Félix Lope de Vega y Carpio

LAS FAMOSAS ASTURIANAS




Texto utilizado para esta edición digital:
Las famosas asturianas. Alicante, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2000. Edición digital a partir de: Sainz de Robles, Federico C. (ed.), Obras escogidas, I. Madrid, Aguilar, 1946, pp. 313-344.
Marcación digital para Artelope:
  • Guinart Palomares, David (Artelope)

Dedicada a don Juan de Castro y Castilla, Gentilhombre de la boca de Su Majestad, Corregidor de Madrid.

De la antigua casa y nobleza de vuestra merced propuse a las musas la historia en acto cómico; y no habiéndome dado lugar el tiempo, con pleitos, materia casi, adversa a la quietud de su sagrado monte, dejé a más ocio disponer este deseo a la voluntad, y su efeto a la obligación; porque no es justo que cosas tan grandes no tengan el lugar que merecen, para ser tratadas con diferencia y respeto; y así, entre tanto, quise ofrecer a vuestra merced esta historia, que escribí en lenguaje antiguo para dar mayor propiedad a la verdad del suceso, y no con pequeño estudio, por imitarla en su natural idioma. Tuve en esta imaginación presente aquella puerta insigne de la gran ciudad de Burgos, a quien vuestra merced ha honrado tanto, que, como Roma dió la imagen a Scévola, por único, parece que ha puesto en manos de vuestra merced su antigua calidad y grandeza, jamás ofendida del tiempo, que deshace las grandes casas, pero no los blasones de sus dueños. Vuestra merced la reciba en feudo de mi rendimiento y obligación a tantas mercedes recebidas, y déle el cielo el lugar que su gran entendimiento, y cristiano celo tienen tan merecido y yo deseo.

Capellán de vuestra merced,
LOPE DE VEGA CARPIO.


Personas

El rey Alfonso el Casto
Nuño Osorio
Don García, viejo
Doña Sancha
Laín de Lara
Sol
Fisnando
Alarico
Fortuno
Teudo
Meledón
Froilán
Tenorio
Suero
Audalla, moro
Amir, moro
Celín, moro
Tello
Pascual, villano
Toribio, villano
Leonor
Tomé
Vela, soldado
Anzures, soldado
Soldados cristianos
Soldados moros
Doncellas
Músicos
Acompañamiento
Gente

Acto I

La escena es en León y en otros puntos.

Escena I

Plaza de León, con puerta de un monasterio.
(EL REY DON ALFONSO, retirándose; FISNANDO, ALARICO, FORTUNO y GENTE amotinada, tras él.)

REY ALFONSO
Octava real
  Al vueso rey facer tamaño tuerto,
non es de buenos nin de fijosdalgo.

FISNANDO
O muera, o le prended.

REY ALFONSO
Será más cierto
morir, traidores.

ALARICO
Non cuidéis en algo.

REY ALFONSO
5
Ya estoy, villanos, en sagrado puerto.
De las aras de Dios me agarro y valgo.

(Éntrase en el monasterio, y cierran.)

FISNANDO
Alfonso, hoy finará tu corto imperio.

ALARICO
Los monjes han cerrado el monasterio.

FISNANDO
Octava real
  ¡Por la crisma bendita que posada
10
traigo en la frente, que non deje el puesto,
nin de camisa he de cubrir la espada,
fasta que todo yaga descompuesto!

ALARICO
La puerta es fuerte, en fierros aforrada:
non se podrá desquicionar tan presto;
15
y si los monjes puyan a la torre,
nuestra vida, a la fe, peligro corre.

FISNANDO
Octava real
  Pues ¿qué pueden facer los capilludos?

ALARICO
Tirar de en somo bien fornidos lanchos,
y asaz que son de gruesos y membrudos,
20
y en se guarir los parapetos anchos.

FISNANDO
Non fuimos en matarle bien sesudos;
mas cuiden los Alfonsos y los Sanchos
que non han de reinar, nin sus injurias
sofrir los homes de León y Asturias.

Escena II

NUÑO OSORIO, EL CAPITÁN TEUDO, FROILÁN, TENORIO, FISNANDO,ALARICO, FORTUNO, GENTE.

TEUDO
Octava real
25
  ¿Non llevaremos gente?

NUÑO OSORIO
Non me basto
a sofrenar, en viendo tan notorio
el daño a mi rey, Alfonso el Casto.

ALARICO
éste es el montañés don Nuño Osorio.

NUÑO OSORIO
Siempre mi sangre en su servicio gasto.
30
¡Aquí, Teudo, Froilán; aquí, Tenorio!
¡Mueran estos traidores, y el rey viva!

(Pelean; los amotinados huyen.)

TEUDO
¡Verá cuál va la gente fugitiva!

NUÑO OSORIO
Octava real
  Por la casuella santa de Ildefonso,
que non ha de quedar vivo ninguno.

TEUDO
35
Pues a Fisnando cántenle un responso.

NUÑO OSORIO
Y a Alarico no menos, y a Fortuno.

TEUDO
Ya sale de la igreja el nueso Alfonso.

NUÑO OSORIO
¡Oh fidalgos! Non quede de vos uno
que non yaga a los pies de Alfonso el Bueno,
40
de tanta gloria y bienandanza lleno.

Escena III

EL REY, NUÑO, TEUDO, FROILÁN, TENORIO.

REY ALFONSO
Redondilla
  Non vos humilledes tanto,
amigos, pues que por vos,
del querer del cielo en pos,
a tanto bien me levanto.
Redondilla
45
  Los vuesos brazos me dad;
que miembros de tal firmeza
farán bien con la cabeza
junta y unida igualdad.

NUÑO OSORIO
Redondilla
  Rey nueso, cuanto nos honras,
50
tanto a ti mismo levantas:
deja besar esas plantas;
que harto de asaz faces honras.
Redondilla
  aquellos homes traidores
de abolengo de otros tales,
55
¿cómo pueden ser leales,
no lo siendo sus mayores?
Redondilla
  Todos los que ves aquí
son de aquellos asturianos,
cuyos abuelos cristianos
60
molares facen allí,
Redondilla
  por la pérdida de España;
éstos, ganando a León
con el valiente escuadrón
que salió de la montaña,
Redondilla
65
  ficieron rey a Pelayo,
a quien socedió Favila,
primero Alfonso, y Froíla,
de los africanos rayo,
Redondilla
  aunque por los suyos muerto,
70
por vengar a Vimarano;
que el ser Caín de su hermano
non era al cielo encobierto.
Redondilla
  Reinaron Aurelio y Silo,
y aunque a Dosinda pesó,
75
Mauregato socedió,
bastardo y de tal estilo
Redondilla
  (¡mala su memoria sea!),
que atal tributo dejó
de cien doncellas, que yo
80
non quiera Dios que lo vea.
Redondilla
  La merindad de Pravía
le sopoltó que debiera
fincar en mala foguera,
polvos al aire aquel día.
Redondilla
85
  Bermudo en pos del que digo,
por estar vos desterrado
en Navarra, fue llamado
al reino entonces conmigo;
Redondilla
  mas él, que craro sabía
90
que érades vos heredero
legítimo y verdadero,
que por padre vos venía,
Redondilla
  en Safagún se vistió
la cogulla de Benito,
95
y renunció por escrito
el reino, que vos, donó.
Redondilla
  Según esto, si sos vos
fijo del rey don Froíla,
¿qué vos cansa y aniquila
100
ése, que mal faga Dios?
Redondilla
  A vos, Alfonso, os atañe:
quien vos lo niega es traidor.

REY ALFONSO
Con tan nobre defensor
non hay traición que me dañe.
Redondilla
105
  Páguevoslo Dios, amén,
buen alcaide de León.

NUÑO OSORIO
Yo vos beso por el don
la mano, y el pie también.
Redondilla
  Fágavos Dios, rey sesudo,
110
tan temido y acatado,
que tenga el vueso reinado
al más envidioso mudo.
Redondilla
  Seáis de Dios temeroso
y celador de su ley;
115
que non puede ser buen rey
sin ser de Dios pavoroso.
Redondilla
  Veáis las vuesas banderas
sobre las aguas del Tajo,
aunque vos cueste trabajo
120
el conquerir sus fronteras.
Redondilla
  y si vos socede bien,
lleguen a Guadalquivir,
y aun al mar oso decir,
que puedan nadar también.
Redondilla
125
  Crezca vuesa renta al año
treinta mil maravedís.

REY ALFONSO
Todo el bien que me decís
non será por vueso daño;
Redondilla
  que vos juro, el buen Osorio,
130
que vos amo asaz y quiero
por antiguo caballero,
de Solar y hecho notorio,
Redondilla
  y por vuestra gran lealtad,
y porque aquí me habéis dado
135
la vida, y aventurado
la vuesa a mi libertad;
Redondilla
  que si no fuera por vos,
rompieran el monasterio,
de nuestro honor vituperio
140
y poco pavor de Dios.
Redondilla
  Y tórnovos a endonar,
por lo que me bendecís,
quinientos maravedís
de renta al vueso yantar.

NUÑO OSORIO
Redondilla
145
  Y yo a besaros los pies

REY ALFONSO
A Teudo, mi capitán,
doble sueldo le darán.

NUÑO OSORIO
Leal y fidalgo es

TEUDO
Redondilla
  El cielo os dé larga vida.

NUÑO OSORIO
150
Vamos; que os quiero facer
fiestas.

TEUDO
Hoy os ha de ver
con la corona somida
Redondilla
  hasta los ojos León,
porque mostréis en la faz
155
que vos ha ofendido asaz
la mengua de su traición.

NUÑO OSORIO
Redondilla
  Como al cuerpo los sentidos,
son al gobierno los nervios,
el castigar los soberbios
160
y el perdonar los rendidos.
Redondilla
  Tomemos muesos caballos,
y la fiesta se aperciba.
¡Viva Alfonso el Casto!

LOS OTROS
¡Viva!

REY ALFONSO
Guárdevos Dios, mis vasallos.

(Vanse.)

Escena IV

Monte.
DOÑA SANCHA, sola, con montera de caza, vaquero y venablo.

DOÑA SANCHA
Canción (canzone)
165
  ¿Cuidaste que temía,
oso feroz, peludo,
tu catadura fiera doña Sancha?
¿Cuidaste que fuía,
pues non facerlo pudo
170
el africano, que su campo ensancha?
La verde yerba mancha
tu fiero humor sangriento,
faciéndote de grana
la parda y roja lana,
175
indicio de mi brazo y ardimiento;
que destas bizarrías
están colmadas las fazañas mías.
Canción (canzone)
  Non será tu cabeza
la primera que entolde
180
el dintel de la puerta de mi casa,
puesto que tu fiereza
vendrá como de molde
al arco que de reja a reja pasa.
Calor del sol me abrasa,
185
sin el del ejercicio:
faced, árboles, sombra,
y vos, yerbas, alfombra;
que non hay en las cortes edificio
como le facen juntas
190
de los trabados álamos las puntas.
Canción (canzone)
  ¡Oh cristalinas fuentes,
donde suelo tocarme,
por haceros espejos de mi cara,
con cercos relocientes
195
de yerba, en que sentarme,
y tanta flor en que la vista para!
Cuida Laín de Lara,
que en estrado le atiendo
en cuadras de mi casa,
200
porque con él me casa
mi padre; y yo, que aun de le ver me ofendo,
ando por estas flores
cazando fieras y olvidando amores.
Canción (canzone)
  Non ál que el verme libre
205
piensa mi pensamiento;
lo ál arrojo de mi alma lueñe.
El dardo el brazo vibre,
y al oso corpulento
en tierra el cuento la cuchilla enseñe.
210
Laín de Lara sueñe
sus fingidos placeres;
que yo por bosques quiero
teñir el blanco acero:
que non se amañan todas las mujeres
215
a desfilar vainillas,
que facen a los homes lechuguillas.

Escena V

LAÍN DE LARA, con una ballesta; DOÑA SANCHA.

LAÍN DE LARA
(Sin ver a DOÑA SANCHA.)
Con armas cazadoras
de fieras alimañas,
¿quién vió jamás venir a caza fembras?
220
Las viras matadoras
en ásperas montañas
osos matan, amor, si bien te miembras;
mas tú, cruel, que siembras
ya por tan luengos días
225
al viento mi esperanza,
sin que fagas mudanza
de tu rigor y las tristezas mías,
sabes que non hay fiera
como mujer que olvida y persevera.
Canción (canzone)
230
  Non ando yo mezquino
por las calles mirando
las puertas de mi Sancha, non las rejas;
non voy a hallar camino
amando y sospirando
235
entre los hierros, de colar mis quejas.
Nin ve por las semejas
de mi rostro difunto
desde las almofadas
mis cuitas abrasadas,
240
nin sentado en la silla le pregunto
corteses cumplimientos,
non digo enamorados pensamientos.
Canción (canzone)
  En la sierra fangosa
la busco entre las fieras,
245
en los bosques de bojes y de tejos.
Ya con la red nudosa
prendiendo aves ligeras;
ya matando las liebres y conejos;
ya, sirviendo de espejos
250
los cristales corrientes,
mirándose la cara,
ya de sí misma avara,
huyendo de mirársela en las fuentes,
las hebras por donaire
255
con más ondas que el mar dorando el aire,
Canción (canzone)
  sólo se diferencia
de las fieras crueles,
en que ellas, a mi llanto enternecidas,
non fuyen mi presencia;
260
que entre aquestos laureles
oyen mi voz, de mi dolor vencidas;
yella de las feridas
que en mis entrañas face,
fuye y me deja solo,
265
desde que muere Apolo
fasta que en brazos de la aurora nace.
¡Oh amor!; ¿qué ley sofriera
que fuiga una mujer y oiga una fiera?

DOÑA SANCHA
Canción (canzone)
  
(Aparte.)
Por las relicas santas
270
que yacen en Oviedo,
que ha venido Laín a perturbarme,
tras que vegadas tantas
le he dicho que non puedo
atender a sus cuitas ni casarme.

LAÍN DE LARA
275
(Aparte.)
O quieren engañarme
mis locas fantasías,
o doña Sancha es ésta.
¿Non fueras, ¡oh ballesta!,
arco de amor, que sus entrañas frías
280
agora trascolaras,
y rendida a mis quejas la fincaras?

DOÑA SANCHA
Redondilla
  
(Aparte.)
Fuir quisiera y non puedo;
que será descortesía.

LAÍN DE LARA
(Aparte.)
Non es la sierra tan fría
285
como es el amor con miedo.
Redondilla
  ánimo, turbada lengua;
pies cobardes, ¿qué os heláis?
Si de una fembra tembláis,
calársevos ha por mengua.
Redondilla
290
  ¡Oh Sancha hermosa!

DOÑA SANCHA
¡Oh Laín!

LAÍN DE LARA
¿Siempre en el campo?

DOÑA SANCHA
¿Qué cosa
más agradable y fermosa?

LAÍN DE LARA
El cultivado jardín
Redondilla
  conviene a la tierna dama,
295
que non la nevada sierra;
que como al home la guerra,
acuciadora de fama,
Redondilla
  tal a la fembra la paz,
el estrado y la labor.

DOÑA SANCHA
300
Damas que cuidan de amor
fallen sentadas solaz.
Redondilla
  Yo, Laín, en este sino
y en este planeta fuí
nacida al mundo, que a mí
305
non me alegra el oro fino
Redondilla
  en el dosel y el estrado,
ni menos la mora alfombra,
sinon la apacible sombra
que facen olmos al prado.
Redondilla
310
  Más precio esperar aquí
que un jabalí fiero asome,
que oír blanduras de un home,
puesto que fembra nací.

LAÍN DE LARA
Redondilla
  Quien tanta conversación
315
tiene con las fieras ya,
o fiera tornada está,
o sus entrañas lo son.
Redondilla
  Abranda (que Dios te guarde)
ese indomable albedrío
320
al largo tormento mío,
y non me remedies tarde.
Redondilla
  El tu padre y mi señor
mi esposa quiere facerte:
non es cordura esconderte,
325
Sancha, y despreciar mi amor.
Redondilla
  Tú has de ser mía.

DOÑA SANCHA
Detén,
Laín, la lengua y la mano.

LAÍN DE LARA
El ser yo tan cortesano
faz que no me trates bien.
Redondilla
330
  Pues en el campo non quiero
ser con tanta esquividad
humilde; que mi humildad
face tu rigor tan fiero.
Redondilla
  Esa mano me has de dar.

DOÑA SANCHA
335
¡Ay, el home lo que diz!
pues por la sobrepelliz
que lleva el crego al altar,
Redondilla
  y aun por el santo varraco
de San Antón, vos prometo
340
que si el chuzo vos espeto,
que vos faga un buen foraco.
Redondilla
  Non debedes de pensar
el valor de doña Sancha.

LAÍN DE LARA
Tengo yo el alma, atán ancha,
345
que non lo es tanto la mar.
Redondilla
  Non me la alteran tormentas
nin me la menguan tormentos.
Faz tú, Sancha, sentimientos;
que aun me regalo en que sientas.
Redondilla
350
  Y advierte que estos desdenes
me pagarás algún día;
que por fuerza serás mía,
y faré entonces que penes.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  ¿Yo tuya?

LAÍN DE LARA
Ya está tratado,
355
fiera, rebelde, enemiga
de ti misma.

DOÑA SANCHA
Aunque él lo diga,
non pienso tomar estado.

LAÍN DE LARA
Redondilla
  ¡Ay, que ha dicho contra el santo
mandamiento de honrarás
360
tu padre y madre!

DOÑA SANCHA
Aunque más
astuto y artero tanto,
Redondilla
  me levantes testimuños,
non me farás que te quiera;
que, como víbora fiera,
365
aborrezco matrimuños.

LAÍN DE LARA
Redondilla
  Y ¿dejarásme morir?

DOÑA SANCHA
Non fagas del zorro, no;
que he leído en copras yo
que saben homes fingir.

Escena VI

SOL, dichos.

SOL
Redondilla
370
  En tu búsqueda venía,
trotando todo ese valle.

DOÑA SANCHA
Non hay, Sol, quien no me falle
somo desta fuente fría.
Redondilla
  ¿Qué hay en casa? ¿Es ya venido
375
el mío señor a yantar?

LAÍN DE LARA
(Aparte.)
Aquí me quiero posar,
entre esta yerba escondido.

SOL
Redondilla
  Antes vino de León
Lireno, que le ha contado
380
que al Rey de nuevo han jurado
los que más fidalgos son,
Redondilla
  después de aquella presura
que entre los monjes sofrió;
porque ya Osorio venció
385
toda esa banda perjura;
Redondilla
  el cual con los asturianos
tales fiestas enordena,
que está la ciudad más llena
que una granada de granos.
Redondilla
390
  ¡Ay Dios, si fueras allá!...
Mas no tienes condición.

DOÑA SANCHA
Las cosas de Osorio son
tales, que me obligan ya
Redondilla
  a ver de qué catadura
395
es home de tanta pro,
aunque nunca se me oyó
atamaña desmesura.
Redondilla
  Mas ¿siempre tengo de ser
piedra, nieve, sierra, monte?
400
Pues, Sol, de camino ponte,
faz en un carro poner
Redondilla
  el paño de las feguras,
y en las tablas un tapete.

SOL
Hoy el cielo te promete
405
mil linajes de venturas.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Desdichas lo contradicen.

SOL
Es tu desdén muy notorio.

DOÑA SANCHA
Vamos a ver si este Osorio
es tan galán como dicen.

(Vanse las dos.)

Escena VII

LAÍN, solo.

LAÍN DE LARA
Soneto
410
  Non queda más helado y pavoroso,
zambulléndose el sol, el pajarillo,
que de uno y otro pálido ramillo
fabricaba su nido artificioso,
que yo sin ti, dulce desdén hermoso,
415
tanto, que de vivir me maravillo,
posándome por horas el cochillo,
desesperanzas de mi bien dudoso.
¿Vaste a León? Bien faces; que ese nome
conviene a tu cruel naturaleza;
420
diamante que no hay sangre que te dome,
deja para las fieras la dureza;
que Dios fizo la fembra para el home,
y non para ti misma tu belleza.

(Vase.)

Escena VIII

AUDALLA, MOROS, con bandera y caja; AMIR.

AUDALLA
Endecasílabos sueltos (tirada)
  Mi parecer, Amir, es que la gente
425
no se acerque a León; que estos cristianos
suelen mudar diversos pareceres,
y cuantas son entre ellos las cabezas,
tantos son los acuerdos y consejos.

AMIR
Bien dices, negociemos desde lejos;
430
y tú puedes partir, famosa Audalla,
a hablar al rey Alfonso por el nuestro
y dalle la embajada de su parte;
que no podrá ofendernos ni agraviarte.

AUDALLA
Pues quédese la gente en este monte,
435
en tanto que las parias nos concede;
que somos pocos para estar más cerca,
y cada día crecen los cristianos
en número, en valor y atrevimiento,
y bajan de esas sierras ciento a ciento.

AMIR
440
Su aspereza notable fue la causa
que no las conquistase el fuerte Muza,
y que ellos por sus altas asperezas
pudiesen esconderse de su furia
sin recibir de su poder injuria.

AUDALLA
445
Agradezcan los godos a Pelayo
la batalla feroz de Covadonga,
en que perdimos el gobierno todo,
el absoluto imperio y monarquía
de la infeliz y conquistada España,
450
que de margen a margen fuera nuestra.

AMIR
En sus reliquias su valor se muestra.

Escena IX

CELÍN, PASCUAL, TORIBIO, dichos.

PASCUAL
Señor, ¿dónde nos llevas desta suerte?

CELÍN
Pastores, no temáis prisión ni muerte.

AUDALLA
¿Qué es eso?

CELÍN
Dos villanos que he traído
455
destos ganados para que te informes.

AUDALLA
Amigos, no temáis; de paz venimos,
no venimos de guerra.

TORIBIO
No se espante
que dos pobres pastores deste monte
hayamos tal pavor de sus feguras,
460
acosados de tantas desventuras.

PASCUAL
Estamos admirados que tan cerca
de la insigne León llegue un ejército
tan pequeño de moros.

AUDALLA
¿Ya no os digo
que no vengo de guerra? Aunque mi gente
465
armada viene para su defensa;
que entre enemigos puede haber ofensa.

TORIBIO
Pues ¿dónde va con cajas y trompetas,
atronando ese monte y sus solares,
y con más de doscientos caballeros,
470
sin más de otros trescientos infanzones?
¿No sabe que en León viven leones?

AUDALLA
Voy a cobrar las parias que sus reyes
pagan al rey de Córdoba, mi dueño,
de quien soy capitán.

TORIBIO
¿Las cien doncellas?

AUDALLA
475
Por las doncellas voy.

TORIBIO
¡Coitadas dellas!

AUDALLA
¿Qué sabéis de León?

TORIBIO
Que, descoidado
de tanta desventura, en grandes fiestas
ocupa el tiempo que debiera en armas.

AUDALLA
¡Fiestas León!

PASCUAL
Han hecho unos traidores
480
un gran desaguisado al reye Alfonso.
Quisiéronle matar, y en el sagrado
de un monasterio se zampó fuyendo.
Tomó las armas el valiente Osorio,
y venciendo a Fisnando y Alarico,
485
libró su rey, que apareció otro día
debajo de un dosel de tela de oro,
coronada de rayos la cabeza,
Osorio al lado con desnuda espada,
y todo el pueblo con laurel y oliva,
490
diciendo a voces: «¡Viva Alfonso, viva!»
Esto fué al lado de la santa igreja,
por cuyos muros, azotando el viento,
colgaban los pendones de Pelayo,
de Favila, Fruela y de Bermudo,
495
con los de Alfonso; Alfonso, que bien faya
y que ganó renombre de Católico.
Por otra parte, con sus cregos todos
estaba el santo Obiespo, revestido
del camisón labrado y la casuella.
500
Chiflaron más de un hora sobre un libro
las flautas, que era groria de escuchallas,
y cantaron de Alfonso las batallas.

TORIBIO
Tras esto ha de haber justas y torneos...
-mas digo mal; que cesarán las fiestas
505
con la venida vuesa, y los praceres
se trocarán en llantos de mujeres-.

AUDALLA
¿En eso entiende el rey?

TORIBIO
En eso entiende
Alfonso valeroso, cuya mano
hagan los cielos tan valiente y fuerte
510
como la de Pelayo.

AUDALLA
No prosigas.
Camine, Amir, la gente a mejor puesto
por lo que sucediere; que bastamos
Celín y yo para decir a Alfonso
la embajada del rey.

AMIR
Marche la gente.

TORIBIO
515
¡Bravo africano!

PASCUAL
¡Bárbaro valiente!

TORIBIO
Ojo al ganado.

PASCUAL
Perros tiene el hato.

TORIBIO
¡Maldiga Dios, Pascual, a Mauregato!

PASCUAL
Coitadas las doncellas que llevaren.

TORIBIO
Más desdichadas son las que las paren.

PASCUAL
520
Si yo fuera mujer, aunque muy bella,
guardárame, a la fe, de ser doncella.

(Vanse.)

Escena X

DOÑA SANCHA, SOL.

SOL
Décima
  ¿Qué te parece la fiesta?

DOÑA SANCHA
Tan mal, que asaz voy cansada.

SOL
Fiesta que a todos agrada
525
¿te ha semejado molesta?

DOÑA SANCHA
No sé qué darte en respuesta,
más de que en ella sentí
que aquello mejor que vi
fué para mí lo peor;
530
porque comienzos de amor
son desdichas para mí.

SOL
Décima
  ¿Tú de amor?

DOÑA SANCHA
Es atán nuevo,
Sol, para mi condición,
que se corre el corazón
535
de que a nombralle me atrevo.
Cuanto a resistirme pruebo,
tanto más me acucia y mata.

SOL
¡Cosa que haber sido ingrata
quiera el cielo castigarte!

DOÑA SANCHA
540
Cuido que por esa parte
mis libertanzas maltrata.
Décima
  ¡Oh! ¡Qué mal hobiese el día
que salimos del solar!
¡Qué bien dicen que el pesar
545
es sombra de la alegría!

SOL
¿Qué te fizo, Sancha mía,
la fiesta? Que esos cordojos
deben de nacer de antojos.

DOÑA SANCHA
Antojos fueron, y atales,
550
que anda el alma en los umbrales
de las puertas de los ojos.

SOL
Décima
  Todos aquellos pendones
que en la santa igreja vi,
me entretuvieron a mí,
555
y sus broslados leones,
los cregos y crerigones,
los calóndrigos, y el canto
de tanto chifle, y de tanto
cantor que el alma penietra,
560
y el obiespo con su mietra,
que tiene la faz de santo.
Décima
  Desta guisa me embebí,
que ni otra cosa caté.

DOÑA SANCHA
Yo por lo seglar eché,
565
y aun con eso me perdí.
A los homes atendí,
que andaban en sus caballos,
que me impuyaba a mirallos
mi condición belicosa,
570
y del rey la vista hermosa
trascolóse a sus vasallos.
Décima
  ¿A quién te diré que vieron
mis ojos?

SOL
¿Mas que conjuño
a quién viste? Viste a Nuño.

DOÑA SANCHA
575
A Nuño Osorio metieron
los ojos, hasta que dieron
con él en el alma propia;
y dejáronme la copia
tan estampada en su centro,
580
que le sirve de alma dentro,
aunque dos es cosa impropia.

SOL
Décima
  ¿Que Osorio, Sancha, ha triunfado
de tu esquiva libertanza?

DOÑA SANCHA
Y con tal desesperanza
585
de verme en seguro estado,
que en llegando al desdichado
solar en que me retira
mi padre, con tanta ira
pienso mi vida tratar,
590
que si le ves abrasar,
le digas: «Sancha suspira.»

SOL
Décima
  ¡A la fe que te ha pegado
buena arponada el rapaz!

DOÑA SANCHA
Allá me estoviera en paz
595
en los silencios del prado:
la Corte pone cuidado.

SOL
Tiene peligros y enojos.

DOÑA SANCHA
Que tenga de Nuño antojos
fembra que yo, ¿no es vergüeña?
600
Magüer que ya fuera dueña,
debiera reñir mis ojos.

SOL
Décima
  ¿Qué sientes dentro de ti,
que non se ve en la mesura?

DOÑA SANCHA
Siento una cierta brandura
605
que me sonsaca de mí.
Si cuido cómo le vi,
la sangre se me trascuela
al corazón, que recela
que se enfraquece de amor;
610
o es que busca su calor,
porque en las venas se hiela.
Décima
  Andan mil imaginanzas
alrededor del sentido,
y él muy loco y divertido,
615
fingiéndome seguranzas.
Bien me alientan esperanzas
que soy fembra de valor,
aunque es Osorio señor
de buen solar.

SOL
Habra quedo;
620
que tengo a la gente miedo.

Escena XI

TORIBIO, LEONOR, DICHAS.

TORIBIO
¿Dónde está Sancha, Leonor?

LEONOR
Redondilla
  ¿No la ves junto de ti?

TORIBIO
¿Qué faces parada agora?
Vuelve a tu solar, señora;
625
tu padre envía por ti.
Redondilla
  Que, como ya está tan viejo
y asaz cargado de edad,
mejor es su autoridad
para la paz y el consejo.
Redondilla
630
  Andan moros por allí,
y aunque non vienen de guerra,
non se comerán la sierra,
pero los ganados sí.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  ¿Moros, Toribio?

TORIBIO
Ha venido
635
Audalla, un gran capitán,
con quien diz que a cobrar van
aquel infame partido
Redondilla
  que fincó de Mauregato
entre Córdoba y León;
640
y aunque moros de paz son,
non puede ganar el hato.
Redondilla
  Ven a tomar la tu lanza,
y en una yegua saldrás,
para que se alueñen más
645
de tu ganado y labranza.
Redondilla
  El carro quedaba apuesta
y las tus mujeres.

DOÑA SANCHA
Vamos;
que si nuestra gente armamos
de chuzo, dardo y ballesta,
Redondilla
650
  non llegarán, de pavor.

SOL
¿Y los amorosos lloros?

DOÑA SANCHA
En oyendo nombrar moros,
non se me miembra de amor.

(Vanse.)

Escena XII

Alcázar de León.
EL REY, con corona en la cabeza y cetro en la mano; TEUDO, con un pendón; NUÑO OSORIO, con una espada desnuda al hombro; MELEDÓN, ACOMPAÑAMIENTO.

TEUDO
Terceto
  Pósate, gran Alfonso, en la tu silla,
655
y toma posesión del tu palacio.
Vuestra lealtad me honora y maravilla.

NUÑO OSORIO
Terceto
  Toma aqueste pendón, divina rama
del tronco de Pelayo generoso,
con que ganó ciudad de tanta fama.

REY ALFONSO
Terceto
660
  Donándomele vos, el buen don Nuño,
non puede ser que yo non le levante
con la cochilla que a mi lado empuño.
Terceto
  Fago voto solene a las relicas
y a la casuella santa de Ilefonso,
665
con todas las demás santas y ricas,
Terceto
  de procurar ponerle en riba el Tajo,
porque espante los moros andaluces,
sin perdonar cansancio nin trabajo.
Terceto
  Este león salió de la montaña,
670
magüer que non se crian en Asturias;
y así, sospira por salir de España.
Terceto
  En Africa los hay; allá sospecho
que volverá, no digo que vencido,
mas a triunfar con vitorioso pecho.

Escena XIII

SUERO, dichos; después, AUDALLA.

SUERO
Terceto
675
  Un moro cordobés, llamado Audalla,
embajador del Almanzor, te pide
le des licencia.

REY ALFONSO
Bien podemos dalla;
que oír al enemigo nunca impide.

(Vase SUERO y vuelve con AUDALLA.)

AUDALLA
Romance (tirada)
  Dame tus reales pies.

REY ALFONSO
680
Levanta, Audalla, del suelo;
que tu fama y tu embajada
te dan a mi lado asiento.

AUDALLA
Por tal merced y favor
otra vez los pies te beso.

REY ALFONSO
685
¿Cómo queda nuestro amigo
Almanzor?

AUDALLA
No queda bueno.

REY ALFONSO
¿Viéneslo tú?

AUDALLA
A tu servicio;
y por Alá, que me huelgo
de verte, Alfonso, en estado
690
de tan dichosos sucesos.

REY ALFONSO
Mercedes a mis vasallos;
que, después de Dios, les debo
este lugar en que estoy,
y esta paz en que me veo.
695
¿Qué es lo que manda tu rey?

AUDALLA
Alfonso, en breve te quiero
dar cuenta de mi venida.
Ya sabes que aqueste reino
posees con justas parias
700
y con reconocimiento
debido al rey mi señor

REY ALFONSO
No por mi culpa, a lo menos,
sino de algún home indigno
que tuvo a traición el cetro.

AUDALLA
705
Culpa de quien fuere, en fin,
Alfonso el Casto, yo vengo
por las cien doncellas; traigo
de resguardo para esto
quinientos hombres no más,
710
que con trabajo sustento,
por ser áspera Castilla,
y porque traigo decreto
que ahorque al hombre que hiciere
mal a hidalgo ni a pechero.
715
Desto podrás colegir
que traigo justo deseo
de que luego me despaches;
que quiero volverme luego.

REY ALFONSO
Confieso que en este punto
720
quisiera más por los cerros
de las Asturias heladas,
con abarcas de pellejos,
guardar diez pobres ovejas,
y romper terrones secos
725
con la reja del arado,
que la corona que tengo.
Tomalda allá; que no es justo
que cubra indignos cabellos
de rey que por esto pasa.

TEUDO
730
Non es, el mi Alfonso, tiempo
de facer esas mofinas.

REY ALFONSO
Pues ¿cuándo más tiempo, Teudo?

NUÑO OSORIO
(Aparte al REY.)
Non te apasiones así
delante del mandadero
735
de Alimanzor, sino dile
que espere afuera, que cedo
la respondida darás;
que non es bien que esté dentro
de tu consejo el morico,
740
que diga allá tu consejo.

REY ALFONSO
Práceme, Nuño, en buen hora;
pero non te adarves desto;
que soy home, y non soy piedra,
y ellas facen sentimiento.
745
Salte, honrado moro, afuera
mientras la respuesta acuerdo.

AUDALLA
Mira bien que no te engañen
consejos de hombres soberbios.
Cien mil moros en campaña
750
puede Alimanzor, mi dueño,
poner en un mes, que pasen
la Sierra-Morena fieros;
hombres que al arzón colgado
llevan el pobre sustento,
755
bizcochos, dátiles, higos
y bolsas de agua, de cuero;
que con el cordón alcanzan
de cualquier corto arroyuelo,
caminando, la bebida,
760
con que más fuertes y recios
que vosotros con el vino,
sobre el mismo arzón durmiendo,
caminan, sin apearse,
cincuenta leguas y ciento.

REY ALFONSO
765
Ya conozco lo que valen,
y ellos a nosotros.

AUDALLA
Creo,
rey, que aunque es de tu enemigo,
has de tomar mi consejo.

(Vase)

Escena XIV

Los mismos, menos AUDALLA.

NUÑO OSORIO
¡Por los huesos de mi padre,
770
que se me pasman los huesos
de ver que fable este moro
donde hay tantos homes buenos!
Y que, a no venir de paz
y salvaguarda en efeto,
775
que le diera una puñada
que le fundiera los sesos.

REY ALFONSO
Octava real
  ¿Qué os parece, fidalgos, que fagamos?

TEUDO
A la fe, gran señor, pagar las parias,
pues tan sin armas y sin gente estamos,
780
cosas a la defensa necesarias.
Si las parias al moro le negamos,
correrías fará por partes varias,
pagarán los coitados que non deben,
y por ciento, faréis que dos mil lleven.
Octava real
785
  Non es de responder soberbia alguna;
que non semejan bien los soberbiosos
de fracas fuerzas y menor fortuna,
opuestas a los homes poderosos.
No apruebo, no, negarle vez ninguna;
790
que fuera fecho de homes aviltosos;
mas sea cuando estemos bien seguros
de defensar las vidas y los muros.

NUÑO OSORIO
Octava real
  No sé, Teudo valiente, cómo puedes
fablar en que se rindan parias tales.
795
¡Tú pasas por tal cosa! ¡Tú concedes
que estas fembras padezcan tantos males!
Non tienes tú de quien quejoso quedes,
pues de la paz con deshonor te vales.
Non fijas, non hermanas; que a tenellas,
800
cuidaras de negar las cien doncellas
Octava real
  ¿Morir non es mejor ganando fama
que non perder la que mancharte quieres?

TEUDO
Osorio, esto razón de Estado llama
que en lo demás en nada me prefieres.

NUÑO OSORIO
805
Cien mujeres ¿es bien para la cama
de un moro vil?

TEUDO
¿Qué importan cien mujeres,
si por negallas mueren cien mil homes?
Eso es soberbia, que es razón que domes.

NUÑO OSORIO
Octava real
  ¿Cien mujeres no importan?

TEUDO
Si en la casa
810
de cualquier vecino ves, Osorio,
nacer más fembras que varones, pasa
por este daño, pues es bien notorio
hartas mujeres quedan. ésas casa;
que non farás tan presto desposorio,
815
cuando paran después otras mujeres,
que parirán después cuantas quisieres.
Octava real
  Si el moro desde Córdoba camina,
robando las ciudades y lugares
y ésta nos pone en mísera ruina;
820
por ciento ¿es bien que tantas desampares?
El valor de los homes imagina,
y en el de las mujeres non repares.

NUÑO OSORIO
Antes por una sola non cuidara
que cien homes el moro cautivara.
Octava real
825
  Digan tantas fazañas en historias
el valor de las fembras en el mundo.

MELEDÓN
Y ¿non bastan, Osorio, las memorias
de aquella Cava, o cueva del profundo?
Alabo tu valor, y tus vitorias
830
lo dicen; pero en más josticia fundo
que por esta vegada den las parias,
pues non hay las defensas necesarias.

REY ALFONSO
Romance (tirada)
  Calla Nuño, por mi vida,
pues todos están de acuerdo
835
que por esta vez se den.

NUÑO OSORIO
Saldréme yo del consejo.

REY ALFONSO
No harás, por vida de Alfonso;
antes endonarte quiero
al cargo de que las lleves.

NUÑO OSORIO
840
¿Eso más?

REY ALFONSO
Non me consuelo
si me pasa por tu mano.

NUÑO OSORIO
En vez de favor, me has fecho
un castigo asaz cruel.

REY ALFONSO
Féchense las suertes luego
845
de las cincuenta fidalgas.

NUÑO OSORIO
De puro pesar reviento.

MELEDÓN
Quinientas fidalgas hay,
por lista que fizo Suero.

REY ALFONSO
Pues traeldas, Meledón,
850
y saque cincuenta un nieño,
para que Osorio las traiga,
y dé a sus padres consuelo;
que bien será menester
todo su valor y esfuerzo.
855
¡Hola! Vos llamad el moro.

(Van a avisar.)

Escena XV

AUDALLA, los de antes.

AUDALLA
A ver lo que acuerdas vengo.

REY ALFONSO
Vergüenza, moro, me oprime;
que non me cato denuedo
para decirte que estoy
860
atenido a malos fechos.
Sabe aquel Señor que pisa
los serafines más bellos,
y que cielo y tierra tiene
con tres soberanos dedos,
865
que quisiera que la muerte
collar ficiera a mi cuello
del filo de su guadaña,
antes que dar a tu dueño
cien ángeles inocentes,
870
que en el su trono pidiendo
estén josticia de mí.
Lo demás, que yo non puedo,
te dirán esos fidalgos.

(Vase.)

AUDALLA
Pues, hidalgos, ¿qué tenemos?

NUÑO OSORIO
875
¿Mírasme a mí?

AUDALLA
Pues ¿a quién?

NUÑO OSORIO
¡Pluguiera a Dios, mandadero,
que ficiéramos los dos,
sin arrogancias ni retos,
un desafío en campaña,
880
y que consistiera en esto
el dar las parias o non!

AUDALLA
¡Pluguiera a Dios, caballero!
Que non soy de los que allá
tienen mi nación en menos.
885
Pero ¿quién eres?

NUÑO OSORIO
Yo soy
Nuño Osorio.

AUDALLA
Basta.

NUÑO OSORIO
Tengo
poco nombre por allá.

AUDALLA
Antes, de verte mancebo
me estoy admirando aquí
890
que eras viejo me dijeron.

NUÑO OSORIO
Siempre los homes famosos
parecen más presto viejos.

AUDALLA
Yo soy Audalla Almelique.

NUÑO OSORIO
Alguna noticia pienso
895
que tengo del nome tuyo.

AUDALLA
Y ¿no de mis obras?

NUÑO OSORIO
Luego
te puedes partir, Audalla,
a tu escuadrón, que muy cedo
te llevaré cien doncellas;
900
que el rey quiere (¡ah santo cielo!)
que sea yo el que las lleve.

AUDALLA
Pues, Osorio, allá te espero;
y guárdete Alá.

NUÑO OSORIO
Non sé
cómo la espada detengo;
905
que este moro soberbioso
es la cabeza de aquellos
que han de llevar las doncellas,
y cuido que fuera bueno
darle cuatro cochelladas
910
por aquellos pestorejos,
con que hasta Córdoba fuera
rodando por esos suelos.


Acto II

Escena I

Sala en casa de DON GARCÍA.
DON GARCÍA, SOL.

DON GARCÍA
Redondilla
  ¿Dónde la mi fija está?

SOL
¿Ya non sabes dónde fué?

DON GARCÍA
915
A peligro va.

SOL
¿Por qué?

DON GARCÍA
Porque por el monte va;
Redondilla
  y lo que yo le pedí
era defensar la casa
en tanto que el moro pasa;
920
que diz que se aloja aquí.

SOL
Redondilla
  Tú, mí señor don García,
tienes culpa de sus mañas,
pues faciendo en las montañas
matanza en la morería,
Redondilla
925
  a doña Sancha engendraste
tan fija de tu valor,
que luego que del rumor
de los moros la avisaste,
Redondilla
  vino al solar de León,
930
y sobiendo en una yegua,
por más de una grande legua
que tienes joridición,
Redondilla
  escorriendo con la lanza
y el acerado pavés,
935
por todo el monte que ves
va faciendo seguranza.

DON GARCíA
Redondilla
  ¿Quién fué con ella?

SOL
Allá fueron
armados los labradores,
de su ganado pastores.
940
Dos ballestas me pidieron
Redondilla
  y dos buenos capacetes,
que saqué de tu armería.

DON GARCÍA
Ya, Sol, non la nombres mía,
nin la mi edad inquietes.
Redondilla
945
  Pasó el tiempo en que cobierto
de mallas fasta los pies,
o con el dorado arnés
por somo del brazo abierto,
Redondilla
  con solo asir el arzón,
950
si alguna memoria tienes,
me posara en los borrenes
de la silla del trotón;
Redondilla
  y que ¡ay de la escuadra mora
por donde colara el fierro,
955
(si en alabarme non yerro,
ende más caduco en sora)!
Redondilla
  Que todos gritaban lugo:
«¡Cata, que va don García!»
Mas llegó la vejez mía
960
cuando al tiempo veloz plugo,
Redondilla
  y está en las venas heladas
de tal guisa aquel calor,
y tan opreso el valor
de mis fazañas pasadas,
Redondilla
965
  que aunque agora me ciñera
la espada, y non la colgara,
non cuido que la sacara
de la vaina, aunque quisiera.
Redondilla
  pues a la fe, que solía
970
dar tan buenas cochilladas,
que un home hasta las quijadas
por el celebro partía.

Escena II

DOÑA SANCHA, con un peto o jaco de malla y una lanza, y una banda colorada; TORIBIO y PASCUAL, con ballestas y morriones; dichos.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  ¿Por mí, pregunta el mío padre?

DON GARCÍA
¿Es mi fija?

SOL
¿Non la ves?

DON GARCÍA
975
Non hay gusto que me des
nin que con mis años cuadre,
Redondilla
  como verte con valor,
ya que non fui venturoso
que fueras fijo famoso,
980
y non fembra de labor.
Redondilla
  Aunque non te niego el miedo
con que de tu daño estoy.

DOÑA SANCHA
Segura en tu sangre voy,
que ser ferida non puedo.

DON GARCÍA
Redondilla
985
  ¿Qué has fecho?

DOÑA SANCHA
Una vista di
a la escuadra de ese moro,
sin que aviltase el decoro
con que tu fija nací.
Redondilla
  Ende más, que non salieron
990
ni a mí ni a los tres criados;
que, del ganado arredrados,
tienda en el valle ficieron.

DON GARCÍA
Redondilla
  Yo tengo un poco que quiero
a solas fablar contigo.

DOÑA SANCHA
995
Si non ha de haber testigo...
¡Hola!, tomad este acero,
Redondilla
  y colgadle en la armería,
y en el lancero posad
este fresno, y aguardad
1000
en fuera, por vida mía.

(Vanse SOL y los criados.)

Escena II

DON GARCÍA, DOÑA SANCHA.

DON GARCÍA
Endecasílabos sueltos (tirada)
  Fija, yo tengo ya bastantes años
para cuidar en la vecina muerte;
que, como con el tiempo el edificio
se va desmoronando, y es indicio
1005
de que amenaza ya total ruina,
así en la edad la muerte se avecina.
Cuando destas paredes, de humo llenas,
se van cayendo a tierra las almenas,
non me permitas, non, morir sin gusto;
1010
que cuido que en la muerte haberle puede,
cada que un padre muere consolado
de que deja sus fijos en estado.
Téngote sola a ti; luego tú sola
eres mi pensamiento.

DOÑA SANCHA
Nunca he sido
1015
desobediente, ¡oh padre!, a tus quereres.
¿Qué estado al tu pracer donarme quieres?

DON GARCÍA
El de casada, fija de míos ojos,
para que el abolengo de mi casa,
ya que non se dilate por varones
1020
del apellido de León, leones,
se destiendan por fembra tan leona,
que más face honoranza que baldona.
Es Laín un fidalgo bien sesudo,
home de pro para la paz y guerra,
1025
y que tiene solar en muesa tierra.
Los Laras son famosos caballeros,
y este mancebo escurre de su alcurnia
atán derechamente como debe.
Yo traté su buen padre, Sancho Lara,
1030
y fuimos a la guerra de Galicia
habrá cuarenta y nueve o cincuenta años,
y aun aquella vegada francamente
me dió la su cochilla, que estimaba,
con unos talabartes carmesíes.

DOÑA SANCHA
1035
Non te alueñes agora del sogeto,
que si te miembras de tus mocedades,
non finarás la fabla en todo el día.

DON GARCÍA
Pues digo que Laín es noble y rico,
tan bien acostumbrado y vergonzoso,
1040
que me ha jurado, fija, en su conciencia,
que non ha conocido fembra alguna,
y pasa de treinta años, que no es poco,
según está la edad, pues ya los homes
de veinte y cinco o veinte y seis se alaban
1045
de que tienen amores con las fembras;
que es lástima de ver cuál está el mundo.

DOÑA SANCHA
Laín tiene las partes y virtudes
de que tú le acompañas; yo non quiero
responder como fembra libertada.
1050
Dale, bien que tasadas, esperanzas;
que yo diré, señor, de aquí a seis meses
mi voluntad; que non es largo plazo.

DON GARCÍA
Respóndate mi gozo y este abrazo.
Voy contento en extremo; pero advierte
1055
que non te enfades si viniere a verte.

(Vase.)

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Tamaña desaventura
por fembra non socedió.
¡Sol! ¡Hola, Sol!

Escena IV

SOL, DOÑA SANCHA.

SOL
Aquí estó.

DOÑA SANCHA
Ferida estoy de tristura.

SOL
Redondilla
1060
  ¡Mal hobiera, la mi Sancha,
la poridad del tu padre!
¿Qué te fabló que non cuadre?

DOÑA SANCHA
Facer la fuesa muy ancha
Redondilla
  es desquillotro además
1065
de quien ha dicha pequeña;
y facerla cuando nieña
asaz le conviene más.
Redondilla
  El mío padre, Sol, me fuerza
a casarme con Laín.
1070
Pedí seis meses, a fin
de que mi gusto no tuerza,
Redondilla
  y porque en ellos podría
otra cosa suceder.

SOL
Non has de ser su mujer,
1075
si más que Jacob porfía.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Yo te lo juro, mi Sol;
que Nuño Osorio es mi esposo.

SOL
Non hay home tan famoso,
ni tan gallardo español.

DOÑA SANCHA
Redondilla
1080
  ¡Ay Sol, que estoy mal ferida!
Nin duermo nin como ya.

Escena V

LAÍN, TORIBIO, DICHAS.

TORIBIO
Sola, aunque con Sol, está,
que es la su prima querida.

LAÍN DE LARA
Redondilla
  Es día Sancha, y sereno
1085
non estuviera sin Sol,
aunque de tanto arrebol
para mis mudanzas lleno.
(Retírase TORIBIO.)
Redondilla
  Sancha, el tu padre me ha dado
licencia que te visite,
1090
cada que amor lo permite
en fucia de desposado.
Redondilla
  Non me trastuernes la faz
por esquivanza de honor;
que non deslustra el valor
1095
aquello que al dueño praz.
Redondilla
  Da licencia a que te den
los homes de mi solar
un presente, de estimar
por la voluntad también;
Redondilla
1100
  que yo la he compuesto ufano
en cestas de mimbres hoy,
si tan favorito soy
que pongas en él tu mano.
Redondilla
  Nueces y avellanas nuevas
1105
en sus cárceres, tan brandas,
que si partir se las mandas,
aunque a tus perlas te atrevas,
Redondilla
  se las puedes confiar
sin pavor de que las dañen;
1110
y éstas quise que acompañen
las piñas del mi pinar,
Redondilla
  toda la cáscara enjuta,
y de tal guisa, que luego
que las arrimes al fuego,
1115
te darán su blanca fruta.
Redondilla
  Viene más un lindo escriño
de pechiabiertas granadas,
de jazmines coronadas
para más fermoso aliño;
Redondilla
1120
  que si non te fago agravios,
semejan (no te amofines)
los granos y los jazmines
a tus dientes y a tus labios.
Redondilla
  Viene un cabrito manchado
1125
de tal guisa pieza a pieza,
que sola Naturaleza
le pudiera haber pintado;
Redondilla
  y para que no me tache
nadie de vil amador,
1130
en un cincho de color
un Santiago de azabache.
Redondilla
  Mas todo es poco, a la fe,
para tu gran señorío,
y más si pierde por mío:
1135
que nunca yo te agradé.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Laín, a mi padre amado
debo yo ser obediente,
non cuando forzarme intente
a tomar sin gusto estado.
Redondilla
1140
  Estoy lejos de pensar
en matrimuños agora.

(Vase retirando.)

LAÍN DE LARA
Pues ¿por qué te vas, señora,
y non me quieres fablar?
Redondilla
  Aguarda, percata un poco
1145
la fiera cuita en que yago;
ca non de tamaño estrago
guariré menos que loco.

(Vase DOÑA SANCHA.)

Escena VI

LAÍN, SOL; TORIBIO, retirado.

LAÍN DE LARA
Redondilla
  ¿Has visto, Sol, qué rigor
y qué enemiga me tiene?
1150
Fembra palaciana viene
a ser villana en amor.
Redondilla
  ¿Dígola yo caloñeros
los mis amores a Sancha?

SOL
A la fe, Sancha se ensancha
1155
de ver que son verdaderos.
Redondilla
  Y tú asaz tienes comprido
el castigo que mereces:
faces presentes de nueces,
que non es ál que roído.
Redondilla
1160
  Ma Dios, que si yo toviera
zarafuelles de varón,
que yo buscara ocasión
en que no me la debiera.
Redondilla
  Mientras plañes se te engríe,
1165
dalle donas la empeora;
que nunca la fembra llora
sinon cuando el home ríe.
Redondilla
  Muda en otra el tu querer,
y verás si finge o no.

LAÍN DE LARA
1170
Y ¿adónde fallaré yo
a tan polida moller?

SOL
Redondilla
  ¿Seméjote muy grosera?
¿Non te parecen mis bríos,
si non pierden por ser míos,
1175
para que les des celera?

LAÍN DE LARA
Redondilla
  Si tú quieres, mi Sol bella,
yo la faré desperar.

SOL
Digo que te quiero arriar,
emporque te vengues della.

LAÍN DE LARA
Redondilla
1180
  D'hoy más soy el tu galán.

SOL
Y yo soy la tu galana
ven a fablarme mañana:
¡Verás qué celos le dan!

LAÍN DE LARA
Redondilla
  Voy contento, porque cuido
1185
que le habemos de dar pena.

SOL
Dios te dé ventura buena.

(Vase LAÍN.)

Escena VII

TORIBIO, SOL.

TORIBIO
Non me despraz el descuido.

SOL
Redondilla
  Toribio, ¿aquí estabas?

TORIBIO
Sí,
y el tu concierto escoché.
1190
¿Quieres a Laín? Bien sé
que te denuestas de mí.
Redondilla
  Pues fidalgo soy asaz,
si bien pobre labrador

SOL
Que tú non sabes de amor.
1195
faciendas faz.

TORIBIO
Redondilla
  ¿Non sé de amor?

SOL
Non se cata
amor de gente grosera.
Voy a cuidar mi espetera;
que ha de estar como una prata
Redondilla
1200
  enantes de anochecer.

(Vase.)

Escena VIII

TORIBIO, solo.

TORIBIO
¡Prega a Dios, ya que me pones
en tales obrigaciones
cual nunca pensé tener,
Redondilla
  pues te llego a maldigar
1205
siendo de mí tan amada,
que el agua que está posada
en las llares del fogar,
Redondilla
  tan herviente caiga en ti,
que las manos te chamusques;
1210
y que si la frida busques,
non parezca por allí!
Redondilla
  ¡Quiebres catorce escodillas
y seis pratos gallineros,
y a poder de moros fieros
1215
vayas con las cien doncellas.

Escena IX

DOÑA SANCHA, TORIBIO.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  ¿Fuese ya el cansancio mío?

TORIBIO
Ya tu cansancio se fue,
aunque ya non hay por qué
facelle atanto desvío;
Redondilla
1220
  que Sol, la tu grande amiga,
le quiere, y delante mí
le enseñó a tenerte a ti
homecillo y enemiga.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  ¿Sol?

TORIBIO
La miesma; que ferida
1225
de amoricos de Laín,
fa zorroclocos a fin
de ser de Laín querida.
Redondilla
  ¡Ma Dios, que si non me fuera
por vergüenza de señor,
1230
que non fuera labrador,
y a ser soldado me fuera!
Redondilla
  Que a quien tanto sol le ha dado
bien se le puede llamar,
y sueldo del rey tirar
1235
atañe a fidalgo honrado.
Redondilla
  Y aun quizá no me verán
en el solar esta noche,
porque cuando el sol se abroche,
tendré señor capitán.
Redondilla
1240
  A pedir licencia voy
a señor para la guerra;
non quiero estar en la sierra,
pues a dos soles estoy.

(Vase.)

Escena X

DOÑA SANCHA, sola.

DOÑA SANCHA
Soneto
  En libertanzas de soltera vida
1245
pasé lo joven de mis verdes años,
enojos fice al tiempo, a amor regaños;
que non me tuvo por jamás rendida.
Cuidaba yo que era pasión fingida
cuando sentía encaramar sus daños.
1250
¡Coitada! ¿Qué faré?, que mis engaños
me llevan a la muerte de corrida.
Fabla de amor quien su rigor non sabe,
y con el sabio el ignorante arguye;
mas guarde el corazón que non le trabe.
1255
Pero si al tiempo el tiempo restituye,
¿de qué sirve fuir?, que amor es ave,
y alcanza con las alas a quien fuye.

Escena XI

TELLO, DOÑA SANCHA.

TELLO
Redondilla
  Perdonad si me colé,
dueña, sin vuesa licencia;
1260
que en la tan linda presencia,
serlo del solar se os ve.
Redondilla
  Fágovos ende mesura;
y si tengo perdonanza
(que de buenos bien se alcanza),
1265
pescudo a vuesa hermosura
Redondilla
  si está acaso en el solar
don García de León.

DOÑA SANCHA
Non ha sido yerro, non,
si venides a buscar
Redondilla
1270
  el mío señor, escodero.
Mas de qué parte decid.

TELLO
De aquel tan famoso, ardid
y montañés caballero,
Redondilla
  don Nuño Osorio.

DOÑA SANCHA
¿De quién?

TELLO
1275
De don Nuño.

DOÑA SANCHA
¡Santo Dios!
¿Servís a don Nuño vos?

TELLO
Y los míos padres también
Redondilla
  a los suyos les sirvieron.

DOÑA SANCHA
Escodero, que bien fayas,
1280
y de bien en mejor vayas
cual siempre los buenos fueron,
Redondilla
  escocha una puridad.

TELLO
Yo vos, señora, prometo
de tenérvosla secreto.
1285
Non hayáis temor, fablad.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Ese tu Osorio galán,
¿qué dueña sirve en León
de las muchas que afición
a su mesura tendrán?
Redondilla
1290
  Que asaz es home polido,
y a pie y a caballo airoso.

TELLO
Dama, que hayades reposo
con bien andante marido,
Redondilla
  yo sé todos sus secretos,
1295
y nunca le vi querer
nin amoricos facer,
ni otros quillotros y efetos;
Redondilla
  que la guerra non le ha dado
tanto vagar, que pudiese
1300
amar quien le mereciese,
de muchas que le han amado.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Doyte este anillo.

TELLO
¿Por qué?

DOÑA SANCHA
Porque el fidalgo guerrero
non ha de ser amorero;
1305
que pierde mucho, a la fe.
Redondilla
  Y porque soy inclinada
a las armas, me dió gusto
saber que un home robusto
non semeje fembra en nada.

TELLO
Redondilla
1310
  Por la Cruz vera, señora,
que, como acá me he tardado,
él se ha cansado y se ha entrado.

DOÑA SANCHA
Bien fizo, y venga en buen hora.

Escena XII

NUÑO, dichos.

NUÑO OSORIO
Redondilla
  Tello, que Dios faga mal,
1315
¿parécete buen servir
dejarme afuera gañir
en los poyos del portal,
Redondilla
  y estarte en conversación?

TELLO
Cuando veas con quién fué,
1320
desculparásme, a la fe.

NUÑO OSORIO
Cato que tienes razón,
Redondilla
  y aun afirmo que te suebra.
Perdonad, señora mía,
si mi corta cortesía
1325
la vuesa prática quiebra;
Redondilla
  que a saber que departiendo
con Tello estábades vos,
non vos ficiera a los dos
con la mi venida estruendo.
Redondilla
1330
  Bien cuido que sois la fija
de don García; que es craro,
porque non querrá tan raro
valor que otra alma le rija.
Redondilla
  Tenedme por servidor,
1335
y dadme las vuesas manos.

DOÑA SANCHA
Efetos tan palacianos
son fijos de tal valor.
Redondilla
  Soy quien cuidáis, y muy vuesa
por vuesa buena opinión,
1340
de que dais satisfación
como el talante lo muesa.
Redondilla
  De hoy más aqueste solar,
de vuesa persona honrado,
tendrá el nome confirmado
1345
con que le suelen nombrar.
Redondilla
  Es su apellido León,
de godos que vienen dél;
y hoy, que vos estáis en él,
le donáis confirmación.
Redondilla
1350
  Mucho folgará el buen viejo
de mi padre, don García,
de veros; que fué algún día
en paz y guerra parejo,
Redondilla
  y vos tiene voluntad.
1355
¿íbades a caza acaso?
Porque non es este paso
camino de la ciodad.
Redondilla
  Como quiera que haya sido,
habéis de dormir aquí;
1360
que si non por él, por mí
lo faréis, pues yo lo pido;
Redondilla
  que por fembra non seré
mal baldonada de vos.

NUÑO OSORIO
(Aparte.)
Non sé qué diga, ma Dios:
1365
pues ¿qué diré, si non sé?
Redondilla
  ¿Es posible que ésta era
doña Sancha de León?
Alterado el corazón,
puya por salir enfuera.
Redondilla
1370
  qué gallarda fidalga,
y rica fembra además!

TELLO
(Aparte a NUÑO.)
¿Qué tienes que tal estás?

NUÑO OSORIO
Non lo sé, ¡que Dios me valga!
Redondilla
  Cata, ¡qué facciones bellas!

TELLO
1375
Mirada y mirando admira;
que parece que si mira
face en el alma cosquiellas.

NUÑO OSORIO
Redondilla
  ¡Mal faga Dios al morico
que por las parias llegó!
1380
Non el rey que me envió;
que viva a Dios le soplico.
Redondilla
  Pero non tuvo razón
de darme este cargo a mí.
Pero, pues leal nací,
1385
ánimo, buen corazón.
Redondilla
  Non cuidéis en esto más;
faced lo que os manda el rey,
pues que los vuestros su ley
non la entortaron jamás.
Redondilla
1390
  Aunque me muriera, Tello,
por esta fembra atán linda,
que no hay alma que non rinda
desde la planta al cabello,
Redondilla
  non ficiera cosa indina
1395
de home Osorio, como so.

TELLO
Cipïón, Nuño, dejó
fama en el mundo devina,
Redondilla
  sólo por ser continente
con la dueña de Cartago.

Escena XIII

DON GARCÍA, dichos.

DON GARCÍA
1400
Si a los vuesos pies non yago,
non hay ál que me contente.

NUÑO OSORIO
Redondilla
  Manténgavos Dios, amén;
que la vuesa senetud
a la mía joventud
1405
non debe acoller tan bien.
Redondilla
  Tenedos en pie, García;
non vos finquéis de finojos.

DON GARCÍA
Non cuidaba que míos ojos
vieran tan alegre día.
Redondilla
1410
  ¡Nuño Osorio en la mi casa!
¿Tanto bien en mi solar?

NUÑO OSORIO
(Aparte a TELLO.)
Creciendo va mi pesar,
la causa adelante pasa.
Redondilla
  Non sé cómo reprimir
1415
las lágrimas, viendo al viejo,
pues vengo a quebrar su espejo.

TELLO
Non se lo cuides decir
Redondilla
  fasta la noche pasada.
Salga el sol, y a la partida
1420
con tan fiera despedida
le pagarás la posada.

NUÑO OSORIO
Redondilla
  García, por ser ya tarde,
non vos digo a lo que vengo:
mañana partirme tengo;
1425
que non hay tiempo que aguarde.
Redondilla
  Madrugad, y fablaremos
en la facienda mayor
que ha tenido el nueso honor
empós que a España tenemos.

DON GARCÍA
Redondilla
1430
  Cada que vos me queráis,
me fallaréis, el mi Nuño;
que agora non vos repuño
en cosa que me mandáis.
Redondilla
  Aunque quisiera saber
1435
qué negocio vos traía.

NUÑO OSORIO
De vuesa fija, García;
que non vos quiero tener
Redondilla
  toda la noche sospenso.

DON GARCÍA
Ahora bien, a cenar vamos;
1440
que después a tiempo estamos.

NUÑO OSORIO
Mandad que fechen un pienso
Redondilla
  a los caballos no más;
que non yantaré bocado,
porque vengo mal guisado
1445
y fatigoso además.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Non fagáis al padre mío
ese tuerto, en no yantar.

NUÑO OSORIO
Non es justo caloñar
mi desgana por desvío.
Redondilla
1450
  Mataráme cena alguna.

DOÑA SANCHA
Una conserva no más.

NUÑO OSORIO
Non acostumbro jamás
el yantar cosa ninguna
Redondilla
  cuando me siento cual veis.
1455
Non me fagáis que me dañe.

DON GARCÍA
Pues, fija, a vos os atañe
que el lecho a Nuño poséis.
Redondilla
  Entrad, y en la cuadra mía
le faced al caballero,
1460
y en la sala al escodero.

DOÑA SANCHA
Yo voy. ¡Qué grande alegría!
Redondilla
  Toda voy regocijada
¡Sol, Leonor, Elvira, Inés!

NUÑO OSORIO
Descansaré; que después
1465
vos diré la mi jornada.

DON GARCÍA
Redondilla
  ¿Cómo está el rey, que Dios guarde,
y en su servicio mantenga?

NUÑO OSORIO
Bueno en su real facienda,
faciendo en vistoso alarde
Redondilla
1470
  de grandezas y virtudes,
igrejas y monasterios.

DON GARCÍA
Déle, Dios tantos imperios,
tantas honras y saludes
Redondilla
  como hay en un campo aristas
1475
a las que el trigo sazona,
y a su guarnida persona
felicísimas conquistas.
Redondilla
  A su buen padre alcancé,
en las sus guerras serví,
1480
sus hermanos conocí,
y en sus discordias me hallé.
Redondilla
  ¡Gracias a Dios, que Bermudo
la cogulla se posó
y el Evangelio cantó!
1485
Bien fizo, reinar non pudo.
Redondilla
  Yo testigo de la misa
del obiespo de León.

NUÑO OSORIO
Cuando tan noble blasón
padres de tan alta guisa
Redondilla
1490
  non vos hobieran donado,
vuestras fazañas atales
las conquirieran iguales.

Escena XIV

LEONOR, dichos.

LEONOR
El lecho está ya posado,
Redondilla
  y otro tal al escodero.

DON GARCÍA
1495
Entrad, Nuño, a descansar.

NUÑO OSORIO
Licencia me podéis dar:
zomirme en el lecho quiero,
Redondilla
  porque vengo muy cansado.

DON GARCÍA
Fágavos Dios venturoso.

TELLO
1500
(Aparte.)
Cuanto hay en casa es fermoso.
La nieña me pone agrado.

(Vanse NUÑO y TELLO.)

Escena XV

DON GARCÍA, LEONOR.

DON GARCÍA
Redondilla
  ¿Qué posaron en el lecho
de Nuño?

LEONOR
Atán linda ropa,
que non hay lavada copa
1505
que así lluzga fasta el techo.
Redondilla
  Las coberturas de red,
ya las sabes cuáles son,
que el miesmo rey de León
las toviera por merced.
Redondilla
1510
  De almaizares de moricas
posaron el rodapié,
las almofadas non sé
que puedan ser atán ricas.
Redondilla
  Labradas todas están
1515
de pinos de oro y seda:
non es más linda la rueda
que face el pavón galán.
Redondilla
  Hay dos frazadas de lana
con seis listas de colores,
1520
que en ellas cuidando flores
puede salir la mañana.
Redondilla
  El cobertor, a la fe,
es tan luengo, que pudiera
vestir tu casa, aunque fuera
1525
como la del rey se ve.
Redondilla
  Las sábanas bien serán
buenas, en casa filadas,
ende más, tan perfumadas
con mil yerbas de San Juan.

DON GARCÍA
Redondilla
1530
  Fágate Dios bien andante.
Vete a servir.

LEONOR
Guárdeos Dios.

(Vase.)

Escena XVI

DOÑA SANCHA, DON GARCÍA

DOÑA SANCHA
Ya se zomieron los dos.
La luz les quité delante,
Redondilla
  aunque asaz se dormirán;
1535
que el cansancio los acucia.

DON GARCÍA
Sancha, yo tengo fiucia
que grande bien nos traerán.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Si fuera merced del rey,
que asaz es de mercendero,
1540
non cobriera el mandadero
la nueva, nin fuera ley.
Redondilla
  Otra cosa, padre mío,
se me ha puesto en el caletre,
ni es mucho que la penetre
1545
de sus razones y brío.

DON GARCÍA
Redondilla
  Estoy en tu pensamiento.
Mas ¿que se viene a casar?

DOÑA SANCHA
¿Quién lo pudo caletrar
mejor que tu entendimiento?
Redondilla
1550
  La vergüeña, las colores,
la dilación en fablar,
todas daban a cuidar
que eran quillotros de amores.
Redondilla
  ¿No le viste atán turbado?

DON GARCÍA
1555
Extiéndese por León
de tu virtud la opinión.

DOÑA SANCHA
En las fiestas padre amado,
Redondilla
  me debió de ver Osorio:
y como soy belicosa,
1560
y la su espada famosa
la faz al mundo notorio,
Redondilla
  fuera de ser tu valor
de todo el mayor testigo,
querrá emparentar contigo.

DON GARCÍA
1565
Yo he conocido el su amor,
Redondilla
  y aun he conocido el tuyo,
y quizá con este fin
non puedes ver a Laín.

DOÑA SANCHA
De Laín de Lara fuyo,
Redondilla
1570
  porque non me causa agrado.
Fazme atamaño pracer,
que des, a Nuño a entender
que entendiste su cuidado;
Redondilla
  que él quizá con la vergüeña
1575
non se atreve a decrarar,
Y si se vuelve al logar
sin dar de su intento seña,
Redondilla
  perderemos la ocasión.

DON GARCÍA
Más que tú le estimo y quiero.

DOÑA SANCHA
1580
¡Éste sí que es caballero
para heredar tu blasón!
Redondilla
  Pon el famoso cuartel
de sus aspas y sus lobos
pon tu león, farán robos
1585
en el pagano cruel.

DON GARCÍA
Redondilla
  Tú, departiendo en tu amor,
non miras, fembra liviana,
que se viene la mañana.

DOÑA SANCHA
Pues entra a dormir, señor,
Redondilla
1590
  y al salir del sol acude.

DON GARCÍA
No hay fembra que no apetezca...

DOÑA SANCHA
¡Oh, prega a Dios que amanezca
aun antes que me desnude!

(Vanse.)

Escena XVII

Vista exterior de la casa de DON GARCÍA.
LAÍN, de noche; TOMÉ, MÚSICOS.

LAÍN DE LARA
Endecasílabos sueltos (tirada)
  Non acordéis los estromentos ahora,
1595
fasta que requiramos sí por dicha
están en poso todos los criados.

TOMÉ
Si non salen a arar a los barbechos,
dormirán como peñas a estas horas,
porque de la salud el sueño es éste.

LAÍN DE LARA
1600
Yo temo que la noche se me acueste.

TOMÉ
Non cuido que atán cedo salga el alba.

LAÍN DE LARA
Tardé en venir desde el casar.

TOMÉ
Es lejos.

LAÍN DE LARA
Asomos dan allí de sus reflejos.

TOMÉ
Engáñate el locero cuyos rayos
1605
facen aquella espléndida crarura.
Si non me miembro mal; mirando el Carro,
non puede escracer en harto tiempo,
porque está la Bocina asaz homilde.

LAÍN DE LARA
Cantad, a ver si la cruel se asoma,
1610
que tan aviesos mis pesares toma.

MÚSICOS
Romancillo o endecha
  Parióme mi madre
una noche escura,
cubrióme de luto,
faltóme ventura.
Romancillo o endecha
1615
  Cuando yo nací,
hora, fué menguada;
ni perro se oía
ni gallo cantaba;
Romancillo o endecha
  ni gallo cantaba,
1620
ni perro se oía,
sino mi ventura,
que me maldecía.

LAÍN DE LARA
Redondilla
  ¡Oh, qué tristura tamaña!
El esprito se me roba.
1625
¿Quién fizo tan mala trova?

UN MÚSICO
Un home de la montaña,
Redondilla
  que es asaz endechador
y palaciano además.

LAÍN DE LARA
Non me la cantedes más;
1630
cantadme trovas de amor.

Escena XVIII

CELÍN, AMIR, MOROS, dichos.

AMIR
Endecasílabos sueltos (tirada)
  En aqueste casar habrá ganado.

CELÍN
Pues llegad con secreto, no nos sientan;
que si se quejan al famoso Audalla
los labradores que estas casas viven,
1635
y nos manda colgar de aquestos pinos,
seremos para siempre sus vecinos.

AMIR
Pues si nos tiene Audalla en este monte
alojados tan mal, mientras se llegan
las parias (que no es mucho que se tarden,
1640
pues por lo menos buscan cien doncellas),
¿qué quiere que comamos sus soldados?

CELÍN
Aquí cerca hay corrales de ganados.

LAÍN DE LARA
(Aparte a un criado.)
Por el caldero santo de que saca,
Tomé, las hisopadas nueso preste,
1645
con que el agua bendita nos arroja,
que anda gente puyando las paredes.

TOMÉ
¿Por las paredes puyan?

LAÍN DE LARA
¿Non lo catas?

TOMÉ
El fierro saco, vive Dios.

LAÍN DE LARA
(Alto.)
¿Qué gente?

AMIR
(Aparte.)
Perdidos somos; estos son soldados.

CELÍN
1650
Cristianos son que guardan sus ganados.

LAÍN DE LARA
¿Non fablan?

TOMÉ
¿Qué es fablar, si son pantasmas?
¿Non veis los camisones?

LAÍN DE LARA
Sea quien fuere.

TOMÉ
Mueran, magüer que fuesen los dimuños.

AMIR
(Aparte.)
Huir es lo mejor.

LAÍN DE LARA
Ya van fuyendo.

TOMÉ
1655
Dimuños son.

LAÍN DE LARA
Pues lleven este tajo.

TOMÉ
¿Non ves los pies de gallo por debajo?

(Acuchillan a los moros, y vanse tras ellos.)

Escena XIX

TORIBIO y PASCUAL, con lanzones; después, NUÑO y TELLO.

TORIBIO
¡Aquí, señor, aquí; que andan ladrones!

PASCUAL
Si está ya levantado Nuño Osorio,
a fe que non se alaben de sus furtos.

(Sale NUÑO a medio vestir.)

NUÑO OSORIO
1660
¿Qué es aquesto, fidalgos? ¿Qué es aquesto?
¿Quién en tanta presura vos ha puesto?

TORIBIO
Ladrones, a la fe, que a los corrales
debían de acodir.

PASCUAL
Aquí hay señales.

(Sale TELLO.)

TELLO
¿Qué es esto, el mío señor?

NUÑO OSORIO
Ya non es nada.
1665
Acaba de vestirme; que ya el día
asoma por enriba de aquel monte.

TELLO
Toma, señor, y la ropilla ponte.

TORIBIO
Ladrones, y riñendo con espadas,
que facían ladrar los nuesos perros,
1670
y aun los que están en los vecinos cerros.

NUÑO OSORIO
Sea quien fuere, non hayáis pavores;
que si sólo el olor del nome mío
les dió, cuando llegaron a robaros,
eso sólo bastó para que fuyan.

TORIBIO
1675
Bien dices: non hay ámbar cual la fama,
fumo oloroso de divina llama.

Escena XX

DON GARCÍA, con espada y pavés; dichos.

DON GARCÍA
Redondilla
  Aunque ha días que dejé
dormir la espada en un cravo,
a un escándalo tan bravo,
1680
ma Dios, que la descolgué
Redondilla
  ¿Qué es esto, fijos?

NUÑO OSORIO
Fuyeron
del corral unos ladrones.

DON GARCÍA
De los aceros los sones,
Osorio, ¿a qué efeto fueron?

TORIBIO
Redondilla
1685
  Para los perros serían,
que salieron a morder.

DON GARCÍA
¡Oh, nunca tengan pracer!
¡Despertar los que dormían!
Redondilla
  Tornadvos, Nuño, a posar.

NUÑO OSORIO
1690
Ya, señor, estoy vestido,
endemás que, amanecido,
no me vuelvo a ensabanar.

DON GARCÍA
Redondilla
  Tomara yo cada día,
la fe, destos retozos,
1695
para madrugar los mozos
en esta facienda mía.
Redondilla
  Idvos adentro los dos;
que a Osorio quiero fablar.

TORIBIO
Posa, Pascual, que almorzar.

PASCUAL
1700
Eso te cale, ma Dios.

(Vanse TELLO, PASCUAL y TORIBIO.)

Escena XXI

DON GARCÍA, NUÑO.

DON GARCíA
Octava real
  Osorio, la vergüeña que has tenido
anoche al allegar a mi posada,
me ha fecho a mí tan libre y atrevido,
por la licencia de la edad pasada.
1705
Mi fija y yo pensamos que has venido
porque el valor de mi solar te agrada,
y como estás mancebo, aun ser podría
juntases tu facienda con la mía.
Octava real
  Yo, Nuño, lo tendré por bien andanza,
1710
y te daré las doblas más fermosas
que ha visto el sol, ni avara mano alcanza,
y ganadas con armas fazañosas.
Trigo non me las dió, mas pura lanza.
años ha ya que están guardosas;
1715
mas non las cubre moho; que soy viejo,
y en contallas asaz lucias las dejo.
Octava real
  De Sancha de León, mi fija amada,
non te quiero decir virtud ninguna.
soy padre, y tengo el alma apasionada;
1720
que un madre le faltó desde la cuna.
Es fembra que se pone la celada,
y el mujeril tocado la importuna;
non es tan laboriosa de vainillas
como de ver facer un fresno astillas.
Octava real
1725
  Es propia para ti, valiente Nuño;
que la podrás llevar como amazona,
con esta misma que desnuda empuño,
para la defensión de tu persona.
Non te fará, por esta cruz, rasguño
1730
moro o cristiano en pos de la corona
del rey o el crego, que non faga enmienda,
demás de que te adama por su prenda.

NUÑO OSORIO
Romance (tirada)
  Nobre viejo don García,
a quien por padre respetan
1735
todos los homes de pro
que ser fidalgos profesan:
más que para responderos
mi helada y turbada lengua,
hora estaban los mis ojos
1740
para plañir sus endechas.
Non me basta el corazón
para que vos dé respuesta,
habiéndole yo tenido
fuerte con homes y fieras.
1745
Mas siendo, como es, forzoso,
sacaré de mi fraqueza
una lengua de dolor
que vos pase las orejas.
Estando el mío rey Alfonso
1750
firmando en la santa igreja
por rey de León y Asturias,
con tantas alegres fiestas
(que non estaba jurado
por las traiciones y guerras
1755
que le echaron a Navarra
empués de muerto Fruela),
vino de Córdoba un moro...
-¡Triste la su vida sea,
mohoso dardo le mate,
1760
que non dorada jineta!-
Vino como mandadero
del africano que reina
en la más parte de España
y en la más florida tierra.
1765
¡Haya mal poso la Cava!,
que si ella doncella fuera,
non tributáramos nos
al África cien doncellas.
Por éstas vino, y el rey
1770
fizo consejo en que hobiera
mayor mal si non templara
mi condición su prudencia.
Fueron Meledón Fernández,
Suero Díaz, Teudo Vela,
1775
de parecer que se diesen,
y endespués también lo acuerdan
Nuño Velasco Velázquez,
Pero Ruiz, Sancho de Dueñas,
Amaro de Santibáñez,
1780
y Ordoño Juárez de Albelda.
Dicen que non era justo
que estando León sin fuerzas,
destruya la tierra el moro,
viendo que el feudo le niegan.
1785
Non pudieron facer más;
pero el rey facer pudiera
que non trujera yo el cargo
que tanto dolor me cuesta.
Las suertes sacó un rapaz,
1790
que non de diez años era;
tocó a vuesa fija Sancha
ser una de las cincuenta
que se sacan, como veis,
de la asturiana nobreza.
1795
Si me pesa, Dios lo sabe:
y más agora me pesa,
que me la dais por esposa,
y que he visto que es tan bella.

DON GARCÍA
Octava real
  ¡Yaga mi cuerpo triste en sepoltura
1800
enantes que de aquí mueva las plantas,
acompañen las fieras mi tristura
y escurezcan el sol las luces santas,
plañan la mi tamaña desventura
los homes que han tenido fijas tantas,
1805
pues una sola, que en el alma adoro,
la doy a Osorio, y él la lleva al moro!
Octava real
  Non debiera nacer home que nace
para bañar a la vejez sus canas
del agua que aún no tiene y que deshace
1810
de la nieve que ya las fizo ufanas.
Conozco que mi muerte al cielo prace:
tal fincan a la fin grorias humanas,
pues una fija, que era mi tesoro,
la doy a Osorio, y él la lleva al moro.

Escena XXII

DOÑA SANCHA, dichos.

DOÑA SANCHA
Octava real
1815
  ¿Qué es esto, el mi señor? ¿Qué cuita es ésta?

DON GARCÍA
Mi fija, entradvos dentro; que non quiero
miraros a la cara atán apuesta,
si non es darme imagen, pues ya muero.

DOÑA SANCHA
Gran mal vueso dolor me manifiesta.
1820
¿Qué vos ha dicho aqueste caballero?

DON GARCÍA
Él no me ha dicho nada; mas yo lloro
que os doy a Osorio y que él os lleva al moro.

NUÑO OSORIO
Romance (tirada)
  Sancha, anoche non cené,
de dolor de mi embajada
1825
La suerte vos ha caído
de las doncellas cristianas
Valor tenéis, si el valor
a tales desdichas basta.
Lo demás fablen mis ojos
1830
con el llanto que los baña;
que non me ha cabido a mí
menos parte en la desgracia,
pues os pierdo y pues os llevo.
Ojos, fablad; lengua, calla.

DOÑA SANCHA
1835
¿Tiene alguna fembra el mundo
con desventurra tamaña?
En mal que plañen dos homes,
¿qué faré, fembra coitada?,
que parezco, puesta en medio
1840
de sus lágrimas amargas,
fuente de mármol, de quien
procede a los dos el agua.
Romperé con tristes voces
la tela del cielo santa,
1845
enterneceré sus luces.
¿Qué faré?

DON GARCÍA
Non fagas nada
mientras me voy a morir;
que non te han de ver mis canas
entre los brazos del moro.

NUÑO OSORIO
1850
Si vuesa desesperanza
me acorre de aquesta guisa,
¡bien se fará mi jornada,
bien saldré con el decreto
de lo que mi rey me manda!
1855
Non digo que non plañáis
en desaventura atanta,
mas que mostréis el valor
que vuesa sangre acompaña.

(Vase DON GARCÍA.)

Escena XXIII

DOÑA SANCHA, NUÑO.

DOÑA SANCHA
Si vos parece, don Nuño,
1860
que el entendimiento basta,
non tenéis entendimiento.

NUÑO OSORIO
Bien lo cuido, doña Sancha.
Non me ganáis en facer
sentiduras en el alma,
1865
ya por feridas de amor,
ya por naturales ansias;
pero ¿qué remedio?

DOÑA SANCHA
Adiós;
que un home que yo cuidaba
que fuera amor de mi vida,
1870
ni como esposo me ampara,
ni como nobre me obliga,
ni como, de ley cristiana
por caridade me ayuda,
ni cual fidalgo, por armas.
1875
¡Nunca yo te amara, Osorio,
nunca viera la tu cara,
nunca en tu mucha nobreza
posara mis esperanzas!
¡Sol, Leonor, dueñas, doncellas!,
1880
venid a mis almofadas;
faremos endechas tristes.

NUÑO OSORIO
Aguarda, mi vida, aguarda.

DOÑA SANCHA
Non puedo mirarte, Osorio.

NUÑO OSORIO
Tien razón, suébrale causa;
1885
que quien face lo que yo,
de piedra son sus entrañas.


Acto III

Escena I

Sala en casa de DON GARCÍA.
DON GARCÍA; TORIBIO, de soldado.

DON GARCÍA
Redondilla
  Ni en fechos de mis mayores,
ni en armas del mío blasón,
ni en mis alcurnias, que son
1890
en Asturias las mejores,
Redondilla
  he conocido, Toribio,
ser mis valores atales,
como en ver que a tantos males
tenga la mi vida alivio.
Redondilla
1895
  Mas he oído decir
que los pechos que están llenos
de diferentes venenos
suelen por eso vivir;
Redondilla
  que en competencia reñida
1900
sobre la joridición,
non tocan al corazón,
que es principio de la vida.

TORIBIO
Redondilla
  Suele en el acometer
ser de más violenza el mal;
1905
que en después non es atal
que non se pueda sofrer.
Redondilla
  Mucho has fecho, y más farás
en esta despedidura;
si aquí la vida te dura,
1910
non hay que decirte más.
Redondilla
  Yo, como non he tenido
corazón tan fuerte, en sora
para ir con mi señora
de sueldado me he vestido.
Redondilla
1915
  Por lo menos la veré
fasta que al moro la entreguen.
Endespués mis ojos cieguen.

DON GARCÍA
Y yo agora cegaré,
Redondilla
  porque si la luz se va
1920
que de mis ojos lo es,
¿cómo tendré vista empués
que tan eclipsada está?

Escena II

DOÑA SANCHA, de luto; dichos.

DOÑA SANCHA
Lira
  Non sé cómo comience
para pediros, el mío padre amado
1925
(tanto dolor me vence),
la bendición, habiendo ya llegado
la mi triste partida.

DON GARCÍA
Mejor dirás el fin de aquesta vida.
Lira
  Non tratemos agora
1930
de nuesa desventura, que tratada,
la pena acuciadora
de la muerte cruel resta aumentada.
Pósate de finojos,
y anegaránse en lágrimas mis ojos.

DOÑA SANCHA
Lira
1935
  Védesme a vuesas prantas,
famoso don García: ¡a Dios pruguiera,
y a las ánimas santas
que llevó San Miguel de su foguera,
aburadas en fuego,
1940
que me matara ese cochillo luego!
Lira
  ¡Oh, cuánto mejor fuera
que me pasara el cuello, y no que un moro
al suyo me posiera,
y que, contra mi ley y mi decoro,
1945
vaya tal astoriana
a ser su denostada barragana!

DON GARCÍA
Lira
  Fija, non vos conviene
el tolleros la vida el vueso padre.
Lo que del cielo viene,
1950
pensad que non hay ál que más os cuadre.
¡Oh muerte!, el arco quiebra;
que un gran dolor para cochillo suebra.
Lira
  Vos vais donde ha querido
aquel cobarde y fiero Mauregato,
1955
que a nuesa sangre ha sido
atán dañoso vendedor ingrato,
y endespués los leoneses,
que ya facen de fembras sus paveses.
Lira
  Atended, fija mía,
1960
los míos consejos.

DOÑA SANCHA
Ya vos oigo atenta.

DON GARCÍA
Allá en la Morería
saben quien sois, non vos farán afrenta.
Casaros han con moro
igual a vuestras prendas y decoro.
Lira
1965
  En toda ley las leyes
del matrimonio vos podéis guardallas.
Moros hay muchos reyes:
sabidas vuesas partes, por honrallas,
reina seréis por dicha...
1970
-Mal dije: reina, sí; mas por desdicha-.
Lira
  Faced al moro noble
que vos copiere en suerte, fija amada,
que de su ley se doble
con caricias de amor; que si agrada
1975
de vusco, non hay cosa
que non faga por vos, que sois fermosa.
Lira
  Y si non le placiere
la ley de Cristo, sepan por lo menos
los fijos que toviere
1980
que por la vuesa parte son tan buenos.
La ley santa enseñaldos,
y cada que nacieren chapuzaldos.
Lira
  Mosaldes la dotrina,
con lo que vuesa madre os enseñaba.
1985
Mi vida ya camina
encia la muerte, que el dolor bastaba;
pero si ascanzo alguno,
luego que dos tengáis, enviadme el uno.
Lira
  Decilde, fija, al moro
1990
que non perderá nada con su abuelo;
y el alto Dios que adoro
vos feche bendición desde su cielo,
tornando la mi mano:
magüer que non soy crego, soy cristiano.

DOÑA SANCHA
Lira
1995
  Los vuesos pies os beso
por los consejos santos.

DON GARCÍA
Fija amada,
lo que es razón os mueso.
Erguíos, non estéis afinojada,
si non queréis ser pila
2000
desta fuente, que lágrimas estila.

Escena III

NUÑO, VELA, ANZURES, soldados cristianos, dichos.

NUÑO OSORIO
Quintilla
  Non entré, con el pavor
que la vuesa despedida
me daba, nobre señor.

DON GARCÍA
Nuño Osorio, en la partida
2005
crece el llanto y el dolor.
Quintilla
  Non sé qué vos diga ya,
tal la mi ánima está.
La vida lleváis con vusco,
la muerte resta con nusco,
2010
que el arco frechando va.
Quintilla
  Yo non tengo qué os decir
sobre lo que hemos fablado,
nin de nuevo maldecir
al leonés deshonorado
2015
que atal pudo consentir.
Quintilla
  Sólo pienso que sería
non sin valor advertencia,
al donar la fija mía
a la morisca violencia
2020
este miserable día,
Quintilla
  contalle su calidad
al capitán cordobés,
y decir que en su ciudad,
pues atán comprida es
2025
de príncipes de su edad,
Quintilla
  le den marido de quien
algún nieto la rescate,
y el mío solar también;
que pienso que faz remate
2030
en lo que míos ojos ven.
Quintilla
  ¡Cuán al revés pensé yo
que Osorio le prolongara,
cuando a mi casa llegó,
y que sus lobos juntara
2035
al león que ya finó!
Quintilla
  Pero ya sus lobos son
de tan fiera condición,
que a ensangrentar su pelleja
llevan al moro mi oveja,
2040
sin defensalla el león.
Quintilla
  Las parias en prata y oro,
en caballos y en halcones
paga el cristiano y el moro;
mas dar fembras los varones
2045
non es varonil decoro.
Quintilla
  Cuando desta infame prueba
volváis, decildes por nueva
que quedo espantado acá,
non de Alfonso que las da,
2050
mas de Osorio que las lleva.

NUÑO OSORIO
Quintilla
  Aguardad, oíd, García;
non sin respondida os vais.

(Vase DON GARCÍA.)

VELA
Fuése; que el dolor le guía.

Escena IV

DOÑA SANCHA, NUÑO, VELA, TORIBIO, ANZURES, SOLDADOS CRISTIANOS.

DOÑA SANCHA
Osorio, non lo tengáis
2055
de un padre a descortesía;
Quintilla
  endemás que un gran dolor
tiene de poder fablar
licencia de embajador,

NUÑO OSORIO
Ya es hora de caminar
2060
y de esforzar el dolor.
Quintilla
  Yo non vos miro a la cara
por no tomar sentimiento.

DOÑA SANCHA
Aquí, Toribio, repara,
mientras puyo en el jumento,
2065
ya sin espuela y sin vara;
Quintilla
  que fasta aquí solía ser
en los mis fechos varón,
y al caballo las poner;
mas ya que tan fracas son,
2070
voy como fraca mujer.
Quintilla
  Al mío padre le dirás
que a la Virgine del Monte
diga diez miesas o más,
y luego a caballo ponte;
2075
que cedo me alcanzarás.

TORIBIO
Quintilla
  Yo faré lo que me ordenas.

DOÑA SANCHA
Ven, Osorio.

NUÑO OSORIO
(Aparte.)
Su valor
la sangre hiela en mis venas.

DOÑA SANCHA
Homes, non hayáis pavor,
2080
que a cobardes matan penas.

(Vanse, todos, menos TORIBIO.)

Escena V

TORIBIO, solo.

TORIBIO
Quintilla
  A la fe, que si esto fuera
por armas de dos a dos,
y con Sancha las hobiera,
magüer que mojer, ma Dios,
2085
el moro non la collera.
Quintilla
  ¿non le copiera a Leonor
esta suerte de donciellas?

Escena VI

LAÍN, con la espada desnuda y una rodela; TORIBIO.

LAÍN DE LARA
(Para sí.)
Pienso que es cierto el rumor;
que han ferido las estrellas
2090
voces de tierno dolor.
Romance (tirada)
  Aquí está un home, y soldado
del fidalgote venido
por mal año del solar,
y aun de todos sus vecinos.
2095
Home, que si eres soldado,
te mate el primer morico,
¿qué es lo que dicen de Sancha?

TORIBIO
Presto me has desconocido.
Non soy sueldado, señor,
2100
ni con Osorio he venido.
Toribio soy; ¿non me ves?

LAÍN DE LARA
¿Qué es esto, amigo Toribio?

TORIBIO
Vino ese Nuño, o dimuño
(que como dimuño ha sido,
2105
pues se lleva los cristianos
donde non se sirve a Cristo),
y la mi señora lleva,
por enriba desos pinos,
adonde está el moro Audalla.

LAÍN DE LARA
2110
¿Que la suerte le ha cabido
de las cincuenta fidalgas?

TORIBIO
Todo es vero cuanto digo,
¡Pruguiera a Dios non lo fuera!

LAÍN DE LARA
Yo soy muerto.

TORIBIO
Y yo morido.

LAÍN DE LARA
2115
¿Nuño Osorio se llamaba
ese capitán que vino
a facer cosa tan vil?
¿En home de su apellido,
en home de su opinión
2120
cupo tan mal fecho?

TORIBIO
Quiso
el rey que un home de pro,
porque fuese obedecido,
viniese por los solares
con cien homes que ha traído,
2125
todos con buenas corazas,
bien apuestos y guarnidos.

LAÍN DE LARA
¿Cien homes?

TORIBIO
Yo los conté
por en somo del ejido:
cincuenta son de a caballo,
2130
con lanzas como unos pinos.

LAÍN DE LARA
¿Y los otros?

TORIBIO
También vienen
a caballo.

LAÍN DE LARA
Desvaríos
de home inorante.

TORIBIO
A la fe,
con el dolor amarrido.

LAÍN DE LARA
2135
¡Non tuviera diez fidalgos,
o mis parientes o amigos!

TORIBIO
¡Con diez a ciento!

LAÍN DE LARA
Y estoy
por ir solo.

TORIBIO
¿Estás perdido?
¿Es home Osorio de burlas?

LAÍN DE LARA
2140
Para morir sin joicio,
¿qué importan ciento ni mil?

TORIBIO
Tente y cobra tu sentido.

LAÍN DE LARA
La muerte al cielo pido,
pues, se me va la vida y no la sigo.
2145
¡Ay Sancha de los míos ojos,
Sancha de los ojos lindos,
Sancha del tranzado largo,
de oro crespo, rubio y rizo:
Sancha de la crencha bella,
2150
atada en coifa de pinos!
Ma Dios, que sobre el cabello
la vi sentar un domingo.
Con no escuchar de su boca
sino desdenes y olvidos,
2155
perlas eran sus palabras,
sus labios corales lisos.
La muerte al cielo pido,
pues se me va la vida y no la sigo.
Mas ¿qué fago? ¡Sandio yo,
2160
caballero mal nacido!
¿Yo soy Lara? ¿Yo deciendo
de aquel godo Atanagildo?
Doña Sancha de León,
el mi amor, el mi principio,
2165
que antes ni en pos non amé
otra fembra, por Dios vivo,
ha de gozar un Zulema,
un Almanzor, un Celindo?

TORIBIO
¡Hola! ¿Non catas que fablas
2170
sandeces de home sin tino?
¡Por Dios vivo juras tú!
¿Non temes que por castigo
te zampuce so la tierra
un rayo del cielo?

LAÍN DE LARA
Amigo,
2175
non caté lo que decía:
en aquel Señor confío
perdonará la mi culpa;
en demás que mi delito
es de home que está sin seso,
2180
y faré buenos testigos
en ir a morir agora.

TORIBIO
Detente.

LAÍN DE LARA
Guardad mis filos,
fidalgos los de León,
que os vendéis vosotros mismos
2185
por no morir de una vez.

TORIBIO
¿Dónde vas?

LAÍN DE LARA
A resistillos;
que un home sin joicio
por mil espadas colará atrevido.

(Vanse.)

Escena VII

Campo.
AUDALLA, AMIR, CELÍN, MOROS.

AUDALLA
Octava real
  A no decirme el rey que era contento
2190
de rendirme las parias, no esperara.

AMIR
¿Qué puede ser tan gran detenimiento?

CELÍN
Ya por ventura en dártelas repara.

AUDALLA
Si han hecho nuevo acuerdo, sentimiento
pienso mostrar, que viéndome la cara
2195
diga una cosa, y otra estando ausente.

CELÍN
Serán consejos de su altiva gente.

AMIR
Octava real
  Son atrevidos estos asturianos,
y van creciendo en número y en fuerzas.

AUDALLA
¿Qué pueden ya los míseros cristianos,
2200
por más que con tus miedos los esfuerzas?

Escena VIII

TELLO, dichos.

TELLO
¿Adónde está, gallardos africanos,
el capitán?

CELÍN
(Aparte a AUDALLA.)
Correos hay, no tuerzas
de las parias un átomo.

AUDALLA
Ni puedo;
que tengo al rey y a sus enojos miedo.
Octava real
2205
  Yo soy el capitán.

TELLO
Y yo he venido,
valiente Audalla, a darte aviso agora
que estés con la tu gente apercebido
a recebir las parias.

AUDALLA
No atesora
mi rey, en cuantas joyas le han traído
2210
de los dorados reinos del aurora,
cosa que estime en más.

TELLO
Sal a ese prado
con tu escuadrón.

AUDALLA
¿Quién viene?

TELLO
Un gran soldado;
Octava real
  Nuño Osorio se llama.

AUDALLA
Ya su fama
y su persona he visto: es caballero
2215
de gran valor y generosa rama,
de tronco entre cristianos el primero;
y aunque por esto mismo me desama,
por sus hazañas y opinión le quiero.
Darte quiero un presente que le lleves.

TELLO
2220
Por el que te ha de dar, bien se le debes.

AUDALLA
Octava real
  ¿Hay mujeres hermosas?

TELLO
Tan fermosas
que las de antaño exceden; mas entre ellas
como a las hojas las bermejas rosas
excede Sancha de León las bellas.
2225
Non hay entre cristianas generosas,
atanto de casadas cual doncellas,
fembra de más valor nin fermosura.

AUDALLA
Por mía la acoto.

TELLO
Habrás buena ventura.

AUDALLA
Octava real
  Pónganse en ala mis quinientos hombres,
2230
que coronen el prado con más varias
colores que sus plantas de mil nombres,
para que puedan recebir las parias.

AMIR
Veráslos tan gallardos, que te asombres.

TELLO
Quien parias dió, a la ley de Dios contrarias,
2235
en el infierno yaga con Pilatos.

CELÍN
¿Qué dices?

TELLO
Que de un ángel son retratos.

Escena IX

NUÑO, TORIBIO, ANZURES, dichos.

NUÑO OSORIO
Endecasílabos sueltos (tirada)
  ¿Que por todo el camino viene Sancha
los brazos y las piernas descobiertas?

ANZURES
Es cosa que nos lleva sin sentido,
2240
y que cuidamos que le habrá perdido.

NUÑO OSORIO
Non puede, amigos, ser de otra manera,
porque con seso non se descobriera.

TORIBIO
Non puedo contener, capitán fuerte,
las lágrimas de ver la mía señora
2245
venida en tanto mal.

NUÑO OSORIO
Con causa llora.

TORIBIO
Los blancos brazos y los tiernos pechos,
que non se descubrieron en su casa
a Sol, su prima, ni a Leonor, su amiga,
los trae descobiertos por el campo.

NUÑO OSORIO
2250
Que Sancha de León, entre cien homes,
siendo fembra tan cuerda y bien nacida,
camine con los brazos y las piernas
descobiertas a todos craramente,
non puede ser fazaña deshonesta.
2255
A la fe, Anzures, que ha perdido el seso,
y que esta sinrazón se le ha tollido.

ANZURES
Pues ¿cuidas lo ficiera en su sentido?

NUÑO OSORIO
Non lo ficiera fembra tan constante,
tan colmada de honor y de crianza.

ANZURES
2260
La pena, Nuño, de cuidar que un moro
ha de pisar su virginal decoro
¿qué non podrá?

NUÑO OSORIO
Podrá lo que ha podido,
que es quitarle el honar con el sentido.
Confiésovos, soldados valerosos,
2265
que cuando la miré venir desnuda,
con ser atán fermosa, branca y linda,
que llevaba las hojas de los árboles,
cuanti más que los ojos de los homes,
quité los míos por vergüeña, y dije:
2270
«No el seso, que el dolor, a Sancha rige.»

ANZURES
Non hay soldado (con ser libres homes,
y solteros los más y mancebicos)
que se atreva a mirarla; y si la mira,
non de codicia del su amor sospira,
2275
mas llora de dolor, viendo tal dama
que de pesar su honestidad infama.

Escena X

TELLO, dichos.

TELLO
Endecasílabos sueltos (tirada)
  Ya di, señor, a Audalla tu recado,
y corona de moros este prado,
aguardando las parias que le llevas,
2280
con dulzainas, tambores y jabetas.
Dióme un presente, Osorio, que te diese,
atán rico, que es digno de ti mismo:
cuatro caballos nobles, andaluces,
un rosillo, dos bayos, cabos negros,
2285
y un blanco escrito a ruedas, que parece
que le han pintado adrede, y cada uno
con un alfanje damasquino, atado
por el arzón con una cuerda de oro,
nielado el pomo, la contera y brazos,
2290
que Alfonso se pudiera honrar con ello.

NUÑO OSORIO
No me lo digas, no; déjame, Tello.

TELLO
Pues ¿qué dirás, si ya, señor, sopieses
cómo tiene el morazo, que mal haya,
escollida por fembra a doña Sancha?

NUÑO OSORIO
2295
Buen pro le hará, que sandia se ha tornado.

TELLO
¿Sandia, señor?

NUÑO OSORIO
¿Non basta que lo diga?
Loca y sandia la tiene su fatiga.
Las piernas y los brazos descobiertos,
camina entre nosotros.

TELLO
¡Triste caso!

Escena XI

VELA, dichos.

VELA
2300
Ya están, señor, enfrente de los moros
las cien doncellas.

NUÑO OSORIO
Bien lo vi en sus lloros.

VELA
Apenas, gran señor, los descobrieron,
cuando mil gritos y alaridos dieron,
non maldigando sólo a Mauregato,
2305
sinon a Alfonso, de cobarde, ingrato,
y a ti también, señor, que las entregas.
Veráslas todas que, de llanto ciegas,
el campo siembran de oro del cabello.

NUÑO OSORIO
Su duelo escucho y non me maraviello.
2310
Mas ¿qué hay de doña, Sancha?

VELA
Un caso extraño:
que así como, desnuda, vió los moros,
las piernas y los brazos se ha cubierto,
y vestida y honesta y vergonzosa,
cerróse toda como rubia rosa
2315
que en ausencia del sol las hojas junta,
marchita, triste, pálida y difunta.

NUÑO OSORIO
Octava real
  ¿Que se ha vestido?

VELA
Sí que se ha vestido.

NUÑO OSORIO
Traedla aquí.

TORIBIO
Yo voy, señor, por ella.

(Vase.)

NUÑO OSORIO
Saber quiero la causa que ha tenido.

VELA
2320
De ti, señor, se ofende y se querella.

NUÑO OSORIO
Non tengo culpa yo; del rey ha sido.

ANZURES
Mal fecho fué; ¡tan principal doncella!...

NUÑO OSORIO
En las suertes non hay culpa ninguna;
culpar debiera Sancha su fortuna.

TORIBIO
Romance (tirada)
2325
  Aquí viene doña Sancha.

Escena XII

DOÑA SANCHA, TORIBIO, NUÑO, TELLO, VELA, ANZURES, SOLDADOS CRISTIANOS.

NUÑO OSORIO
Pues, ¿cómo vestida vienes,
tú, que desnuda venías?

DOÑA SANCHA
Osorio, ¿que non lo entiendes?

NUÑO OSORIO
¿Cómo lo puedo entender,
2330
pues facen esas sandeces
los que no tienen juicio,
y tú vemos que le tienes?

DOÑA SANCHA
Atiende, Osorio cobarde,
afrenta de homes, atiende,
2335
porque entiendas la razón,
si non entenderla quieres.
Las mujeres non tenemos
vergüenza de las mujeres:
quien camina entre vosotros
2340
muy bien desnudarse puede,
porque sois como nosotras,
cobardes, fracas y endebres,
fembras, mujeres y damas;
y así, no hay por qué non deje
2345
de desnudarme ante vos,
como a fembras acontece.
Pero cuando vi los moros,
que son homes, y homes fuertes,
vestíme; que non es bien
2350
que las mis carnes me viesen.
¿Qué honestidad he perdido,
cuando vengo entre mujeres?
Ninguna, pues que lo sois
tan cobardes y tan leves;
2355
pero no cuando los moros,
que son homes.

NUÑO OSORIO
Sancha, tente;
tente Sancha; que me matas,
me enfurias y me ensandeces.
¡Por el alcázar divino,
2360
por las deidades celestes,
por la sangre de mis padres,
que en brancos mármoles duermen
en San Salvador de Oviedo,
que non el mundo me afrente
2365
con el nome de mujer,
cuando mil vidas perdiese!
¡Porque somos fembras viles
las tus carnes non defiendes,
y a los moros las cobijas
2370
porque son homes valientes!
¡Hola, soldados! Alfonso,
sus consejeros, sus leyes,
sus paces y sus conciertos
en este punto perecen.
2375
Quinientos moros están
armados, cual veis, enfrente:
ciento somos; toca el arma;
que asaz ha fecho quien muere.
¿Yo mujer? ¡Ante mis ojos
2380
se desnudan! Si la hueste
fuera del mismo Alejandro,
Darío, César, Pirro o Jerjes,
non dejara de morir
por lo menos, y tenerme
2385
por tan home como soy.

ANZURES
Non has dicho eternamente
palabra tan bien fablada.

VELA
¡Nosotros somos mujeres,
Osorio, y los moros homes!

TELLO
2390
Señor, si agora consientes
esta afrenta, ¿qué dirán
los que en pos de nos vinieren?

NUÑO OSORIO
Que non hay que rehortir;
esto faré cada siempre
2395
que el cielo me diese vida.
La vida presto se pierde;
la fama por siempre dura,
y vuela de gente en gente
fasta los fines del mundo.

DOÑA SANCHA
2400
¡Oh Nuño gallardo y fuerte!
¡Oh gloria de los Osorios!
Conténtate que me cuestes
el haberme descobierto,
que en mi prez valor non tiene.
2405
Acomete esos quinientos;
que yo pondré a mis mujeres
las armas que vos sobraren;
que con el dolor que vienen
farán más que dos mil homes.
2410
Y si se quejare el reye
o el reino de lo que faces,
¿qué importa que nos degüelle?
Ende más que Dios fará
y el su Apóstol, que defiende
2415
este rincón, donde yace,
que Alfonso la furia temple.

NUÑO OSORIO
¡Oh valerosa asturiana!
Si vida el cielo me ofrece,
yo te pagaré el valor
2420
Santiago!

DOÑA SANCHA
Osorio, acomete.

(Vase.)

TODOS
¡Santiago!

(Éntranse todos, y principia dentro la batalla.)

Escena XIII

AUDALLA, NUÑO, AMIR, SOLDADOS MOROS, SOLDADOS CRISTIANOS, todos dentro.

AUDALLA
Octava real
  ¿Qué es esto? ¿Desta suerte pagan parias
los cristianos al rey de España?

NUÑO OSORIO
¡Oh perro!
ésas que le han pagado son contrarias
2425
al cielo y al valor de aqueste fierro.

AUDALLA
Yo te haré deshacer en partes varias,
y a las aves poner en ese cerro.

NUÑO OSORIO
Mira por ti, villano; a ver si toma
tu defensión el pérfido Mahoma.

(Salen todos peleando.)

AMIR
Octava real
2430
  ¡Mueran, valiente Audalla, los cristianos!
Quinientos somos.

NUÑO OSORIO
¡Linda fama adquieres,
cuando ciento muramos a tus manos!

Escena XIV

DOÑA SANCHA, con un gran número de doncellas armadas de espadas y rodela, que se ponen al lado de OSORIO; dichos.

DOÑA SANCHA
Llevad de aquesta guisa las mujeres.

NUÑO OSORIO
Estimo, Sancha, tus valientes manos.

DOÑA SANCHA
2435
Tú eres quien me da valor.

NUÑO OSORIO
Tú eres
por quien he de facer del moro estrago.

AUDALLA
¡Aquí Mahoma, aquí!

NUÑO OSORIO
¡Y aquí Santiago!

(Vanse.)

Escena XV

Sala en el alcázar de León.
EL REY, TEUDO, SUERO, MELEDÓN.

REY ALFONSO
Redondilla
  Las joyas que voy juntando,
mis fidalgos, son a efeto,
2440
si a la avaricia sojeto
me vades imaginando,
Redondilla
  de facer una cruz de oro
de inestimable valor,
que dar a San Salvador
2445
por prenda de la que adoro.
Redondilla
  Non vos cale en esta guisa
dar caloña a lo que fago;
que non de cosas me pago
que la ley cristiana pisa.
Redondilla
2450
  Los diamantes y amatistes,
los rubíes y balajes,
girasoles de linajes
que atán diferentes vistes,
Redondilla
  las zafiras y esmeraldas,
2455
crisólitos y topacios,
han de ocupar los espacios
de la faz y las espaldas.
Redondilla
  Esto fué juntar tesoro,
non a la fe por codicia.

TEUDO
2460
¿Cuidas tú que fué malicia
cuidar que juntabas oro?
Redondilla
  Non, señor, sí soldemente
que alguna guerra esperabas,
con que defensar pensabas
2465
de los moricos tu gente;
Redondilla
  que asaz, buen Alfonso, basta
el nombre y santa opinión
de Casto, aunque es compasión
que de ti non dejes casta.

SUERO
Redondilla
2470
  ¿Con quién, invito señor,
piensas facer esa cruz,
que dará a tus obras luz
y devino resplandor?
Redondilla
  ¿Dónde fallarás platero
2475
de tan alta platería?

REY ALFONSO
Escorrid la tierra mía
vos, Meledón, y vos, Suero,
Redondilla
  fasta que topéis un home
asaz soficiente deso,
2480
que vos guise de maeso,
ya por obras, ya por nome;
Redondilla
  que non ha de haberse visto
cruz de tamaño valor,

MELEDÓN
Sepa tu merced, señor,
2485
que la adoración que a Cristo,
Redondilla
  a la Cruz debe el cristiano;
y así, es bien facerla atal.

REY ALFONSO
Daré de mi amor señal,
en aprecio soberano,
Redondilla
2490
  de aquel Señor que se puso
en ella por mis pecados.

TEUDO
Pies y brazos acabados,
¿non farás algo de yuso?

REY ALFONSO
Redondilla
  Un pie sobre que se pose.

TEUDO
2495
¿E non farás los iodíos
que le ficieron desvíos?

REY ALFONSO
Mejor en gracia repose
Redondilla
  y en fuesa de mis pasados,
que ningún jodío faga;
2500
que aun pintados non me paga
de mirallos fegurados,
Redondilla
  cuanto más facerlos de oro.

TEUDO
Pues muy de jodíos es
tener oro fasta en pies.

REY ALFONSO
2505
Non será en la Cruz; que adoro.

Escena XVI

AMIR, dichos.

AMIR
Redondilla
  ¿Está el rey aquí?

REY ALFONSO
¿Quién es?

SUERO
Un morico mal ferido.

REY ALFONSO
Home, ¿de dónde has venido?

AMIR
Escucha.

REY ALFONSO
Prosigue, pues.

AMIR
Romance (tirada)
2510
  De Córdoba soy, Alfonso;
aquí vine con Audalla,
señor de úbeda y Baeza,
de Montilla y Guadalcázar,
alguacil mayor del rey
2515
que tiene el cetro en España,
a quien, porque en paz os deje,
pagáis los de Asturias parias.
Él os habló de su parte
y dió real embajada
2520
en razón de lo que digo,
que no con violencia de armas;
pudiérades responder
que no os agrada el pagarlas,
y a Córdoba se volviera,
2525
adonde el rey las cobrara;
mas respondistes, el rey
(si reyes los vuestros llaman
a los que, haciendo traición,
rompen, su firma y palabra),
2530
que esperase a pocas leguas
de León, mientras se daba
orden de juntar la gente,
que estaba en diversas casas.
Esperó; llegó un soldado
2535
un martes por la mañana,
que dijo que Nuño Osorio
ya con las parias llegaba.
Dímosle todos albricias,
codiciosos de cristianas;
2540
que no pienso que tendréis
por mal gusto el estimarlas.
Apareció sobre un monte
con cien doncellas que al alba
daban por cien soles luz,
2545
y cien hombres de armas blancas.
puso Audalla sus quinientos,
como el que las esperaba,
en forma de luna abierta...
Digo, al menguar de su cara.
2550
Mas, movida entre ellos mismos,
por dicha, de no entregarlas
nueva plática y acuerdo,
mandaron tocar las cajas.
Embisten el escuadrón
2555
con ballestas y con lanzas,
de suerte que las mujeres
con piedras y con espadas
hicieron tan altos hechos,
tan espantosas hazañas,
2560
que de quinientos que fuimos
apenas los ciento escapan.
Murió Audalla, porque Nuño
le deshizo a cuchilladas,
con ser el hombre más bravo
2565
que de África vino a España.
Huyeron por esas sierras
los que la vida estimaban;
yo solo a avisarte vengo
para decirte en la cara
2570
que no es de reyes mentir
ni faltar a su palabra;
y que si no lo has sabido,
hagas en Nuño venganza,
autor de aquesta traición,
2575
porque, de no castigarla,
¡ay de León!, ¡ay de ti!

REY ALFONSO
Calla, moro, escucha y calla;
que estoy rabiando de enojo.

SUERO
Éste es Nuño Osorio.

REY ALFONSO
Aguarda:
2580
verás el mayor castigo
que ha fecho rey en España.

Escena XVII

NUÑO, DOÑA SANCHA, LAÍN, VELA, TORIBIO, ANZURES, doncellas, soldados cristianos, dichos.

NUÑO OSORIO
Redondilla
  Postradvos todos al rey
y lo que quisiere faga.

REY ALFONSO
Non hay cómo satisfaga
2585
la venganza nin la ley.

NUÑO OSORIO
Redondilla
  Rey Alfonso, que Dios guarde...

REY ALFONSO
Nuño Osorio, mal venido...

NUÑO OSORIO
Licencia de hablarte pido.

REY ALFONSO
Para tu traidor alarde;
Redondilla
2590
  non pasen más ante mí
los que te han acompañado.

NUÑO OSORIO
¿Estás, buen rey, enojado?

REY ALFONSO
Justamente contra ti
Redondilla
  tengo homecillo y enojo.

NUÑO OSORIO
2595
Si me escuchas, quedarás
bien satisfecho además.

REY ALFONSO
Non quiero yo tu despojo,
Redondilla
  non tu traidora vitoria,
aunque digna de alabanza,
2600
porque ningún prez alcanza
nin tien derecho a memoria
Redondilla
  quien non faz la mandadura
del su rey, tuerta o derecha,
porque estuences faz sospecha
2605
que non le cata mesura.

NUÑO OSORIO
Redondilla
  El mío rey, oíd si os praz;
después tollerme podréis
la vida, si vos queréis;
que pescuezo tengo asaz.

REY ALFONSO
Redondilla
2610
  Por las fojas del misal,
adonde yacen pintados
los santos apostolados,
que fabléis por vueso mal.
Redondilla
  ¡Hola! Llamad un verdugo.

NUÑO OSORIO
2615
Oídme en tanto, señor,
por aquel pasado amor
que ya tenerme vos plugo.

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Oílde, rey generoso,
non estéis desaforado
2620
con quien honra vos ha dado,
que es fidalgo facendoso.

REY ALFONSO
Redondilla
  Por vos, fembra, escocharé,
que parecéis mesurada.

DOÑA SANCHA
Soy de buen padre engendrada.

REY ALFONSO
2625
¿Quién el vueso padre fué?

DOÑA SANCHA
Redondilla
  Don García de León.

REY ALFONSO
Ma, Dios, que aun es mi pariente.

DOÑA SANCHA
Fablad, Osorio valiente;
que el rey vos dará atención.

NUÑO OSORIO
Romance (tirada)
2630
  Yo llevé las cien doncellas,
las pecheras y fidalgas,
famoso rey de León,
de Asturias y las montañas,
para entregar a los moros
2635
a su capitán Audalla,
como lo dirá el presente,
que estuences me vió llevarlas.
Del solar de don García
saqué, reye, a doña Sancha,
2640
mujer asaz belicosa
y digna de eterna fama.
Ella por todo el camino,
quitada su saboyana,
iba los brazos y piernas
2645
descubiertos a luz crara.
Nos tuvímoslo a sandez,
y non quisimos miralla;
que aun hay en homes mesura
a tiempo que en fembras falta.
2650
Cuando Sancha vió los moros,
vistióse cedo, y miraba
si alguno dellos la vía,
vergüeñosa y recatada.
Como la vimos vestir,
2655
pescudámosle la causa,
y dijo que entre nosotros
de ir desnuda non coidaba,
por ser, como ella, mujeres
viles, endebres y fracas;
2660
pero que en viendo los moros,
homes fuertes, homes de armas,
se recató, como fembra
que del home se recata.
Apenas lo oí, señor,
2665
cuando, a tener luenga barba,
pedazos me la ficiera;
mas pagólo la mi cara.
Juré por Dios, que non pude
a tan gran jura quebrarla,
2670
de non entregar las donas,
de non dar las viles parias;
socedió lo que ya sabes.
Así los cielos te fagan
el más dichoso, buen rey,
2675
en todas las tus andanzas,
que juzgues lo que ficieras
si en aquel prado te hallaras,
viéndote llamar mujer,
fidalgo y de ley cristiana,
2680
y llamar home valiente
a un moro de ley contraria.
Córtame, rey, la cabeza,
aquí tengo la garganta;
home moriré, non fembra,
2685
como los que dan las parias.

REY ALFONSO
Quedo, Osorio; todos somos
homes, de Dios por la gracia.
Non soy yo fembra; ma, Dios,
magüer que Casto me llaman,
2690
que el Casto fué por virtud,
non porque el brío me falta;
que una cosa es non querer,
y otra la fraqueza humana.

SUERO
Nuño Osorio, yo soy Suero;
2695
lo que el rey ha dicho basta
para que de hoy en delante
non digan fembras ni damas
que los homes somos fembras.

MELEDÓN
Si dije que se pagaran,
2700
non cuidé yo que valían
las mujeres a las armas.
Non se paguen más al moro.

REY ALFONSO
Vete, moro, enhoramala.
Di al tu rey que cien doncellas
2705
son cien chuzos y cien lanzas.
Que venga como quijere;
que las fembras solaz bastan
a defenderse a sí miesmas.

AMIR
Presto veréis la venganza
2710
que hace mi rey de vosotros.

NUÑO OSORIO
Aun bien que las tus adargas
saben ya los muesos golpes.

DOÑA SANCHA
A bocados, a puñadas,
los desfaremos las fembras.

NUÑO OSORIO
2715
Dad algo a Laín de Lara,
rey, que en aquesta ocasión
fizo notable matanza
en los cordobeses moros.

LAÍN DE LARA
El premio desta batalla
2720
vos pido que Sancha sea.

NUÑO OSORIO
Eso no; que doña Sancha
ha de ser mujer de Osorio,
y seldo vos de mi hermana,
que es la fembra más fermosa
2725
que hay en todas las montañas.

LAÍN DE LARA
Digo que, pues Sancha os quiere,
buena pro, Nuño, vos faga.

REY ALFONSO
Yo seré a los dos padrino.

TORIBIO
Y yo a dar nuevas tan altas
2730
voy al sol de aquel buen viejo.

REY ALFONSO
A Osorio le doy por armas
al rededor de los lobos
diez y seis famosas aspas;
a Laín fago desde hoy
2735
el capitán de mi guarda.

NUÑO OSORIO
Aquí, senado, hacen fin
de don Nuño las fazañas.

DOÑA SANCHA
Eso non.

NUÑO OSORIO
Pues ¿quién, señora?

DOÑA SANCHA
Las famosas asturianas.