Félix Lope de Vega y Carpio

LA GALLARDA TOLEDANA




Texto utilizado para esta edición digital:
La gallarda toledana. Alicante, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2002. Edición digital a partir de: Parte catorce de las comedias de Lope de Vega Carpio. Madrid, Juan de la Cuesta, 1620 [en Base de Datos Teatro Español del Siglo de Oro (TESO)].
Marcación digital para Artelope:
  • Soler Sasera, Eva (Artelope)

Dedicatoria

Dirigida a Francisco Pacheco, pintor insigne

Nació v[uestra] m[erced] con ingenio sin invidia, parécenle bien los ajenos, celebra los que saben, honra los que supieron, y solicita no solo hacer inmortal la memoria de sus escritos, sino también las efigies de sus rostros con sus retratos. Años ha que en su famoso libro puso v[uestra] m[erced] el mío, como suele naturaleza el lunar en las hermosas, para que mi ignorancia hiciese lucir la fama de tantos doctos. No he podido pagar aquella memoria como debo, porque en mi Jerusalén fui breve cuando dije:

Si fueran tus pinceles esta pluma,
y de tu pluma estos pinceles fueran,
escribiera o pintara parte o suma
de las muchas que en ti se consideran;
tu misma perspectiva las resuma,
tu pluma y tus pinceles las refieran.
¡O, gran Pacheco!, en quien sin vicio vemos
pluma y pincel de tu virtud estremos.

Y aunque en la dirección desta fábula pudiera dilatarme, tiene v[uestra] m[erced] en la pintura y poesía tan merecidas alabanzas, que todo elogio excediera, no solo precisos términos de carta, pero del mayor libro. Préciese la gran patria de v[uestra] m[erced], Sevilla, de un hijo tan célebre y por quien aquelas felicísimas edades están presentes -fol. 56r- y los que no hubieren conocido al divino Herrera, a los dos Franciscos: Medina, y Pacheco, Figueroa, Cetina y otros iguales (si iguales tienen), todos muertos y todos vivos, pues por su pluma y pincel no los podrá acabar la condición del tiempo, viéndolos en su libro, le den gracias y apliquen a sus fisionomías sus ingenios. Al de v[uestra] m[erced], rico de cuanto es bueno, útil y deleitable, ofrezco la comedia cuyo título es La Gallarda Toledana, que hubiera merecido más propiamente, si ese pincel la retratara y no mi ruda pluma, pero sirva de señal de amor, afecto de mi deseo y rendimiento de mi obligación. Dios guarde a v[uestra] m[erced].


Figuras de la comedia

DON DIEGO DE ÁVALOS
MENDOZA, su criado
BERNARDA, dama
LEONARDO, su hermano
TIRSO, su criado
LARA, criado
ESTACIO, caballero
FELICIANO, caballero
DOÑA ANA, dama
ROSELA, criada
CLARINO
MONTALVO
ANDRONIO

Acto I

Salen DON DIEGO y MENDOZA , de camino.

DON DIEGO
Redondilla
  Mil veces seas, Mendoza,
bienvenido.

MENDOZA
No habrá sido
menos veces bienvenido
quien de tu presencia goza.

DON DIEGO
Redondilla
5
  ¿Vienes bueno?

MENDOZA
A tu servicio.
¿Vuesa merced cómo está?

DON DIEGO
Del alma y cuerpo te da
mi alegría claro indicio.
Redondilla
  ¿De la señora doña Ana
10
no me dices nada?

MENDOZA
Creo
que delante, su deseo
montes y puertos me allana
Redondilla
  para que te llegue a dar
esta carta.

DON DIEGO
Gran ventura
15
si mi esperanza asegura.

MENDOZA
Tan segura puede estar,
Redondilla
  que me mandó que en su nombre
te abrazase.

DON DIEGO
¿Hay tanto bien?

(Va leyendo DON DIEGO la carta, en secreto.)

MENDOZA
Tú lo mereces también.
20
¡Por Dios que eres gentilhombre
Redondilla
  y que no la han engañado!
Bien satisfaces tu fama,
ni mereciera tal dama
menos galán desposado.

DON DIEGO
Redondilla
25
  ¿Pues qué le dicen que soy?

MENDOZA
Tan gallardo como noble;
pero visto, éreslo al doble.

DON DIEGO
En esa opinión estoy.
Redondilla
  Pésame, porque alabado
30
y siendo lo que tú ves,
cuando me vea después
dirá que la han engañado.
Redondilla
  ¿No me escribe su tutor?

MENDOZA
Así, por Dios, fue mi olvido;
35
esta es suya, perdón pido.

(Dale otra carta.)

DON DIEGO
No fue, por tu vida, error,
Redondilla
  que escribiéndome doña Ana
fue justo olvidarte dél.

MENDOZA
Un padre tienes en él,
40
con amistad limpia y llana.
Redondilla
  Todas las dificultades
que sobre el hacienda había,
las allanó el mismo día
contra algunas voluntades.
Redondilla
45
  Lee y advierte, que luego
nos habemos de partir.

DON DIEGO
La del tutor has de oír.

MENDOZA
Dila en voz.

(Lee la carta.)

DON DIEGO
«Señor don Diego.
Redondilla
  Ya la partición se ha hecho,
50
ya este pleito se acabó,
que solo he querido yo
de vuestra esposa el provecho.
Redondilla
  Todos estamos contentos
de emplearla en vuestro igual,
55
con seguro general
de vuestros merecimientos.
Redondilla
  Con vuestro poder se hicieron
las escrituras; de todo
os dirá Mendoza el modo
60
y quién son los que os sirvieron.
Redondilla
  Gozaréis una mujer
como el sol.»
¿Que es tan gentil?

MENDOZA
Es un ángel.

DON DIEGO
(Lea.)
«Veinte mil
ducados vienen a ser
Redondilla
65
  los que os tocan, y las casas
que están a San Agustín.»
¿Que es bella?

MENDOZA
Es un Serafín.
¡Vive el cielo que te casas
Redondilla
  con la mujer más hermosa
70
que en Toledo se ha criado
y el agua del Tajo ha dado!
Blanco puro y tez lustrosa,
Redondilla
  pues discreta... No te puedo
encarecer lo que siento.

DON DIEGO
75
¿Qué más encarecimiento
que decir que es de Toledo?
Redondilla
  Proseguiré lo demás.

MENDOZA
Como quisieres.

DON DIEGO
(Lea.)
«Partid
luego de Valladolid.»
80
No leo más.

MENDOZA
Bien harás.
Redondilla
  Toma caballos y parte
a gozar una mujer
que no la supiera hacer
con sus pinceles el arte.
Redondilla
85
  Porque puesto que es pintura,
es como la poesía
que pinta y habla.

DON DIEGO
¿Qué día
llego a gozar su hermosura?

MENDOZA
Redondilla
  Si sales hoy, estaremos
90
mañana en la noche allá.

DON DIEGO
Más presto el alma estará.
Mendoza, ¿por dónde iremos?

MENDOZA
Redondilla
  Por Ávila, por las Navas,
por el Escurial.

DON DIEGO
No importa
95
ser la jornada más corta.

MENDOZA
Ya entiendo; el camino alabas
Redondilla
  de Guadarrama y Madrid.

DON DIEGO
En Madrid tengo que hacer.

MENDOZA
Si hay algo que proveer
100
que falta en Valladolid...

DON DIEGO
Redondilla
  Nada, pero tengo allí
un amigo que querría
llevar conmigo.

MENDOZA
¿Algún día
te detendrás?

DON DIEGO
Es así,
Redondilla
105
  que no es bien ir a casarme
tan solo.

MENDOZA
Tienes razón.

DON DIEGO
Y más siendo obligación
de tan buen amigo honrarme.
Redondilla
  ¿Que es mi señora doña Ana
110
tan bella?

MENDOZA
¿Dudoso estás?
¡Pues vive Dios, que no es más
que de un cielo cifra humana!
Redondilla
  Deja señor esa duda,
porque Toledo se precia
115
de no tener fea necia,
ni mujer hermosa muda.
Redondilla
  Y pues que la vas a ver
cánsate del preguntar.

DON DIEGO
¡Ay, Mendoza, no es dudar
120
el repetir el placer!
Redondilla
  ¡Ay, pensamientos, no puedo
negar que invidia me dais
viendo que en un punto vais
desde mi pecho a Toledo!
Redondilla
125
  Ni os impide Guadarrama,
ni su aspereza os detiene,
tal desasosiego tiene
quien nunca ha visto a quien ama.
Redondilla
  ¡Oh, grande fuerza de amor!
130
Digo, Mendoza, que creo
que la fama y el deseo
le engendran mucho mayor
Redondilla
  que la vista y la hermosura.
Ea, partamos de aquí,
135
que ver lo que nunca vi
es lo que el alma procura.
Redondilla
  Llevaré de mis crïados
los que mejor talle tengan.
Vengan postas.

MENDOZA
Postas vengan.

DON DIEGO
140
¡Ay, si corrieran cuidados!

MENDOZA
Redondilla
  Mucho me huelgo de verte
tan contento de casarte.

DON DIEGO
Quien casa en tal alta parte,
estima su buena suerte.
Redondilla
145
  Ponte en albricias aquí
esta cadena y perdona.

(Dale una cadena.)

MENDOZA
El oro tu mano abona,
aunque es hierro para mí
Redondilla
  con que la traeré de esclavo.

DON DIEGO
150
Porque yo lo vengo a ser
de tan hermosa mujer,
mi buena fortuna alabo.
Redondilla
  Y cual hombre tiene el suelo,
que así la pueda alabar,
155
que es acertarse a casar
la mayor merced del cielo.

(Vanse.)
(Entren BERNARDA , dama, y ROSELA con sombrerillos de plumas y capotillos, LEONARDO , su hermano, y dos criados, ANDRONIO y TIRSO con una cesta de merienda, en la casa del Campo de Madrid.)

LEONARDO
Redondilla
  Entre esa yerba poned
esa merienda vosotros
y adonde vamos nosotros
160
de aquí a un hora la traed,
Redondilla
  que es parte más apacible.

BERNARDA
¿Pues dónde quieres estar?

LEONARDO
Los estanques es lugar
más fresco y más convenible.

ANDRONIO
Redondilla
165
  No hay en la Casa del Campo
sitio de mayor contento.

TIRSO
El vino es lindo elemento,
entre estas matas le estampo.

ANDRONIO
Redondilla
  Coge, Tirso, desa fuente
170
esta cantimplora de agua.

(Dásela.)

TIRSO
Yo voy.

ANDRONIO
Primero la enjagua
y refresca en su corriente.
Redondilla
  Pondré la nieve en la herrada
mientras vas.

LEONARDO
¡Hola!

ANDRONIO
Señor.

LEONARDO
175
Volvamos, será mejor,
que está la puerta cerrada.

ANDRONIO
Redondilla
  De los estanques lo está
muy de ordinario, mas quiero
ir a llamar al portero,
180
que por esos cuadros va.

BERNARDA
Redondilla
  No entiendo que sin licencia
del alcaide querrá abrir.

LEONARDO
A pedirla quiero ir,
que es más fácil diligencia,
Redondilla
185
  que a la entrada del jardín
estaba cuando llegamos.

(FELICIANO y ESTACIO , galanes que vienen siguiendo a BERNARDA .)

FELICIANO
Mejor cubiertos estamos
deste esparcido jazmín.

ESTACIO
Redondilla
  Desde aquí la podrás ver
190
sin que su hermano te vea.

FELICIANO
Mucho el agua me recrea
para no acabar de arder.
Redondilla
  ¡Ay, Estacio, quién pudiera
ser un verdadero Ovidio
195
de su pensamiento!

ESTACIO
Invidio
tu amor; si posible fuera
Redondilla
  transformáraste en Diana,
gozaras tu dama ansí.

FELICIANO
Nunca tan airosa vi
200
su hermosura soberana.

ESTACIO
Redondilla
  El campo y el traje dél
da a las damas gran donaire.

FELICIANO
¡Quién fuera, cielos, el aire
para transformarse en él!
Redondilla
205
  Ves aquí un campo de aquellos,
que el Metamorfoseos pinta,
mira esta famosa cinta
de arroyos puros y bellos.
Redondilla
  Mira por esotra parte
210
esos cuadros y vergeles
compitiendo en los pinceles
naturaleza y el arte.
Redondilla
  Mira aquella ninfa allí
y que pudo su hermosura,
215
pues en ser blanca y ser dura,
es mármol y fuente aquí.

ESTACIO
Redondilla
  ¡Oye, que se va su hermano!

LEONARDO
Llave y licencia traeré.

BERNARDA
Aquí espero.

LEONARDO
Volveré
220
presto.

(Vase LEONARDO .)

ESTACIO
Llega Feliciano.

FELICIANO
Redondilla
  No te alteres de mirarme,
Bernarda, en este jardín,
que siendo honesto mi fin,
mi amor te obliga a escucharme.
Redondilla
225
  Párate, si no es cruel
que en el campo que estoy viendo
quisieras ser Dafne huyendo,
y entre mis brazos laurel.

BERNARDA
Redondilla
  ¿Quién te ha dicho, Feliciano,
230
mi venida?

FELICIANO
El corazón,
que en sucesos de afición
nunca profetiza en vano.
Redondilla
  Vi el coche a tu puerta, oí
gran alboroto de fiesta,
235
aunque ya por tu respuesta
no lo ha de ser para mí.
Redondilla
  No quise preguntar más,
que esto bastó.

BERNARDA
Vete luego,
si tu peligro y mi ruego
240
bastan a volverte atrás;
Redondilla
  mira que mi hermano es hombre
que no sufre libertades.

FELICIANO
Ni tú, mi bien, mis verdades,
con ser de mujer tu nombre.
Redondilla
245
  Si yo le viere volver
también le diré que aguardo
la llave, que no es Leonardo
tu esposo o tú su mujer.

BERNARDA
Redondilla
  Es mi hermano y a quien tengo
250
en lugar de padre.

FELICIANO
Agora
conozco, ingrata señora,
la desventura a que vengo.
Redondilla
  Cuando quisiese enfadarse
yo diré que soy tu esposo.

BERNARDA
255
Entonces es más forzoso
de tu locura enojarse.
Redondilla
  ¿Yo marido, sin su gusto
de Leonardo?

ROSELA
Feliciano
no tiene amor. Es en vano
260
dar a Bernarda disgusto;
Redondilla
  vete y no le des enojos,
que amor es solo querer
el gusto de la mujer
en que se ponen los ojos.

FELICIANO
Redondilla
265
  ¡Ah, larga desdicha mía!,
¿cuándo acabará mi mal?
Mas siendo el alma inmortal,
no espere al alma este día.
Redondilla
  Tengo mis penas en ella,
270
han de vivir, muerto yo,
que esto tiene quien nació
con tan desdichada estrella.

BERNARDA
Redondilla
  Graciosa lamentación,
vete entre esos olmos verdes,
275
que pienso que hablando pierdes
después mayor ocasión.
Redondilla
  Que yo me retiraré
de mi hermano y hablaremos
donde con menos estremos
280
te quiero escuchar.

FELICIANO
Sí haré,
Redondilla
  solo por obedecerte,
que no por lo que has de hacer,
porque he venido a creer
que te deleita mi muerte.
Redondilla
285
  Plega a Dios que entre esas fuentes
de tal manera te mires,
que por ti misma suspires
y que su espejo acrecientes.
Redondilla
  Plega a Dios que destos secos
290
montes, que el sol abrasó,
te venga a responder yo
en enamorados ecos.
Redondilla
  Plega a Dios que vuelta en flor
quedes por testigo aquí,
295
de que te has amado a ti
no teniendo a nadie amor.
Redondilla
  Ven Estacio.

ROSELA
¿Así le dejas?

BERNARDA
Sí, que es en pública parte.

ESTACIO
Lástima me da escucharte.

FELICIANO
300
A quien no la dan mis quejas,
Redondilla
  no es menester que se apoyen
en tu honrado proceder,
que pueden enternecer
a las piedras que las oyen.

(Vanse los dos.)

ROSELA
Redondilla
305
  Cruel has andado.

BERNARDA
¿En qué?

ROSELA
En no le escuchar con gusto.

BERNARDA
¿Quieres tú que ese disgusto
hoy a Leonardo le dé,
Redondilla
  trayéndome solo aquí
310
para alegrarme y servirme
y no sabiendo decirme
lo que pretende de mí?
Redondilla
  Responderé a sus papeles
en cortesía, si ya
315
mi amor obligado está
a lo que decirme sueles.

ROSELA
Redondilla
  Solo te digo que dar
en esto lugar a un hombre
debajo de honrado nombre,
320
no ofende en ningún lugar.
Redondilla
  Alguna por recogida
nadie sabe que nació,
y por serlo se quedó
sin casar toda su vida.
Redondilla
325
  ¿Nunca has visto los plateros
colgar en aparadores
todas las joyas mejores
a los propios y estranjeros?
Redondilla
  Pues la joya de mujer,
330
en estando retirada,
¿de quién ha de ser comprada
si nadie la puede ver?

BERNARDA
Redondilla
  Cuando la joya es de fama
con opinión de valor,
335
luego lo sabe el señor,
y para vella, le llama.
Redondilla
  Reniega de las mujeres,
que en aparador están,
que los hombres te dirán
340
en qué estiman sus placeres.
Redondilla
  Yo sé que es su condición
estimar lo que les cuesta,
y que una mujer honesta
se casa con la opinión.

ROSELA
Redondilla
345
  Luego el sol pierde hermosura
por salir todos los días.

BERNARDA
No, pero saber podrías
que no estiman su luz pura.
Redondilla
  Que cuando en invierno viene
350
tras ocho días de ausencia,
celébrase su presencia
y en más estima se tiene.
Redondilla
  Toda dama cortesana
tiene, huyendo la opinión,
355
la condición del botón
que está siempre a la ventana.
Redondilla
  Pero la que es principal,
nunca su recogimiento
le ha quitado casamiento.

(Entran DON DIEGO , MENDOZA y LARA , criados, todos con botas y espuelas.)

DON DIEGO
360
No he visto jardín igual;
Redondilla
  por bien empleado he dado
el haberme detenido.

MENDOZA
El de las postas se ha ido
de esperar desesperado.

DON DIEGO
Redondilla
365
  ¿No ves que le dije yo
que entrar en Madrid quería
de noche?

LARA
Ya se volvía
cuando Mendoza llegó.

DON DIEGO
Redondilla
  Digo que le dije, Lara,
370
que se fuese enhorabuena.

MENDOZA
¿Pues por qué entrar te da pena
de día?

DON DIEGO
Porque repara
Redondilla
  Madrid, después que no es Corte,
en cualquiera caballero
375
y por la posta no quiero,
pues no hay para que me importe
Redondilla
  alborotar el lugar
y que vayan a saber
si ha de estar o ha de volver
380
mientras la vemos estar.

MENDOZA
Redondilla
  Bien dices, pero por Dios
que pensé que algo debías,
por huir el rostro a los días.

DON DIEGO
No, por vida de los dos
Redondilla
385
  tú llevas un desposado,
Mendoza, que no debió
honra ni hacienda; que yo
no tomo nada fïado,
Redondilla
  ni prestado lo he pedido
390
y si juego, es mi dinero.

BERNARDA
¡Qué gallardo caballero!

ROSELA
Sin duda es recién venido.

LARA
Redondilla
  Señor, mira qué mujer.

MENDOZA
Calla, Lara, enhoramala
395
que está, ni otra alguna iguala
a la que vamos a ver.
Redondilla
  No la mires, anda acá,
sal de la Casa del Campo.

DON DIEGO
¿Soy yo emprenta que me estampo
400
con cualquiera papel? Ya
Redondilla
  bien puedes dejarme ver.

MENDOZA
A tener tus ojos llave,
te la echara.

DON DIEGO
Mujer grave
y muy hermosa mujer.

MENDOZA
Redondilla
405
  ¿Qué tan linda? ¡Por Dios vivo,
que vale más un zapato
de mi ama!

DON DIEGO
Espera un rato.

BERNARDA
El hombre es galán y altivo.

ROSELA
Redondilla
  Este debe de pasar
410
de camino y quiso ver
esta casa de placer,
para alguno, de pesar.
Redondilla
  No es bueno que diera un dedo
por saber si viene o va.

LARA
415
¿Piensas tú que toda está
la gallardía en Toledo?
Redondilla
  Yo te digo que Madrid
es reina de la hermosura.

BERNARDA
Pregunta, si por ventura,
420
camina a Valladolid,
Redondilla
  que cualquiera que se parte
me pesa y más este hombre
que es gallardo y gentilhombre.

LARA
Mendoza, señor, es parte.
Redondilla
425
  Yo digo que mi señora
fea un propio serafín,
pero esta en este jardín
es la primavera ahora.

DON DIEGO
Redondilla
  Lara dice bien, por Dios;
430
mira, Mendoza, que es bella.

MENDOZA
Es pudrirme, que iré a ella
y la...

DON DIEGO
¡Detente!

MENDOZA
¡Los dos
Redondilla
  os debéis de concertar
para darme estos enojos!
435
¡Vuelve, doña Ana, los ojos,
desde ese hermoso lugar
Redondilla
  y abrasa con tu solsticio
quien no te adora!

LARA
Recelo
que ha de pedir a Juanelo
440
otro segundo artificio.
Redondilla
  Desde Toledo a Madrid
sus ojos han de abrasar.

ROSELA
No me atrevo a preguntar
si van a Valladolid.

DON DIEGO
Redondilla
445
  Este hermoso capotillo
y el de los ojos, Mendoza,
algo tiene que retoza,
desto que no sé decillo.
Redondilla
  El sombrero, el aire, el modo,
450
por Dios, que obliga a mirar
y no me puedes negar
que viene con alma todo.

MENDOZA
Redondilla
  ¿Esta condición tenías?
Tierno eres, yo he topado
455
lindo humor de desposado;
no saldremos en seis días.
Redondilla
  A no ser Casa de Campo
de un rey, dijera, don Diego,
que la abrasara.

DON DIEGO
Mi fuego,
460
¿por qué no hallaras escampo
Redondilla
  que tiene aquesta mujer?

MENDOZA
Él es lindo Laumedón,
a cada conversación
una grúa es menester.
Redondilla
465
  Vámonos a ver la puente,
que es un famoso edificio.

LARA
Dile aquello del solsticio,
ansí Dios tu vida aumente
Redondilla
  porque le abrase esta tarde.

BERNARDA
470
¡Deja, necia, hablaré yo!

ROSELA
No me atrevo.

BERNARDA
¿Por qué no?
El cielo, señor, os guarde.

(Allégase a él.)

DON DIEGO
Redondilla
  Y guarde a vuestra merced.

MENDOZA
Ya traban conversación;
475
enfermo es del corazón.

BERNARDA
Hacedme, señor, merced
Redondilla
  de decirme, si por dicha,
vais a la Corte.

DON DIEGO
Señora,
de la Corte vengo ahora,
480
y por dicha jamás dicha,
Redondilla
  pues entrando solo a ver
estos jardines Reales,
he visto esos celestiales
ojos que me han de perder.

BERNARDA
Redondilla
485
  Mire que soy ballenata
y ha poco que estaba aquí
la Corte.

DON DIEGO
Mire que a mí
soy cortesano y me mata.

BERNARDA
Redondilla
  Como eso suele matar
490
a los que van caminando.

DON DIEGO
Soy bestia.

BERNARDA
Fueme bridando
el vocablo de matar.

DON DIEGO
Redondilla
  ¿Sabe que no matarás
es el quinto mandamiento?

BERNARDA
495
¿Mátole yo?

DON DIEGO
El pensamiento.

BERNARDA
¿El pensamiento no más?
Redondilla
  Pues mande prender el mío.

DON DIEGO
No, sino vuestra belleza.

BERNARDA
Pues prenda a naturaleza
500
o escríbale un desafío.

DON DIEGO
Redondilla
  ¿Hay tal cosa? Muerto soy.

BERNARDA
¿Que de la Corte venía?

DON DIEGO
Y se conoce, a fe mía,
en lo que cortado estoy.
Redondilla
505
  Aunque allá se fue la Corte
y solo el yerro dejó,
algún acero quedó,
que tiene un poco de corte.

BERNARDA
Redondilla
  ¿Dónde va vuestra merced?

DON DIEGO
510
A vuestra merced no más,
que ni adelante ni atrás
iré.

BERNARDA
Rompa la pared.

DON DIEGO
Redondilla
  Coces tengo de tirar,
Jesús, con tanto desprecio,
515
pues a fe que no era el necio
de los que hay en mi lugar,
Redondilla
  envaine vuestra merced
la espada por cortesía.

BERNARDA
¿Cómo, si la herida es mía?

DON DIEGO
520
Misericordia tened
Redondilla
  deste pobre caminante.

BERNARDA
¿Adónde vais?

DON DIEGO
A Toledo.

BERNARDA
Perdonadme, que no puedo,
señor, pasar adelante,
Redondilla
525
  que viene mi dueño allí.

DON DIEGO
¿Sois casada?

BERNARDA
No, por Dios,
pero alguno como vós
me estuviera bien a mí.

DON DIEGO
Redondilla
  ¡Me estuviera bien a mí!
530
¡Vive Dios de no quitarme
de donde estoy o matarme
con quien me echare de aquí!

(Sale LEONARDO , hermano de BERNARDA .)

LEONARDO
Redondilla
  ¿Hombre hablando con Bernarda?

DON DIEGO
Enfadado viene el hombre.

LEONARDO
535
¿Quién es este gentilhombre
que tan atento me aguarda?
Redondilla
  Lo que parece a don Diego
de Ávalos. ¡Válgame Dios,
si es él!

DON DIEGO
¿Leonardo, sois vós?

(Conócense.)

LEONARDO
540
¿No me veis?

DON DIEGO
Llegad.

LEONARDO
Ya llego.

DON DIEGO
Redondilla
  Miren adónde nos vemos.

LEONARDO
¿Dónde, con botas y espuelas?

DON DIEGO
Hay un millón de novelas.

LEONARDO
Ni acá falta que os contemos.
Redondilla
545
  ¡Jesús, Jesús, qué mal hombre!,
¿cómo no me respondéis?

DON DIEGO
Siempre esa queja tenéis.

LEONARDO
¿Pues no es razón que me asombre?

DON DIEGO
Redondilla
  No, que es río del olvido
550
la Corte y falta lugar.

LEONARDO
¿Para mí os ha de faltar
siendo a mi amor tan debido?
Redondilla
  Volvámonos luego a Flandes,
pesar de mí, que no había
555
en toda su infantería
otros amigos tan grandes.
Redondilla
  ¿Así os olvidáis allá
de las viejas camaradas?

DON DIEGO
En colgando las espadas
560
todo en un silencio está.
Redondilla
  ¡Vive Dios, que os he tenido
en el alma y con deseo
de serviros!

LEONARDO
No lo creo,
pues no me habéis respondido.
Redondilla
565
  Que a fe, que si no muriera
mi madre y quedara aquí,
Diego, la que veis allí,
que a la Corte a veros fuera.
Redondilla
  Mas no me puedo ausentar
570
hasta casarla.

DON DIEGO
Haréis bien,
aunque yo pensé también,
solo en verla recatar
Redondilla
  que érades vós su marido.

LEONARDO
Pluguiera a Dios que pudiera
575
serlo y que yo mereciera
lo que allí veis escondido,
Redondilla
  que es un alto entendimiento
y una virtud singular.

DON DIEGO
Dios os la deje emplear
580
con igual merecimiento.

LEONARDO
Redondilla
  Llegadla a hablar.

DON DIEGO
Es razón.

LEONARDO
Bernarda, el señor don Diego...

DON DIEGO
No digáis más, pues yo llego
a decir mi obligación.

LEONARDO
Redondilla
585
  Es mi dueño y lo ha de ser
de nuestra casa.

DON DIEGO
Yo os debo
la vida, que en vós no es nuevo
quererme favorecer.

BERNARDA
Redondilla
  Seáis, señor, bienvenido,
590
que el estaros obligado
mi hermano, me lo ha contado.

DON DIEGO
Estoy tan favorecido
Redondilla
  que casi estoy vergonzoso
y me han salido colores,
595
que sois dos a hacer favores
y yo solo a ser dichoso.

BERNARDA
Redondilla
  La sangre que habéis hallado,
tan de vuestra parte ha sido
que al rostro se os ha subido
600
y deso estáis colorado.

DON DIEGO
Redondilla
  Antes por esa razón
descolorirme tenía,
que si vuestra sangre es mía,
bajárase al corazón.

BERNARDA
Redondilla
605
  Eso fuera a tener miedo
y aquí muy seguro estáis.

LEONARDO
Paz, señores. ¿Dónde vais,
don Diego?

DON DIEGO
Voy a Toledo
Redondilla
  y he venido por Madrid
610
solo a besaros las manos.

LEONARDO
No mienten los cortesanos,
a lo que vais nos decid.

DON DIEGO
Redondilla
  Iba a ver cierta señora
con quien casarme quería.

BERNARDA
615
[Aparte.]
¡Ay de mí, Rosela mía!

LEONARDO
¿A casaros?

DON DIEGO
No sé agora.

LEONARDO
Redondilla
  ¿Cómo no?

DON DIEGO
Nunca la vi.

LEONARDO
Pues hermano, ver primero,
no os compren con el dinero,
620
como me quieren a mí;
Redondilla
  mas vive Dios que en las vistas
dije volviéndome atrás:
¡vade retro , Satanás!,
como hacen los exorcistas.

DON DIEGO
Redondilla
625
  Bien decís, vós y yo iremos
de aquí a diez o doce días,
que estas no son niñerías,
para que luego envidemos.
Redondilla
  ¡Ay, hombre, que en estos lloros,
630
apenas a un avariento
oye! Envido un casamiento
con poco punto en los oros;
Redondilla
  cuando quiero le responde
con el resto de la vida.

LEONARDO
635
Si no es muy vista y oída
la que más el rostro absconde,
Redondilla
  no lo aconsejo a ninguno.
¿Qué os da?

DON DIEGO
Veinte mil ducados
con muchos deudos honrados
640
y cerca del Rey alguno.

LEONARDO
Redondilla
  Iremos cuando queráis
y yo acabaré una gala
entretanto de una sala.
Os suplico que os sirváis,
Redondilla
645
  donde a usanza de Madrid
habrá alcoba y limpia cama
aunque no tenga esa fama.

DON DIEGO
Que no replico, advertid,
Redondilla
  porque sois mi propio hermano;
650
hablad con Bernarda un poco
mientras a partir provoco
cierto hidalgo toledano
Redondilla
  que me ha venido a llamar.

LEONARDO
Id en buenhora.

DON DIEGO
Mendoza,
655
lo que un amigo se goza
cuando otro acierta a topar,
Redondilla
  que en los peligros lo fue,
no tengo que exagerarte.
A Toledo al punto parte
660
y di que albricias te dé
Redondilla
  mi esposa, que antes de un mes
iré a lo que está tratado.

MENDOZA
¿Un mes?

DON DIEGO
Estoy obligado
a los amigos que ves
Redondilla
665
  y no me siento muy bueno.
Parte y dile que ya voy.

MENDOZA
Al cabo de todo estoy;
ni lo apruebo ni condeno.
Redondilla
  Liviano me has parecido;
670
si habías de hacer casado
lo que has hecho, habreme holgado
de todo lo sucedido.
Redondilla
  Lo que me dices diré.

DON DIEGO
¡Mendoza, Mendoza, espera!

MENDOZA
675
¡Si guardas desa manera
palabras, firmas y fe,
Redondilla
  haré que se rasgue allá
lo escrito!

DON DIEGO
¿Estás enojado?
Ve y dile que mi cuidado
680
no queda durmiendo acá,
Redondilla
  que más presto que tú piensas
veré a mi esposa.

MENDOZA
Sí haré.

(Vase MENDOZA .)

DON DIEGO
¿Fuese el necio?

LARA
Ya se fue.

DON DIEGO
¿Qué le he sufrido de ofensas?

LARA
Redondilla
685
  Quédaste aquí.

DON DIEGO
No lo escuso,
ya al criado despaché.

BERNARDA
Con descontento se fue.

DON DIEGO
En contingencia me puso
Redondilla
  de perderos el respeto.

LEONARDO
690
Vámonos a merendar,
que después habrá lugar
de hablar.

DON DIEGO
Yo os quiero en efeto.

(Vase LEONARDO , y van saliendo FELICIANO y ESTACIO .)

BERNARDA
Redondilla
  ¿Vós a mí?

DON DIEGO
Mirad, que tanto
que he dejado de ir a ver
695
mujer que era mi mujer.

BERNARDA
De vuestra intención me espanto.

DON DIEGO
Redondilla
  Señora, no os espantéis,
pues una nave es más grave
y hay quien detenga una nave.

BERNARDA
700
¿Pues de mí qué pretendéis
Redondilla
  siendo casado?

DON DIEGO
No soy.

BERNARDA
¿Pues a qué vais a Toledo?

DON DIEGO
No voy, pues dejarlo puedo,
que a vós solamente voy.

BERNARDA
Redondilla
705
  ¿Soy yo Toledo?

DON DIEGO
Seréis.

BERNARDA
Y si tan fuerte nací.

DON DIEGO
Cercaros todo, que ansí
con el tiempo os rendiréis.

BERNARDA
Redondilla
  No se rinde tal ciudad.

DON DIEGO
710
Es muy ordinario haber
en ciudades de mujer
portillos de voluntad.

BERNARDA
Redondilla
  ¿Pensáis de entrar por la mía?

DON DIEGO
O morir en la demanda.

ROSELA
715
Seguilda, que mucho ablanda
el servicio y la porfía.

(Vanse los tres.)

FELICIANO
Redondilla
  ¿Haslo visto?

ESTACIO
Bien lo vi.

FELICIANO
¡Ah, gentilhombre!

LARA
¿Quién llama?

FELICIANO
Un pariente desa dama;
720
¿mas de dónde viene aquí
Redondilla
  ahora ese caballero?

LARA
De Valladolid.

FELICIANO
¿Y está
ahora de asiento allá?

LARA
No mucho.

FELICIANO
¡Ay, Estacio, hoy muero!
Redondilla
725
  ¿Cómo se llama?

LARA
Don Diego
de Ávalos.

FELICIANO
¿A qué ha venido?

LARA
No viene aquí.

FELICIANO
Ya he tenido
vida; mas oídme os ruego.
Redondilla
  ¿Va lejos? ¿Va acaso a Flandes?

ESTACIO
730
¿Tan lejos quieres que fuera?

LARA
No, señor, más cerca espera
hacer hazañas más grandes.

FELICIANO
Redondilla
  ¿Más cerca? ¿Dónde?

LARA
En Toledo.

FELICIANO
¿Pues qué hazañas puede hacer?

LARA
735
Casarse, que es menester
perder al peligro el miedo.

ESTACIO
Redondilla
  Bien dijo, hazaña es casar;
casar un lugar se llama
donde un discreto de fama
740
que le pudiera nombrar.
Redondilla
  Este equívoco escribió
quien pasa por el casar,
por todo puede pasar.

FELICIANO
Del lugar se aprovechó.

LARA
Redondilla
745
  ¿Mandáis más?

FELICIANO
Esto quería.

LARA
Adiós.

FELICIANO
Él vaya con vós;
consolado estoy por Dios
de la pena que tenía.
Redondilla
  Ver que mientras aquí está
750
aún no me faltan recelos.

ESTACIO
Es condición de los celos,
pero esta noche se irá.

FELICIANO
Redondilla
  Si la lleva a su posada,
muerto soy.

ESTACIO
Sí, que es galán.

FELICIANO
755
Detrás de aqueste arrayán
quiero ver mi muerte, amada.

(Vanse.)
(Salen DOÑA ANA y CLARINO en Toledo.)

CLARINO
Redondilla
  Con el ordinario escribe
que otro día se partía.

DOÑA ANA
Pues ayer llegar tenía.

CLARINO
760
Detendrase si apercibe
Redondilla
  galas para esta ocasión
y otras cosas necesarias.

DOÑA ANA
Nacen sospechas tan varias
de principio de afición.

CLARINO
Redondilla
765
  ¿Pues estás aficionada?

DOÑA ANA
Si es que mi esposo ha de ser,
por fuerza habré de tener
principios de enamorada.

CLARINO
Redondilla
  ¿Sin verle?

DOÑA ANA
Ya no es sin ver,
770
decirme dél tantas partes.

CLARINO
En mi mocedad en artes,
doña Ana, fui bachiller
Redondilla
  y supe que no se amaba
lo que no se conocía,
775
mas que si su igual se vía
lo ausente se imaginaba.
Redondilla
  Hombres has visto y ansí
quieres un hombre como ellos.

DOÑA ANA
Yo imagino algunos dellos,
780
que de buenos talles vi,
Redondilla
  y formo en mi fantasía
este rostro que ya quiero.

CLARINO
Que vendrá esta noche espero,
o mañana antes del día.
Redondilla
785
  Salir quiero a preguntar,
si es que por Bisagra entró;
por ventura se escondió
por verte.

DOÑA ANA
Estoy por pensar
Redondilla
  que has dado en lo que es más cierto.

CLARINO
790
Los viejos sabemos más,
mas si te ve como estás
no saldrá ya del concierto.

(Vase.)

DOÑA ANA
Soneto
  ¡Oh, verdugo del alma, la esperanza!
Quien sin desesperar un bien espera,
795
no es hombre, es piedra, que una piedra en cera
convierte la sospecha en la tardanza.
Conozco, en fin, que quien espera alcanza,
mas no hay bien, que si espero, le quisiera
por no esperar, que la esperanza altera
800
la paz del alma y la mayor bonanza.
Consume la esperanza poco a poco
la mejor sangre y de una en otra duda
las enigmas difíciles retrata.
¿No te bastaba, amor, ser ciego y loco,
805
sino engendrar a la esperanza muda,
que no dice quién es hasta que mata?

(Salga MENDOZA de camino.)

MENDOZA
Redondilla
  Dame, señora, esas manos.

DOÑA ANA
¡Jesús, Mendoza! ¿Tú eres?
¿No me abrazas? Pues no quieres,
810
no son mis recelos vanos.
Redondilla
  ¿Qué es esto, tristeza en ti?
No tengo que preguntarte
porque con solo mirarte
sé que a don Diego perdí.

MENDOZA
Redondilla
815
  Ya fuera el agravio mucho.
Consuelo el suceso tiene.

DOÑA ANA
Pues dime, ¿don Diego viene?

MENDOZA
Escúchame atenta.

DOÑA ANA
Escucho.

MENDOZA
Romance (tirada)
  Salió de Valladolid,
820
Corte del tercer Filipo,
don Diego de Ávalos y Arce
para casarse contigo.
Pasó el alto Guadarrama,
desde cuyo frontispicio
825
se ven los campos alegres
de Manzanares, un río
a quien da el nombre un lugar
porque allí toma principio
con Madrid, en bosques franco
830
y en agua, aunque clara, esquivo,
a cuya vista se mira
entre mil olmos antiguos
la hermosa Casa del Campo,
que este es su propio apellido,
835
donde llegando a las tres,
que quería entrar nos dijo
de noche por escusar
visitas de sus amigos.
Y despidiendo las postas,
840
entró en el verde edificio
a esperar, en sus alhombras
de la noche, el manto frío.
Entramos por un jardín,
a quien el agua de un risco
845
a cada flor daba un caño
entre arrayanes y mirtos,
a una casa, aunque pequeña,
lustrosa, que no han querido
hacerla mayor los reyes,
850
porque está en frente de un rico
y suntuoso palacio,
que siendo capaz en sitio
de aposentar a su dueño,
parece a la vista un brinco.
855
Luego, los hermosos cuadros
de la primavera, vimos;
dechados de sus labores,
sobre la tierra estendidos,
cebando los libres ojos
860
en violetas, en narcisos,
rosas, azucenas, salvias,
retamas, claveles, lirios;
todos con hermosas fuentes,
y de labores vestidos,
865
de afeitadas ajedreas,
de romeros y tomillos.
Vimos unas salas de agua
cuyos techos, guarnecidos
de mil piedras, daban luces
870
como rubíes y jacintos.
Viste las paredes yedra
con sus hojas y racimos,
donde está la cueva antigua
y el dios del agua marino,
875
que sobre juncos y helechos,
eternamente tendido,
hace sudar a las piedras
agua por dos mil resquicios,
y cuya puerta acompañan
880
dos ninfas, en sus dos nichos
de mármol blanco, y de quien
hiciera historias Ovidio.
En medio deste jardín
se ve de alabastro liso,
885
la gran fuente que de Italia
trujeron a Carlos Quinto,
con ocho marinos dioses
y cuatro desnudos niños,
las águilas del Imperio,
890
tres tazas, mil artificios,
que si alcanzara esta edad
enmudeciera Lisipo
de ver diversos trofeos
tan altamente esculpidos.
895
Después de otros cenadores
a diferentes caminos,
vimos en medio de un mar,
sobre una peña, un castillo
a quien en torno asestados
900
disparaban dos mil tiros.
En vez de sus fuegos, agua,
y en vez de balas, granizos.
Por otras fuentes, después,
a cuatro cuadros subimos,
905
donde sabrosos frutales
forman otro paraíso
que parece que en cualquiera
del manzano más propincuo
se han de ver Eva y Adán
910
en aquel engaño mismo.
No digo por no cansarte
lo que en esta casa he visto.
No de sus estanques hablo,
por cuyos cristales limpios
915
los cándidos cisnes nadan,
y por cuyos fondos fríos,
habitan carpas y tencas,
como el ganado en apriscos,
porque al llegar a sus bosques
920
vio don Diego, tu marido,
una mujer principal,
lindo talle, gentil brío,
hermana de un caballero
con quien dice que ha vivido
925
años en Flandes soldado.
Háblanse los dos amigos
y ofreciéndole su casa,
muy demudado me dijo
que ha de partirse a Toledo,
930
tan locamente perdido,
que dice que de aquí a un mes
vendrá a verte.

DOÑA ANA
¿Que no ha escrito
don Diego y que en Madrid queda
dese nuevo anzuelo asido?
935
¿Quieres que le culpe?

MENDOZA
pero no, que no te ha visto.

DOÑA ANA
¿Qué hombre es don Diego? ¿Podré
dejarle?

MENDOZA
Al hombre más lindo
que ha hecho el cielo era justo,
940
por este injusto delito,
si fuera Toledo mudo.

DOÑA ANA
Sí, que Toledo ha sabido
mi concierto y escrituras.
Hablarán mis enemigos,
945
que muchos, para quien yo
fui, Mendoza, basilisco,
viendo ocasión de venganza
serán áspides conmigo.
Llámame acá a mi tutor,
950
pero no sepa Clarino
la liviandad de don Diego.

MENDOZA
Locura de mozo ha sido

DOÑA ANA
Dádome han el parabién,
y en casa del Arzobispo
955
todos saben, por mi pleito,
que hoy espero a mi marido,
¿Hay tal desdicha? ¿Hay tal cosa?
Pierdo, Mendoza, el juicio
si se muriese don Diego;
960
no va poco arrepentido.
Ahora bien, esto es honor,
ni mi tutor ni mi tío
sepan dónde voy, Mendoza,
que tú solo irás conmigo.

MENDOZA
965
¿Dónde, señora?

DOÑA ANA
A Madrid.

MENDOZA
¿Cómo?

DOÑA ANA
En varonil vestido.

MENDOZA
¿Estás loca?

DOÑA ANA
Estoy corrida,
que en la mujer son principios.

MENDOZA
Vuelve en ti, que la pasión
970
te hace decir desatinos.

DOÑA ANA
Mendoza, di que son hechos,
que poco importaran dichos.
Yo he de ir a Madrid, Mendoza,
yo he de ver a mi enemigo.

MENDOZA
975
Norabuena, pero en traje
de tus pensamientos digno.

DOÑA ANA
Cuando uno quiere vengar
una afrenta, ¿no es arbitrio
dejar el vestido propio
980
y tomar otro vestido?
Pues eso mismo haré yo.

MENDOZA
Que lo imagines te pido.

DOÑA ANA
Tengo honra, no me detengo,
tengo amor y no imagino.
985
No me he de matar, que hay alma;
yo no soy Porcia ni Dido,
no es amor para cobardes.

MENDOZA
Antes sí, que amor es niño.

DOÑA ANA
Si sabes que soy mujer,
990
¿qué me replicas?

MENDOZA
Replico
por tu honor.

DOÑA ANA
Aguarda, esposo,
no puedo decirte mío.


Acto II

Salen DON DIEGO Dávalos y MENDOZA , de camino.

DON DIEGO
Redondilla
  Admírame que no escriba.

MENDOZA
No escribe porque te aguarda.

DON DIEGO
995
¿Queda buena?

MENDOZA
Y tan gallarda
que al Sol de sus rayos priva.

DON DIEGO
Redondilla
  No sé, Mendoza, si pueda
ir tan presto a nuestras vistas.

MENDOZA
Más de espacio la conquistas
1000
que el rey Alfonso a Toledo.
Redondilla
  Fuera de Valladolid,
¿qué disculpa habrá que intentes?

DON DIEGO
Siempre fue cárcel de ausentes
este cielo de Madrid.
Redondilla
1005
  Sus azules paramentos
pintados de novedades,
hasta en libres voluntades
influye detenimientos.
Redondilla
  Mal anduviste en no hacer
1010
que me escriba.

MENDOZA
A quien ya viene,
¿para qué? Y más, si no tiene
cartas a que responder.
Redondilla
  Tu venida ha confirmado
no la haber tú escrito a ella.
1015
¡Oh!, si la vieras más bella
con un vestido rosado.
Redondilla
  Que sale por el Oriente
el anunciador del día,
dando mayor alegría
1020
que el alba su hermosa frente.
Redondilla
  Díjele tu enfermedad
y enterneciendo los ojos
vertió en sus claveles rojos
de perlas gran cantidad,
Redondilla
1025
  cuyas hermosas corrientes
su boca intentó cogerlas
porque guarde tales perlas
el nácar de tales dientes;
Redondilla
  que si nacen de rocío
1030
en ellos se engendrarán.

DON DIEGO
[Aparte.]
Lejos estos necios dan
deste pensamiento mío.
Redondilla
  Y este que tanto la alaba
no conoce que me ofende;
1035
pero es mercader que vende
y ningún concierto acaba.
Redondilla
  Estoy ya tan adelante
en este mi nuevo amor,
que este necio embajador
1040
temo que a Bernarda espante.
Redondilla
  ¡Ah, cielos!, qué presto muda
la voluntad de opinión
por mucho que la razón
intente darle su ayuda.
Redondilla
1045
  ¿Cómo podré deshacer
la escritura de doña Ana?

MENDOZA
( [Aparte.]
Hoy nuestra esperanza vana
quiere un imposible hacer,
Redondilla
  que entendido el pensamiento
1050
de don Diego, es disparate
que más mi señora trate
de esforzar su casamiento.
Redondilla
  En la puente la dejé,
que hasta llevarla esta nueva
1055
no es justo que a entrar se atreva
por muy oculta que esté.
Redondilla
  Dios sabe que la he reñido
el hábito que ha tomado,
pero es amor desbocado
1060
cuando va siguiendo olvido.
Redondilla
  Y si en efeto es locura
callar y seguir su amor...
¿Qué habemos de hacer, señor?

DON DIEGO
Solo descansar procura,
Redondilla
1065
  Mendoza, que has caminado,
y hablemos después los dos.

MENDOZA
Pues adiós.

DON DIEGO
Vete con Dios.

MENDOZA
Harto bien me ha despachado,
Redondilla
  no me quejaré a lo menos,
1070
que me ha detenido aquí.

DON DIEGO
¿No te vas, Mendoza?

MENDOZA
Sí,
que de sueño tengo llenos
Redondilla
  los ojos, porque a las tres
anoche salí de Illescas.

DON DIEGO
1075
( [Aparte.]
Este por nuevas tan frescas
querrá también su interés.
Redondilla
  Por cuenta de la cadena
podrá poner estos pasos,
que son diferentes casos
1080
los que amor de nuevo ordena.
Redondilla
  Vuelve a las doce a buscarme.

MENDOZA
Rabiando de enojo voy.

(BERNARDA en alto.)

BERNARDA
¡Ah, señor don Diego! ¿Es hoy
la partida?

DON DIEGO
Vino a darme
Redondilla
1085
  este enfadoso escudero
nuevas de aquella señora.

BERNARDA
¿Y de qué se trata ahora?

DON DIEGO
De que tratarla no quiero;
Redondilla
  estoy muy de espacio aquí
1090
aunque apriesa me matáis.

BERNARDA
¿Luego ya no os vais?

DON DIEGO
Si estáis,
hermosa Bernarda, en mí,
Redondilla
  pregunta al alma, cuándo
y si me parto o me quedo.

BERNARDA
1095
¿Y qué dirán en Toledo,
donde os están esperando?

DON DIEGO
Redondilla
  Esperen toda su vida
hasta que su engaño vean,
que yo voy, porque lo crean,
1100
dilatando mi partida.
Redondilla
  Más cerca hallé mi mujer
de aquello que presumí.

BERNARDA
¿Dónde la hallastes?

DON DIEGO
Aquí,
porque vós lo habréis de ser.
Redondilla
1105
  Que a no saber vuestro hermano
mi tratado casamiento,
con amigo atrevimiento
le pidiera vuestra mano.
Redondilla
  Pero no quiero que antes
1110
que en Toledo esté deshecho,
juzgue liviano mi pecho
en negocios semejantes.
Redondilla
  Y porque era quedar mal
casarme y no dar razón
1115
donde tuve pretensión
con dama tan principal.
Redondilla
  Esto y ver tantos desvelos
de tantos competidores,
que invidiando mis favores
1120
me quieren matar de celos.
Redondilla
  Hace a mi bien resistencia
y pone a mi mal temor,
que es como cisne el amor,
que no sufre competencia.

BERNARDA
Redondilla
1125
  ¿Competidores?

DON DIEGO
Ni fuera
vuestro valor el que debe,
si al sol, al agua, a la nieve
menos deseos trujera.
Redondilla
  Pero vós entre los buenos
1130
amad, señora, el mejor.
Pues tenéis tanto valor,
estimaos ojos serenos
Redondilla
  porque en la opinión que estáis
de hermosos y de atrativos,
1135
más os querrán por esquivos
que si a cuantos veis, os dais.

BERNARDA
Redondilla
  Si yo no doy ocasión,
¿qué importan sus pretensiones?

DON DIEGO
Con mirar dais ocasiones
1140
para tanta pretensión,
Redondilla
  y si ser dueños esperáis
de alguno, es bien que miréis
que menos dueños seréis
mientras más dueños tengáis.
Redondilla
1145
  Estad algún tiempo ajenos
de piedad. Mirad con ira,
porque si cualquiera os mira
seréis tenidos en menos.

(Salen FELICIANO y ESTACIO .)

FELICIANO
Redondilla
  Propuesto traigo estos días
1150
que en viendo este hombre a estas rejas,
ha de entender que mis quejas
nacieron de sus porfías.
Redondilla
  Que no contento de ser
huésped donde puede hablar,
1155
nos quiere a todos quitar
la vista desta mujer.

ESTACIO
Redondilla
  ¿No decían que a Toledo
iba a casarse?

FELICIANO
No sé.
Mucho harán si saca el pie
1160
deste peligroso enredo.
Redondilla
  Días ha que vive aquí,
tantos ha que me da celos.

ESTACIO
Curarse de los desvelos
es lo mejor.

FELICIANO
¿Cómo ansí?

ESTACIO
Redondilla
1165
  Hablándole en sana paz
y diciéndole tu intento.

FELICIANO
¿Querrá oírle?

ESTACIO
Estará atento,
si es de sentirle capaz.

FELICIANO
Redondilla
  Voy.

ESTACIO
Pues al campo le lleva,
1170
donde oiga el caso hasta el centro.

BERNARDA
Mi hermano viene.

DON DIEGO
Entraos dentro,
gente viene, cosa nueva.
Redondilla
  Me parece el allegarse
tanto aquel hombre a esta reja,
1175
ya se acerca, ya se aleja
y comienza a demudarse.
Redondilla
  ¿Quiere vuestra merced algo?

FELICIANO
Hablar a vuestra merced.

DON DIEGO
¿Dónde?

FELICIANO
Tendré a gran merced
1180
que sea en el campo.

DON DIEGO
Allá salgo.

(Vase.)

FELICIANO
Redondilla
  El hombre es hombre.

ESTACIO
No hay duda;
desvíate un poco dél.

FELICIANO
¡Recïo va!

ESTACIO
Ve tras él.

FELICIANO
El paso y la color muda.

ESTACIO
Redondilla
1185
  ¿Temes algo?

FELICIANO
A solo Dios.

ESTACIO
Él te guíe.

FELICIANO
Aquí me espera;
mal sufro, puesto que quiera
que vayan solos los dos,
Redondilla
  seguirelos, que escondido
1190
desde algún árbol, verelos.
¡Cuánto pueden unos celos;
es risa ausencia y olvido!

(Entra DOÑA ANA , en hábito de hombre con botas y espuelas, y MONTALVO , criado.)

DOÑA ANA
Redondilla
  Mira, Montalvo, si acaso
parece por la calzada.

MONTALVO
1195
No parece en ella nada,
que todo el campo está raso.

DOÑA ANA
Redondilla
  Mendoza no considera
que en el campo me dejó.

MONTALVO
Si acaso en Madrid topó
1200
alguna moza parlera,
Redondilla
  habrá imitado a don Diego
y en Madrid se habrá quedado.

DOÑA ANA
Él tiene gentil cuidado
en las cosas que le ruego.
Redondilla
1205
  ¡Cielos!, ¿qué Madrid es este?,
¿qué liga tienen sus ramos
que apenas hombre enviamos
que menos cárcel le cueste?
Redondilla
  ¿Es por ventura la cueva
1210
de Salamanca?

MONTALVO
No sé;
allá enhoramala fue
el nuestro peci de Esgueva.
Redondilla
  Mas por Dios que no ha sabido
el laberinto de Creta.

DOÑA ANA
1215
En un alma tan discreta
debe de estar escondido.
Redondilla
  Ojos con que adormeciera
puesto en razón estuviera,
mas no que sin filos corte;
Redondilla
1220
  tanto bueno le ha quedado.

MONTALVO
Madrid, señora, parece
a un rico, que aunque empobrece
queda en razonable estado.

DOÑA ANA
Redondilla
  Como es grande, estanle mal
1225
calzones a lo flandesco.

MONTALVO
Aquí corre viento fresco,
siéntate en este arenal
Redondilla
  que solía ser el río
que se llama Manzanares,
1230
que duerme en caniculares
y despierta en tiempo frío.

DOÑA ANA
Redondilla
  ¿Cómo puedo sosegar?
Ve a Madrid, Montalvo, corre.
La soledad me socorre,
1235
bien puedo sola quedar.
Redondilla
  Busca en casa de Leonardo,
que es donde don Diego posa
a este necio que reposa
cuando yo me abraso y ardo.

MONTALVO
Redondilla
1240
  ¿Dónde vive?

DOÑA ANA
A la Pasión,
que es donde a mí me la dan.

MONTALVO
Sé que a cuantos allá van
les da mal de corazón.
Redondilla
  No querría, por Dios vivo,
1245
quedarme también allá.

DOÑA ANA
Temiéndolo quedo ya.

MONTALVO
Ora bien, voy por tu olivo,
Redondilla
  que quiero ser la paloma
desta fiera tempestad.

DOÑA ANA
1250
¿Y vendrá?

MONTALVO
Con brevedad.

DOÑA ANA
Camina.

MONTALVO
Consuelo toma.

(Vase.)

DOÑA ANA
Soneto
  Bosque del río de Madrid, no puedo
hallarme en vuestras verdes soledades,
enseñada a decirle mis verdades
1255
al gran Tajo, corona de Toledo.
Olmos, bien sé que en vuestros ramos quedo,
presa en venganza de otras libertades,
que se suelen mudar las voluntades
y de las esperanzas nace el miedo.
1260
Conocedme por hombre, fuentes claras,
que quien ha de sufrir ha de ser hombre;
y tú, que vas huyendo a quien te sigue:
ya que eres mi fortuna, ¿por qué paras?
Mas como soy mujer, temes el nombre
1265
que olvida amada y con desdén persigue.

FELICIANO
Redondilla
  Pare aquí vuestra merced,
que basta pasar la puente
donde ya no hay tanta gente.

DOÑA ANA
Sauces, mi cuerpo esconded,
Redondilla
1270
  que vienen aquí dos hombres.
¡Parados se han! ¿Qué querrán?
Pero de pendencia están;
ea, brazo, no te asombres,
Redondilla
  ya eres de hombre, vive Dios,
1275
que he de hacer lo que me toca.

(Entra ESTACIO .)

ESTACIO
¡Cuánto el amistad procura!,
pues voy sirviendo a los dos
Redondilla
  contra el término debido
y el honor de Feliciano.
1280
Pero no ha sido en mi mano.

DON DIEGO
Decidme a lo que he venido.

FELICIANO
Redondilla
  ¿De dónde sois?

DON DIEGO
A la puerta
me lo preguntó la guarda,
que sospecho que se guarda,
1285
aunque es la sospecha incierta.
Redondilla
  En el campo no hay a quien
deba decille quién soy,
hasta decir que aquí estoy
y que soy hombre de bien.

FELICIANO
Redondilla
1290
  Yo os hablo con cortesía.

DON DIEGO
Y yo la tengo con vós.

FELICIANO
Importa el hablar los dos
algo que ya es honra mía
Redondilla
  y aunque vós no me digáis
1295
quién sois os lo diré yo.
Para que el que aquí os sacó
y porque ocasión sepáis
Redondilla
  yo me llamo Feliciano,
soy Ramírez de Madrid.

DON DIEGO
1300
Yo soy de Valladolid,
a lo castellano llano
Redondilla
  y para decirlo en breve,
don Diego Dávalos soy,
que en aquella casa estoy.
1305
¿De estar allí qué se debe?

FELICIANO
Redondilla
  Débese considerar,
que puede dueño tener.

DON DIEGO
¿Hay allí alguna mujer
que vós podáis sujetar?

FELICIANO
Redondilla
1310
  Sujetar no, mas podría
ser mi mujer.

DON DIEGO
Si lo es,
respetarela después
que sea vuestra, pues no es mía.

FELICIANO
Redondilla
  Esta palabra me ha dado
1315
Bernarda.

DON DIEGO
Pues no es razón
que yo impida posesión
a un hidalgo tan honrado.
Redondilla
  Servilda, que yo os la doy
de no pretendella.

FELICIANO
En todo
1320
mostráis el hidalgo modo
de quien sois.

DON DIEGO
Muy vuestro soy.

FELICIANO
Redondilla
  Esto quería no más,
adiós.

DON DIEGO
Esperad un poco.

FELICIANO
¿Queréis algo?

DON DIEGO
No revoco
1325
la fe, ni lo haré jamás.
Redondilla
  Pero habiendo aquí salido,
¿cómo quedaré también
con el lugar, sicon quien
me ha sacado no he reñido?
Redondilla
1330
  Meted mano a vuestra espada.

FELICIANO
Jamás hombre me pidió
que la desnudase yo
que la tuviese envainada.

(Echa mano y llega ESTACIO .)

ESTACIO
Redondilla
  Aquí tienes un amigo.

DON DIEGO
1335
Que fue traición advertid.

FELICIANO
Nunca hombre de Madrid
fue traidor, ni yo contigo.
Redondilla
  Estacio, vete en buenhora.

ESTACIO
¡No habéis de reñir, por Dios!

(Llega DOÑA ANA .)

DOÑA ANA
1340
Pues estemos dos a dos,
que yo sé quién se mejora.

DON DIEGO
Redondilla
  ¿Quién sois, caballero?

DOÑA ANA
Un hombre
que vio aquesta sinrazón.

DON DIEGO
¿Qué os mueve?

DOÑA ANA
Sola afición,
1345
que apenas sé vuestro nombre.
Redondilla
  Porque desde donde estaba
ninguna cosa entendí.

DON DIEGO
Yo os agradezco que aquí...

DOÑA ANA
¿Qué aguardas, villano? ¡Acaba!

DON DIEGO
Redondilla
1350
  Me queráis favorecer;
teneos.

DOÑA ANA
Es imposible,
pícome de lo terrible
en llegando que ha de ser.
Redondilla
  Vuestra merced se desvíe;
1355
matarele aquellos dos.

DON DIEGO
¿Juntos los dos?

DOÑA ANA
Sí, por Dios.

FELICIANO
¡Oh, qué bien!

DOÑA ANA
¿De qué se ríe?
Redondilla
  Que si le tomo la risa
por blanco de furia tanta
1360
de su cobarde garganta,
haré la espada camisa.
Redondilla
  ¡Fuera digo!

DON DIEGO
¡Deteneos,
pesar de quien me vistió,
que también soy hombre yo!

DOÑA ANA
1365
Yo también en los deseos.

FELICIANO
Redondilla
  Sosiéguese, gentil hombre,
mire que es mozo.

DOÑA ANA
Sí, soy,
y aunque sin barbas estoy,
soy tan hombre como otro hombre.

FELICIANO
Redondilla
1370
  ¿De dó bueno?

DOÑA ANA
Toledano,
que puede decir y hacer.

DON DIEGO
Vós me obligáis a tener
queda la espada y la mano,
Redondilla
  que habéis tomado tal furia
1375
que solo por deteneros
he bajado los aceros
que levantaba la injuria.

DOÑA ANA
Redondilla
  ¿Por qué razón?

DON DIEGO
Porque quiero
que no riñáis por mí aquí.

DOÑA ANA
1380
Pues quiero reñir por mí.

ESTACIO
Paso, hidalgo.

DOÑA ANA
Caballero
Redondilla
  soy y me pondré mañana
la de Calatrava al pecho,
que su Majestad me ha hecho
1385
merced. [Aparte.]¡Ay, pobre doña Ana!
Redondilla
  ¿Adónde tienes el seso?

DON DIEGO
A vuestras mercedes pido
dejen esto, pues ha sido
de todo el mejor suceso,
Redondilla
1390
  que por allá nos veremos.

FELICIANO
Donde quiera que queráis.

DOÑA ANA
¿Cómo? ¿Que ansí los dejáis?

DON DIEGO
Quedito, no hagáis estremos.

(Váyanse envainando.)

DOÑA ANA
Redondilla
  ¿No me dejaréis pelar
1395
aquel par de gallinillas?

DON DIEGO
Fío de vós maravillas
pero volved a envainar
Redondilla
  que ya los hombres se han ido
y decidme qué os movió.

DOÑA ANA
1400
Vuestro talle me obligó,
que parecéis bien nacido.
Redondilla
  Y el ver que saliesen dos
para un hombre.

DON DIEGO
Envainad ya.

DOÑA ANA
Digo, que envainado está.

DON DIEGO
1405
Confieso que os debo a vós
Redondilla
  la vida.

DOÑA ANA
¿Burlas?

DON DIEGO
Oíd.
¿Botas y espuelas traéis?
¿Vaisos, por dicha, o tenéis
algo que hacer en Madrid?

DOÑA ANA
Redondilla
1410
  Aquí he de estar ocho días,
que un hombre vengo a buscar.

DON DIEGO
Conmigo habéis de posar.

DOÑA ANA
No, por Dios.

DON DIEGO
Vanas porfías.
Redondilla
  Aquí soy huésped también.

DOÑA ANA
1415
[Aparte.]
No he visto hombre más gallardo;
¡ojalá que el que yo aguardo
me pareciese también!
Redondilla
  Por Dios que si con él voy
y me arrimo un poco al fuego,
1420
que he de ser como don Diego
y quedarme donde estoy.
Redondilla
  ¡Qué gracia de desposados;
todos, donde van, se quedan!

DON DIEGO
[Aparte.]
Si los cuidados se heredan,
1425
este hereda mis cuidados.
Redondilla
  Porque si Bernarda ha sido
tan libre con Feliciano
y ya le ha dado la mano
de que ha de ser su marido
Redondilla
1430
  no tengo que pretender.
Mas por hacerle pesar
quiero a su casa llevar
quien tantos le puede hacer.
Redondilla
  Este mancebo es gallardo,
1435
más que en mi vida le vi,
seré su tercero allí
y que la enamore aguardo,
Redondilla
  de suerte que no la goce
el villano Feliciano.

DOÑA ANA
1440
[Aparte.]
Ved el ciego error humano,
hoy ninguno me conoce
Redondilla
  y era en Toledo mujer
no ha dos días tan querida
de muchos, cuanto ofendida
1445
de quien me ha quitado el ser.

DON DIEGO
Redondilla
  Mientras en la villa entramos
quiero que sepas la historia
desta pendencia.

DOÑA ANA
[Aparte.]
¡En qué gloria,
ojos atrevidos, vamos!
Redondilla
1450
  Plegue al cielo que don Diego
con quien quisiere se case
y que la escritura abrase,
y entrambas firmas mal fuego.

DON DIEGO
Redondilla
  ¿Cómo es tu nombre?

DOÑA ANA
Don Juan.

DON DIEGO
1455
Pues oye, don Juan.

DOÑA ANA
[Aparte.]
¡Ah, cielos!,
ya comienzo a tener celos.

DON DIEGO
Verás en qué punto están
Redondilla
  los pasos por donde fui
tan dichoso y desdichado.

DOÑA ANA
1460
[Aparte.]
Sin duda está enamorado,
yo soy muerta.

DON DIEGO
Escucha.

DOÑA ANA
Di.

DON DIEGO
Romance (tirada)
  Traté por cartas, don Juan,
un casamiento en Toledo
tan rico...

DOÑA ANA
¡Válame Dios!

DON DIEGO
1465
¿De qué te pones suspenso?

DOÑA ANA
Dejé en Toledo unas cartas
que eran todo mi remedio.
Prosigue, enviaré por ellas.
Di, por tu vida: ¿ya es hecho?

DON DIEGO
1470
Tan rico, noble y honrado
que cualquiera caballero
pudiera tener a dicha
tan honrado casamiento.
Hubo pleito en los principios,
1475
pero sosegose el pleito,
que era hacienda de menores
y pesadumbre entre deudos.
Di poder, hice escritura,
firmela y en este tiempo
1480
envié de espada un hombre en efeto.

DOÑA ANA
¿Adónde?

DON DIEGO
A Valladolid.

DOÑA ANA
¿Qué es esto, cielos?

DON DIEGO
No creo
que escuchas de buena gana.

DOÑA ANA
Gana de escucharte tengo
1485
pero pensando en las cartas
tal vez el alma divierto.
Di, adelante, por mi vida,
válate Dios, por el pliego.

DON DIEGO
¿Hallástele?

DOÑA ANA
No, prosigue
1490
y di el paje o escudero
cómo se llamaba acaso.

DON DIEGO
Mendoza.

DOÑA ANA
¿Qué estoy oyendo?

DON DIEGO
Con este y otros criados,
galas, plumas y deseos,
1495
demás colores y jaspes,
que puesto el sol tiene el cielo,
parto de Valladolid
y paso alegre y contento
las cumbres de Guadarrama,
1500
que fue deste parto el puerto.
Llego a Madrid y a la entrada
a ver los jardines entro,
obra insigne del Segundo,
para Felipe Tercero.
1505
Vi una dama y porque diga
de amor los altos efetos,
en un instante tras sí
me llevó los pensamientos,
de suerte que hasta las flores
1510
que pisaban sus pies tiernos
quisiera que fueran almas
que salieran de mi cuerpo.

DOÑA ANA
¿Tan presto?

DON DIEGO
Lo que es milagro
hace sus efetos presto.
1515
Fue milagro su hermosura
y en los milagros no hay tiempo.
Era su hermano mi amigo,
llevome a su casa y luego
que vieron mis esperanzas,
1520
celajes de mi remedio,
envié el paje a mi posada
diciendo que estaba enfermo,
y no le mentí, por Dios,
pues que me dio mal de fuego.
1525
Olvideme de mí propio,
cuanto más de los conciertos,
y como ladrón de casa,
hice llaves a su pecho.

DOÑA ANA
Agravio hiciste a tu esposa.

DON DIEGO
1530
No la nombres si eres cuerdo,
pues fue esposa de mis manos
y no de mis pensamientos.
Demás de que no la agravio
pues no la he visto.

DOÑA ANA
1535
Yo creo que la tuvieras amor
si tiene merecimientos,
que me pareces un poco
levantado de celebro.
Perdona, que soy tu amigo,
1540
si esto ha sido atrevimiento.

DON DIEGO
Pudiera ser que la amara
y que me castiga el cielo.
Voy, don Juan, imaginando,
en el fin de mi suceso.
1545
Hoy el hidalgo que viste
me sacó al campo...

DOÑA ANA
Sospecho
que quiso hacerte traición,
pues no vino cuerpo a cuerpo.

DON DIEGO
Díjome que era su esposo.
1550
Yo, viendo, don Juan, el dueño,
conocí su liviandad.

DOÑA ANA
Y era bastante el ejemplo
y aunque por ser yo tan mozo
y no pedirme consejo
1555
me juzgues por loco, escucha
lo que te digo.

DON DIEGO
No puedo,
que ya sé que me dirás
que deje este loco intento
y vaya a ver a mi esposa.

DOÑA ANA
1560
¿No podrás?

DON DIEGO
No, que estoy ciego.

DOÑA ANA
¿Pues qué has de hacer?

DON DIEGO
Tú eres hombre
mozo, galán, caballero;
llevarte quiero a su casa
y entenderás lo que emprendo.

DOÑA ANA
1565
¿Cómo?

DON DIEGO
Enamora esta dama,
que yo quiero ser tercero.

DOÑA ANA
¡Miren por dónde se traza
que aquí todos nos quedemos!

DON DIEGO
Yo le contaré tus partes.

DOÑA ANA
1570
¿Pues qué pretendes?

DON DIEGO
Pretendo
que la pierda Feliciano,
por quien tengo tantos celos.
Y aun si te quieres casar,
aunque te cruce los pechos
1575
la de Calatrava, tiene
mayores merecimientos
y de quince mil ducados arriba.

DOÑA ANA
¿Cïerto?

DON DIEGO
Es tan cïerto
como que tú eres don Juan.

DOÑA ANA
1580
Tendrá muy poco dinero.

DON DIEGO
¿Qué dices?

DOÑA ANA
Que si me casas
con tan divino sujeto
te daré mujer más noble
en dote, en sangre y en deudos.

DON DIEGO
1585
Tomarela de tu mano.

DOÑA ANA
Encaja los mandamientos;
esta por ella te doy.

DON DIEGO
Y yo digo que la acepto.

DOÑA ANA
Vamos a ver esa ninfa;
1590
verás que al primer requiebro
la convierto en puro azúcar
y doy con ella en el suelo.

DON DIEGO
Fïado voy de tus partes;
yo pienso hacer un enredo
1595
con que ninguno la goce.
Altas esperanzas llevo.

DOÑA ANA
¡Válgame Dios lo que pasa
por el mundo!

DON DIEGO
¿Qué tenemos?

DOÑA ANA
Las cartas que había perdido,
1600
hallé ahora.

DON DIEGO
Yo me huelgo.

DOÑA ANA
¿Tu nombre?

DON DIEGO
Don Diego.

DOÑA ANA
Vamos.

DON DIEGO
Brava pierna, lindo cuerpo.

DOÑA ANA
Así hemos de ser los hombres:
mirar alto y pisar recio.
1605
Del pie al cabello soy alma
porque en viendo un hombre destos
se arrojan de las ventanas,
como a guindas tordos nuevos.
Soy fuerte como una roca,
1610
como una pluma ligero.

DON DIEGO
Poco he querido a Bernarda,
pues a sus ojos te llevo,
pero deseo vengarme;
a vengarme voy dispuesto.

DOÑA ANA
1615
[Aparte.]
¡Por qué notable camino
vine a topar con don Diego!

(Vanse y entran LEONARDO , con un broquel y una capa de campo, y BERNARDA teniéndole la espada, y LARA con ellos.)

LEONARDO
Redondilla
  ¿Por dónde fueron los dos?

BERNARDA
¡Ay, hermano!

LEONARDO
Luego vengo.

BERNARDA
Mirad, señor, que no tengo
1620
otro amparo sino vós.

LEONARDO
Redondilla
  Digo que yo vuelvo luego.

BERNARDA
Muchos salen desa suerte,
que los detiene la muerte,
no habiendo bastado el ruego.

LEONARDO
Redondilla
1625
  Sois mujer y no sabéis
qué leyes hay de amistad
entre los hombres.

BERNARDA
Verdad.

LEONARDO
¿Pues por qué me detenéis?

BERNARDA
Redondilla
  Porque si la ley del gusto
1630
hace las leyes vencer
por dar gusto a una mujer,
me parece que es más justo.
Redondilla
  Ya se habrán los dos compuesto
con la guerra o con la paz.

LEONARDO
1635
¡Basta, que sois pertinaz!

BERNARDA
Soy mujer y soylo en esto.
Redondilla
  ¡Soltad, Leonardo, el broquel!

LEONARDO
Del cielo es este castigo,
que el pecho es para el amigo
1640
la defensa más fïel.

LARA
Redondilla
  Soltole, ya no saldrá.
Tres cosas a la mujer
debe el hombre conceder:
la primera cuando está
Redondilla
1645
  comiendo y la da un regalo
y ella le dice «por Dios,
que lo habéis de comer vós,
que ayer estuvistes malo.»
Redondilla
  La segunda, cuando intenta
1650
salir algún desafío
que le dice «señor mío,
corra ese agravio a mi cuenta.»
Redondilla
  También ha de conceder
y cuando están acostados,
1655
que él muestre grandes cuidados
en cosas de su placer
Redondilla
  y le detiene y porfía,
ha de acetar y callar,
que poco puede durar
1660
quien destas tres se desvía.
Redondilla
  Pésame por mi señor.

BERNARDA
Lara, toma este broquel.

LARA
Importará al dueño dél,
al hombre de más valor.
Redondilla
1665
  Pero yo sé de don Diego
que no ha menester ayuda.

LEONARDO
Lara, la fortuna es muda,
viejo el tiempo, el amor ciego,
Redondilla
  todos tienen sus mudanzas,
1670
yo hice mi diligencia
pero de aquesta pendencia
medí la parte que alcanzas.
Redondilla
  ¿Tiénela en esto mi hermana?

LARA
¿Cómo lo puedo saber?
1675
Parientes deben de ser
desa dama toledana
Redondilla
  con quien se quiso casar,
que no sospecho otra cosa.

(Entran DON DIEGO y DOÑA ANA .)

DON DIEGO
Es por todo estremo hermosa.

DOÑA ANA
1680
Tú no lo puedes juzgar,
Redondilla
  que el ciego que nunca mira
no entiende de la color.

LARA
Don Diego viene, señor.

LEONARDO
Sin duda que fue mentira,
Redondilla
1685
  don Diego.

DON DIEGO
Leonardo.

LEONARDO
El cielo
sabe con qué pena he estado.

DOÑA ANA
La pendencia le han contado;
vuestro disgusto recelo,
Redondilla
  no lo he podido escusar.

LEONARDO
1690
¿Quién fue y por qué?

DON DIEGO
Feliciano
me ha sacado mano a mano
al río deste lugar.
Redondilla
  Y en la puente de Toledo
otro hombre salió a su lado,
1695
no sé si amigo o criado,
si fue amistad o fue enredo.
Redondilla
  Pero en esta confusión
llegó aqueste caballero,
que desnudando el acero,
1700
mostró a mi lado afición
Redondilla
  y valor de tal manera
que a todos nos sosegó.
Feliciano se volvió
y yo quedé en la ribera,
Redondilla
1705
  donde hablé al señor don Juan,
que pasa a Valladolid,
que mientras que está en Madrid,
y él y sus deudos se van,
Redondilla
  quise en agradecimiento
1710
de lo que ha hecho conmigo
que en casa de tal amigo
le diésemos aposento.
Redondilla
  Que se dé vuestro valor,
que lo tenéis a merced.

LEONARDO
1715
De su valor lo creed,
si no lo abona mi amor
Redondilla
  vuestra merced se ha venido
a esta casa en hora buena,
de mil voluntades llena,
1720
con que podrá ser servido,
Redondilla
  aunque de un pobre escudero.

DOÑA ANA
Un rey puede aposentar,
que es honra deste lugar
y vós un gran caballero;
Redondilla
1725
  y hame de venir tan grande,
que en ella me he de perder.

DON DIEGO
¿No es hermosa la mujer?

BERNARDA
A todos desde hoy nos mande
Redondilla
  vuestra merced, mi señor,
1730
en que podamos servir,
que esta falta ha de suplir
de su nobleza el valor.
Redondilla
  La casa es poca y estrecha
para vuestra calidad,
1735
mas grande la voluntad
si cuando sirve aprovecha.

DOÑA ANA
Redondilla
  Yo, mi señora, no soy
tan cortesano que pueda
dar trueco desa moneda
1740
con que ya pagado estoy.
Redondilla
  Que será volveros cobre
al oro que me ofrecéis;
pero en fin enriquecéis
de favor huésped tan pobre,
Redondilla
1745
  que es oficio de vós digno
llegad sillas.

DON DIEGO
Mejor fuera
que aposento se le diera,
que viene, en fin, de camino.

DOÑA ANA
Redondilla
  Toda la noche corrí
1750
y una mala posta hallé
con que cansado quedé,
aunque fue, cuando salí.
Redondilla
  Pero bien podré pasar
hasta la noche.

BERNARDA
No es justo.

LEONARDO
1755
No, porque estaréis sin gusto,
sin dormir, ni descansar.
Redondilla
  ¿Dónde está Rosela?

ROSELA
Aquí para serviros estoy.

BERNARDA
A que os aderecen voy
1760
donde descanséis.

(Vase.)

DOÑA ANA
Por mí
Redondilla
  suplícoos que no toméis
trabajo.

LEONARDO
Señor don Juan,
todos a serviros van;
descansad y cenaréis,
Redondilla
1765
  que la llaneza es tan grande
que escusa mil cumplimientos.
Llevadle a los aposentos,
Lara, que mi hermana os mande
Redondilla
  y vengan otros crïados;
1770
que le descalcen haced.

(Vase.)

DOÑA ANA
Si ansí recibo merced
todos están disculpados.
Redondilla
  Ya no le culpo a don Diego
de que se detenga aquí.
1775
Desde que a Bernarda vi,
tocan los celos a fuego.
Redondilla
  Amé a don Diego sin ver
a don Diego como esposo.
Vile y vi que era forzoso
1780
morir quien ha de querer,
Redondilla
  pues no sabiendo quien era
dije en viéndole, olvidado
del que amaba imaginado,
antes que a don Diego viera;
Redondilla
1785
  pues ya estoy aquí, los buenos
nunca vuelven paso atrás.
Pero quien hizo lo más,
sabrá salir de lo menos.

(Vase.)

LEONARDO
Redondilla
  ¿Que es tan noble?

DON DIEGO
Lo que os digo
1790
es infalible verdad;
besará a su Majestad
los pies en viendo un amigo
Redondilla
  y volverá por aquí.
Si pudiésedes coger
1795
este hombre no hay más que hacer.
Y dejadme hacer a mí
Redondilla
  que una cruz honra un linaje,
aunque hay hartas en el vuestro.

LEONARDO
Honrado es, por Dios, el nuestro
1800
y perdonad que os ataje,
Redondilla
  que ha sido tanto el contento
de que hayáis asegurado,
con lo que me habéis tratado,
mi alterado pensamiento,
Redondilla
1805
  que lo estimo en mucho más
que si ya a don Juan tuviera
por mío.

DON DIEGO
¿De qué manera
os pude alterar jamás?

LEONARDO
Redondilla
  Yo pensé que esta pendencia
1810
nacida de Feliciano,
mozo, aunque honrado, liviano,
fue celosa diferencia.
Redondilla
  Y viendo que me ofrecéis
a don Juan para cuñado
1815
veo que no sois culpado.

DON DIEGO
Agravio, por Dios, me hacéis
Redondilla
  pero no quiero quejarme
de tan justo pensamiento,
pues tuvo, en efeto, intento,
1820
Feliciano de matarme
Redondilla
  fundado en celos tan locos,
valentías y desprecios.

LEONARDO
Porque son tantos los necios,
son los discretos tan pocos.
Redondilla
1825
  Venid, que le quiero hacer
a don Juan un gran presente.

DON DIEGO
Tratadle como a pariente,
que por Dios que lo ha de ser.

LEONARDO
Redondilla
  Un jaez le quiero dar
1830
que vale dos mil ducados.

DON DIEGO
De los nobles obligados
todo se puede fïar.

LEONARDO
Redondilla
  Dos espadas de a caballo
de Francisco Ruiz de un filo
1835
tengo famosas.

DON DIEGO
Estilo
me parece el obligallo
Redondilla
  para que os cobre afición,
aunque no era menester
porque es dalle tal mujer
1840
la mayor obligación.

(Vanse y salen DOÑA ANA y LARA .)

DOÑA ANA
Redondilla
  A la puente le hallaréis.

LARA
¿Cómo se llama?

DOÑA ANA
Montalvo.

LARA
Estará ya puesto en salvo
viendo que reñido habéis.

DOÑA ANA
Redondilla
1845
  Allí debe de esperarme.

LARA
Voyle a buscar.

DOÑA ANA
Es sin duda
que allí me aguarda o que acuda
dentro de un hora a buscarme.
Redondilla
  Buenos andamos, amor,
1850
los que a tu gusto sujetas.
¿Qué voluntad no inquietas?
¿Quién no teme tu rigor?
Redondilla
  ¿Quién me dijera en Toledo
que don Diego me burlara,
1855
que yo en Madrid le buscara
con tan peregrino enredo?
Redondilla
  La casa de mi enemiga
tengo ya por aposento,
don Diego está muy contento
1860
de ver que su intento siga.
Redondilla
  Pero el caballo troyano
que ahora está con sosiego,
pondrá a vuestra casa fuego
y será su intento vano.

(Entra ROSELA .)

ROSELA
Redondilla
1865
  Mi señora me ha mandado
descalce a vuestra merced.

DOÑA ANA
Bueno a fe, tanta merced
agradézcole el cuidado.

ROSELA
Redondilla
  Siéntese en aquesta silla,
1870
las botas le quitaré.

DOÑA ANA
No es de mal talle, a la fe,
la señora fregoncilla.
(Siéntase en una silla.)
Redondilla
  Ya estoy sentado, quitadme
esas espuelas que creo
1875
que ha parado mi deseo.

ROSELA
Ya las quito.

DOÑA ANA
Perdonadme,
Redondilla
  que no parece crïado
de los que truje conmigo.

ROSELA
¿Tiraré?

DOÑA ANA
Quedito os digo,
1880
quedo, que soy delicado.
Redondilla
  ¡Ay, Jesús, que me habéis muerto!

ROSELA
Tenéis los pies de alfeñique.

DOÑA ANA
Siento que el aire me pique,
pero hagamos un concierto.

ROSELA
Redondilla
1885
  ¿Cómo ansí?

DOÑA ANA
Veníos acá
esta noche.

ROSELA
¡Ay qué bellaco!

DOÑA ANA
[Aparte.]
Mas que si un escudo saco,
¿que la abrazo cuánto va?

ROSELA
Redondilla
  Desvíese.

DOÑA ANA
Ea, bobilla,
1890
hazte niña de las Gadas,
como que no sepan todas
esta amorosa cartilla.
Redondilla
  Vive Dios, que si conmigo
fregoniza a lo lacayo,
1895
que la he dar al soslayo
dos mojadas.

ROSELA
Quedo, amigo,
Redondilla
  no se haga fanfarrón.

DOÑA ANA
Pues abráceme.

ROSELA
No quiero.

DOÑA ANA
¿Por qué?

ROSELA
Porque es caballero
1900
toledano y socarrón.

DOÑA ANA
Redondilla
  
( [Aparte.]
Esfuérzome a parecer
hombre, quiérola abrazar.
Hoy por mía has de quedar
y venme esta noche a ver.

ROSELA
Redondilla
1905
  Adviértole que me abraza
por fuerza.

BERNARDA
Harto bien, por Dios

(Entra BERNARDA .)

ROSELA
Visto nos han a los dos.

DOÑA ANA
Calla, que yo daré traza
Redondilla
  para que lo tenga a bien.
1910
¡Oh, mi señora! ¿Aquí estáis?

BERNARDA
Si tan hombre en casa entráis
daros quiero el parabién.

DOÑA ANA
Redondilla
  Temí que érades casada
y diciéndome que no
1915
este abrazo me llevo
de albricias.

BERNARDA
No importa nada,
Redondilla
  que bien merece Rosela
que tanta merced le hagáis.
¿Pero por qué me estimáis
1920
libre, si esto no es cautela?

DOÑA ANA
Redondilla
  Porque después que os miré
me nacieron mil deseos.

BERNARDA
¿Así os arrojáis? ¡Teneos!

DOÑA ANA
Tenedme asido a mi fe.

BERNARDA
Redondilla
1925
  Es lenguaje toledano;
os hace tan lisonjero...

DOÑA ANA
A lo toledano os quiero
y muero a lo cortesano.

BERNARDA
Redondilla
  Como hay allá tantas damas
1930
traéis los filos agudos.

DOÑA ANA
Hablarán con vós los mudos.

BERNARDA
Ve, Rosela, a hacer las camas
Redondilla
  y enfunde esas almohadas
que al señor don Juan saqué.

DOÑA ANA
1935
¿Labrásteslas vós?

BERNARDA
No sé.

DOÑA ANA
A fe que están bien labradas.

BERNARDA
Redondilla
  Desviaos, ¿eso intentáis?

DOÑA ANA
La holanda pensé que asía,
lo blanco y blando podía
1940
engañarme.

BERNARDA
Bueno andáis,
Redondilla
  entraos acostar.

DOÑA ANA
¿Con quién?

BERNARDA
Con vós mismo.

DOÑA ANA
Ya, por Dios,
que aunque no lo pensáis vós
dormís conmigo también.

BERNARDA
Redondilla
1945
  ¿Cómo?

DOÑA ANA
Si os llevo en mi pecho
no me lo podéis negar.

BERNARDA
Despierta quisiera estar.

DOÑA ANA
[Aparte.]
Bueno por Dios, esto es hecho.
Redondilla
  ¡Oh!, blandura de Madrid,
1950
¿hay cosa más de estimar?
La presa os he de quitar,
traidor de Valladolid.
Redondilla
  Que ha de ser don Diego mío,
tarde o temprano.

BERNARDA
¿Qué habláis
1955
a solas?

DOÑA ANA
Tan bella estáis
que me acerco y me desvío
Redondilla
  como mariposa al fuego.

ROSELA
Celosa estoy, que es galán
por todo estremo don Juan.

BERNARDA
1960
Que os vais acostar os ruego.

DOÑA ANA
Redondilla
  Guiadme vós.

BERNARDA
Por aquí
habéis de entrar.

DOÑA ANA
¿Voy seguro?

ROSELA
Mas, ¿que la abraza a lo escuro?

DOÑA ANA
Venid delante de mí,
Redondilla
1965
  que es la luz tan necesaria.

BERNARDA
Ya no me fío de vós.

DOÑA ANA
Pues segura va por Dios,
que hay llaneza temeraria.


Acto III

Salen DON DIEGO Dávalos y MENDOZA .

MENDOZA
Redondilla
  ¿Que has andado en esos pasos?

DON DIEGO
1970
Después que a Toledo has ido,
Mendoza, me han sucedido
todos estos varios casos.

MENDOZA
Redondilla
  ¿Y que al toledano tienes
en casa?

DON DIEGO
Trájele aquí
1975
por regalarle.

MENDOZA
¡Ay de mí!

DON DIEGO
Triste de Toledo vienes,
Redondilla
  ¿qué nuevas hay por allá?
¿De mí no se trata nada?

MENDOZA
Ya está la novia olvidada.

DON DIEGO
1980
¡Jesús! ¿Olvidada está?

MENDOZA
Redondilla
  
(Aparte MENDOZA .)
Estalo de tal manera
que no sé della, por Dios,
porque quedamos los dos
de concierto en la ribera
Redondilla
1985
  que solo en Madrid entrase.
Hablé a don Diego y volví
pero ya ni estaba allí
ni sé que más me esperase.
Redondilla
  Que a Montalvo solo hallé
1990
con este mismo cuidado
y ansí habiendo imaginado
que arrepentida se fue
Redondilla
  dimos la vuelta a Toledo,
donde jamás pareció
1995
y ansí vuelvo solo yo
lleno de congoja y miedo,
Redondilla
  donde no hallándola aquí,
pienso que desesperada
hizo más larga jornada.

DON DIEGO
2000
¿Qué estás hablando entre ti?

MENDOZA
Redondilla
  Pensando, señor, estoy
quién sea ese toledano.

DON DIEGO
Tan galán, que a Feliciano
con él pesadumbre doy
Redondilla
2005
  porque le he dado licencia
para que a Bernarda hablase,
aunque me pesa que pase
de justa correspondencia.

MENDOZA
Redondilla
  ¿Pues qué ha hecho?

DON DIEGO
He sospechado
2010
que le va queriendo bien,
y aunque con ella también
su casamiento he tratado,
Redondilla
  era porque imaginé
no lo había de sentir,
2015
y heme pensado morir
después que lo concerté.
Redondilla
  Que mi ánimo es partirme
a Toledo, a ver mi esposa,
ansí por ser justa cosa,
2020
como por verla tan firme.
Redondilla
  Pero los celos han hecho
tan nuevos lazos en mí,
que cuando salga de aquí
será sin alma en el pecho.

MENDOZA
Redondilla
2025
  
(Aparte dice)
Esforzar es justa cosa
este amor, pues la desmaya,
porque a Toledo no vaya
donde ya no está su esposa.
Redondilla
  Afligido estoy, por Dios,
2030
a buen tiempo iré a Toledo.
Si a doña Ana halla no puedo
concertar, quiero a los dos,
Redondilla
  y quiéranse enhorabuena,
porque no se eche de ver
2035
la falta desta mujer
a quien ha muerto la pena.
Redondilla
  Porque allá con tanta están,
que han aumentado las mías.

(Sale LEONARDO , hermano de BERNARDA .)

LEONARDO
Daremos los buenos días,
2040
don Diego, al señor don Juan.

DON DIEGO
Redondilla
  Como fuéredes servido.

LEONARDO
¿Es Mendoza?

MENDOZA
Sí, señor.

DON DIEGO
Es mi correo mayor.

LEONARDO
Seas, Mendoza, bienvenido;
Redondilla
2045
  no paras, nunca estás quedo.

MENDOZA
Soy medio entre dos amantes,
que no hay lunas semejantes.

LEONARDO
¿Dónde has estado?

MENDOZA
En Toledo.

LEONARDO
Redondilla
  ¿Y cómo queda la esposa
2050
del señor don Diego?

MENDOZA
Buena,
porque está con menos pena
de su ausencia.

LEONARDO
Justa cosa
Redondilla
  merece mayor olvido.

MENDOZA
Que no lo será sospecho
2055
y que está medio deshecho
me dijo anteayer Leonido
Redondilla
  y mi señora doña Ana
en un monasterio.

DON DIEGO
Haremos
que ablande tantos estremos
2060
escribiéndole mañana
Redondilla
  y el día que allá me vea
del monasterio saldrá.

MENDOZA
Señor, enojada está;
pienso que imposible sea.

DON DIEGO
Redondilla
2065
  Como esto un marido acaba,
presto nos habremos de ir.

LEONARDO
Don Juan se sale a vestir.

DON DIEGO
Ya lo estad, pues que se lava.

(DOÑA ANA , con una ropa de levantar y una montera, una valona de hombre, los puños alzados, ROSELA , echándole agua con una fuente y LARA , con toalla.)

LEONARDO
Redondilla
  Buenos días, caballeros.

DOÑA ANA
2070
Con tal visita serán
muy buenos.

MENDOZA
Este es don Juan.

DOÑA ANA
¿Dónde bueno?

LEONARDO
Solo a veros.

MENDOZA
Redondilla
  ¡Cielos!, ¿que doña Ana está
en su casa de don Diego?
2075
Loco estuve; estuve ciego
cuando la buscaba allá.
Redondilla
  ¡Lo que sabe esta mujer!

DOÑA ANA
Muestra, Lara, esa toalla.

(Échale la toalla.)

MENDOZA
¿Podré hablalla? Quiero hablalla,
2080
que ella sabrá responder,
Redondilla
  que mujer tan entendida
no se turbará de verme.

LEONARDO
¿Duérmese bien?

DOÑA ANA
Bien se duerme.

ROSELA
¡Qué manos! Estoy perdida.
Redondilla
2085
  ¡Qué cara! Ya no me espanto
que mi ama pierda el seso.

MENDOZA
¿Hay tan estraño suceso?
¿Cómo me olvidaba tanto,
Redondilla
  señor don Juan?

DOÑA ANA
¿Es Mendoza?

LEONARDO
2090
¿Conoceisle?

DOÑA ANA
Es grande amigo;
estuvo un tiempo conmigo.

MENDOZA
Lo que mi alma se goza
Redondilla
  con vós no lo digo aquí,
que a su tiempo lo diré.
(Vase poniendo los puños y los botones poco a poco DOÑA ANA , y prosigue MENDOZA .)
2095
¿Dónde vais?

DOÑA ANA
Yo no lo sé,
para la Corte salí
Redondilla
  y de aquestos caballeros
he sido tan regalado
que a servillos me he quedado.

MENDOZA
2100
¡Cuánto me alegro de veros!;
Redondilla
  por el hábito miraba.

DOÑA ANA
Allá lo pienso poner.

LEONARDO
¿Qué más pruebas hay que hacer?

MENDOZA
¿Es Santiago o Calatrava?

DOÑA ANA
Redondilla
2105
  A Calatrava escogí.

MENDOZA
Bueno queda vuestro tío.

DOÑA ANA
¿Vístele?

MENDOZA
Es gran señor mío.

DOÑA ANA
¿Qué haces, Mendoza, aquí?

MENDOZA
Redondilla
  El señor don Diego trata
2110
casarse en Toledo.

DOÑA ANA
¿Bien?

MENDOZA
Y sirvo yo allá también,
que propiamente retrata.
Redondilla
  
(Aparte.)
Un caballero discreto
o mujer de gran valor.

DOÑA ANA
2115
Sirves al hombre mejor
de España.

MENDOZA
Yo os lo prometo,
Redondilla
  ¿agrádaos su talle y trato?

DOÑA ANA
¡Ay, Mendoza!, estoy perdida,
no he visto en toda mi vida
2120
tal hombre, pero es ingrato;
Redondilla
  tomad esta ropa allá.
(Da la ropa.)
Dame, Lara, un herreruelo,
capa y sombrero.

LEONARDO
En un vuelo.
Rosela.

ROSELA
Voy.

LARA
¿Aquí está?

LEONARDO
Redondilla
2125
  ¿Dónde quieres ir?

DOÑA ANA
Iré.
(Toma espada y herreruelo.)
A misa a la Concepción.

LEONARDO
Sabed si hay en la Pasión
misa.

DOÑA ANA
Por allí entraré;
Redondilla
  veámonos, seó Mendoza.

(Vase DOÑA ANA quitándose todos el sombrero.)

MENDOZA
2130
¿Siempre os tengo de servir?

LEONARDO
Lara, con él puedes ir.

DON DIEGO
Gentil mozo.

MENDOZA
[Aparte.]
Hermosa moza,
Redondilla
  no estoy en mí de contento.

LEONARDO
Di, Mendoza: ¿tú has servido
2135
a este don Juan?

MENDOZA
Suyo he sido
y haberle dejado siento;
Redondilla
  su madre me despidió
por cierta dueña de casa.

LEONARDO
¿Tiene alguna renta?

MENDOZA
Pasa
2140
de cuatro mil, pienso yo.
Redondilla
  Y tiene bien que heredar.

LEONARDO
Mucho emprendemos, don Diego.

DON DIEGO
Dejalde que esté bien ciego,
que él mismo os ha de rogar.

LEONARDO
Redondilla
2145
  Yo tengo fuera que hacer.

DON DIEGO
Y yo tengo que escribir,
aunque con vós quiero ir.

LEONARDO
No, que luego he de volver.

(Vanse LEONARDO y DON DIEGO solos.)

MENDOZA
Redondilla
  ¿Cómo estamos de la cuenta,
2150
Rosela, del otro día?
¿Podré pensar que eres mía?

ROSELA
Mucho pierde quien se ausenta.

MENDOZA
Redondilla
  ¿Cómo ansí, pesia a mi abuelo,
esto tenemos ahora?

ROSELA
2155
¿Mudándose mi señora
también yo me mudo?

MENDOZA
Apelo.

ROSELA
Redondilla
  No hay qué tratar, ya no hay cosa
como la dejaste en casa.

MENDOZA
En ausencia que no pasa.

ROSELA
2160
Es la mudanza forzosa.

MENDOZA
Redondilla
  Desde que vi, lo temía;
la Luna con arrebol.

ROSELA
¿Por qué piensas tú que el Sol
viene al mundo cada día?

MENDOZA
Redondilla
2165
  ¿Por qué?

ROSELA
Porque su presencia
ausenta dos mil ñublados
ladrones y enamorados
que se atrevan en su ausencia.

MENDOZA
Redondilla
  ¿Qué hay de Bernarda?

ROSELA
Que adora
2170
al toledano don Juan.

MENDOZA
Tiene razón, que es galán.

ROSELA
A cuanto mira enamora,
Redondilla
  ¡ay de mí!

MENDOZA
¿Suspiras?

ROSELA
Sí.

MENDOZA
¿Qué tienes?

ROSELA
El mismo mal.

MENDOZA
2175
¿Pues quiéresle?

ROSELA
Estoy mortal.

MENDOZA
¿Y él a quién se rinde?

ROSELA
A mí.

MENDOZA
Redondilla
  ¿Ha te lo dicho?

ROSELA
Mil veces
que le descalzo y desnudo.

MENDOZA
¿No te ha gozado?

ROSELA
Bien pudo.

MENDOZA
2180
Qué hermosos tres almueces;
Redondilla
  si hubiera con qué moler,
jugaran las tres aquí,
cada una para sí,
que juntas no puede ser.
Redondilla
2185
  En fin, ¿tú me has olvidado?

ROSELA
No es disculpa suficiente
este ángel.

MENDOZA
Estar yo ausente
mayor disculpa te ha dado.
Redondilla
  En mi vida me enojé
2190
porque ausente me olvidasen,
que como dos horas pasen
bastante disculpa fue.
Redondilla
  Pero pésame que alabes
ese medio hombre.

ROSELA
¿Medio hombre?

MENDOZA
2195
Y aun le sobra el medio nombre.

ROSELA
Poco de sus cosas sabes;
Redondilla
  es valiente como un Cid.

MENDOZA
Aquel niño, aquel enano...

ROSELA
Bueno es eso, es toledano
2200
y trasplantado en Madrid.

MENDOZA
Redondilla
  Bravamente comes pollos,
reniego de mí.

ROSELA
¡Detente!

MENDOZA
¿Valiente aquel?

ROSELA
Muy valiente.

MENDOZA
Quedito molde de tollos.

ROSELA
Redondilla
2205
  Estampa de majaderos,
yo puedo hablar.

MENDOZA
Yo matalla.

ROSELA
¿Celitos?

MENDOZA
( [Aparte.]
Quiero engañalla.
Óyete, lechón sin cueros.

ROSELA
Redondilla
  Óyete, cuero sin lío.

MENDOZA
2210
Pues, señora pesebrera,
conmigo se estrella afuera.

ROSELA
No haya más, Mendoza mío,
Redondilla
  que soy tuya.

MENDOZA
¿El toledano vive?

ROSELA
No.

MENDOZA
¿Pues quién?

ROSELA
Tú.

MENDOZA
Toca.

ROSELA
2215
Camina y calla la boca.

MENDOZA
¡Qué blanda tienes la mano!

(Vanse.)
(Sale FELICIANO , DOÑA ANA y LARA .)

FELICIANO
Redondilla
  Sabiendo que aquí vivís
os espero para hablaros.

DOÑA ANA
Y yo he deseado hallaros
2220
para ver lo que sentís
Redondilla
  de aquel pasado disgusto.

FELICIANO
Lejos voy de enemistad
y dais a mi voluntad,
señor don Juan, premio injusto.
Redondilla
2225
  Creed que soy vuestro amigo.

DOÑA ANA
Si lo supiera no hablara
desta suerte, antes me holgara,
que tratárades conmigo
Redondilla
  de cosas que os cuestan tanto.

FELICIANO
2230
Cuéstanme el alma y la vida;
hoy mi esperanza perdida
a vuestros rayos levanto.
Redondilla
  Quiéroos decir lo que pasa,
aunque abreviando de estremos
2235
si es que estar solos podemos.

DOÑA ANA
¿Lara?

LARA
Señor.

DOÑA ANA
Vete a casa.
(Vase LARA .)
Redondilla
  Por aqueste cimenterio
nos podemos pasear.

FELICIANO
Su Cruz os puedo jurar
2240
que ha sido hallarnos misterio,
Redondilla
  pues de no haberos hallado,
que acabara con don Diego.

DOÑA ANA
Soy su amigo, habladme os ruego
en sus negocios templado,
Redondilla
2245
  porque es ofenderme.

FELICIANO
Oíd,
que yo os responderé luego.

DOÑA ANA
Ya escucho.

FELICIANO
Cuando don Diego
Dávalos vino a Madrid,
Redondilla
  había más de dos años
2250
que yo a Leonarda servía
y aunque della no tenía
favores, tenía engaños.
Redondilla
  Y engaños tan bién fundados,
que estuvo a pique de ser
2255
muchas veces mi mujer,
bien lo saben sus crïados.
Redondilla
  Si en aquesta posesión
pudo poner tu esperanza,
no es cosa que agravio alcanza
2260
al bien de mi pretensión.
Redondilla
  Pero si él iba a casarse
con tanto gusto y contento,
quitarme mi casamiento,
¿con qué puede disculparse?
Redondilla
2265
  Demás que por Dios del cielo
que me dicen que doña Ana
es un sol en cifra humana
y un ángel en mortal velo.
Redondilla
  ¿Qué quiere este hombre casado?
2270
Si la firma al hombre obliga,
que es grande para su amiga
Bernarda y yo soy honrado.
Redondilla
  Y si palabra me dio
en el campo, no ha cumplido
2275
la fe que me ha prometido,
pues a su casa os llevó,
Redondilla
  donde me dicen que andáis
della tan enamorado
que estáis ya medio casado
2280
o que casaros tratáis.
Redondilla
  Declaradme esos enredos,
que somos muchos maridos
y de tantos escogidos
han de nacer muchos miedos.
Redondilla
2285
  Por Dios que pues sois, don Juan,
caballero tan honrado,
tan a vós mismo obligado,
cuanto los nobles lo están,
Redondilla
  volváis por mi honor aquí
2290
poniendo en esto remedio,
que a no estar vós de por medio
nunca lo tratara ansí.

DOÑA ANA
Redondilla
  Que yo disculpe a don Diego
no es cosa puesta en razón
2295
ni que en tanta confusión
quiera añadir leña al fuego.
Redondilla
  Conozco que está culpado
y que no ha cumplido bien
con su nobleza y con quien
2300
le tiene tan obligado.
Redondilla
  Que la señora doña Ana
es mi deuda y mereciera
que con su merced tuviera
correspondencia más llana.
Redondilla
2305
  Que ha sido muy grande afrenta
suya y nuestra haber dejado
casamiento tan honrado
por la variedad que intenta.
Redondilla
  Y así digo que desde hoy
2310
seré muy de vuestra parte
porque deste honor se aparte
de quien ofendido estoy.
Redondilla
  Que cuando le defendí
en el campo no sabía
2315
quién era y la ofensa mía.

FELICIANO
¿Pues qué es lo que haréis por mí?

DOÑA ANA
Redondilla
  Más de lo que vós pensáis.

FELICIANO
¿Cómo?

DOÑA ANA
¿A Bernarda queréis?

FELICIANO
Tanto como conocéis
2320
de lo que en ella miráis.
Redondilla
  Porque sola su hermosura
pudiera igualar mi amor.

DOÑA ANA
Sufriréis cierto favor
que hacerme agora procura
Redondilla
2325
  si resulta en vuestro bien.

FELICIANO
Si como no pierda honor.

DOÑA ANA
Celoso de vuestro amor
quiere estorbar que os la den
Redondilla
  Don Diego con un enredo
2330
y concierta con Leonardo
pintándome muy gallardo
y lo mejor de Toledo.
Redondilla
  Que me la dé por mujer,
el codicioso de hacienda,
2335
ha querido que ella entienda
que puede venirlo a ser.
Redondilla
  Ella pensando que ya
está acabado conmigo,
a todo cuanto le digo
2340
tanto crédito me da,
Redondilla
  que esta noche ha de venir
a mi aposento en secreto.

FELICIANO
¡Ay de mí!

DOÑA ANA
Si sois discreto
con vós habrá de salir.

FELICIANO
Redondilla
2345
  ¿De qué suerte?

DOÑA ANA
En viendo acaso
salir a los dos amigos
que tenéis por enemigos
habéis de alargar el paso
Redondilla
  y entraros en mi aposento,
2350
donde yo os esconderé.

FELICIANO
¿Fiaré de vós?

DOÑA ANA
Soy en fe
lo que en luz el firmamento.
Redondilla
  Poneos en frente de casa
y entraos porque allí os espero.

FELICIANO
2355
Sois noble, sois caballero.

DOÑA ANA
Diferente amor me abrasa
Redondilla
  que el de Bernarda.

FELICIANO
Eso creo
y que veis mis desatinos.

DOÑA ANA
Porque de varios caminos
2360
voy al fin de mi deseo.

(Entra DON DIEGO y BERNARDA .)

BERNARDA
Redondilla
  ¿Vós no lo habéis concertado
que me ponéis culpa a mí?

DON DIEGO
De Feliciano creí
que era caballero honrado
Redondilla
2365
  y que verdad me decía
y viéndole vuestro dueño
hice despertar del sueño
la loca esperanza mía.
Redondilla
  Y para vengarme dél,
2370
el bien le quise quitar
y ansí os intenté casar.

BERNARDA
Los ojos he puesto en él
Redondilla
  como en quien es mi marido,
y bien nos está, por Dios,
2375
el casamiento a los dos,
que no lo impidáis os pido.
Redondilla
  Porque ansí vós cumpliréis
vuestra palabra en Toledo
y yo con mi gusto quedo
2380
y la merced que me hacéis.

DON DIEGO
Redondilla
  ¿Que esto he venido a escuchar?

BERNARDA
Si vós tuvistes la culpa
y ella misma es mi disculpa,
¿cómo me podéis culpar?
Redondilla
2385
  No hay burlas donde hay amor
que la voluntad se pasa
como ajedrez de una casa,
siempre a otra casa mejor.

DON DIEGO
Redondilla
  Es mejor casa don Juan.

BERNARDA
2390
Por mi fe, que es un arfil
como en labrado marfil.

(Entra DOÑA ANA .)

DOÑA ANA
A solas hablando están.
Redondilla
  Y aunque escucharlos quisiera
los celos no lo permiten,
2395
las ocasiones se quiten,
que amando es necio el que espera.
Redondilla
  ¡Oh, mi señora! ¡Oh, don Diego!

DON DIEGO
¿Señor don Juan?

BERNARDA
Mi señor.

DON DIEGO
Muero de celos.

BERNARDA
De amor muero.

DOÑA ANA
2400
¡En tanto mar me anego!
Redondilla
  ¿De qué se trata?

DON DIEGO
Esforzaba
mi esperanza y derribola
sola una palabra.

DOÑA ANA
¿Sola?

DON DIEGO
¿Y no bastaba?

DOÑA ANA
Sobraba.
Redondilla
2405
  ¿Pero qué palabra fue?

DON DIEGO
Decirme que os quiere a vós.

DOÑA ANA
Atrevida fue, por Dios.

BERNARDA
Es atrevida la fe.

DOÑA ANA
Redondilla
  Favoreced a don Diego.

BERNARDA
2410
¿Vós me lo rogáis?

DOÑA ANA
Yo hago
sus partes, que ansí le pago
lo que le debo.

BERNARDA
Eso niego.

DOÑA ANA
Redondilla
  Si él ha rogado por mí,
con qué le puedo pagar.

BERNARDA
2415
Mucho me quiero agraviar
de que lo digáis ansí.
Redondilla
  Fuera de que ya en Toledo
le está aguardando su esposa,
pues a quien ya se desposa,
2420
¿qué esperanza darle puedo?

DOÑA ANA
Redondilla
  Tenéis en eso razón,
pero si él por vós la deja...

BERNARDA
Tendré yo la misma queja
mañana en otra ocasión.

DON DIEGO
Redondilla
2425
  Si a doña Ana vi en mi vida,
ni a doña Ana tuve amor,
jamás alcancé favor,
Bernarda, en cosa que os pida.
Redondilla
  Si desde el punto que os vi
2430
de doña Ana me acordé,
como yo pago su fe,
ansí me paguéis a mí.
Redondilla
  Si doña Ana ha merecido
una carta de mi mano,
2435
que el indigno Feliciano
venga a ser vuestro marido.
Redondilla
  Que pensáis vós que es doña Ana
un demonio para mí,
que cuando león nací,
2440
nació para mí cuartana.
Redondilla
  Dé lugar, don Juan, que yo
por Toledo os aseguro.

DOÑA ANA
Y yo por Toledo os juro
que cuanto aquí dice oyó
Redondilla
2445
  y que sabe su intención,
como yo que aquí le escucho.

BERNARDA
Mucho es su amor.

DOÑA ANA
Pues si es mucho,
que le paguéis es razón.

BERNARDA
Redondilla
  ¿Qué me mandáis vós que haga?

DOÑA ANA
2450
[Aparte.]
¡Ay triste, que se enternece!

BERNARDA
La que a vós bien os parece,
bien es que me satisfaga.
Redondilla
  Quiero picarle por ver
si habla de veras o no.

DOÑA ANA
2455
Lengua que tan mal habló
mereciera enmudecer.

BERNARDA
Redondilla
  ¿No decís qué haré por él?

DOÑA ANA
No tiene la voluntad
ley, ni el gusto calidad.
2460
Bien se emplea todo en él.

BERNARDA
Redondilla
  ¿Queréis que le dé una mano?

DOÑA ANA
¿Qué hice, triste de mí?

DON DIEGO
Don Juan lo siente.

BERNARDA
Eso sí.

DON DIEGO
Vós, don Juan, terciáis en vano,
Redondilla
2465
  porque en los ojos se os ve,
que os pesa deste favor.

DOÑA ANA
Es celo de vuestro amor
y es agravio de mi fe.
Redondilla
  Digo otra vez que si gusta
2470
de abrazaros, se lo ruego.

BERNARDA
¿Que le abrace? Pues yo llego.

(Pónese en medio.)

DOÑA ANA
¡Ah, falsa! ¡Ah, traidora! ¡Ah, injusta!
Redondilla
  Mi sospecha queda cierta,
que habiéndote conocido,
2475
ni pueda ser tu marido
como tu hermano concierta.
Redondilla
  Ni será el mundo bastante
si Dios no me vuelve a hacer,
bien digo, que soy mujer.

BERNARDA
2480
¡Ah, falso traidor amante!,
Redondilla
  solo probarse quería,
en tu vida te he de hablar.

(Vase.)

DON DIEGO
Detenla.

DOÑA ANA
Déjala entrar.

DON DIEGO
Espera, Bernarda mía.

DOÑA ANA
Redondilla
2485
  Tente, no vayas tras ella,
que tengo que hablar contigo.

DON DIEGO
No has hecho oficio de amigo
con mi honor delante della.
Redondilla
  Tratas que sea mi esposa
2490
y en mi presencia la abrazas.
Todas fueron falsas trazas
y una apariencia engañosa.
Redondilla
  Muero por ella, ¿qué haré?

DOÑA ANA
Gozalla.

DON DIEGO
¿De qué manera
2495
pues no hay cosa que más quiera
que a ti?

DOÑA ANA
Yo te lo diré.
Redondilla
  Sácame, pues tu podrás,
de la obligación que tengo
a Leonardo, por quien vengo
2500
a sentir tus cosas más,
Redondilla
  que yo la pondré en tu mano.

DON DIEGO
Tanto, Leonardo, me quiere
que así mismo me prefiere.
Digo que a Leonardo allano.

DOÑA ANA
Redondilla
2505
  Pues alto, yo te daré
esta noche a quien deseas
donde la hables y veas,
y haré que contigo esté.

DON DIEGO
Redondilla
  ¿Cumpliraslo?

DOÑA ANA
Es mi deseo,
2510
mira si podré faltar.
Vete un rato a pasear
que viene Leonardo y creo
Redondilla
  que es mejor que no te vea.

DON DIEGO
Mira que fío de ti.

DOÑA ANA
2515
Para servirte nací,
aunque tu amor no lo crea,
Redondilla
  que es sin duda que te quiero
mil veces más que a Bernarda.

DON DIEGO
Qué alma tienes tan gallarda,
2520
eres al fin caballero.

DOÑA ANA
Redondilla
  Mal conoces lo que entablo.

DON DIEGO
Tu esclavo seré.

DOÑA ANA
Camina.
(Vase DON DIEGO .)
Que mal don Diego adivina
que no siento lo que hablo,
Redondilla
2525
  pues sepa que entablo juego
en que no goce la dama,
porque aborrecer por fama
solo puede un hombre ciego.

(Entra FELICIANO .)

FELICIANO
Redondilla
  Don Diego apenas salió
2530
cuando por la puerta entré.

DOÑA ANA
¿Si te vio alguno?

FELICIANO
No sé,
pienso que nadie me vio.

DOÑA ANA
Redondilla
  Éntrate en ese aposento
y detrás de una cortina
2535
me aguarda.

FELICIANO
Voy.

(Éntrase, quedito.)

DOÑA ANA
Imagina
que va en tus plantas el viento.
Redondilla
  Trazándose va el enredo,
galán de Valladolid,
presto veréis en Madrid
2540
qué ingenios hay en Toledo.
Redondilla
  Buen principio y favorable.
(Entra ROSELA .)
Aquí amor.

ROSELA
Quiéresme dar
cuatro de dos de lugar
para que en mi amor te hable.

DOÑA ANA
Redondilla
2545
  
( Aparte.
Quiero el diablo que te lleve.
¿Hay tan pesada fregona?
¿Qué hay Rosela?

ROSELA
Esa persona
hecha de rosas y nieve
Redondilla
  me trae tan opilada
2550
que de tristezas me muero.

DOÑA ANA
Pues yo soy como un acero,
toma acero si te agrada.

ROSELA
Redondilla
  A las almas más remotas
llevarás, don Juan, tras ti.
2555
No sé qué diablos me vi
descalzándote las botas.

DOÑA ANA
Redondilla
  Como Roldán habré sido,
encantado tengo el pie.

ROSELA
Coz de amor sin duda fue,
2560
pues que con el pie me ha herido.

DOÑA ANA
Redondilla
  Al cuero de aquellas botas
es bien que culpa le den,
que querer el cuero bien
es muy propio de pelotas.
Redondilla
2565
  Y de que este amor te encarne
me admiro, aunque considero
que te ha entrado por el cuero
como a los más por la carne.

ROSELA
Redondilla
  No pienses que así me aprieta.

DOÑA ANA
2570
Sí harán, de vaqueta son.

ROSELA
Hasta el mismo corazón
se me ha entrado la vaqueta.

DOÑA ANA
Redondilla
  Digo que quererte es justo
y que con tu amor me admiras,
2575
los hombres a los pies miras,
vive Dios que tienes gusto.

ROSELA
Redondilla
  En mi vida me agradó
edificio sin cimientos,
nobleza y bajos intentos,
2580
ni fee que en traición paró.
Redondilla
  Amor con viles empleos,
culebra con rostro humano,
pavón con plumas lozano
y hombre hermoso con pies feos.

DOÑA ANA
Redondilla
2585
  Por tu buen gusto, esta noche
hablarte, Rosela, quiero.

ROSELA
Baja, noche, que te espero;
enluta ese negro coche.
Redondilla
  ¡Oh, clara Luna!, si agora
2590
amaras aquel pastor.

DOÑA ANA
Miren lo que enseña amor.

ROSELA
Señala, mi bien, la hora
Redondilla
  para que te vaya a ver.

DOÑA ANA
A las diez podrás venir,
2595
y agora te puedes ir
que tengo un poco que hacer.

ROSELA
Redondilla
  ¿No me darás una prenda?

DOÑA ANA
¿Mi palabra no lo es?

ROSELA
Es mucho que prendas des
2600
para que gozarte emprenda.
Redondilla
  Dame esa mano.

(Toma la mano.)

DOÑA ANA
Y el vientre
querrás al uso del rastro.

ROSELA
¡Ay, mi don Juan, qué alabastro!

DOÑA ANA
¿Quieres que Leonardo entre?

DOÑA ANA
Redondilla
2605
  Ireme por esta mano
hasta los brazos.

DOÑA ANA
Bien puedes.
(Abrázanse.)
Bueno quedo, no te enredes.

ROSELA
¡Ay, bellaco toledano!

(Vase ROSELA .)

ROSELA
Redondilla
  ¡Ay, fregona de Madrid!
2610
Ya se fue, bueno va todo.

(Sale BERNARDA sola.)

BERNARDA
¿Es don Juan?

DOÑA ANA
Yo soy.

BERNARDA
¿De modo
que a otro me dais?

DOÑA ANA
Advertid,
Redondilla
  mi bien, que ha sido probaros
y cumplir con aquel loco,
2615
porque todo el mundo es poco
para dejar de gozaros.
Redondilla
  Sois el alma desta vida,
sois primero movimiento
de mi propio entendimiento,
2620
sois la cosa más querida
Redondilla
  que mis sentidos conocen,
los ojos por esas bellas
luces porque no hay estrellas
que como las vuestras gocen.
Redondilla
2625
  Los oídos escuchando
ese ingenio peregrino,
que el instrumento divino
estuvo perficionando.
Redondilla
  No hay jardín de varias flores
2630
como vós, no hay blanda pluma
como tocaros, en suma,
sois toda un templo de amores,
Redondilla
  donde el gusto, a quien he puesto
por el último sentido,
2635
con palabra de marido
está a gozaros dispuesto.

BERNARDA
Redondilla
  Eso basta para indicio
de vuestro engaño, advertid
que habéis pasado a Madrid
2640
de Toledo el artificio.
Redondilla
  Por mi vida que con menos
ganastes mi voluntad,
mas nunca tratan verdad
amores de engaños llenos.
Redondilla
2645
  Yo os deseo y es de suerte,
que esta, don Juan, reducida
a vuestro gusto mi vida
y a vuestro desdén mi muerte.
Redondilla
  Quiéroos creer, porque amor
2650
es muy fácil en creer,
y porque en una mujer
tiene más fuerza su error.
Redondilla
  Esforzad vuestro deseo
con mi hermano y estorbad
2655
esta loca voluntad
que ahora en don Diego veo;
Redondilla
  pues de pasar adelante
tanto peligro resulta.

DOÑA ANA
Leonardo no dificulta
2660
mi gusto y si es importante
Redondilla
  don Diego para impedir
lo que los dos pretendemos,
si vós queréis, remediemos
el peligro por venir;
Redondilla
2665
  que es alta razón de estado
entre discretos hacer
que el mal, cuando venga a ser,
venga estando remediado.

BERNARDA
Redondilla
  ¿Qué remedio pensáis vós
2670
que bastara con don Diego?

DOÑA ANA
Darle con la capa, y ciego
juntarnos, mi bien, los dos.

BERNARDA
Redondilla
  ¿Dónde?

DOÑA ANA
En mi propio aposento,
y llamando a vuestro hermano,
2675
daros de esposo la mano
y firmar el casamiento.
Redondilla
  Y que don Diego en buen hora
se vaya con su mujer.

BERNARDA
Peligro puede correr
2680
mi fama.

DOÑA ANA
¿Cómo, señora?
Redondilla
  Juramento hago al cielo
de no tocaros la mano.

BERNARDA
Lo que es llamar a mi hermano
me va quitando el recelo.
Redondilla
2685
  ¿A qué hora iré?

DOÑA ANA
A las diez
me parece conveniente.

BERNARDA
¿Mi hermano ha de estar presente?

DOÑA ANA
Bernarda, el cielo es juez
Redondilla
  de la palabra que os doy.
2690
Si ofensa os hiciere, digo
que un rayo sea mi castigo.

BERNARDA
Ahora bien segura voy
Redondilla
  de que habéis de proceder
como noble en tal lugar.

DOÑA ANA
2695
Segura podéis estar
como con otra mujer.

(Vanse. Sale CLARINO y MONTALVO .)

MONTALVO
Redondilla
  Ya estás, señor, en Madrid,
a muy buen tiempo has llegado.

CLARINO
¿Por ventura habrá pasado
2700
doña Ana a Valladolid?

MONTALVO
Redondilla
  Si don Diego se volvió,
no dudo que le siguiese,
pero dudo que volviese,
si no es que la conoció.

CLARINO
Redondilla
2705
  La casa deste Leonardo
¿dónde es?

MONTALVO
Mendoza decía
que a la Pasión.

CLARINO
Sí sería,
pues tanta pasión aguardo.
Redondilla
  En ella estará don Diego
2710
y él sabrá desta mujer
cuyo amor, y amor sin ver,
fue de nuestras honras fuego.
Redondilla
  Era venir en su traje
esto, que disculpa tiene,
2715
pero es venir como viene
deshonra de su linaje.
Redondilla
  ¿Hay tan grande atrevimiento?
¿Hay tal locura? ¿Hay tal cosa?
Una mujer virtüosa
2720
y de tal recogimiento,
Redondilla
  ciega de locos antojos
se puso ajenos vestidos,
amando por los oídos
lo que no vio por los ojos.
Redondilla
2725
  ¿A quién dirán que es verdad,
que no digan que es mentira?

MONTALVO
Mucho desdice la ira
de la anciana gravedad.
Redondilla
  Repórtate y considera
2730
que no es la primer mujer.

CLARINO
Flaqueza tiene su ser
desde la mujer primera.
Redondilla
  Pierdo, Montalvo, el honor
en la desdicha presente,
2735
por amigo, por pariente,
por anciano y por tutor.
Redondilla
  ¿Y es posible que la veen
ojos que no la conocen?

MONTALVO
Por Dios que la desconocen,
2740
puesto que muy cerca estén.
Redondilla
  Porque el brío es varonil
que importa en transformaciones
y muy de hombre las razones.

CLARINO
Tiene un ingenio sutil,
Redondilla
2745
  pero yo juzgo por ciego
el que no vee que es mujer.

MONTALVO
Ya lo debe de saber,
señor Clarino, don Diego.
Redondilla
  La noche pasa y las calles,
2750
aunque grandes y anchas son,
se escurecen; ya es razón
que en ellas tus quejas calles.
Redondilla
  A la mañana podrás
buscar a Leonardo y luego
2755
tendrás nuevas de don Diego,
y de doña Ana sabrás.

CLARINO
Redondilla
  No he de dormir en Madrid
con un pesar tan crüel
hasta ver si están en él
2760
o van a Valladolid.
Redondilla
  Camina hacia la Pasión,
que yo sabré preguntar.

MONTALVO
Luces hay y a quien hablar.

CLARINO
Verdad dices, tiendas son.
Redondilla
2765
  Allí nos informarán
tan bien como a la mañana
cómo se llama doña Ana.

MONTALVO
Ella dijo que don Juan.
Redondilla
  ¿Qué le dirás a don Diego?

CLARINO
2770
¿Que es don Juan un hijo mío?

MONTALVO
De tu cordura confío
que le hablarás con sosiego.

CLARINO
Redondilla
  Tú verás mi proceder
aunque más enojo tenga.

MONTALVO
2775
No hay desdicha que no venga
por ocasión de mujer.

(Vanse. Salen DOÑA ANA , que es DON JUAN y MENDOZA .)

DOÑA ANA
Redondilla
  Ya me tienes entendida.

MENDOZA
Y me parece muy bien.

DOÑA ANA
Solo en que en Madrid estén
2780
me va, Mendoza, la vida.

MENDOZA
Redondilla
  No habrá Dios amanecido
cuando a Toledo me parta
y dé a Clarino esta carta;
tú puedes mudar vestido.

DOÑA ANA
Redondilla
2785
  Déjame, tú, hacer a mí
lo que tocare a mi parte.

MENDOZA
¿Qué resulta de avisarte?

DOÑA ANA
No perdamos tiempo aquí.
Redondilla
  Yo me entro en el aposento,
2790
mira que has de encaminar
a Bernarda a otro lugar.

MENDOZA
Ya estoy en tu pensamiento.

DOÑA ANA
Redondilla
  ¿Y sabes lo que has de hacer
con don Diego?

MENDOZA
Está segura.

DOÑA ANA
2795
Ayúdame, noche escura.

MENDOZA
Dime: ¿ha estado sin comer
Redondilla
  Feliciano todo el día?

DOÑA ANA
No, que yo propia le di
una conserva.

MENDOZA
Eso sí.
2800
¿Y hubo vino?

DOÑA ANA
¡Ay, noche mía!

MENDOZA
Redondilla
  Entra, no temas.

DOÑA ANA
Tembla[n]do
pongo en el suelo los pies.

MENDOZA
Efeto del temor es.

DOÑA ANA
Di que le estoy esperando.

(Vase DOÑA ANA .)

MENDOZA
Soneto
2805
  Mujer fue la primera que en la tierra
puso tanta discordia en los mortales;
mujer enseñó letras con las cuales
todas las ciencias el ingenio encierra.
Mujer nos rinde y nuestros rostros hierra
2810
y pone hasta en las almas las señales.
Mujer pudo pisar cetros reales
y mujer fue inventora de la guerra.
Mujer con su flaqueza abrasa el mundo.
Puso por tierra a Troya, a Grecia, a España.
2815
La ciencia y la virtud tienen su nombre.
Es ángel, aunque es furia del profundo,
y con ser la mujer quien tanto daña,
donde ella falta, no se alegra el hombre.

(Sale BERNARDA , sola.)

BERNARDA
Redondilla
  Don Juan me ha dicho que está
2820
aguardándome Mendoza.

MENDOZA
¿Es Bernarda?

BERNARDA
Es quien hoy goza
el premio que amor le da.

MENDOZA
Redondilla
  Entra al primer aposento,
que al segundo esta don Juan.

BERNARDA
2825
En los oídos me dan
las reliquias de su acento.

MENDOZA
Redondilla
  No pares de ningún modo,
como digo, en el primero.

BERNARDA
No hay bien como el bien que espero;
2830
no hay honor, piérdase todo.

(Vase BERNARDA .)

MENDOZA
Redondilla
  Entrose, bien se va haciendo.

(Entra DON DIEGO , de noche.)

DON DIEGO
¿Es Mendoza?

MENDOZA
Mi señor.

DON DIEGO
¿Entró Bernarda?

MENDOZA
Y de amor
tuyo se va deshaciendo.

DON DIEGO
Redondilla
2835
  ¿Hay dicha como la mía,
que en fin la viste pasar?

MENDOZA
Agora acaba de entrar.

DON DIEGO
Qué prolijo ha sido el día,
Redondilla
  no pensé que se acabara.

MENDOZA
2840
Díjome que tengas cuenta
que al entrar nadie te sienta;
y sobre todo repara
Redondilla
  que te aguarda en el primero.

DON DIEGO
Así lo dijo don Juan.

(Éntrase.)

MENDOZA
2845
Buenos por mi vida van.
Esto es hecho ya, ¿qué espero?
Redondilla
  Voy donde Rosela aguarda,
que a don Juan espera ver,
a fe, que han de conocer
2850
la toledana gallarda.

(Éntrase, salen CLARINO , LEONARDO , MONTALVO con una hacha.)

LEONARDO
Romance (tirada)
  Aquí me podéis hablar,
que sin duda le importaba
no menos que honor, vida,
a quien a tal hora llama.
2855
Agradeced que os abrieron
por respetar vuestras canas,
y porque traigo estos días
cierta sospecha en el alma.

CLARINO
Yo vengo desde Toledo,
2860
señor Leonardo, con ansia,
de hallar a don Diego aquí,
que soy deudo de doña Ana.
Vame la vida y la honra
en hablarle dos palabras.

LEONARDO
2865
Ya sé lo que le queréis
y vuestra razón es llana,
que habiendo os la dado a vós,
no fue bien hecho quebrarla.
Ya me dijo aquestos días
2870
que determinado estaba
de ir a Toledo y hacer
enmienda de tanta falta.
¡Hola!, llama a ese aposento
y llega esa lumbre. ¡Acaba!
(Dentro.)
2875
¡Ah, señor don Diego!

DON DIEGO
¿Quién
llama?

LEONARDO
Leonardo llama.

DON DIEGO
Leonardo, si habéis sabido
el error de vuestra hermana:
siendo mi mujer, ¿qué importa?
2880
Yo la tengo y esto basta.

LEONARDO
¡Válgame el cielo!, ¿qué es esto?
¡Traidor don Diego, en mi casa!
¡Abre o romperé la puerta!

CLARINO
¡Ay, triste!

MONTALVO
Desdicha estraña.

CLARINO
2885
Nunca yo hubiera venido.

LEONARDO
Traidor don Diego, ¿así guardas
la fe dada a los amigos?
¡Págasme bien la posada!

DON DIEGO
Si es mi mujer, ¿qué te alteras?

LEONARDO
2890
Cuando yo te la negara,
fuera disculpa.

DON DIEGO
Después
sabrás, Leonardo, la causa.

LEONARDO
Sal en paz, abre la puerta,
pues que tu mujer la llamas.

DON DIEGO
2895
Digo que soy tu marido;
salgamos juntos, Bernarda.

(Salen DON DIEGO y DOÑA ANA , en hábito de mujer.)

LEONARDO
¿Quién dice que es tu mujer?

DON DIEGO
Bernarda.

DOÑA ANA
Yo soy doña Ana,
que he buscado a mi marido.

LEONARDO
2900
¿Qué dices?

DOÑA ANA
Lo que pasa.

DON DIEGO
¿Doña Ana?, ¿pues no es don Juan?

CLARINO
¿Hija?

DOÑA ANA
Clarino, ¿aquí estabas?

LEONARDO
Hecho notable.

MENDOZA
Famoso.

CLARINO
Gran valor.

MENDOZA
Heroica hazaña.

DON DIEGO
2905
¿Don Juan, doña Ana o quién eres?
Digo que estoy con Bernarda
y que está en ese aposento.

LEONARDO
Alguna desdicha falta,
¿qué dices, don Diego?

DON DIEGO
Digo
2910
que estaba dentro tu hermana.

LEONARDO
¡Ah, Bernarda!

BERNARDA
Aquella voz
conozco, ¡ay, terrible infamia!
pero amor es la disculpa
y tu valor quien me llama.

(Sale afuera BERNARDA .)

DON DIEGO
2915
¿Ves si tengo yo razón?

LEONARDO
Vil mujer: ¿con quién estabas?

BERNARDA
Con don Juan, que es mi marido.

LEONARDO
¿Cómo, si es don Juan, doña Ana?

DOÑA ANA
Yo soy doña Ana y don Juan.

BERNARDA
2920
Digo, señores, que estaba
con un hombre que está dentro,
aunque guardando mi fama.

LEONARDO
¿Hombre dentro? ¿Cómo es eso?
Muestra esa hacha.

DON DIEGO
Ten la espada.

(Sale FELICIANO .)

FELICIANO
2925
Yo soy el que dentro estoy,
que solo os debo palabras,
porque solo he pretendido
guardar a tu honor la cara.
Feliciano soy, ¿qué miras?

DON DIEGO
2930
¿Qué es esto?

BERNARDA
Señor, yo estaba
con don Juan.

DOÑA ANA
Conmigo ha sido,
que he dado a todo la traza.
Yo tengo culpa de todo,
porque viéndome burlada
2935
en el hábito que veis
quise volver por mi fama.
Y no penséis que esto es solo,
que porque Mendoza amaba
a Rosela, hice una industria
2940
con que están juntos.

LEONARDO
¿Qué aguarda
mi brazo en vengar mi injuria?

CLARINO
Ya es tarde para venganzas;
haz como cuerdo, Leonardo,
pues, antes que pierdes ganas.

LEONARDO
2945
Sal aquí, infame Rosela.

(Sale ROSELA y MENDOZA .)

ROSELA
¿De qué, mi señor, te espantas?

LEONARDO
De que con un hombre estés.

ROSELA
Conozco que fui engañado
del amor de un caballero.

DOÑA ANA
2950
Ya ese caballero es dama,
que Mendoza está contigo.

MENDOZA
Yo soy y no pierdes nada.

CLARINO
¿Hay tan grande confusión?
Quieres que en una palabra
2955
reduzga a paz esta guerra.

LEONARDO
Sola tu prudencia basta.

CLARINO
Doña Ana y don Diego son
marido y mujer.

DON DIEGO
Yo estaba
ciego en los rayos del Sol,
2960
mas en mi disculpa clara,
no estimé lo que no vi;
lo no visto no se agravia.
Si ella quiere, soy su esposo.

DOÑA ANA
La mano le doy.

DON DIEGO
Yo el alma.

CLARINO
2965
Feliciano es caballero.

LEONARDO
Si Feliciano llegara
a pedírmela, tuviera
a dicha darle mi hermana.

CLARINO
Pues dele la mano agora.

FELICIANO
2970
Su esposo soy de Bernarda.

BERNARDA
Del engaño estoy contenta.

MONTALVO
Mendoza y Rosela faltan.

LEONARDO
Yo los caso y doy en dote
mil ducados y una casa.

MENDOZA
2975
Valen ya poco en Madrid.

LEONARDO
Casa donde quiera es patria.

CLARINO
Doña Ana, don Diego y yo
después que juntos se hagan
los tratados casamientos,
2980
con amistad confirmada,
nos iremos a Toledo.

DON DIEGO
Aquí, Senado, se acaba,
con deseo de serviros,
La gallarda toledana.