FORTUNA ADVERSA DEL INFANTE DON FERNANDO DE PORTUGAL, Comedia famosa de, LA



DATOS BIBLIOGRÁFICOS

Ver / Ocultar sección

Título

Título: FORTUNA ADVERSA DEL INFANTE DON FERNANDO DE PORTUGAL, Comedia famosa de, LA. Procedencia: En Comedias de Lope de Vega, Parte 23, volumen colecticio procedente de la Biblioteca de Osuna, tomo 132, y en la edición moderna de A. E. Sloman, en The source’s of Calderon’s El príncipe constante, Oxford, Blackwell, 1950, p. 161.

Título: FORTUNA ADVERSA, LA. Procedencia: Final del III acto.

Observación: En el Catálogo de La Barrera, p. 683 aparece con el título La adversa fortuna del Infante don Fernando de Portugal

Autoría

Autor: Félix Lope de Vega y Carpio. Fiabilidad: De autoría dudosa

Peregrino

Citado en El peregrino I: No
Citado en El peregrino II: No

Parte

No presente en la colección de Partes de Lope de Vega

Manuscrito

No consta

Otras ediciones del siglo XVII

Título: LA FORTUNA ADVERSA DEL INFANTE DON FERNANDO DE PORTUGAL
Colección: En Comedias de Lope de Vega, Parte 23, volumen colecticio procedente de la Biblioteca de Osuna, tomo 132 (conservado ahora en la Bancroft Library, University of California, Berkeley, con signatura PQ6438.A6 1600, nota de MPR). Según indica Sloman en la única edición moderna de la obra (p.101), La comedia tiene una paginación impresa propia (119r a 145v) y otra a mano ( folios 47r a 73 v).

Ref. bibliográfica: Morley, S. G.; Bruerton, C.: Cronología de las comedias de Lope de Vega (La 1ª edición, en inglés, es de 1940). Madrid, Gredos, 1968. 467.

Colecciones modernas


Ediciones singulares modernas


* Calderón de la Barca, Pedro; Vega, Lope de, The sources of Calderon's "El principe constante: with a critical edition of its immediate source "La Fortuna adversa del Infante don Fernando de Portugal" (a play attributed to Lope de Vega), ed de Sloman, Albert E., Oxford, Basil Blackwell, 1950

* Edición utilizada

Versiones y traducciones

No se conocen

Bibliografía secundaria


- Fox, Dian. "A Further Source of Calderon’s El Príncipe Constante". Jorunal of Hispanic Philology. núm. 4. p. 157-166. 1990.

- Sloman, Albert E.. The Sources of Calderón’s El príncipe constante with a Critical Edition of its Immediate Source, La fortuna adversa del infante D. Fernando de Portugal (a Play Attributed to Lope de Vega). Oxford: Basil Blackwell. 1950.


ANOTACIONES PRAGMÁTICAS

Ver / Ocultar sección

Datación

Fecha: 1597-1603
Ref. bibliográfica: Morley, S. G.; Bruerton, C.: Cronología de las comedias de Lope de Vega (La 1ª edición, en inglés, es de 1940). Madrid, Gredos, 1968. 468.

Dedicatorias

No existe dedicatoria.

Cómputo de versos

Número: 3281
Ref. bibliográfica: Morley, S. G.; Bruerton, C.: Cronología de las comedias de Lope de Vega (La 1ª edición, en inglés, es de 1940). Madrid, Gredos, 1968. 467.
Número: 3263
Ref. bibliográfica: Sloman, Albert E. : The sources of Calderon's "El principe constante". With a critical edition of its immediate source "La Fortuna adversa del Infante don Fernando de Portugal" (a play attributed to Lope de Vega) . Oxford, Basil Blackwell, 1950.


CARACTERIZACIONES

Ver / Ocultar sección

Personajes no computables

  • Caballeros
  • Cristianos
  • Moros
  • Músicos
  • Personajes computables

  • Alencastro, [noble portugués]

  • Amete, [moro]

  • Arminda, [dama mora]; que actúa de [soldado moro]

  • Cartero

  • [Criado], [criado del Rey Eduardo]

  • Diego, [criado de Don Fernando]

  • Don Enrique, hermano del Infante Don Fernando, [hermano de Don Eduardo, el Rey de Portugal], hermano de Don Fernando, infante

  • El Infante Don Fernando, [hermano del rey Eduardo], hemano del Infante Don Enrique, [protagonista]

  • El Rey Eduardo [de Portugal], [hermano del Infante Don Fernando], [hermano del Infante Don Enrique]

  • El Rey moro

  • El Rey niño

  • Gazul, [moro]

  • Gómel, [moro]

  • Jataf, [criado moro]

  • Juan, [criado de Don Fernando]

  • Judio

  • [Julio], [portugués]

  • La Reina mora

  • Lazaraque, [gobernador de Fez]

  • [Luis], [portugués]

  • Macero (2)

  • [Marinero] (2)

  • Mariscal, [noble portugués]

  • Meneses, [noble portugués]

  • [Moro]

  • Muley, [moro]

  • [Nuestra Señora], [la Virgen María]

  • Pedro, [criado de Don Fernando]

  • [Pobre] (4)

  • Ruygómez de Silva, [noble portugués]

  • [San Antonio de Padua], [santo]

  • [San Miguel], santo

  • [Soldado]
  • Universo social

  • Universo de la nobleza. Alta nobleza
  • Universo de la servidumbre. Criados
  • Universo de las religiones. Moros
  • Universo de lo sobrenatural cristiano. Personajes del Nuevo Testamento
  • Universo de lo sobrenatural cristiano. Santos
  • Universo del poder soberano. Infantes
  • Universo del poder soberano. Príncipes
  • Universo del poder soberano. Reyes
  • Universo urbano. Alto funcionariado (regidores, corregidores, jurados, veinticuatros...)
  • Tiempo histórico

    Edad Media
    Nota: Siglo XV. Baja Edad Media. El infante Don Fernando vivió entre 1402 y 1443. Los hechos que narra la obra sucedieron a partir del año 1437.

    Marco espacial

    Jornada 1
    Topónimo: Lisboa. [Portugal]. Europa. Espacio: corte.
    Topónimo: Tánger. [Marruecos]. África. Espacio: exteriores; campo de batalla.

    Jornada 2
    Topónimo: Lisboa. [Portugal]. Europa. Espacio: corte.
    Topónimo: Fez. [Marruecos]. África.
    Topónimo: Larín. [España]. Europa. Espacio: palacio; calle; jardín.

    Jornada 3
    Topónimo: Lisboa. [Portugal]. Europa. Espacio: corte.
    Topónimo: Larín. [España]. Europa. Espacio: palacio; calle; jardín; peña.

    Duración

    Obra: 6 años (aprox.). Nota: Teniendo en cuenta que los sucesos presentados sucedieron entre 1437 y 1443, podríamos pensar en una duración aproximada de 6 años

    Jornada 1: Número indeterminado de semanas
    Entreacto 1 a 2: 3 meses (aprox.). Nota: Lo que tarda en llegar a Don Eduardo en Lisboa la noticia de la captura de su hermano Don Fernando. Muley se lamenta de los tres meses de cautiverio.
    Jornada 2: Número indeterminado de días. Nota: Lo que tarda el judío en ir desde Fez hasta Lisboa con la carta de Don Fernando.
    Jornada 3: Número indeterminado de días

    Género

    Género principal:

    • Drama > historial > profano > hechos famosos públicos > Europa.

    Extracto argumental

    Jornada 1
    Comienza la acción con la llegada del Rey Eduardo I de Portugal (Eduardo de Avis), sus hermanos los Infantes don Fernando y don Enrique y su acompañamiento a palacio en Lisboa, a cuyas puertas se agolpan los vasallos que desean ver al monarca y los pobres que quieren demandarle algo. Desde el principio, el Rey se muestra cercano a su pueblo y bondadoso con todos los que lo rodean. Se le ve, igualmente, muy unido a sus hermanos, los Infantes don Enrique y don Fernando, a los cuales, como fue voluntad de su padre, el Rey don Juan, concede unas buenas rentas. Desea, del mismo modo, cumplir la otra petición que le hizo don Juan: enfrentarse a los moros para conseguir la conquista de África. Por ello, prepara la guerra, para la que, como guerra santa, cuenta con el apoyo de Roma. Los Infantes se ofrecen a someterse a la voluntad de Eduardo, al igual que el resto de nobles, entre ellos Meneses, Ruygómez, Mariscal y Alencastro. Todos se preparan para partir a tierra de moros y batallar.
    En esta jornada se pretende resaltar la figura de don Fernando (como consta en el título de la obra) y por ello se muestra su humildad y su caridad en una escena que dice mucho del personaje: Fernando deja entrar a cuatro pobres que le suplican que cubra sus necesidades, cosa que hace poniendo en sus manos sus propios objetos.
    Por otra parte, el mundo de los moros se introduce a través de un primer acercamiento que tiene que ver con un enredo amoroso. En Tánger, la corte de los reyes moros, Arminda, una joven, rechaza el papel que un criado, Jataf, le lleva de parte de su amado, Muley, pues ella lo cree un traidor que ha puesto los ojos en la reina. Ésta última observa la conversación entre la dama y el siervo y, curiosa, les arrebata el papel y lo lee; descubre entonces que es de Muley, al que ella ama. Por tanto, la reina y Arminda compiten por un mismo hombre, que se ve cohibido por la mujer "real" cuando a la que realmente ama es a Arminda. Se encuentra obligado a reconocer un sentimiento hacia la reina que no posee, ante la mirada acusadora y los celos de la joven mora despechada. La acción se complica cuando el rey moro recibe una carta en la que se lo avisa de que las tropas portuguesas marchan hacia Tánger y debe, por tanto, reclutar un ejército para enfrentarse a los cristianos. Muley, que irá a la cabeza de la milicia, deberá ausentarse de la corte. Ante esta nueva situación, la reina decide partir con los hombres argumentando que no quiere separarse de su marido. Arminda se ve obligada a ser más sutil y acuerda con Jataf que mudará su traje y partirá como un soldado más para defender lo que considera suyo, Muley, de los amorosos envites de la Reina.
    Cuando los portugueses llegan a Tánger se producen los primeros enfrentamientos. Arminda lucha junto a Muley, que desea conocer a los soldados que lo acompañan y que no dejan ver sus rostros. Arminda usa una muy buena estrategia y consigue que Muley le entregue el listón que la reina le dio como prenda, y averigua así que no la ama, sino que la corresponde a ella. La joven sale al campo de batalla acompañando a su amado. El valiente moro es herido por don Fernando, que se apiada de él y lo deja marchar, en un nuevo alarde de bondad. También él ha resultado herido. Los cristianos están recibiendo gran daño y consideran la posibilidad de pactar con el Rey de Fez y retirarse. Cuando llega un moro mensajero aceptan la petición de entregar Ceuta a los moros y el Infante don Fernando parte con alguno de sus hombres para servir como rehenes y presentarse ante el Rey.


    Jornada 2
    En la corte de Lisboa, Eduardo se entera de que su hermano Fernando ha quedado preso de los moros. Por todas partes se habla de la generosidad del Infante, que se ha entregado para que su gente se salve. Ha dejado ordenado, además, que bajo ningún concepto se entregue Ceuta a los moros, aunque él mismo tenga que pagar con la vida. Por ello, el rey se dispone a negociar con los infieles la libertad de su hermano a cambio de dinero, pero nunca a cambio de la ciudad, aunque lo hace muy a su pesar, pues el infante corre grave peligro. Ruygómez y Alencastro muestran su lealtad al monarca ofreciendo sus riquezas para liberar a Fernando.
    Cuando parece perdida la esperanza, se presenta en la corte un judío africano que porta noticias. Trae una carta de Fernando y además informa de que el rey de Fez ha enviado al infante a Lazaraque, un cruel hombre, gobernador de Fez, que reina en Larín. Los moros maltratan a Fernando y lo tienen amarrado con hierros. La compasión movió al judío a partir hacia Lisboa como mensajero del Infante. En la carta, Fernando recalca que el monarca no debe entregar nunca la ciudad de Ceuta. El rey redacta otra carta y se la da al judío para que se la haga llegar a Fernando, así podrán comunicarse.
    Por otra parte, en Fez, Muley lamenta la situación de Fernando, que ya lleva tres meses en una mazmorra sufriendo graves daños. Decide ayudarlo todo lo posible, pues el infante lo ayudó a él en otras circunstancias. El moro se ve acosado por la reina, que le reclama su amor, ante lo cual no puede más que expresarle su rechazo. Arminda presencia la escena y, orgullosa, muestra el listón que la reina entregó a su amado, que manifiesta sus celos ante el hecho de que Arminda tenga en su poder el listón que él entregó a un supuesto caballero. La reina enloquece de ira y de celos hasta que ve al infante Fernando y pone sus ojos en él. Lazaraque maltrata al buen infante sin ninguna piedad, sobre todo ahora que sabe que los cristianos nunca le entregarán Ceuta. Lazaraque ni siquiera permite que Fernando comparta celda con sus criados. Está aislado y preso con grilletes. Ante un hombre tan valeroso, la reina muere de amor. Mientras tanto, el Infante sólo puede entregarse a la oración. Juan, Pedro y Diego, sus criados, también sufren bajo la violencia mora.
    La reina consigue, gracias a Jataf, hablar un momento con Fernando y le confiesa su amor, pero el infante la rechaza de inmediato. Ella insiste, pero no consigue nada y por ello pasa a las amenazas, aunque Fernando ya no teme a nada ni a nadie. Confía en su Dios, pese a que no parece asistirlo. Lazaraque descubre poco después las tretas del judío que servía de vía de comunicación entre Eduardo y Fernando. A partir de este momento, Lazaraque se torna todavía más cruel al saber que el mismo Infante es quien pide, a través de las cartas, que Lisboa no se desprenda de Ceuta. El gobernador de Fez se propone hacer morir de hambre al Infante.


    Jornada 3
    La tercera jornada comienza con un duelo. Arminda sale a escena vestida de moro, con el listón que la reina le dio a Muley, quien rabia de celos al pensar que su amada está con otro hombre, pues ella portaba el mismo listón en la jornada segunda. Muley demanda el listón, ante lo cual Arminda sospecha que quiere bien a la reina y rabia también de celos. Finalmente se enfrentan y Arminda se descubre, enfadada, pidiendo a Muley que vuelva con la reina. Cuando se soluciona el malentendido, el moro se disculpa y jura amor a Arminda al tiempo que afirma aborrecer a la reina.
    Por otra parte, continúa el sufrimiento de Fernando, que se debilita por el hambre y los malos tratos. Además, están matando a sus hombres. Muley, decidido a ayudar a Fernando, lo anima y critica la conducta de los demás moros, que se justifican diciendo que cumplen órdenes del rey. En el fondo, Lazaraque admira la actitud de los cristianos portugueses, pues su rey está dispuesto a perder un hermano por salvar una ciudad. Este cruel moro ha sabido por la última carta interceptada que Eduardo ha muerto y ha dejado dicho que nadie debe entregar Ceuta a los infieles. Su hijo, niño de poca edad, que va a ser nombrado rey, respetará esta voluntad.
    Fernando está cada vez más débil, pero, aun así, no deja de hacer bien a otros cautivos y se granjea fama de hombre santo. Lazaraque, en otro arrebato de crueldad, le da para comer la última carta que ha llegado y que portaba nuevas de la muerte de don Eduardo. El desconsuelo hace que se entregue a la oración e incluso consigue que Jataf se convierta y se bautice. Muley y Arminda intentan dar de comer al infante, pero Lazaraque los descubre y los destierra. Fernando se está muriendo y ni aun así consigue piedad ni del rey ni del gobernador. Los moros sólo permiten que Diego y Pedro se lo lleven a una mazmorra para que muera allí. En ese trance final se le aparecen la Virgen, San Antonio de Padua y San Miguel para llevarlo con ellos. Cuando Lazaraque conoce su muerte, se lamenta por interés, pues pierde a su principal rehén.
    Mientras tanto, en Portugal, se ha aplazado la coronación del joven sucesor, Alfonso de Avis (Alfonso V, el Africano) hasta que se consiga la liberación del Infante Fernando. En Fez, entretanto, Muley se propone entrar en la ciudad y rescatar el cuerpo de Fernando para llevarlo a Lisboa. Escuchan a Lazaraque gritar y ven que el Infante lo persigue con la espada y un escudo. Finalmente, Muley apuñala al cruel moro para vengar al Infante. Escapa con su amada y con los huesos de Fernando en una caja. Por su parte, también tratan de escapar Diego y Pedro, aunque sin mucha esperanza, hasta que aparece ante ellos el Infante y los anima a volver a la corte y presentarse ante el nuevo rey.
    Por otra parte, en Lisboa se disponen a coronar al joven monarca y, durante el acto, aparecen Muley, Arminda, Jataf, Pedro y Diego; cuentan todo lo sucedido y depositan sobre la silla real los huesos del cristiano muerto. Los moros se convierten y finaliza el drama.


    OBSERVACIONES A LA OBRA

    Ver / Ocultar sección

    EDICIONES DIGITALES DISPONIBLES

    Ver / Ocultar sección

    En estos momentos no disponemos en nuestra base de datos de una edición digital de esta obra