AMORES DE ALBANIO Y ISMENIA, Comedia de, LOS



DATOS BIBLIOGRÁFICOS

Ver / Ocultar sección

Título

Título: AMORES DE ALBANIO Y ISMENIA, Comedia de, LOS. Procedencia: Manuscrito II-460 de la Biblioteca de Palacio

Título: PASTORAL DE ALBANIA, LA. Procedencia: P1; P2

Observación: Los versos finales de la obra, una de las más tempranas, resultan curiosos, por su falta de referencia al título y por su antítesis preceptiva:
"ASCANIO.- ¡Aquí toda mi historia fue tragedia!
ALBANIO.- Y aquí ponemos fin a la comedia"

Autoría

Autor: Félix Lope de Vega y Carpio. Fiabilidad: De autoría fiable

Peregrino

Citado en El peregrino I:
Citado en El peregrino II:
Observación: En ambas listas la obra es citada como La pastoral de Albania

Parte

No presente en la colección de Partes de Lope de Vega

Manuscrito

Tipo: Copia
Localización: Madrid, Biblioteca de Palacio (España)
Ref. bibliográfica: S. Arata: Los manuscritos teatrales (siglos XVI y XVII) de la Biblioteca de Palacio. Pisa, Giardini Editori, 1989. 43.
Nota: Signatura II-460, ff 321r-342v

Observación:

Otras ediciones del siglo XVII

No consta

Colecciones modernas

*Ref. bibliográfica: E. Cotarelo et al. eds.: Obras de Lope de Vega publicadas por la Real Academia Española [nueva edicion] (Con prólogos de E.Cotarelo y Mori y otros, 13 vols.). Madrid, RAE, 1916-1930. I.

Ref. bibliográfica: Paloma Cuenca Muñoz y Jesús Gómez: El teatro de Lope de Vega. Madrid, Editorial Turner-Fundación Castro, 1993 ss. III.

* Edición utilizada

Ediciones singulares modernas

No consta

Versiones y traducciones

No se conocen

Bibliografía secundaria

No consta


ANOTACIONES PRAGMÁTICAS

Ver / Ocultar sección

Datación

Fecha: 1590-1595
Ref. bibliográfica: Morley, S. G.; Bruerton, C.: Cronología de las comedias de Lope de Vega (La 1ª edición, en inglés, es de 1940). Madrid, Gredos, 1968. 44, 76, 591.

Dedicatorias

No existe dedicatoria.

Cómputo de versos

Número: 2968
Ref. bibliográfica: Morley, S. G.; Bruerton, C.: Cronología de las comedias de Lope de Vega (La 1ª edición, en inglés, es de 1940). Madrid, Gredos, 1968. 44.


CARACTERIZACIONES

Ver / Ocultar sección

Personajes no computables

  • Gente
  • Músicos
  • Pastores
  • Villanos
  • Personajes computables

  • Albanego, alcalde, alcalde villano

  • Albanio, pastor, [protagonista]

  • Antandra, pastora

  • Ascanio, pastor

  • [Banderas], [abanderados] (2)

  • Bertolano, alcalde, alcalde villano

  • [Botargas], [actores] (2). Nota: representan una máscara en la fiesta final de la obra

  • Buresto, pastor

  • [Cajas], [músicos] (2)

  • Conde Eraclio, [rol de soberano]

  • Condesa Leriana, [rol de soberana]

  • Daliso, pastor, [hermano de Albanio]

  • Esfinge. Nota: Con rostro de mujer y cuerpo de leona

  • Frondoso, criado

  • Galateo, pastor, [amigo de Pinardo]

  • Gitanas (2). Nota: "Salen dos gitanos y gitanas y bailan y vanse" en la fiesta al final de la obra.

  • [Gitanos] (2). Nota: "Salen dos gitanos y gitanas y bailan y vanse" en la fiesta al final de la obra.

  • Ismenia, pastora, [protagonista]

  • Liseo, pastor

  • Maestresala

  • Marandro, viejo, [mayoral], padre de Ismenia

  • Pastores (2). Nota: Dos o tres pastores

  • Peniso, pastor

  • Pinardo, pastor, [mayoral], [rival de Albanio]

  • Silvana, pastora

  • [Un flauta], [músico]

  • [Un tamboril], [músico]

  • Vireno, pastor, [rival de Albanio], [aliado de Ascanio]

  • Volteador. Nota: "Sale un volteador en camisa y calzones, con una espada" en la fiesta del final de la obra.
  • Universo social

  • Universo de la nobleza. Alta nobleza
  • Universo literaturizado. Pastores de la Arcadia
    Observación: Aquí los pastores son de las riberas del Tajo y de las riberas del Betis, no de la Arcadia.

  • Tiempo histórico

    Tiempo maravilloso (intemporal)

    Marco espacial

    Jornada 1
    Topónimo: Ribera. Río Tajo. [España / Portugal]. Europa. Espacio: exterior de una iglesia en una aldea; interior de una casa de pastores; prado y riberas del Tajo.

    Jornada 2
    Topónimo: Ribera. Río Tajo. [España / Portugal]. Europa. Espacio: prado; entrada de la cueva de la Esfinge.
    Topónimo: Extremadura. [España]. Europa. Espacio: prado.
    Topónimo: Ribera. Río Betis. [España]. Europa. Espacio: prado.

    Jornada 3
    Topónimo: Ribera. Río Tajo. [España / Portugal]. Europa. Espacio: prado; plaza del lugar en la que se celebra la fiesta del final de la obra.

    Duración

    Obra: 1 año (aprox.). Nota: Más de un año
    Jornada 1: 1 día
    Jornada 2: 2 semanas (aprox.)
    Jornada 3: Número indeterminado de días

    Género

    Género principal:

    • Comedia > universo de irrealidad > tradición literaria > pastoril.

    Extracto argumental

    Jornada 1
    La acción comienza ante la puerta de una iglesia en donde se congrega el cortejo de un bautizo aldeano. Entre los integrantes se encuentran los protagonistas, Albanio, pastor forastero llegado de Extremadura para ejercer como padrino, e Ismenia, la pastora más hermosa y perseguida del lugar, que ejerce como madrina. La conversación que surge entre ellos pone inmediatamente de manifiesto que ambos se han enamorado uno de otro, lo que despierta los celos de los pastores Ascanio y Vireno, muy atentos a las miradas y atenciones que se dispensan Albanio e Ismenia. Al entrar todos en la iglesia para proceder a la ceremonia, Vireno permanece a solas en escena expresando su temor ante esta nueva situación, temor que no hace más que acrecentarse cuando vuelve Ascanio certificando a Vireno que sus sospechas sobre los amores de Albanio e Ismenia se ven confirmadas por las miradas y los gestos amorosos que ambos siguen dispensándose en el interior de la iglesia. Vireno entonces, muerto de celos, marcha del lugar pensando en el suicidio, mientras Ascanio se dirige, acompañado del pastor Liseo, a casa de "la parida", en donde va a tener lugar una colación. En el camino Ascanio hace a Liseo confidente de sus cuitas amorosas y ambos se refieren a la "sangre y riqueza" de Albanio, que junto a su discreción y gentileza lo convierten en un serio competidor .
    La acción se reanuda en el interior de la casa en donde se dispone la colación. Albanio e Ismenia prosiguen haciéndose demostraciones de amor, de nuevo ante la mirada de Ascanio y Vireno, y Albanio da muestra de su generosidad regalando a los músicos que amenizan la fiesta unos bueyes. La fiesta continúa con el juego del A,B,C, en el que Vireno y Ascanio aprovechan su turno para expresar con veladas palabras sus celos. Su intención, sin embargo, no pasa desapercibida para Albanio que, molesto, interrumpe el juego. Antes de finalizar la fiesta los pastores ofrecen sus regalos a la recién nacida, dando estos "cortesanos" pastores cumplida muestra de su liberalidad, y destacando entre todos el rico Albanio. Al quedar a solas, ismenia y Silvana comentan el enojo de Albanio por las declaraciones cifradas de Ascanio y Vireno, e Ismenia confiesa su amor por Albanio.
    La acción se traslada a un lugar en un prado, en donde Albanio declara a su hermano Daliso su amor por Ismenia y le pide su opinión sobre el papel que le ha escrito, confesando que se propone hacerse el encontradizo con Ismenia en el soto esa misma tarde, pero Daliso lo alerta sobre la existencia de rivales, como Ascanio.
    Al marcharse ambos, aparece en el mismo lugar Vireno explicando al pastor Liseo sus planes para conseguir que el Conde destierre de la aldea a Albanio, acusándolo ante él de provocar con su presencia peligrosas rivalidades entre pastores.
    La acción se reanuda esa misma tarde, en un lugar cercano al Tajo en donde Ismenia ha salido con Silvana a pasear sus ánades, momento en que Ismenia confiesa a Silvana que, a pesar del amor que siente por Albanio, no responderá a su escrito por no parecer liviana. Pero de improviso aparece Albanio, y tras un primer momento de embeleso, ambos pasan a manifestarse su amor. Silvana les pide contención al percatarse de que Ascanio los espía, mientras éste, en un largo monólogo, exhala amargas quejas y, en su desvarío, piensa incluso en dar muerte a Albanio. Al fin Ascanio se aproxima a los enamorados, pero las pastoras deciden recogerse y tras ellas Albanio. Queda a solas Ascanio, quien, en versos esdrújulos, dará rienda suelta a sus celos.


    Jornada 2
    En un prado de las riberas del Tajo, Albanio cuenta a Daliso y Frondoso que el Conde lo ha condenado a inmediato destierro y debe abandonar en una hora el lugar, pero antes desea despedirse de Ismenia, que justo en este momento, enterada del suceso, viene a despedir a su amado. Retirados los otros pastores, Albanio e Ismenia derraman querellas y lágrimas, jurándose fidelidad inquebrantable. Se retira Ismenia al acercarse Vireno y Ascanio, que hipócritamente expresan a Albanio su pesar por la condena al destierro. Albanio los trata con sequedad, pues sabe que especialmente Vireno ha sido su "veneno", y se despide de los campos y montes, lamentando que la envidia lo aparte de ellos y de su amada. Vireno y Ascanio, ya solos, maldicen a Albanio y disputan y apuestan sobre a quien de ellos prefiere la ahora libre Ismenia, cuando ésta, que regresa de cuidar a sus animales, pasa ante ellos. Los pastores aprovechan para revelarle su apuesta y pedirle que escoja entre ambos. Ismenia entonces les propone una prueba: entregará su amor a aquél de los dos que sea capaz de entrar en una cueva cercana, custodiada por una esfinge que mata a quien no sabe responder a los enigmas que plantea, y tras vencer a la esfinge, le traiga el agua pura que mana en el interior de la cueva, y que posee la virtud de dar la belleza a quien se lava con ella. Mientras parten los pretendientes hacia la cueva, Ismenia queda con la esperanza de que ambos mueran en su intento y pueda así llorar tranquila la ausencia de su amado Albanio. Pero llega el padre de Ismenia, el mayoral Marandro, que le comunica que deben partir hacia Andalucía a cobrar ciertas rentas del Conde esa misma tarde.
    La acción se traslada a la entrada de la cueva, donde Vireno, aterrado, emprende la huida al mostrarse la esfinge "con rostro de mujer y cuerpo de león en pie", mientras Ascanio se enfrenta al enigma de la esfinge y lo resuelve con gran soltura. La esfinge, antes de retirarse a morir por su derrota, le permite el paso al interior de la cueva para recoger el agua maravillosa.
    La acción se traslada de las riberas del Tajo a un prado en Extremadura, en donde Frondoso informa a Albanio que Ismenia tuvo que irse con su padre a las riberas del Betis, y Albanio decide ir inmediatamente a buscarla.
    A continuación la acción se traslada a las riberas del Betis. Allá están Pinardo y Galateo, "pastores del Betis". Pinardo confiesa a Galateo cómo "hace unos diez días" llegó Ismenia, de la que se ha enamorado. Ésta sale entonces a llorar a Albanio y Pinardo le declara su amor, que desprecia Ismenia, pese al alarde de fama, talle y riquezas que hace Pinardo. Ismenia se manifiesta fiel a la fe dada a su adorado Albanio, por quien suspira mientras abandona la escena seguida de Pinardo, que expresa su dolor, y éste a su vez perseguido por Galateo, que trata de detenerlo.


    Jornada 3
    De nuevo en las riberas del Tajo, "salen Vireno y Ascanio, cada uno por su parte", lamentando la ausencia de Ismenia hasta que se percatan cada uno de la presencia del otro y pasan a comentar el suceso de la esfinge: Ascanio reprocha a Vireno su cobardía, mientras éste hace reconocer a aquél que de nada le han servido ni su valor ni la resolución del enigma, pues al regresar de cumplir su hazaña Ismenia ya se había ausentado. Enseguida pasan a comentar las noticias o rumores que les han llegado sobre la divina pastora, según los cuales, al presentarse Albanio en las riberas del Betis en busca de Ismenia, y encontrar a Pinardo, mayoral de aquel lugar, pretendiendo a Ismenia, decidió enrolarse como soldado, por despecho. Ahora, no obstante, Albanio ha regresado a las riberas del Tajo por orden del Conde, a ruegos de su apenada madre. Al instante aparece Daliso anunciando que Albanio, que ha vuelto de la guerra, está en la aldea "muy galán, muy bravo, muy capitán y gentilhombre". La noticia es acogida con gran contrariedad por Ascanio y Vireno, a quienes algo les consuela que Ismenia esté lejos. A Albanio, que se presenta "en hábito de soldado, muy galán" y provocador, danle la bienvenida de puro cumplido Ascanio y Vireno y muestran su envidia en apartes. En un primer momento Albanio les pregunta por varias pastoras de la aldea, para al final preguntar por Ismenia, por quien aparenta un falso desdén. A solas Albanio y Daliso, éste dice a su hermano que con su actitud no soluciona nada, que debe olvidar a Ismenia y, para lograrlo, buscarse otra dama, proponiéndole que corteje a la pastora Antandra, pues todo el valle sabe que ella ama a Albanio. En este momento aparece en escena Antandra. y Albanio inicia el cortejo, asegurando a la pastora que su amor por Ismenia es agua pasada y "hace un año que no la ve", por lo que Antandra termina por creer "el falso amor" jurado de Albanio. Voces dentro anuncian entonces el nacimiento del heredero del Conde y hacia la aldea, para los festejos, se encaminan Albanio y Antandra.
    En el mismo lugar, mientras Daliso informa a Frondoso del propósito de Albanio de enamorar a Antandra, llegan los pastores del Betis Pinardo y Galateo, que vienen en busca de Ismenia,aunque no saben si ya ha llegado. Se presentan con gran cortesía a los otros pastores y de sus palabras ellos deducen que Pinardo es el rival de Albanio. La escena es interrumpida por dos alcaldes villanos que anuncian los festejos que deben organizar por el nacimiento del hijo del Conde. Al quedarse solos los alcaldes comentan en lenguaje villano, con rasgos sayagueses, los preparativos, incorporándose entonces a la conversación Vireno, Ascanio y otros pastores, quienes informan a su vez de la sortija que han organizado, y buena parte de ellos parten a preparar la plaza para la celebración. Quedan en escena Vireno y Ascanio que comentan con asombro la inconstancia de Ismenia, supuestamente inclinada hacia Pinardo, y la de Albanio, que aparece ahora interesado por Antarda. Llega gente y ellos se ocultan y escucharán desde su escondite. En el mismo lugar aparecen Daliso e Ismenia, el primero le reprocha a la segunda su inconstancia con Albanio, y la segunda se defiende con firmeza de lo que considera una calumnia y reprocha a su vez a Albanio su interés por Antandra.. El pastor Frondoso, por su parte, guía a Albanio hacia donde está Ismenia, para que se hablen y se aclare la situación: inicial temblor y estupor de Albanio, que luego estalla en reproches a Ismenia; lo mismo ésta, que llorando niega las acusaciones de infidelidad. Por fin, Albanio declara que la cree y que lo suyo con Antandra fue un fingimiento para provocar sus celos. Mientras se funden en un abrazo, llegan Antandra y Pinardo, que los sorprenden. Se produce una escena de celos y reproches al final de la cual Pinardo parece aceptar olvidadarse de la ingrata Ismenia así como la invitación de Albanio para correr la sortija en los festejos.
    La acción se traslada al día de los festejos y a la plaza del lugar en donde se ha de correr la sortija, y en la que se congregan los alcaldes y algunos villanos, y el Conde Eralio y la Condesa Leriana. Comentan las danzas y,tras las danzas, se sucederán un volteador ejecutando sus acrobacias, el baile de dos parejas de gitanos, una máscara de dos botargas sobre "dos caballitos de caña", y, por fin, una máscara "muy lucida de moros y cristianos", distribuidos en dos cuadrillas para el torneo: la cristiana capitaneada por Albanio, y la otra por Pinardo, "capitán turco", en cuyo bando figuran Vireno, Ascanio, Galateo y Liseo. Ismenia y Antandra, que contemplan el espectáculo, se lanzan pullas, mientras el juego va cobrando visos de enfrentamiento real, riñendo a espada y rodela, con gritos de muera y de traición, por lo que tiene que intervenir el Conde, quien, muy enojado, da orden de prender a los participantes y de quitarles las armas. Explica Albanio que los de su parte venían a jugar, pero que Pinardo, llevado por los embustes de Vireno, junto con Ascanio y los demás, pretendían darle muerte en presencia del Conde. Pinardo entonces amenaza a Albanio, quien pide al Conde que consienta el desafío. Es así como el Conde llega a informarse de la causa de tanto odio. Cuatro pastores se disputan a Ismenia, y Antandra ama a su vez a Albanio. Cerciorado el Conde, pide que allí mismo escoja Ismenia esposo. Ésta cede la palabra a la Condesa, a quien ya ha expresado su voluntad. La Condesa dice que Ismenia se casará con Albanio. Lo aprueba el Conde, siempre que Albanio así lo desee y el padre de Ismenia no se oponga. Como esto es así, el Conde confirma las bodas, mientras Pinardo, Vireno, Antandra y Ascanio quedan lamentando su suerte.


    OBSERVACIONES A LA OBRA

    Ver / Ocultar sección

    EDICIONES DIGITALES DISPONIBLES

    Ver / Ocultar sección