo; interior y exteriores de la heredad de Pompeyo.

    Acto 3
    Topónimo: Sena, [Siena]. [Italia]. Europa. Espacio: casa del senador; interior de la heredad de Pompeyo; cárcel; calles de la ciudad.

    Duración

    Obra: 2 días. Nota: El primer acto transcurre en una mañana y una tarde, el segundo acto se desarrolla en la noche del primer día y durante el día siguiente, mientras que el tercer acto ocupa la tarde y la noche del segundo día.
    Acto 1: 1 día
    Acto 2: 2 días (aprox.)
    Acto 3: 1 día (aprox.)

    Género

    Género principal:

    • Comedia > universo de verosimilitud > urbana.
      Nota: El pasado de los dos hermanos huídos de su ciudad, tras las muertes provocadas por los bandos, y el regreso de incógnito de la hermana a la ciudad, para recuperar su lugar en la misma, confiere a la obra notas de comedia novelesca.

    Extracto argumental

    Acto 1
    Fabio, Rufino y Teodora, que viste como un caballero de la cruz de San Juan y se hace llamar Lelio, llegan a las afueras de Sena. Mientras Rufino va en busca de posada, Teodora le habla a Fabio sobre la disputa que surgió hace veinte años entre dos familias de Sena, los Montanos y los Salinbenes, que desembocó en una sangrienta confrontación de la que huyó con su hermano Constancio siendo una niña. Esta confesión revela a Fabio que ella es en realidad una mujer, pero él le promete guardar el secreto. Su hermano logró la cruz de San Juan bajo el nombre de Lelio y, ahora que ha muerto, ella ha adoptado su identidad para volver de incógnito a Sena y buscar a sus parientes Salinbenes. Aparece Pompeyo de caza, por quien Teodora se entera de que sólo quedan él y su hermana Angélica de los Montanos, con una pequeña heredad en las afueras de Sena y una casa en la ciudad, mientras que los Salinbenes triunfaron y tienen posesiones importantes. Teodora se alegra al oír las noticias de su familia, pero, enamorada del joven Montano, se hace pasar por un primo suyo y marchan a comer a la casa de Pompeyo en Sena.
    El senador Faustino se ha construido una magnífica casa de campo, pero desea huerta para cultivar. Su hijo Lisardo le sugiere que compre la heredad de Pompeyo, que linda con la de su padre, porque opina que le será forzoso venderla para poder dar dote a su hermana. Al senador le gusta la idea y manda a su hijo a que gestione la compra. Esa misma tarde, Leonardo Salinbene, que está enamorado de Angélica Montano pese a la rivalidad familiar, se encuentra con su criado Donato frente a la casa de Pompeyo. Celia, criada, sale de la casa y le habla a Donato sobre la llegada del caballero Lelio. El criado le entrega un papel de Leonardo para Ángélica y le hace unas insinuaciones amorosas, a las que Celia responde afirmando que está enamorada de Lelio y que Angélica también lo está. Leonardo quiere ver al misterioso caballero, que sale en esos momentos con Angélica, Pompeyo y Fabio. Leonardo le pregunta sobre la suerte de un amigo ficticio y se marcha celoso. Pompeyo regaña a su hermana al creer que es la responsable de que un Montano ronde su casa. Teodora se entera por estas palabras de que Leonardo es su hermano y también de que un bando en Sena prohíbe hablar con ningún forajido bajo pena de muerte. Llega Lisardo para tratar sobre la compra de la finca de Pompeyo, pero al ver a Angélica se queda turbado, se enamora de ella y empieza a decir frases sin sentido. Cuando al final recobra la serenidad, informa del interés de su padre por la finca, pero Pompeyo se niega a venderla. Se marchan todos a casa del senador salvo Celia y Angélica, quien confiesa a su criada su amor por su primo. Celia le entrega el papel de Leonardo, pero Teodora y Fabio regresan por sorpresa y las sorprenden leyendo la carta. Angélica no tiene ningún reparo en decir que Leonardo está enamorado de ella, lo que alegra a Teodora, pero provoca que Angélica se marche enfadada. Celia confiesa entonces a Teodora (Lelio) que la quiere y ésta concierta con ella verse esa noche en su cuarto, aunque su verdadera intención es que Fabio ocupe su lugar amparado en la oscuridad.


    Acto 2
    Esa noche se encuentran Leonardo, Donato, Teodora y Fabio frente a la casa de Pompeyo. Leonardo le ruega a Teodora que no se interponga en su amor por Angélica y le ofrece su amistad. Teodora acepta y le avisa de que esa noche la verá y él ocupará su lugar. Angélica se asoma 'en alto' y habla con Teodora, que le da su palabra de matrimonio. Mientras Angélica baja, Leonardo se coloca detrás de Teodora y , oculto en la oscuridad, toma la mano de su amada mientras Teodora le hace unos requiebros ambiguos con los que a su vez revela su verdadera identidad. Angélica, que no ha entendido las palabras de Teodora, jura que será la mujer de aquel que la toma de la mano, creyendo que es la de Lelio, y le coloca un anillo como señal antes de volver a su casa. Leonardo, exultante, concierta con Teodora verse a la mañana siguiente en la huerta de Pompeyo. Donato habla aparte con Teodora y le pide que aleje a Fabio de Celia, porque está enamorado de ella. Teodora no sólo se lo promete, sino que cuando Celia abre la puerta esperando a Lelio, quien entra es Donato, amparado en la oscuridad.
    A la mañana siguiente, el senador Faustino muestra su enfado por la negativa de Pompeyo a venderle parte de su hacienda. Lisardo le sugiere que le permita casarse con la hermana de Pompeyo, porque así su padre obtendría la huerta y él podría gozar de Angélica. Faustino accede y envía a su hijo a pedirle a Pompeyo la mano de su hermana. Mientras tanto, Leonardo y Donato están en la heredad disfrazados 'en hábito de villanos'. Leonardo se esconde mientras Pompeyo da instrucciones a los jardineros Belardo, Sirento y Dorinto sobre las fiestas -que incluyen baile y comedia- que va a celebrar para Lelio. Salen a la huerta Angélica y Teodora y quedan a solas, aunque vigiladas por Leonardo y Donato. Teodora se retracta ante Angélica de su palabra de matrimonio y le pide que se case con un Salinbene para poner fin a la enemistad, lo que provoca la irritación de Angélica, que se marcha. En esos momentos llega Celia, que también se irrita con Teodora al negar ésta que hubiera gozado de ella esa noche. Tras irse la criada salen de su escondite Leonardo y Donato y se van con Teodora.
    Angélica cuenta a su hermano todo lo que ha pasado con Lelio y su retractada palabra de matrimonio. Llega Lisardo y le pide a Pompeyo la mano de Angélica, pero Pompeyo le informa de que la casará con Lelio. Lisardo se turba al oír esto y empieza a ponerse violento, lo que motiva que Pompeyo le mienta y le diga que se la da por esposa para librarse de él. Leonardo, al enterarse de lo sucedido por su criado Donato, también se enfurece y el criado tiene que mentirle para calmarlo. Los dos se marchan al llegar Teodora y Pompeyo, quien recrimina a Teodora que pidiera a Angélica casarse con su enemigo. Teodora confiesa a Pompeyo que de quien está enamorada es de él y, ante su asombro, le revela que es en realidad una mujer llamada Teodora, aunque no le da más detalles. Pompeyo le dice que también siente amor por ella y promete guardar su secreto.


    Acto 3
    Faustino lee en su casa ante su hijo un papel en el que Pompeyo explica el engaño que hizo a Lisardo. Éste se lamenta de su suerte, mientras que su padre piensa en vengarse: soborna a sus criados Tancredo y Sabino para que delaten a Pompeyo por hablar con forajidos, para poder acusarlo de violar el bando de la ciudad y que por ello sea condenado a muerte.
    En su heredad, Pompeyo comenta con Teodora su intención de casar a Angélica con Lisardo, pero ella le sugiere que la case con Leonardo para poner paz en las dos familias y en la ciudad. En ese momento entran en la casa un capitán y unos criados con la orden de Faustino de prender a Pompeyo. Teodora marcha en busca de Angélica, mientras que llegan Celia y Fabio discutiendo, porque él niega haberla gozado. Al irse Fabio, Donato ofrece a Celia vengar su agravio, siendo él quien la gozó. Aparecen Teodora, Leonardo y Angélica, ésta última enfadada porque Leonardo ha entrado en la casa; ella lo rechaza de nuevo y se marcha. Fabio llega y les comunica que Rufino ha averiguado que se acusa a Pompeyo de violar el bando de la ciudad. Al enterarse Leonardo de los hechos, se marcha con Donato mientras Teodora se queda con Fabio pensando en cómo salvar a Pompeyo.
    Esa noche, en la cárcel, se encuentran el senador, su hijo, Pompeyo 'con grillos', el capitán y los dos criados traidores. Pompeyo pide que se le perdone la vida a cambio de dos mil ducados, como establece la ley, pero Faustino se niega a comprar la finca por esa cantidad porque quiere que muera. Se llevan al preso al calabozo para después ajusticiarlo, pero Lisardo pide a su padre que se atrase la ejecución porque quiere ir en busca del dinero. Nada más irse éste, entran Leonardo con un cofrecillo y Donato y, ante el asombro del senador, entrega el dinero para salvar la vida de su enemigo. Faustino y el capitán se marchan, mientras que Leonardo envía a los falsos criados a su casa con la excusa de recompensarlos, pero con la intención de castigarlos. A su vez informa a Donato de que quemarán la finca de Faustino para vengarse, aunque suponga que se queme también la de Pompeyo. Mientras tanto, Pompeyo le pide en el calabozo a Teodora que cuide de Angélica y que le revele su identidad. Los interrumpen el capitán y el alcaide, quienes les informan de que Leonardo ha pagado la fianza y Pompeyo queda libre. En la calle, Lisardo y sus criados Persio y Severo van en busca del dinero cuando se encuentran con Angélica, Fabio y Celia. Lisardo miente y afirma que ha salvado la vida de Pompeyo a cambio de la mano de Angélica, pero en esos momentos se tropiezan con Leonardo, Teodora y Pompeyo, quienes aclaran la situación. Llega Donato con la noticia de que están ardiendo las fincas de Faustino y Pompeyo, lo que provoca que Lisardo se marche corriendo y que Leonardo le prometa a Pompeyo reconstruir su heredad. Éste le entrega a su hermana en matrimonio y, ante la resistencia de Angélica, Leonardo le muestra el anillo en su dedo que ella entregó como señal de matrimonio. A continuación Teodora revela a todos su identidad y su intención de casarse con Pompeyo, mientras que se descubre que fue Donato quien gozó de Celia y se concierta también su matrimonio. La obra concluye con la marcha a casa de Leonardo para celebrar las bodas.


    OBSERVACIONES A LA OBRA

    Ver / Ocultar sección

    EDICIONES DIGITALES DISPONIBLES

    Ver / Ocultar sección