Félix Lope de Vega y Carpio

EL ANTECRISTO




Autoría: Dudosa
Texto utilizado para esta edición digital:
El antecristo. Alicante, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 1999. Edición digital basada en: Menéndez Pelayo, Marcelino (ed.), Obras de Lope de Vega, III: autos y coloquios, II. Madrid, Atlas (BAE, CLIX), 1963, pp. 425-456.
Marcación digital para Artelope:
  • Soler Sasera, Eva (Artelope)

Personas

TITÁN
LUNA, dama
BAULÍN, labrador tosco
EL PRÍNCIPE DE BABILONIA
UN NIÑO O ÁNGEL
EL PERSA
EL ALEMÁN
EL ROMANO
EL ETÍOPE
RUFINO
LIDORO
ELÍAS
ENOC
RISELO
FABIO
EL FRANCÉS
MÚSICA
UNO
OTRO
MUJER
EL ESPAÑOL
INDIA
EXICIA
TODOS
CAMILO
NIÑO 2º
TODOS

Jornada I

Sale TITÁN solo, vestido de pieles, haciendo admiración.

TITÁN
Endecasílabos sueltos (tirada)
  ¿En qué interno lugar, en qué caverna
del centro obscuro he yo vivido oculto,
que ignoro el ser que me acompaña y rige?
¡Cielos! ¿Quién soy? ¿quién me gobierna y manda?
5
¿En qué regiones del abismo inmenso
he tenido lugar, o de qué suerte
he sido alimentado ¡oh etéreo solio!
que en cumbres; de zafir tienes asiento?
Declárame la duda de mi vida
10
para que deste laberinto salga:
yo conozco las causas más ocultas;
infiero el movimiento de los cielos,
los astros, los planetas; y en la tierra
hago parar los aires, y del fuego
15
mudar el natural; los elementos
admiran el principio de mi aliento;
el planeta mayor, que las celestes
cumbres esmalta con doradas lumbres,
hago que se suspenda en su carrera,
20
y en la primera esfera haré a la luna
su natural mudanza se detenga.
Yo, que tengo noticia de las ciencias,
con tantas experiencias lo sé todo.
mas no he sabido el modo cómo pueda
25
saber quién soy: excede mi tormento
el fabuloso cuento del que al cielo
lleva el peñasco loco en su desvelo:
que pues es la verdad lo que en mí veo,
en vano es mi deseo; que sin duda
30
yo soy el mismo Dios, pues una causa
reconocen las causas más remotas,
y esta causa he de ser, pues no hay alguna
que se iguale al valer de mi fortuna.
¡Oh mar, oh fuego, oh aire, oh madre tierra!
35
Si no soy su hacedor, ¿por qué me niega
que ignore el ser que su ser me ha dado,
porque pueda salir deste cuidado?

(Parece en tramoya la LUNA en un caballo, y desciende de lo alto a lo bajo.)

LUNA
Romance (tirada)
  Escucha, bestia feroz,
opuesto del mismo cielo;
40
que movida de tus voces
a satisfacerte vengo.
Escuchen lo que te digo
todos los cuatro elementos,
porque no ignoren la causa
45
de aqueste nuevo portento.
Tú naciste en Babilonia
de tan bajo nacimiento,
pues que del tribu de Dan
desciende tu ser primero.
50
No del tribu de Judá
naciste, en que otro sujeto
superior a los humanos
tomó carne siendo Verbo.
Que como has de ser tirano,
55
contrario al Criador inmenso,
porque en todo lo parezcas
es tu sangre un contrapuesto.
Yo en mis más floridos años
cometí un infame incesto
60
con mi padre, porque entro
viste la luz de los cielos.
Por cuanto María, Madre
de Cristo fue raro ejemplo
de castidad, la que es tuya
65
será de amor deshonesto.
Fuiste por monstruo arrojado
al mundo, y en ti se vieron
unirse las ciencias todas
con el poder del infierno.
70
Tienes un ángel de guarda
que en saludables preceptos
te aconseja lo que es justo,
diputado para esto.
Mas ¡ay de ti en aquel día
75
que con loco atrevimiento
el ángel que te acompaña
le despreciarás soberbio!
Desde el día en que naciste,
un espíritu perverso,
80
de los expulsos de Dios,
se apodera de tu cuerpo.
Que ansí como en Dios habrá
dos naturalezas, siendo
hombre y Dios, en ti se han visto,
85
por ser contrario sujeto,
ser de hombre y ser de demonio
y de mil demonios lleno,
como lo afirman los santos
y en los profetas lo vemos.
90
Así lo escribe Daniel:
tú, monstruo del universo,
nacido para castigo
del mundo engañado y ciego;
te concede Dios de vida
95
solo tres años y medio;
que tus delitos atroces
tienen limitado tiempo,
han de seguir tus pisadas
grande infinidad de reinos,
100
desde el fiero troglodita
al partho, al scita al hebreo.
Tus delitos serán tantos,
que, conmovidos los cielos,
en el luto de la noche
105
se cubrirán por no verlos.
Temblará de ti la tierra,
y ella quisiera en su centro
recogerse y encubrirse
por no ver hombre tan fiero.
110
Viendo en ti disposición,
el concurso del infierno
apoyará tus engaños
para que parezcan ciertos.
Esto ha permitido Dios:
115
mas de tan grandes secretos,
¿cómo se sabrá la causa
si en su mente están dispuestos?
Así en el Apocalipsis
se halla escrito. Mas yo vengo
120
para que sepas quién eres
y a explicar tu nacimiento:
tu nombre es Titán; tu patria,
la que sabes que su suelo
desde el principio del mundo
125
quiso oponerse a los cielos;
y porque antes que venga
Cristo en el día postrero
al universal juïcio
que esperan vivos y muertos,
130
has de dar principio tú
a tus maldades y enredos,
te llamarán Antecristo,
hijo propio del Averno;
quédate, bestia espantosa;
135
apártate, monstruo horrendo;
y ¡ay de la tierra; que siembras
en ella mortal incendio!

(Vuelve el caballo y la tramoya y vuélvese a subir.)

TITÁN
No te vayas de esa suerte;
espera, aguarda un momento;
140
satisface a mis preguntas
y no me dejes suspenso.
En las plantas de los aires
sube, regiones rompiendo,
y entre esferas cristalinas
145
oculta el hermoso cuerpo.
Fuese y dejóme confuso;
¡ay de mí! Pero ¿qué temo,
si soy quien gobierna y manda
todo el poder del infierno?
150
Yo soy Dios, esto es sin duda;
que este valor, este aliento,
si de Dios no fuera, ¿cómo
fuera de tan alto precio?
Y cuando no fuese Dios,
155
diré que lo soy, haciendo,
para ganar opinión,
prodigios al mundo nuevos.
Espíritu que en mí habitas,
legiones que desde el centro
160
del abismo a mi defensa
estáis agora dispuestos,
vuestro favor me prestad;
que apoyando en él mi intento,
daré a vuestro caos oscuro
165
más almas que desde el cielo
angélicas jerarquías
de pensamientos soberbios
arrojó desde las cumbres
aquella espada de fuego.

(Sale BAULÍN, labrador tosco, con dos cabestros.)

BAULÍN
Redondilla
170
  ¿A quién le habrá sucedido
desgracia como la mía,
que dos asnos que tenía
entrambos se me han morido?
Redondilla
  Que pierda un emperador
175
un ejército de gente,
llevarálo fácilmente
y no parece rigor;
Redondilla
  que con su grande poder
será muy fácil suplirse;
180
mas mis borricos morirse...
¡triste! ¿qué tengo de hacer?
Redondilla
  Para aliviar mi cuidado
y afligir más mi memoria,
solo de mi triste historia
185
los cabestros me han quedado.
Redondilla
  ¡Ay! ¡Borricos de mi alma!
¿Qué he de hacer yo sin vosotros?
Tan grandes como unos potros,
y aun destos llevan la palma.
Redondilla
190
  Si mi mujer se me ahorcara
del cabestro, bueno fuera,
que también por ella hiciera
lo que otra vez me mandara.
Redondilla
  Pero un hombre veo allí:
195
a hablarle quiero llegarme;
que por dicha podrá darme
lo que sin dicha perdí.
Redondilla
  ¡Ah! ¡Buen hombre!

TITÁN
¿Quién me llama?

BAULÍN
Yo soy: ¿qué hacéis tan suspenso?

TITÁN
200
En mi omnipotencia pienso,
en mi crédito, en mi fama;
Redondilla
  en mi ser, en mi sustancia,
en la gloria que poseo,
en las virtudes que veo.

BAULÍN
205
¡Qué grande es vuestra arrogancia!
Redondilla
  ¿Quién sois y cómo me habláis
de esa manera?

TITÁN
Yo soy
quien al mundo vida doy,
a quien la gente esperáis.

BAULÍN
Redondilla
210
  ¡Oh, qué blasfemia!

TITÁN
Acabad:
yo soy supremo hacedor
del universo; mi amor
obligó a mi majestad
Redondilla
  a que descienda del cielo
215
para ahuyentar los engaños
que padecéis tantos años.

BAULÍN
Que seréis loco recelo.
Redondilla
  ¿Qué dios sois, el sol, la luna?

TITÁN
El dios miércoles o martes,
220
el que asiste en todas partes
sin diferencia ninguna.
Redondilla
  De los ejércitos dios
me llaman en las alturas;
yo crié las criaturas.

BAULÍN
225
No vi tal dios como vos.

TITÁN
Redondilla
  Principio pretendo dar
al engaño que fabrico;
¿cómo te llamas?

BAULÍN
Pasico.
A Baulín no es de engañar;
Redondilla
230
  si vos sois dios, como aquí
decís, ¿no es bien que me asombre
de que no sepáis mi nombre?

TITÁN
Quíselo saber de ti.

BAULÍN
Redondilla
  Pues decid, ¿cómo se llama
235
María, que es mi mujer?
Si lo acertáis quiero ver,
y el crédito de su fama.

TITÁN
Redondilla
  Necio, María es su nombre.

BAULÍN
¡Voto al sol. que lo acertó!

TITÁN
240
Sí: pero no quiero yo
que de ese nombre se nombre.

BAULÍN
Redondilla
  Pero Baulín me han llamado,
y mi nombre ha resurtido
de un caso que ha sucedido,
245
que es un suceso extremado.
Redondilla
  De mi madre, Inés de Huerta,
el barbero, enamorado,
estaba en casa acostado:
llamó mi padre a la puerta;
Redondilla
250
  temióle mi madre en fin,
y en un barril le metió;
nací a nueve meses yo,
y así me llaman Baulín.

TITÁN
Redondilla
  ¿Que es posible que esto veo?

BAULÍN
255
Pues ¿qué os espanta?

TITÁN
¡Qué cosas
para un dios tan prodigiosas!

BAULÍN
Y malogro mi deseo.
Redondilla
  Dígame, dios, o quien es,
del borrico que es perdido,
260
si reducirte han podido
estas lágrimas que ves.
Redondilla
  Las señas le quiero dar
de ellos, y sepa, señor,
que es un burro de valor
265
que le pueden envidiar.
Redondilla
  En toda la burrería
ninguno como él encuentro:
pues rebuznar hacia dentro
ninguno como él lo hacía.
Redondilla
270
  Es notable mi desgracia,
y tiene, pues lo publico,
un lunar en el hocico
que le da notable gracia.
Redondilla
  ¡Mire qué señas tan buenas!

TITÁN
275
Porque pueda parecer,
grandes cosas has de ver;
suspende, necio, tus penas.
Redondilla
  Con tu dicha has encontrado;
feliz te puedes llamar,
280
pues has podido mirar
al mismo que te ha formado.
Redondilla
  Ya tu suerte se mejora:
solo a servirte me aplico.

BAULÍN
Y vuélveme mi borrico,
285
que es lo que te pido ahora.

(Por una parte el PRÍNCIPE de Babilonia con gran acompañamiento, y por otra, LUNA, con dos damas.)

PRÍNCIPE
Lira
  A tus pies humillado,
glorioso de la dicha merecida,
dueño de mi cuidado,
¡oh Luna hermosa, autora de mi vida,
290
vuelvo de nuevo a verte,
ufano porque llego a merecerte!

LUNA
Lira
  Príncipe generoso,
cuyo valor y cuyo esfuerzo es tanto,
que ha dejado envidioso
295
el mundo, y a los orbes con espanto:
no me niegues tus brazos.

PRÍNCIPE
¡Dichoso quien merece tus abrazos!
Lira
  Cuando en el mar tirreno
el Neptuno valor tomó el tridente,
300
de espanto y perlas lleno,
al nuevo imperio serenó la frente,
y sus inquietas olas
huyeron las riberas españolas.
Lira
  Las aguas y los vientos
305
treguas hicieron, y en la paz serena
de acordes elementos,
en perlas transformó Doris la arena
del Calpe al Lilibeo:
presagio de marítimo trofeo.
Lira
310
  Los mares del Oriente
a tal serenidad no concurrieron,
y el cristal transparente
turbaron con asombro, cuando oyeron,
que al mal que me importuna
315
se opone la hermosura de mi Luna.
Lira
  Y aquellos que preñados
de soberbia, que al límite profundo
aquí viven atados,
romper osaban y anegar el mundo,
320
cobardes y sin bríos,
el manso curso envidian de los ríos:
Lira
  fugitivos desean
con alas de cristal correr violentos,
primero que se vean
325
en sendas divididos, y sangrientos,
cubrir a Asia de espanto,
como otra vez se, vio el mar de Lepanto.
Lira
  Todo, bella señora,
efecto ha sido de tu bella mano,
330
que te envidia la aurora
los matices del rostro soberano;
ya me han rendido lauro
desde mi patria al monte de Antitauro.
Lira
  Esta ciudad famosa
335
y habitada primero del gran Nino,
Semíramis hermosa,
hace morada de tu ser divino;
triunfa del que delante
si es vencedor, será rendido amante.

LUNA
Lira
340
  ¡Oh tú, que en verdes días,
como es la caza imagen de la guerra,
en las espaldas frías
de la difícil y nevada sierra
las fieras fatigaste,
345
y Adonis de las almas te llamaste!
Lira
  Si a las selvas amenas,
que del Ganges por montes despreciadas
de flores mira llenas,
ni de este ocio su paz, antes ha dado
350
tu diestra soberana
envidia a Apolo, amores a su hermana.
Lira
  Pues ya en selvas desnudas
de flores, y de lienzos coronadas,
el ejercicio mudas,
355
y rústicas victorias y ensayadas
acciones militares
te llevan de los montes a los mares:
Lira
  Las montañas hermosas
mira de Babilonia citerea;
360
fragancia da a las flores:
reino de Adonis fue: Adonis te vea
reinar entre las rosas;
como vio coronadas tus mayores.
Lira
  El que gozo felice
365
en los mares del Asia, imperio breve,
a quien el mundo dice
que las nubes dan oro en vez de nieve
y al sol ha dedicado
la estatua que los orbes ha admirado.
Lira
370
  De navales trofeos
me prometió tres leños coronados,
y de dulces trofeos
himnos escucho ya en tu honor cantados
del mundo, para darte
375
intrépido valor al son de Marte.
Lira
  Los aplausos romanos
renazcan a esta ciudad muerta, y laureles
en tus sienes y manos,
coronen la ruina de infieles,
380
y rindan a tu pompa
miel Asia, África trigo, armas Europa.

PRÍNCIPE
Lira
  ¡Oh mudable fortuna!
Suspende ahora tu voltario curso
porque goce a mi Luna;
385
que tal favor me priva de discurso.

LUNA
¡Dichosa yo que puedo
gozar mi bien y suspender el miedo!
(Digan dentro, y ellos se suspendan como por los aires.)
Romance (tirada)
  Humanos, oíd, oíd:
ya vino el Dios verdadero.

PRÍNCIPE
390
¿Qué voces son las que escucho,
que el silencio de los ecos
rompen, y en voz concertada,
suenan dulces instrumentos,
por los aires divididos?
395
¿O me ha engañado el deseo?

LUNA
Miro luces luminosas,
y que en aplausos divinos
están sus cursos suspensos
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
400
sacro en los aires.

RUFINO
Se oyen dulces acentos;
que un Dios ha venido, dicen,
no fingido, sino cierto,
restaurador de los hombres.

PRÍNCIPE
405
¿Qué Dios puede ser? No creo
sino en Júpiter y Marte:
estos mis padres creyeron.
Solo lo que ellos me dicen
es lo que adoro y confieso.

LUNA
410
Yo no, porque siendo hebrea,
que ha de venir Dios espero,
a quien llamamos Mesías,
y él será remedio nuestro.
(Dentro.)
Hermanos, oíd, oíd,
415
ya vino el Dios verdadero.

(En diciendo esto, se descubre una cortina, adonde estará TITÁN sentado en una silla, muy galán, con corona y cetro; al lado derecho un niño vestido de ÁNGEL, y al otro, BAULÍN de rodillas.)

TITÁN
Hombres, sabed que ha venido
el que es autor supremo
de las célicas moradas
de los ángeles eternos.
420
Alegraos, pues ha llegado
el tiempo en que podáis veros
libres de tantos engaños
en que habéis vivido ciegos.
Dejad la idolatría:
425
ya viene Dios verdadero:
no soy Dios de crueldad,
no de tremendos preceptos:
el Dios de piedad me llamo,
que perdonando los yerros
430
cometidos, a mis brazos
con misericordia llego.

ÁNGEL
¿Qué dices, monstruo espantable?
¿Dios te llamas, Dios te has hecho?

TITÁN
¿Qué mucho, si yo lo soy?

ÁNGEL
435
¿Qué dices, hombre blasfemo?
¡Tú Dios, siendo un hombre bajo,
de tan bajo nacimiento,
que es el pecado tu padre
y la envidia tus abuelos!
440
Mira qué dices, y advierte
que solo licencia tengo
de acompañarte hasta tanto
que con loco devaneo,
digas que eres Dios, ingrato.

TITÁN
445
¿Pues yo para qué te quiero?
Vete.

ÁNGEL
¡Ay de ti, pues dejas
de tu guarda el ángel bueno!

(Desaparece el ÁNGEL por tramoya.)

TITÁN
Humanos, el mismo Dios
que al mundo represento
450
tengo para dar la vida
a los afligidos pechos.
Pedid, pedidme riquezas;
mirad lo que el pensamiento
apetece, y lo que el gusto;
455
que a satisfacerle vengo.
Dios me ha enviado a la tierra;
hijo soy del Padre Eterno;
que tanto puede su amor,
que le obliga a estos extremos.
460
Yo doy hermosura a todos,
yo comunico el ingenio,
a los viejos hago mozos,
satisfago los deseos.
La juventud os daré,
465
a la vejez la suspendo,
porque todo de mi mano
está rendido y sujeto.

BAULÍN
¿Hermosura dais, señor?
Mucho me huelgo en extremo
470
de haber sabido estas cosas,
por ser de ellas mensajero.
No habrá viejo que no quiera
desde este punto creeros,
pues renováis su vejez
475
y lográis sus pensamientos.
¡Oh cuerpo de tal, conmigo
y qué milagro tan nuevo!
¡Lo que ahorras de cabelleras
y pantorrillas a necios!
480
No habrá moños en el mundo
aunque se diesen por ellos
un ojo, pesar de mí;
aqueste sí que es Dios bueno.

TITÁN
Ofrecedme sacrificios,
485
y en holocaustos incienso,
como al dueño universal,
como artífice supremo.

BAULÍN
Tenedle todos por Dios;
que yo afirmo, por lo menos,
490
que me ha traído estos días
por los desvanes del cielo;
llevándome a aquella sierra,
poniéndome en este cerro,
temiendo ¡pardiez! de dar
495
en el suelo de cerebro.
Dos borricos que tenía,
uno perdí y otro muerto;
medio vivos ahora están
comiendo que es un contento.

TITÁN
500
Yo bajo, humanos, al mundo
a satisfacer deseos;
prevenid fiestas, pues vino
quien es el Dios verdadero.

(Cúbrese el apariencia.)

PRÍNCIPE
¿Qué extrañas cosas son estas?
505
¿Qué prodigiosos sucesos?

LUNA
Sin duda que es el Mesías,
¡o felices estos tiempos
que tanta dicha alcanzasen!

(Cristianos LIDORO y RUFINO.)

LIDORO
Rufino, ¿qué dices desto?

RUFINO
510
¿No sabes que los cristianos
que ha de venir entendemos
el Antecristo? Pues este,
con mágicos embelecos
se hace Dios, sin duda que es
515
el Antecristo.

LIDORO
Y es cierto;
yo en Cristo adoro, Rufino.

RUFINO
Lidoro, su ley profeso.

(Viene MÚSICA cantando y salen TITÁN y BAULÍN.)

MÚSICA
Redondilla
  Hoy, mortales, que ha venido
el gran Dios de las alturas,
520
hagan fiestas las criaturas
a tanto bien recibido.

TITÁN
Redondilla
  Pueblos que juntos estáis,
a vuestro Dios recibid,
y mis razones oíd
525
para que quien soy sepáis.
Redondilla
  Yo soy Dios, que pïadoso
de los engaños pasados,
para aliviar los cuidados
vengo a la tierra amoroso.
Redondilla
530
  De las cumbres superiores
desciendo para aumentar
vuestro bien, para estorbar
del mundo tantos errores.
Redondilla
  Y a los dioses que hasta aquí
535
adorasteis, los dejad;
que solo a mi majestad
habéis de adorar así.
Redondilla
  De circuncidarme vengo
de la gran Jerusalén;
540
tengo apóstoles también,
con que solo me entretengo.
Redondilla
  Amó Cristo la pobreza:
opuesto a Dios es el pobre;
riqueza os daré que os sobre,
545
yo soy la misma riqueza.
Redondilla
  No ha de saber ya senetud:
todo deleite ha de ser;
público haré mi poder,
conocida mi virtud.
Redondilla
550
  Cese el pesar, la tristeza:
solo se aumente el contento:
lógrese cualquiera intento,
gócese toda belleza.
Redondilla
  Yo que los cielos crié,
555
yo que la tierra he formado,
no he de estar más limitado;
que para los hombres fue.
Redondilla
  El oro en su vena rica,
la plata, perlas, corales,
560
la esmeralda, los cristales,
todo a mi gusto se aplica.
Redondilla
  Comunicar quiero, humanos,
mis bienes nada avariento;
pedid cualquiera elemento:
565
reducirse ha a vuestras manos.
Redondilla
  Tan grandes mis fuerzas son,
tanto mi poder alcanza;
porque en mí no hay esperanza,
que es todo ya posesión.
Redondilla
570
  No limitaré a ninguno
su gusto, su voluntad;
no hay en mí severidad,
ni a nadie seré importuno.
Redondilla
  Mas ¡miserable de aquel
575
que, rebelde a lo que digo,
pretende ser mi enemigo!
Que no hay tormento cruel
Redondilla
  que no le esté aparejado
en pago de su malicia,
580
porque al rigor de justicia
me verá siempre inclinado.

(De rodillas.)

PRINCIPE
Redondilla
  Señor, yo he vivido ciego
ignorando tu valor,
mas ya conozco mi error
585
y que me perdones ruego.
Redondilla
  Si en Babilonia has nacido,
yo soy el Príncipe della,
y en su nombre, a mí y a ella,
que nos disculpes te pido.

TITÁN
Redondilla
590
  Alza, Príncipe, del suelo,
que hasta aquesa humildad
para que tu voluntad
admita.

PRÍNCIPE
Justo es mi celo;
Redondilla
  la infanta Luna es aquesta.

LUNA
595
Humilde llego a tus pies;
justo es, señor, los des
a quien ya se manifiesta
Redondilla
  por tu esclava.

TITÁN
Alzad, señora,
y no estéis de aquesa suerte;
600
la vida me da y la muerte
su vista: el alma la adora.
Redondilla
  ¡Baulín!

BAULÍN
¡Señor!

TITÁN
¿No es hermosa
la Infanta?

BAULÍN
¡Qué bueno es eso!
Pues un Dios hace ese exceso,
605
llama tienes amorosa.

TITÁN
Redondilla
  ¿Pues quién como yo, Baulín,
puede amar con más razón?
Que pasiones de Dios son
amar, y ama Dios, en fin;
Redondilla
610
  abrasado amor es Dios,
y amo así a la infanta Luna.

BAULÍN
¿Pues qué pasión importuna
os dará cuidado a vos?
Redondilla
  Pero vos queréis hacer
615
como hacen los señores,
que, hartos de platos mayores,
pasteles suelen comer;
Redondilla
  dejad cualquiera recelo,
y sin tantos ademanes,
620
enviad dos ganapanes
de los ángeles del cielo,
Redondilla
  y subid a Luna arriba
y así la podéis gozar.

TITÁN
No es este tiempo y lugar;
625
cuando mi ley se reciba
Redondilla
  y esté por dios adorado,
entonces habrá mujeres,
juegos, deleites, placeres
y el apetito logrado;
Redondilla
630
  pero aún no ha llegado el día:
todo el tiempo lo dispuso.

BAULÍN
A fe que sois dios al uso,
que entráis por hipocresía.

TITÁN
Romance (tirada)
  Amigos, agora es tiempo
635
de que cumpla mis promesas.
Pedid porque los deseos
satisfacción justa tengan;
el crédito de mis obras
ya remito a la experiencia.

PRÍNCIPE
640
Señor, sucesión pretendo:
dame sucesión que pueda
heredarme.

TITÁN
Hijos tendrás.

LUNA
¿Podré hacer que mi belleza
se conserve y que de un modo
645
todas las gentes se vean?

TITÁN
Sí podrás, yo lo concedo.
Aparte.
Y podrás darme mil penas,
que las niñas de tus ojos
son de mi vida centellas.

UNO
650
Yo fui casado, señor,
con mujer discreta y bella;
dala vida porque goce
de sus adoradas prendas.

BAULÍN
¡Pues lo que has pedido, necio!
655
Mujer pides, ¡linda flema!
Tantos deseos perder
por una locura es esa;
¿qué pretendes? muda intento.

UNO
No puedo, que adoro en ella.

BAULÍN
660
Pues no la podrás sufrir
si sabes que cuando quiera
resucitará.

TITÁN
A tu casa
te parte; que con inmensa
riqueza y adornos ricos,
665
hallarás tu amada prenda.

UNO
Yo parto luego a buscarla.

(Vase.)

BAULÍN
Aténgome a la riqueza.

OTRO
Yo, señor, soy jugador;
dicha quiero con que pueda
670
ganar.

TITÁN
Siempre ganarás;
seguro en tu dicha juega.

(Vase.)

FABIO
Señor, un hombre me enfada
que es ignorante, y quisiera
verle en asno convertido.

BAULÍN
675
Si es ignorante, ¿qué espera?

FABIO
Deseo verle...

BAULÍN
Ya entiendo;
que tenga cola y orejas.

TITÁN
Desde luego le verás;
que está hecho un asno a tu puerta.

(Vase.)
(Sale una MUJER.)

MUJER
680
Señor, yo en cosas de amor
trato mi gusto, desea
que me amen, y así pido
que todos por mí se mueran.

TITÁN
Desde hoy todos te querrán.

(Sale otra MUJER.)

MUJER
685
Señor, porque mi belleza
y mi cara se conserve,
deseo tener hacienda;
dame, con que viva honrada,
diez mil ducados de renta.

TITÁN
690
Yo concedo lo que pides;
ve a tu casa, y en la cueva
cuatrocientos tejos de oro,
cada uno de arroba y media,
hallarás para que vivas
695
gustosa. alegre y contenta.

(Vase.)

BAULÍN
¡Cuerpo de tal! con los tejos
allegarán a las tejas.
¡Bien haya un Dios por arrobas!

LIDORO
Rufino, estas quimeras
700
son las de aqueste tirano.

RUFINO
Asombro ponen en verlas
engañar pretende al mundo
con industriosas cautelas.

TITÁN
(Aparte los dos.)
¿Qué estáis los dos murmurando?
705
¿En qué aquestos necios piensan?
¿Cómo no me habéis pedido
mercedes, pues se dispensan
para todos?

LIDORO
Los cristianos,
a solo Cristo confiesan.

TITÁN
710
¡Que esto sufro, santo cielo,
y que aquestos que blasfeman
no sepulto en el abismo,
ignorante gente ciega!
¿Cómo rebelde a mi amor,
715
me habláis de aquesa manera?
Entrad luego donde todos
los que me sirven se llegan;
en la mano y en el rostro
sé que me dejan en prendas
720
de que han de seguir mis pasos;
mas si contumaces niegan
lo que pido, ¡tristes de ellos!
Que están dispuestas mil penas,
mil martirios y tormentos
725
que a los de Nerón excedan.
Mirad bien lo que decís
y no probéis mi paciencia,
que en castigo convertido
no hay quien remediaros pueda.

(Vanse.)
(Quedan RUFINO y LIDORO.)

RUFINO
730
¿Qué te parece, Lidoro?
Extraña desdicha es esta:
¿qué habemos de hacer?

LIDORO
¿No ves
que nadie al martirio llega
menos que por estos pasos?
735
En tu intento persevera;
que Dios, piadoso señor,
no querrá que aquesta bestia
así devore su pueblo,
así haga guerra a su Iglesia.

RUFINO
740
Piedad, Señor, y advertid
nuestra mísera flaqueza;
pero los cielos se rasgan.

LIDORO
¿Qué dulce música es esta?

(Descúbrense en dos tramoyas ELÍAS y ENOC.)

ELÍAS
Mortales, oíd mis voces:
745
oiga el mundo su defensa;
no quede el mundo engañado;
que este que por Dios venera
el hombre; cuyas maldades
ya la tierra amedrentan,
750
tiene por antigua estirpe
a la envidia y la soberbia,
y los efectos que hará
explica su descendencia.
Aquella bestia feroz
755
que el Apocalipsis enseña,
es este hombre que viene
contra la divina Iglesia.
A mí me llaman Elías
o el celador; no os suspenda
760
el verme, pues he venido
a la defensa que espera.
Yo soy aquel que a Eliseo
dejé el manto, y en esferas
de volcanes fulminantes
765
me arrebaté a las estrellas.
Ya se dispone el castigo
del que los orbes inquieta,
porque el justiciero Dios
satisface sus ofensas.
770
Valor cobrad, y advertid
que el hacedor de la tierra
no se olvida de la culpa
por dilatarse la pena.
Años ha pasé esta vida,
775
que la voluntad inmensa
dispuso que yo viviese
guardado para esta empresa.
No temáis, que ya he venido
contra esta serpiente horrenda
780
que nos muestra Danïel,
y Juan en Patmos enseña.
Perseverad en la fe
de Cristo, que es verdadera;
que ya viene el desengaño.

RUFINO
785
Cristo vive.

LIDORO
Cristo reina.

(Vuélvese la tramoya y dase fin a la primera jornada.)

Jornada II

Salen RISELO y FABIO solos.

RISELO
Redondilla
  Tan extrañas son las cosas
del nuevo Dios que tenemos,
que todo parece extremos
y sus obras prodigiosas.

FABIO
Redondilla
790
  Yo quedo tan admirado,
que la propia admiración
no tiene comparación
en el modo que en mí he hallado.
Redondilla
  Aqueste hombre que has visto
795
a quien Titán el gentil,
llaman por nombre sutil,
los cristianos Antecristo,
Redondilla
  y los judíos Mesías,
hace prodigios de suerte,
800
que vence la misma muerte
que da terror a los días.
Redondilla
  Promete a todas y a todos,
cumple lo que ha prometido,
y a aquellos que le han servido
805
satisface por mil modos.

RISELO
Redondilla
  No se halla región remota
que obligada a su favor,
con respeto y con amor
no se le ofrezca devota.
Redondilla
810
  ¿Qué mucho, si prodigioso
es en sus cosas, Lidoro?

FABIO
Yo confieso que le adoro
por divino y milagroso;
Redondilla
  pero advierte que parece
815
que viene Titán.

RISELO
Él es.
¡Qué furioso está!

FABIO
¿No ves
que con miralle enmudece?

(Sale TITÁN.)

TITÁN
Romance (tirada)
  ¡Ay de mí, que mi pasión
tanto aviva mi deseo,
820
que si no gozo de Luna
que he de darme muerte temo!
¿Cómo es posible que yo
esté rendido y sujeto
a una mujer?

RISELO
¿No reparas
825
que vierte su vista fuego?
Asombro pone el miralle.

FABIO
Es Dios; no te espantes desto,
y un Dios enojado es cosa
que a los humanos da miedo.

RISELO
830
Vámonos, Fabio, de aquí,
que con su enojo recelo
que hechos ceniza nos deje.

FABIO
Tu disposición apruebo.

(Vanse.)

TITÁN
Que este espíritu furioso
835
que tengo dentro del pecho,
me impide ahora que goce
de aqueste bien que apetezco.
¿Qué importa ser poderoso
y que los cuatro elementos,
840
a mis goces reducidos,
obedezcan mis incendios?
¿Qué importa que de las nubes
expela mortal incendio,
que envuelto en horror de lumbre,
845
dé terror al hemisferio?
¿Qué importa que a mi gusto,
a mi altivo pensamiento
sea fácil volver en caos
los estatutos del tiempo?
850
¿Qué importará que me teman
la tierra, la mar, el fuego
el aire y lo que habita
en los más ocultos senos;
si una pasión amorosa
855
a quien asisto sujeto,
me vence, y a su rigor
no puedo hallar el remedio?
Si mi ley, si mis mandatos
admitiera el universo,
860
a la fuerza remitiera
mis atrevidos intentos.
Mas no es esta la ocasión,
aunque sea llegado el tiempo
en que mi ley admitida
865
consiga así mis deseos.
Pero ¿no soy poderoso?
¿No soy de las ciencias dueño?
Pues remítase a la industria
lo que sin ella no puedo.
870
La forma quiero tomar
del Príncipe, y con perfecto
rostro y figura engañar
al dueño de quien me quejo.
La industria ha sido famosa;
875
no tenga el atrevimiento
suspensión, pues el cobarde
pierde su dicha por serlo.
Denme al favor que le pido
las legiones del infierno,
880
para que pueda con ellas
gozar del bien que pretendo.

(Da vuelta una tramoya, a donde estará otro con vestidos parecidos al PRÍNCIPE en todo.)

IMAGEN
Ya en su forma transformado,
gozar de mi Luna pienso,
pues que del Príncipe yo
885
en nada me diferencio.
¡Oh Luna hermosa y divina!
Yo he llegado a tal extremo,
que vencido de tus ojos
por ellos vivo muriendo.
890
Suspéndanse mis pasiones,
no corra veloz el tiempo,
que en los cursos de la vida
va arrebatado y ligero.
Que si este bien me concede,
895
harán un prodigio nuevo,
pues vida me da quien suele
triunfar de altivos trofeos.
Pero aquí viene mi Luna,
que ya he sentido sus ecos.

(Sale LUNA.)

LUNA
900
No venga nadie conmigo,
dejadme sola un momento.
Lira
  ¡En qué felice estado
podré decir que me conduce el cielo!
Pues que ya sin cuidado
905
y ajena de temor y de recelo,
el Príncipe famoso
me ha concedido el cielo por esposo!
Lira
  ¿Qué bien podrá igualarse
al de gozar su amante aquella prenda
910
que es tan digna de amarse,
sin que pasión celosa la suspenda,
sino que a la memoria
todo se manifieste de tu gloria?
Lira
  ¡Ay de las horas breves
915
que así ligeras pasan de corrida!
¡Cielo eterno, no lleves
con paso acelerado nuestra vida;
que en la de los amantes
los días se juzgan por instantes!
Lira
920
  Si en el bien que deseo
no puedo tener gusto, ni mis ojos
hacen algún empleo
todo me ofende, todo causa enojos,
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
925
pues que siempre a su sol llama el aurora.
Redondilla
  ¿Dónde está el Príncipe?

IMAGEN
Aquí,
que como sé de la suerte
que debo, Luna, quererte,
siempre asisto junto a ti.

LUNA
Redondilla
930
  ¡Oh, mi bien!

IMAGEN
Señora Luna,
muy bien puedo asegurarte
que solo el bien de amarte
da valor a mi fortuna.
Redondilla
  Todo el tiempo que viví
935
sin adorarte, he juzgado
que injustamente ha pasado,
y temo que te ofendí.
Redondilla
  Y así que decir podré
que soy amante dichoso,
940
pues que gozo como esposo
el bien que siempre adoré.
Redondilla
  Los que supieren, señora,
este bien, han de envidiar
la gloria de conquistar
945
prenda a quien el alma adora.
Redondilla
  A mí el alma tema y arda,
aunque como os quiero tanto,
su envidia me pone espanto,
su deseo me acobarda;
Redondilla
950
  y es justa razón temer
perder el bien que adquirí.

LUNA
Si fuera tu dama, sí,
mas no siendo tu mujer;
Redondilla
  Príncipe, de modo estimo
955
este favor que me has hecho,
que ha de quedar satisfecho
tu amor que en el alma imprimo.
Redondilla
  Quisiera para quererte
mil almas con que adorarte,
960
nueva vida que entregarte,
y nuevo ser que ofrecerte.
Redondilla
  Deja ese vano recelo
pues conoces mi afición.

IMAGEN
Si aquesas verdades son,
965
querré sin querer mi desvelo,
Redondilla
  porque mi desconfianza
es tal, que libra un favor
los méritos de su amor,
y mi segura esperanza.

LUNA
Redondilla
970
  Dame tu mano.

OTRO
Y con ella,
el alma misma te doy,
que yo tan dichoso soy;
mano hermosa, mano bella,
Redondilla
  tanto en adorarte gano,
975
que con libertad segura,
verán mi buena ventura
en las rayas de tu mano.

(Sale el PRÍNCIPE.)

PRÍNCIPE
Redondilla
  Famosas flores, que hacéis
la beldad del cielo triste,
980
donde aquella Luna asiste,
a quien más que al sol debéis.
Redondilla
  En vuestras bellas colores
busco su nuevo arrebol;
que jurándola por sol
985
la hacéis reina de las flores.
Redondilla
  Contemplando su belleza,
hallo en aqueste jardín
su blancura en el jazmín,
y en la rosa la pureza.
Redondilla
990
  En la azucena... Mas ¡cielos!
¿Qué es lo que miro? ¡Ay de mí!
¿No soy yo mismo el que allí
me doy a mí mismo celos?
Redondilla
  Luna amorosa e ingrata
995
me aguarda y me favorece.
¿Qué es esto? ¿Mi forma ofrece,
o qué fuente me retrata?
Redondilla
  Confuso al discurso dejo
con pena lumbre importuna,
1000
pero si es discreta Luna,
¿qué mucho sirva de espejo?
Redondilla
  Ya considero dudoso
que ha habido quien haya estado
de sí mismo enamorado,
1005
no de sí mismo celoso.

OTRO
Redondilla
  Vuelve a decir otra vez,
mi bien, tan dulces amores,
repite, pues, los favores
de que al cielo haces jüez.

LUNA
Redondilla
1010
  Solo el Príncipe es aquel
que en mi gracia mereció
lugar.

OTRO
Goce este bien yo
aunque lo merezca él.

LUNA
Redondilla
  Tú eres, Príncipe, mi dueño.

PRÍNCIPE
1015
Conmigo está hablando aquí
y ella responde por mí;
esta es ilusión de sueño.
Redondilla
  El que al espejo se vio
miráis en transformaciones,
1020
imitadas sus facciones,
pero sus palabras, no.
Redondilla
  ¡Quién creyera que en el viento
mi pensamiento tenía!
Formar más noche podía,
1025
hallóla mi pensamiento.
Redondilla
  Yo fui el mismo, yo que estoy
llorando lo que deseo;
si soy el que allí me veo,
¿cómo el que está allí no soy?
Redondilla
1030
  Si es Júpiter que me asombra
con mi sombra, mi furor
sepa el fin de mi rigor,
retrato, apariencia o sombra,
Redondilla
  que en este confuso abismo
1035
a mí mismo te prefieres;
dime quién fui o quién eres;
si soy tú, si eres tú mismo.

OTRO
Redondilla
  Fantasma que se transforma
en mi ser sin diferencia,
1040
y Luzbel con apariencia
imagino que conforma.
Redondilla
  Qué me quieres? ¿Qué me sigues?
¿Por qué de mí no te alejas?

PRÍNCIPE
¿Y por qué tanto hoy me dejas
1045
que me buscas y persigues?

LUNA
Redondilla
  Si el pensamiento veloz
puede hacer una figura,
¿como pasa a la figura
ser afecto de la voz?
Redondilla
1050
  Discurso la pon, ingratos
de desdenes, que son tales,
que ambos son originales
y ambos parecen retratos.
Redondilla
  Pierdan los dos la belleza,
1055
que naturaleza varia,
pues aquí, a su ser contraria,
no varió naturaleza.
Redondilla
  Príncipes, si en casos vanos
os forman, sedme piadosos,
1060
aunque para dos esposos
el cielo me dio dos manos.

PRÍNCIPE
Redondilla
  Sombra con cuerpo fingido
que así a castigarme vienes,
humilde a tus pies me tienes:
1065
si no probemos los dos (sic)
Redondilla
  quién es el más verdadero;
llega a mis brazos, verás
quién de los dos puede más.
Ven, que ofendido te espero,
Redondilla
1070
  verás qué venganza doy
al agravio que escuché,
y así quien eres sabré.

OTRO
Con esto sabrás quién soy.

(Desaparece solo.)

PRÍNCIPE
Redondilla
  ¡Oh forma rigurosa,
1075
siempre en mi daño importuna!
¿Por qué invocas la fortuna
tan ingrata como hermosa,
Redondilla
  que ya por tanta fortuna
favores, desconfianzas,
1080
frenético en sus mudanzas
las aprendas de la luna?
Redondilla
  ¿Qué favorecido amante
es este, que convertido
en mi ser ha merecido
1085
tu amor, y porque me espante
Redondilla
  de su poder, parte el viento
en arrebatada nube?
Parece que al cielo sube
donde tiene eterno asiento.

LUNA
Redondilla
1090
  Siempre el alma imaginó
que eras tú, y fue fuerza aquí
que se pareciese a ti
para que le hablase yo.
Redondilla
  ¿En qué ocasiones creíste
1095
de mí sospecha celosa?
Pues si me viste amorosa,
contigo mismo me viste.
Redondilla
  De su celosa porfía
se ve la ignorancia clara,
1100
que era fuerza que le amara
a quien a ti parecía.
Redondilla
  Contigo, Príncipe, habló,
¿para qué tantos enojos?
Que solo pueden los ojos
1105
engañarse, el alma no.

PRÍNCIPE
Redondilla
  Tanto he temido mi muerte
en fortunas tan extrañas,
que con sabor que me engañas
estoy, Luna, por creerte.
Redondilla
1110
  Este es Júpiter, que viene
de tu fama enamorado
y en mí mismo transformado,
que solo el tiempo detiene.
Redondilla
  Bien le habías conocido,
1115
y así tu pasión celosa
deslumbras; que es fácil cosa
el engañar un marido.
Redondilla
  Yo hasta ahora no lo soy,
mas puesto que el hombre alcanza
1120
el agravio, la venganza
dare a mis desdichas hoy.

LUNA
Redondilla
  ¡Dios de Moisés!

PRÍNCIPE
Quien ofende
con infamia su honor, muera
(Sale ANTECRISTO y le detiene)
entre mis brazos.

TITÁN
Espera.

PRÍNCIPE
1125
¿Cómo tu poder defiende,
Redondilla
  si es como dices, divino,
tan permitida violencia?

TITÁN
Vuelvo así por la inocencia:
Príncipe, tu furia vino.
Redondilla
1130
  Quien con horribles portentos
admira, acciones previene
quien hizo el cielo, que tiene
para empeño (sic) los elementos.
Redondilla
  Con fuego hago al cielo guerra,
1135
con viento alboroto el mar,
con agua puedo anegar
con triste espanto la tierra.
Redondilla
  ¿Nunca el luciente arrebol
del cielo turbado viste?
1140
¿No has visto a la luna triste?
¿No has visto sangriento el sol?
Redondilla
  ¿Vivir los helados muertos
contra leyes naturales?
Pues si con prodigios tales,
1145
si con milagros tan ciertos
Redondilla
  mi divino ser ignoras,
tú que idolatras gentil
a Júpiter, y a otros mil
mentidos dioses adoras,
Redondilla
1150
  si tú con locas porfías
llamas al Dios de Moisés,
y no crees que este es
su prometido Mesías,
Redondilla
  que conozca cuando alcanza
1155
el poder que así me niega,
viendo como a un tiempo llega
el milagro y la venganza.
Redondilla
  Yo tu figura tomé
para que veas que puedo
1160
en varias formas dar miedo:
al mundo castigo fue
Redondilla
  del honor con que negaste
la rendida adoración,
que pretendo: aquestos son
1165
los milagros que dudaste.
Redondilla
  Para que en esta acción veas
siendo tu imagen testigo,
el milagro y el castigo
porque me adoras le creas,
Redondilla
1170
  que yo solamente soy
el autor de tierra y cielo.

PRÍNCIPE
Y rendido por el suelo
santa adoración te doy.

LUNA
Redondilla
  Y ya las lágrimas mías
1175
por Dios te publicarán.

PRÍNCIPE
Sin duda este es el Titán.

LUNA
Sin duda este es el Mesías.

(Vanse todos y quédase TITÁN.)

TITÁN
Redondilla
  Si de haberme transformado
la intención no se ha seguido
1180
por lo menos ha servido
de que me hayan adorado.
Redondilla
  No sé qué nuevo furor
ahora el pecho recibe;
mientras el Príncipe vive
1185
no puedo gozar su amor.
Redondilla
  Pues muera el alma cruel;
dos gustos rinde a mi estrella:
uno es el gozarla a ella,
y otro es el matarle a él.
Redondilla
1190
  Y llegado a ponderar,
aunque se ofenda el amor,
en mí fue el gusto mayor,
no sé cuál se ha de estimar.
Redondilla
  En estas crueldades fundo
1195
la gloria en que puedo verme,
mas aguardaré hasta verme
dueño absoluto del mundo.
Redondilla
  Que entonces a mi albedrío
no habrá con qué resistille;
1200
que yo, para destruille,
de una vez le he de hacer mío.
Redondilla
  Con nuevas admiraciones
Babilonia está asombrada,
viéndose otra vez poblada
1205
de trajes y de naciones.
Redondilla
  En tan varias lenguas corre
su nombre, que se estremece
la tierra, porque parece
que sube otra vez la torre.
Redondilla
1210
  A voces el bien suspenden,
y porque más te eternicen,
con saber lo que te dicen
el mismo nombre te den.
Redondilla
  Desde donde el Norte enfría
1215
las aguas que el sol ignora,
y la memoria que dora (sic)
asistiendo eterno el día,
Redondilla
  vienen a dar a millares
sacrificios a tus plantas,
1220
labrando imágenes santas
en suntuosos altares.
Redondilla
  Con tu licencia entrarán
de todos embajadores,
esos divinos honores
1225
justamente se me dan.
Redondilla
  Los que a verme han alcanzado
y la gloria de mirarme;
que todos han de adorarme
en éxtasis elevado.

(Salen el PERSA y el ALEMÁN.)

PERSA
Romance (tirada)
1230
  La fama de tus milagros
y tu prodigiosa vida
llegó, nuevo Dios, a Persia,
donde, siendo conocida
tu santidad, te adoraron,
1235
y a mí en su nombre me envía
con una estatua de oro
para que el alma ilustra
a tu adoración y tal,
que llaman los alquimistas
1240
alma en el oro le hallara,
en este por esta vía.

ALEMÁN
Alemania, que suspensa
por tal noticia admirable,
fama inmortal te venera
1245
y nuevo Dios te publica.
De tus milagros te adora
tu majestad por divina,
de tu virtud obligada
ya de sus armas vencida,
1250
y en las minas de marfil
sus perfecciones imita
tales de pincel, que tuvo
la naturaleza envidia.

(Sale el ROMANO.)

ROMANO
Roma es cabeza del mundo;
1255
temerosa de las iras
de tu vengadora mano,
hoy a tus plantas se humilla,
y por feudo conyugal
una lámpara, que quita
1260
la luz al mundo, pues con ella
desmiente la noche el día.
Esta envía y un tesoro
dotada, para que asista
por obligación en tu altar
1265
eternamente encendida.

(Sale ETIOPÍA.)

ETIOPÍA
Etiopía, cuya fe
en estatuas eterniza,
porque inmortal en sus cultos
como en sus imperios vivas,
1270
en aroma te presenta
de Sabá olores que impriman
en caracteres de humo
tu nombre en muertas cenizas.

(FRANCIA.)

FRANCIA
Francia, cabeza de Europa,
1275
en tu alabanza ufana
un rico templo levanta,
cuya majestad altiva
para a sí hacerse lugar,
nubes y vientos retira,
1280
y de mármoles y jaspes,
bases y columnas lisas,
para que puedan fundar
máquinas que arruinan
la tierra, que el cielo asalta,
1285
y en él se pierden de vista.

(Sale ESPAÑA.)

ESPAÑA
Ya te adora y te conoce
España, fértil provincia,
por Dios de todas las lenguas,
por Dios de las maravillas,
1290
a donde te sacrifica
con inmortales aplausos,
y ahora a tus pies rendida,
bordadas de varias sedas
por colgaduras te envía,
1295
donde la curiosidad
suple el oro a la codicia.

(Salen la INDIA y EXICIA.)

INDIA
Sal, hermosa emperatriz
del Oriente, donde el día,
con la asistencia del sol
1300
más bello, se comunica:
de tu deidad obligada,
queda de tu poder rica;
humildemente te adora,
y santamente te estima
1305
por hombre, por rey, por Dios:
con divinos sacrificios,
manchó las aras más limpias,
y de sus fértiles cedros
desciende, quiere que conciba
1310
el sol claro que engendra
parto feraz de sus minas
. . . . . . . . . . . . . . . . . .
que el mismo sol imagina,
que en su ausencia se pasaron
1315
a Babilonia las Indias;
no por minero [?] te ofrece
las perlas y piedras ricas,
que para poder contarlas
no tiene el tiempo medida.

EXICIA (sic)
1320
Santo Dios de Babilonia,
cuyas grandezas publica
en mudas lenguas la mar,
con sordas voces el día;
tú que los cielos asombras,
1325
tú que a los hombres admiras,
y dando espanto a los vivos,
tú que en tenebrosa noche sepultas,
tú que diversos lugares
el claro sol y día ocupas
1330
a una hora misma por palabra
el sol en varias formas parece,
y la luna y diosas,
porque en todo asistas,
hoy a tus plantas por mí
1335
se mira mi reina Exicia,
y por humildes primicias
a tus altares ofrece,
para su adorno, las finas
púrpuras que en fitaros [?]
1340
tejen en Alejandría.
Ella quisiera que fueran
las estatuas de oro ricas,
las ánimas de marfil,
lámparas que siempre vivan.
1345
Los aromas de Sabá
para que en el fuego sirvan,
los pórfidos de alabastros,
jaspes y columnas lisas;
los diamantes en sus ruinas,
1350
y corales, plata y oro,
no arrancados de sus minas;
mas con humilde deseo
todos juntos te suplican
que como Dios solamente
1355
las voluntades recibas.

TITÁN
Persia, Francia, Alemania bella,
gallardo español y Exicia
hermosa, Roma altiva,
Etiopía, Adasto, India,
1360
yo soy vuestro Dios supremo,
a quien ya se sacrifican
aroma, incienso y saúco,
pues a mi deidad se debe
como autor de la vida
1365
tan agradecido estoy
a la ofrenda recibida,
que satisfacer pretendo
su memoria; hoy se eterniza
su nombre; pedid, naciones,
1370
porque con ofrendas ricas
os satisfaga; adoradme,
cantad versos, haced rimas.

UNO
¡Viva el gran Titán!

TODOS
¡Viva!

(Suena música, y desciende del trono con gran majestad; estando todos de rodillas, entra TITÁN y los embajadores tras él. Y por otro lado sale LUNA y detiene a la INDIA y a EXICIA, y quédanse las tres solas.)

LUNA
Exicia, espérate un poco;
1375
que tu hermosura divina
a ociosidad me mueve,
por ver prenda que es tan linda;
y tú también no te vayas,
detén el paso, bella India,
1380
déjame ver tu belleza
quien tiene partes que admira.

EXICIA
¿Qué puede haber en Egipto
que a tu hermosura no rinda
sus trofeos?

INDIA
Luna hermosa,
1385
yo soy de ese bien indigna,
porque tu hermosura hiere
a las estrellas que miran
los efectos de tu voz;
hasta en el traje se explican
1390
vuestras partes soberanas.

EXICIA
¡Qué favores!

INDIA
¡Qué caricias!

(Sale BAULÍN.)

BAULÍN
Redondilla
  Luna hermosa, pues a tantos
Titán da satisfacción,
yo quiero en esta ocasión,
1395
sin ser nadie de sus santos,
Redondilla
  ser del cielo alguna cosa.

LUNA
¡Oh, Baulín! Seas bien venido;
yo de Titán he sabido
que su mano poderosa
Redondilla
1400
  ha de ser muy liberal
contigo, y que ha de hacer
signo del cielo.

BAULÍN
Y de ser,
si es cosa que no está mal. (sic)

LUNA
Redondilla
  Pues dime a lo que te inclinas:
1405
¿quieres ser planeta o astro?

BAULÍN
Yo no pretendo ser rastro.

LUNA
Pues cosas hay peregrinas.

BAULÍN
Redondilla
  Y fuera bellaquería,
pues dirás cuando me encuentres,
1410
ser purgatorio de vientres
o cambio de tripería.

LUNA
Redondilla
  Ahora bien: allá en el cielo
hay doce signos ahora;
puedes escoger.

BAULÍN
Señora,
1415
para tu favor apelo;
Redondilla
  nómbralos tú.

LUNA
Serás león.

BAULÍN
Serélo de mala gana,
que tiene el león cuartana,
y así no será razón
Redondilla
1420
  que eso escoja, que en el cielo
no hay doctores.

LUNA
Serás Libra.

BAULÍN
De eso, señora, me libra;
otros senos hay mejores.

LUNA
Redondilla
  Serás Tauro.

BAULÍN
¿Yo?
1425
¿Qué es Tauro?

LUNA
Toro.

BAULÍN
Eso no.
¿Toro quieres que sea yo?
¿No ves que me perderé?
Redondilla
  En aquel tiempo pasado
era muy bueno ser toro,
1430
porque valía un tesoro;
mas ya hay toros al fiado.

LUNA
Redondilla
  Pues Escorpión podrás ser.

BAULÍN
Eso no, murmurador
guarda afuera.

LUNA
¡Lindo humor!
1435
Cáncer podrás escoger.

BAULÍN
Redondilla
  Y de ser enfermedad
no me agrada.

LUNA
Acuario, sí.

BAULÍN
¿Eso me dices a mí?
No me tienes voluntad.
Redondilla
1440
  Dáselo a un laberinto.

LUNA
¿Y Aries?

BAULÍN
Aries tampoco.

LUNA
¿Capricornio?

BAULÍN
Estoy loco.

LUNA
Pues sí quieres [?].

BAULÍN
Redondilla
  Pues no quiero.

LUNA
Sagitario es bueno.

BAULÍN
Yo
1445
ser Sagitario no quiero.

LUNA
Quieres Géminis, espero.

BAULÍN
Ser Géminis, eso no;
Redondilla
  no soy yo común de dos,
no quiero estar dividido.

LUNA
1450
Pues ¿qué ha de ser?

BAULÍN
Eso pido;
decidlo, señora, vos.

LUNA
Redondilla
  Pues solo Virgo ha quedado.

BAULÍN
Aun sirgo bien puede ser;
mas ¿cómo lo han de creer,
1455
si ningún sirgo han hallado
Redondilla
  él y el fénix? Dicen todos
que lo hay. ¿Cómo podré
ser sirgo?

LUNA
Yo no lo sé;
mas a Dios no faltan modos.

BAULÍN
Redondilla
1460
  Ya de mi ser me despojo.

LUNA
Tú mudarás tu fortuna.

BAULÍN
Ahora bien, señora Luna;
digo que ser sirgo quiero,
Redondilla
  hoy he de ser inmortal
1465
Dios.

LUNA
¿Vaste?

BAULÍN
¿Qué he de ir?
Voy a decir a mi mujer
que soy sirgo virginal.

(Vase.)

LUNA
Redondilla
  Gracioso Baulín ha estado.

EXICIA
A mí risa me ha movido.
1470
Oye, que siento ruido:
el Dios se ha manifestado.

(Salen TITÁN y el PRÍNCIPE.)

TITÁN
Endecasílabos sueltos (tirada)
  Yo no puedo sufrir que mis pasiones
me aflijan tanto; ya estoy adorado,
ya desde el uno al otro contrapuesto polo (sic)
1475
respetan mi poder, todos me temen;
agora es tiempo de gozar mi Luna,
pues no puede mi crédito perderse;
pero ella está aquí. ¡Oh Luna hermosa!
Ya se ha llegado el día en que tu suerte (sic)
1480
ha de gozar de estado más felice,
que obligado al amor con que me tratas
me he de casar contigo.

LUNA
¡Dios inmenso!
¿No ves que soy casada?

TITÁN
Eso ¿qué importa?
Mataré a tu marido.

LUNA
No permitas
1485
tanto rigor con mi adorado esposo.

PRÍNCIPE
Señor, pues sabes tú que fui el primero
que te adoré, agora es bien me hagas
favor.

TITÁN
De modo estoy dispuesto a hacerlo,
que vida eterna solicito darte
1490
quitándote la vida. Hoy ha llegado
el día de tu muerte.

(Mátale.)

PRÍNCIPE
¡Santo cielo!
¡De este rigor a tu clemencia apelo!

(Vase.)

LUNA
Señor, ¿qué has hecho?

TITÁN
¡Luna de mi vida!
di la muerte a tu esposo, porque quiero
1495
eternizar tu vida de esta suerte.
¿No ves que así le libro de la muerte?
Sentémonos aquí.

EXICIA
No lo consientas,
que no parece bien estar sentado
con tres mujeres.

TITÁN
Todo es permitido
1500
a Dios; sentaos, sentaos las tres al punto;
yo lo consienta agora, éste es mi gusto;
no os dé nada cuidado, que cercado
estoy todo de ángeles; ninguno
podrá entrar; acá dentro todo es gloria;
1505
la omnipotencia de mi ser divino,
de amantes jerarquías serafines
eternamente asisto circundado;
invisibles estamos, y a la puerta
está Valin; (sic) dejad el temor vano,
1510
pues todo está pendiente de mi mano.

(Hace que habla y se entretiene con ellas, y sale ELÍAS con hábito y con saco.)

ELÍAS
Octava real
  Suspended, suspended los ciegos gustos;
que ya ha llegado el tiempo de advertiros
que se han de convertir en más disgustos
que aliento humano puede preveniros.
1515
Las torpezas injustas, los injustos
términos expeled, y con suspiros
los pecados llorad, y el mundo advierta
que hay Dios, que hay muerte cierta.
Octava real
  ¡Oh ceguedad extraña de la gente,
1520
que en quinientas aflicciones engañadas,
olvidan al Autor Omnipotente
por quien es el autor de los pecados!
¡Oh! ¡Cuán piadoso es Dios, pues que consiente
apetitos que son desenfrenados,
1525
teniendo siempre abiertos para el hombre
pecho amoroso y atractivo nombre!
Octava real
  ¿Qué encantos, qué palabras, qué aflicciones
así os tiene ocultados los sentidos?
¿Que crédito no dais a mis razones?
1530
¿Que estáis como los áspides dormidos?
Babilonia, que siempre a confusiones
aspirando sus hijos pervertidos,
vuelve a Dios, no quieras que con tu llanto
tenga la tierra universal espanto.
Octava real
1535
  Y tú, bestia feroz, que así engolfado
en tus vicios estás, teme la muerte,
si en la piadosa mano confiado,
te atreves a ofendelle desta suerte,
no del sulpicio (sic) estás enajenado:
1540
a tu fatal destino atento, advierte
que el aire se dispone a hacerte guerra,
el fuego con las aguas y la tierra;
Octava real
  ¡qué vida para Dios con tres mujeres
en tus brazos, te pones y te aplicas!
1545
Tú sí que del pecado único eres
hijo voraz que a él te sacrificas.
¿Qué bárbaros deleites, qué placeres
son los que gozas, que tu ser explicas,
que por los gustos a que estás rendido
1550
se puede conocer cómo has vivido?
Octava real
  Descienda el fuego, el aire se suspenda,
altérese la mar, la tierra gima,
de Jezabel los perros sean su tienda,
y su hambre rabiosa en él se imprima;
1555
el polo superior mi voz atienda,
que la celeste cumbre en él arrima,
pues que se opone al sempiterno Cristo
esta bestia, este monstruo, este Antecristo.

(Levántase TITÁN de donde está sentado, y dice:)

TITÁN
Romance (tirada)
  ¡Que estos entrasen aquí,
1560
que me hablen desta manera,
siendo soberano autor
de las lúcidas estrellas!
¡Rayos destruyan las nubes
en espantosa violencia,
1565
que en el ánimo sepultan,
pues de mi nombre no tiemblan!
La estrella mayor del cielo
de su eclíptica descienda,
desencájese la luna,
1570
teman todo los planetas,
pues los hombres a su Dios
desta manera blasfeman,
que con loco atrevimiento
se oponen a mi potencia.
1575
¿Sabéis quién soy, gente vil?

ELÍAS
Del autor de las tinieblas
un traslado, que a su Dios
la veneración le niega.
Tú, que mataste a tu madre,
1580
y con extraña violencia
hiciste el cuerpo sepulcro
de su mísera tragedia,
el demonio que en ti habita
te da atrevimiento y fuerza;
1585
porque como en Cristo estaban
juntas dos naturalezas,
de hombre y Dios, ¿por qué herejía
un opuesto a su clemencia,
de hombre y demonio también
1590
otras dos en ti se encierran?

TITÁN
Yo soy Dios.

ELÍAS
¡Calla, atrevido!
Que es Cristo solo el que reina,
el que nació y murió,
el que vive vida eterna.

TITÁN
1595
Hombre fue el que nació
en un pesebre entre bestias.

ELÍAS
Dios es, pues, que las alturas
de su venida dan nuevas.

TITÁN
Hombre fue, pues que ha nacido
1600
con tan inmensa pobreza.

ELÍAS
Dios es, pues reyes de Oriente
le adoran y le veneran.

TITÁN
Hombre fue, pues le dan mirra,
de la tierra propia ofrenda.

ELÍAS
1605
Dios, es, que incienso le ofrecen,
de Dios aroma sabea.

TITÁN
Hombre fue, pues se perdió,
y llora su Madre tierna.

ELÍAS
Dios es, pues dentro del templo
1610
hallan que sabe y enseña.

TITÁN
Hombre fue, pues que en el huerto
la muerte temió que llega.

ELÍAS
Dios es, pues ángeles santos
le confortan y celebran.

TITÁN
1615
Hombre fue, pues le faltó
lo que la vida sustenta.

ELÍAS
Dios es, pues hace milagros
y gentes varias sustenta.

TITÁN
Hombre fue, pues en el templo
1620
le maldicen y apedrean.

ELÍAS
Dios es, pues siendo ofendido,
por el que le ofende ruega.

TITÁN
Hombre fue, pues le prendieron
y a la muerte le condenan.

ELÍAS
1625
Dios es, pues estando preso,
maravillas hace inmensas.

TITÁN
Hombre fue, pues le dan muerte,
y se cumple la sentencia.

ELÍAS
Dios es, pues que resucita
1630
con inmortal excelencia.

TITÁN
Hombre fue, pues la nación
no cree, no le sigue y deja.

ELÍAS
Dios es, pues el universo
su majestad reverencia.

TITÁN
1635
Hombre, pues en pecadores (sic)
tiene fundada su Iglesia.

ELÍAS
Dios es, pues ensalza humildes
y derriba la soberbia.

TITÁN
Hombre fue, pues en el mundo
1640
padeció tantas miserias.

ELÍAS
Dios es, pues que le redime
y al lado de Dios se asienta.

TITÁN
Hombre es, pues hace milagros
opuestos a mi grandeza.

ELÍAS
1645
Hombre es, pues que en su nombre
castigaré tu insolencia.

ENOC
Advierte, monstruo del mundo,
que aquesta es la vez primera
que dices verdad, aunque eres
1650
padre de mentira horrenda;
porque como Cristo tuvo
entrambas naturalezas,
fue Dios y hombre también.

TITÁN
Hombre puro fue.

ENOC
Es blasfemia.

TITÁN
1655
No puedo sufrir ya más
tan atrevidas respuestas,
que fiado en mi piedad
me incitan desta manera.
Acrediten mis milagros
1660
las verdades que se muestran,
o con (sic) mis obras.

ELÍAS
En virtud
de Satanás que en ti reina,
con engaños y traiciones
a esta gente loca y ciega
1665
engañas, mas yo, fiado
en esta insignia. que llena
(Saca una cruz.)
está de inmensas virtudes,
a tu mágica, a tu ciencia,
he de vencer; que esta cruz
1670
ha de aniquilar tus fuerzas.

TITÁN
¡Qué miro, que en este palo
hallo oposición tan nueva!
Y temo que aquesta gente
que los he engañado infieran.
1675
La industria podrá valerme,
Luna hermosa, Luna bella;
espera, ¿dónde te vas?
¡No te acobardes, no temas,
que aquel palo que allí ves
1680
las mágicas excelencias
del antiguo Egipto incluye;
pero yo haré, porque veas,
que estos quieren engañarnos,
que ahora el Príncipe venga
1685
resucitado, y que diga
que es mi potestad inmensa;
y aunque veáis que me espanto,
no os admiréis porque vean
que sufro sus liviandades,
1690
porque admiren mi paciencia.
Príncipe, de donde asistes
te mando que hoy a la tierra
vuelvas y digas quién soy.

(Sale por debajo del tablado la IMAGEN del PRÍNCIPE.)

IMAGEN
Supremo autor ¿quién te niega,
1695
siendo Artífice divino
de soberana excelencia?

LUNA
Este es mi perdido esposo.

ELÍAS
Espíritu que en tinieblas
asistes y en sombra vana,
1700
y con fingida apariencia,
vienes a engañar al mundo,
que le has engañado vea;
y en nombre de Jesucristo,
el muerto Príncipe vuelva,
1705
y la verdad se declare.

(Sale el PRÍNCIPE, y en diciendo estos versos, se entre.)

PRÍNCIPE
Divino y santo Profeta,
tú predicas la verdad.

(Vase.)

ELÍAS
Pues ahora, porque entiendan
los que presentes se hallan
1710
su engaño, a la eterna pena
vuelva esta sombra al instante.

IMAGEN
Voy a mi obscura caverna.

(Húndese.)

TITÁN
Perdido soy si prosigue;
aprovéchenme mis fuerzas:
1715
ministros, matad aquestos
hoy; Elías, Enoc, mueran.

ELÍAS
Moriremos porque el mundo
resucitados nos vea.

(Llévanlos y vanse por su orden.)

Jornada III

Salen CAMILO y FABIO y los dos gentiles.

FABIO
Redondilla
  Hoy se cumplen los tres días
1720
en que prometió Titán
que todos los que aquí están
verán que sus profecías
Redondilla
  tendrán efecto debido,
porque ha de resucitar
1725
después de muerto.

CAMILO
Dudar
deste suceso he podido;
Redondilla
  pero él lo certificó
de tal suerte, que imagino
que ha de cumplirlo.

FABIO
Es divino,
1730
y así no lo dudo yo,
Redondilla
  porque maravillas tantas
como hemos visto, acredita
su opinión.

CAMILO
Gente infinita
adoraron a sus plantas.

FABIO
Redondilla
1735
  Resucite si pretende
que crean todos en él.

(Salen LIDORO y RUFINO.)

LIDORO
Hoy prometió aquel infiel,
que a Dios atrevido ofende,
Redondilla
  que había de volver al mundo.
1740
¡No lo permitáis, mi Dios!

RUFINO
Y aunque sois piadoso vos,
hoy le sepulte el profundo.
Décima
  Sacro Señor, que por mí
tantas penas padeciste
1745
desde el día que naciste,
y la causa dellas fui,
¡no permitáis que hoy así
este segundo Luzbel
cumpla lo que dicen dél!
1750
Antes, para vuestra gloria,
no haya en el mundo memoria:
todo se oculte con él.
Décima
  Bastan, Señor, tantos males
como el mundo ha padecido,
1755
que este tirano ha tenido
engañando los mortales;
a vuestras plantas reales
llegan, Señor, los cristianos,
que esperan de vuestras manos,
1760
como prometido habéis,
los favores que soléis
dar con liberales manos.

RUFINO
Décima
  Piadoso padre y pastor
de las ovejas perdidas,
1765
hoy aclaman nuestras vidas
a vuestro inmenso valor:
cese, Señor, el rigor;
y pues sois padre piadoso,
aqueste monstruo espantoso
1770
oculte la triste tierra,
porque no haga más la guerra
al lucido Sol hermoso.

FABIO
Redondilla
  Música pienso, Lidoro,
que suena, y si resucita...

LIDORO
1775
Entre la gloria infinita,
solo digo que le adoro.
(Suena música.)
(Dentro.)
Romancillo o endecha
  Hoy resucita Titán,
si anteayer muerto le visteis.

(Aparece TITÁN arriba, en una media nube, como resucitado, y suena música.)

TITÁN
Estad todos atentos
1780
y mi nombre reverencien
los reinos distintos
y las más remotas gentes;
tres días ha que dije
que de la tierra ausente
1785
y muerto por tres días
en las cumbres celestes
había de asistir,
y que glorioso viesen
a la parte humana
1790
triunfando de la muerte.
Muerto y resucitado,
¿qué esperáis ofrecerme
ovación y holocausto,
pues a mí se me debe?
1795
Yo descendí al infierno,
donde perpetuamente
han de ser castigados
los que han sido rebeldes.
Saqué de allí las almas
1800
que han asistido siempre
con la justa esperanza
que han tenido de verme.
Comuniqué mi gloria
haciendo que ascendiesen
1805
con mi propia virtud
al lugar eminente.
De allí, con ellos, luego
los cielos se suspenden,
porque pisan mis plantas
1810
sus adornados tapetes;
gozándome a mí mismo
con himnos y motetes,
celebrando mis hazañas
y mis obras excelentes.
1815
A la gloria di la gloria,
porque solo con verme,
sus delectables gustos
he querido que aumenten.
Los ángeles suspensos
1820
que me acompañan siempre,
con incesables voces
me aclaman como agente.
Nací, como Cristo,
en un pobre pesebre
1825
propio para animales
y propio para reyes.
La verdad y el engaño
¡cuan mal se compadecen!
Y en nacer y en morir,
1830
es bien se diferencien.
Yo he cumplido, mortales:
resucité igualmente
el día señalado,
para gozarme y verme.
1835
No me fiáis glorioso [?]
de luz resplandeciente,
todo recreado, ahora
sí que podéis creerme.
A la tierra desciendo
1840
a signarse (sic) la gente,
pues su hacedor inmenso
rayos de vida vierte.
Satisfaced las dudas;
que milagros solemnes
1845
han siempre conmovido
los pechos más rebeldes.
Gocen ya los humanos
al que piadosamente
para vida del hombre
1850
a la tierra desciende.

RUFINO
Todos a Titán
por omnipotente
tienen.

FABIO
Y mueran (sic)
los que en la Cruz creen.

(Desciende por un artificio al tablado e híncanse de rodillas todos, y sale BAULÍN.)

BAULÍN
1855
¡Oh, señor Tristrás!
Mucho huelgo verle,
que entre los desvanes
ya se va y se viene.
Diga dónde ha estado;
1860
qué fiesta solemne
ha visto en los cielos,
qué talles de gente;
que lleno de gloria
de arriba desciende.
1865
Si anda trastejando
¿qué quiere que espere?
Guárdese, no caiga;
porque siempre suelen
los de aqueste oficio
1870
quebrarse las sienes.
¿Ha visto a mi sirgo?
¡Quién pudiera verle!
Que hay heredos [?] de ellos
como de inocentes.
1875
¿Qué hay de taberneros,
que he pensado siempre
que andan en las nubes
porque llueven siempre?
¡Señor, castigadlos!
1880
que ya no hay quien pruebe
moza o vino puro.
y dan gato por liebre.

TITÁN
Ya vuestras desgracias
es razón que cesen,
1885
pues siendo el ungido
me tienes presente.

(Sale FABIO.)

FABIO
Señor, tus criados,
por agradecerte
tantos beneficios,
1890
tan inmensos bienes,
deseosos todos
de servirte, ofrecen
a Elías y a Enoc
a tu mano fuerte.
1895
A la puerta esperan;
tu licencia quieren
si entrar les permites.

TITÁN
Diles luego que entren:
veránme mudado;
1900
rigores crueles
harán sinrazones;
de poder carecen.

(Sale gente que trae a ELÍAS y a ENOC presos, y dos niños.)

CAMILO
Aquestos tiranos;
por inobedientes;
1905
porque han despreciado
tus mandatos, vienen,
a tus pies rendidos.

TITÁN
¿No miráis, vil gente,
que de mi poder
1910
ninguno os defiende?
¿No miráis que Cristo,
que engañado os tiene,
no viene a ayudaros?
¡Qué engaños crueles!
1915
Os quita el sentido,
recordad no esperen
mi rigor las almas,
pues a ellas se extiende
mi poder inmenso.
1920
¿No miráis, rebeldes,
que morí y que vivo
puede el mundo verme?
Pues este milagro,
¿no miráis que excede
1925
al que en el Tabor
fantásticamente
quiso, con engaños,
que algunos le viesen?
Yo soy vuestro Dios
1930
tan omnipotente,
que tengo en mi mano
la vida y la muerte:
escoged y gozad
la vida que ofrece
1935
mi piadosa mano.

ENOC
¡Bárbaro, insolente,
qué ciego te traen
tus vanos deleites!
No cierres los ojos,
1940
que el tiempo es tan breve
que tienes de vida,
que presto has de verte
en el hondo abismo,
conforme tu vida,
1945
pues a Dios te atreves. (sic)
Tú eres aquel monstruo
que tiene en la frente
diez cuernos que Juan
de vista excelente,
1950
vio salir del mar.
¿Por qué pretendes
ser Dios, pues que sabes
como en todo mientes?

TITÁN
Pertinaces viejos,
1955
indignos de verme
y hablaros piadoso,
¿cómo ya no viene
ese Cristo vuestro
que en pobres pesebres
1960
nació, y que murió?
Hoy veréis si puede
de mi gran poder
libraros, infieles.
¿De qué os aprovecha
1965
que así, ciegamente,
rebeldes y locos
estéis de esa suerte?
ELÍAS ¿No miras, tirano,
que mi Dios nos tiene
1970
prevenido el lauro
del martirio, y quiere
que tú el instrumento,
seas de la muerte?
A muchos cristianos
1975
tus mágicos viendo
que al mundo suspendes
reducido habemos,
pero ya que pueden,
firmes en su ley,
1980
contra ti oponerse,
Dios nos ha llamado,
y mártires quiere
conducir al Cielo,
a donde nos premie
1985
con eterna gloria,
con eternos bienes.

ENOC
A Elías y a Enoc
escuadras celestes
están aguardando.

TITÁN
1990
¿Cómo estos no mueren?
Mataldos al punto,
tormentos crueles,
padezcan, y vean
que el que a mí se atreve,
1995
con penas terribles
muere desta suerte.

NIÑO 1.º
Elías divino,
santo Enoc fuerte,
no nos dejen, padres,
2000
en años tan breves,
que si de su amparo
las gentes carecen,
no es mucho que a Dios
los cristianos dejen.

NIÑO 2.º
2005
No se vayan, padres;
a mi Dios le rueguen
que aqueste tirano
castigue, pues puede.

ELÍAS
Mis hijos amados,
2010
hoy los cielos quieren
a nuestros trabajos
dar descanso alegre;
enjugad los ojos
que lágrimas vierten;
2015
que el piadoso Dios
mira por sus fieles;
Él os acompañe,
rogalde, ofrecelde
la vida, que Él mira
2020
por los suyos siempre.

TITÁN
Llevaldos, ministros,
y con fiera muerte
paguen su delito.

ELÍAS
Cuando el cuerpo pene
2025
no importa; ¡ay del alma,
porque siempre muere!

TITÁN
Pues no me adoraron,
mis castigos prueben.
A los que atrevidos
2030
a mis sacras leyes
rebeldes desprecian,
y no me obedecen,
su infame osadía
castigo con muerte:
2035
horcas se levanten,
cuchillos se templen,
prepárense luego
resinas y aceites,
patíbulos crueles;
2040
ninguno se perdone,
a nadie reserven,
pues ya mi piedad
en rigor se convierte;
solo soy dios supremo,
2045
solo a mí se me deben
en supremos altares
sacrificios solemnes.

NIÑO 1º
Redondilla
  Pues ven acá, hipocritón,
que al Cielo te has atrevido,
2050
¿piensas que no hemos sabido
tu infame generación?

NIÑO 2º
Redondilla
  ¿Pues cómo te has hecho dios,
bellaco, embelecador,
contra el divino Señor
2055
que nos da lengua a los dos?
Redondilla
  ¿No ignoran los que aquí están
tu villano nacimiento,
y que eres vil instrumento
de aquella tribu de Dan?

NIÑO 1º
Redondilla
2060
  Pues tu madre ya sabemos,
como cosa manifiesta,
que fue mujer deshonesta
y de tan viles extremos,
Redondilla
  que con tu padre trató,
2065
de quien fuiste concebido,
y siendo padre y marido,
un monstruo cual tú formó;
Redondilla
  y no contento tampoco
del delito de tu padre,
2070
has gozado de tu madre,
negando a Dios como loco.

NIÑO 2º
Redondilla
  Miren aquí quien quería, (sic)
que si Dios ha permitido
que vivas como has vivido,
2075
que no siempre lo consiente.
Redondilla
  Ya los tres años y medio
que Dios te ha dado de vida,
se cumplen, fiero homicida,
y así no tendrás remedio.

NIÑO 1º
Redondilla
2080
  Tú eres de quien Daniel
habla y dice tus maldades,
que envuelto en tus liviandades
asistes, monstruo cruel.
Redondilla
  Cumplióse la profecía
2085
del justo y santo Profeta,
y la que Juan interpreta
cuando en Patmos asistía.
Redondilla
  Al infierno bajarás,
donde in aeterno te quejes.

NIÑO .2º
2090
Monstruo de los herejes,
aquí, aquí, te anegarás.

TITÁN
Redondilla
  Matad luego estos villanos,
¡oh bárbaros atrevidos!
¿Cómo, ajenos de sentidos,
2095
con pensamientos tiranos,
Redondilla
  os atrevéis a mi ser?
¿En qué tenéis confianza?
¿En qué libráis la esperanza,
si no fuera en mi poder?
Redondilla
2100
  Dejad todas vuestras leyes,
cese todo el cristianismo,
ya no ha de haber más abismo,
yo soy el rey de los reyes;
Redondilla
  no haya más circuncisión,
2105
y el fuego que se alimenta
se apague, que solo intenta
mi ser justa adoración;
Redondilla
  no ha de haber más ley que una,
y esa en adorarme estriba;
2110
aquesta aumento reciba,
no pende de otra ninguna.
Redondilla
  Ya toda ley se deroga,
solo me adoren a mí;
igualmente aborrecí
2115
la Iglesia y la Sinagoga.

UNO
Redondilla
  Pues, señor, ¿no prometiste
que no se había de entender
lo que nos mandas hacer
cuando ley estableciste
Redondilla
2120
  de adorarte? Con nosotros,
¿cómo haces lo que no es justo?

TITÁN
Porque quiero, porque gusto.
¿Pues quién os mete a vosotros
Redondilla
  con lo que hago? ¡Callad,
2125
cumplid todo lo que digo!

OTRO
El cielo será testigo
de tan extraña maldad.

(Vanse todos, y queda BAULÍN solo.)

BAULÍN
Redondilla
  Desde hoy me acojo a un jamón,
pues ya no hay ley que me obligue.
2130
Al vino no se persigue,
esta es famosa invención:
Redondilla
  no consentía Moisés
que comiésemos tocino,
y quien da tocino y vino,
2135
sin duda que buen dios es.
Redondilla
  Yo no me quiero meter
en porfiar y argüir;
beber quiero por vivir,
y vivir para beber;
Redondilla
2140
  en tantas dudas, que son
las que afligen a Baulín,
adorar pretendo, en fin,
a mi vino y mi jamón;
Redondilla
  pues tantos han inventado
2145
dioses a quien adorar,
otro pretendo buscar,
que será más acertado,
Redondilla
  que parecerá imprudencia
cuando se aprueba por justo,
2150
no adorar dios a mi gusto
si hay libertad de conciencia.

(Sale la MUJER de BAULÍN.)

MUJER
Redondilla
  Divino Señor, que vos,
para redención del hombre,
tomando de humano nombre
2155
y carne, os quedasteis Dios;
Redondilla
  hoy, pues es justa ocasión,
contra este monstruo cruel
vibre el divino Luzbel
la espada de indignación.
Redondilla
2160
  ¡No permitáis, gran Señor,
que esta ciega gente errada,
como perdida manada,
nieguen a su Criador;
Redondilla
  que si la defendéis vos,
2165
este, que negó el bautismo,
en las ondas del abismo
conocerá que no es dios!

BAULÍN
Redondilla
  ¿A dónde bueno, mujer?

MUJER
¡Oh, Baulín! ¿Tú estás aquí?
2170
El bien busco que perdí;
quiérole hallar, no perder.
Redondilla
  Entre tantos desengaños
que me va poniendo el Cielo,
con justa causa recelo
2175
deste Titán los engaños.
Redondilla
  ¿Quién no conoce que Cristo
es Dios y el cierto Mesías,
y quién con locas porfías
obedece a este Antecristo?
Redondilla
2180
  Baulín, bien se puede errar,
que propio en los hombres es;
mas la porfía, ¿no ves
que es el camino de errar?
Redondilla
  Dejemos nuestros errores
2185
y a Dios pidamos perdón,
pues su humana condición
siempre oye a los pecadores.

BAULÍN
Redondilla
  Mujer, ¿quién os mete a vos
en aquestas teologías,
2190
si son buenas las porfías,
o si este o aquel es Dios?
Redondilla
  A vos os toca callar
y obedecer al marido;
en paz y quietud os pido
2195
que lo dejemos estar.
Redondilla
  Un pedazo de jamón
puesto entre dos rebanadas,
han de ser de mí estimadas,
y aquestas mis dioses son.
Redondilla
2200
  Quien primero dijo vino,
divino quiso nombrar,
y así pretendo adorar
lo que es próximo a divino.
Redondilla
  Venid, aderezad la burra,
2205
que yo iré con vos también;
pero atad la bota bien,
porque el vino no se escurra.
Redondilla
  Y si replicáis palabra
en si este es buen dios o no,
2210
la cabeza, juro yo,
que con una estaca os abra.
Redondilla
  Venid, que estoy esperando.

MUJER
Mi Dios, vuestro amparo os pido,
pues vuestro favor ha sido
2215
el que está la vida dando;
Redondilla
  en vuestra clemencia espero,
a ella acudo triste y sola,
para que lave mi estola
en la sangre del Cordero.

(Vanse.)
(Salen CAMILO, FABIO y RUFINO, y LIDORO a otra parte.)

CAMILO
Redondilla
2220
  Aquí fue adonde a Elías
y a Enoc, el fiero tirano
mandó el precepto inhumano
de que acortasen sus días;
Redondilla
  y aquí, siendo obedecido,
2225
les dieron muerte cruel.

FABIO
¡Cielos! ¡Que viva este infiel
en sus vicios sumergido!
Redondilla
  ¡Cuán incomprensibles son
vuestros juicios ocultos,
2230
pues entre tantos insultos,
muerta vive la razón!
Redondilla
  Pero ¿quién desconfiará
de vuestro heroico saber?

RUFINO
El porfiar no es vencer,
2235
y donde el poder está,
Redondilla
  locuras son las porfías.
Testigo sin excepción
serán en esta ocasión
los muertos Enoc y Elías,
Redondilla
2240
  pues opuestos a Titán,
Dios eterno y soberano,
el castigo de su mano
por su inocencia les dan.

LIDORO
Redondilla
  Con la suma omnipotencia
2245
no es razón nadie oponerse,
ni es fortaleza atreverse
donde es cierta la sentencia
Redondilla
  de muerte. Solo pretendo
dar gusto a Titán, que es Dios.

FABIO
2250
Alleguémonos los dos
hacia esta gente, que entiendo
Redondilla
  que están los cuerpos allí.
Vamos a tomar lugar,
pues han de resucitar,
2255
como dijeron aquí
Redondilla
  cuando les dieron la muerte.
Gran gente acude por ver
el milagro que han de hacer.

LIDORO
Vamos allá.

CAMILO
Obedecerte
Redondilla
2260
  es bien, y más que Titán,
con grande acompañamiento,
con el mismo pensamiento
a ver los cuerpos vendrán
Redondilla
  y a ver el modo que Elías
2265
y Enoc resucitan.

LIDORO
Ven;
que en este lugar más bien
verás sus locas porfías.

FABIO
Redondilla
  Todo el mundo se apercibe.

CAMILO
Ya sale este monstruo aleve.

FABIO
2270
El que contra Dios se atreve,
violento en la vida vive.

(Pónense a un lado; salen TITÁN, LUNA, BAULÍN y la MUJER y acompañamiento.)

TITÁN
Romance (tirada)
  Luna mía, mi deidad,
es una cifra del cielo
que en mí la mayor belleza
2275
se mira como en espejo:
¿dudas tú que es mi poder
tan soberano y excelso,
que abarco de un polo al otro
y deste al otro hemisferio?
2280
¿Ves el mayor imposible?
Pues facilitallo puedo,
y que la celeste cumbre
baje a pedazos al suelo.
¡A mí los hombres, a mí!
2285
Por el gran poder que tengo
por mí mismo, que han de ver
en mí tan fieros efectos,
que en su castigo me aclamen
por la piedad de mi pecho,
2290
y yo, sordo a sus querellas,
daré a sus penas aumento.

BAULÍN
Aparte.
Este pulo [?] guarda fuera.
Mujer ¿habéis oído este
Titán? El jamón y el vino,
2295
son los dioses en quien creo.

MUJER
Calla, Baulín, que verás
que, más piadosos los cielos,
deshacen la confusión
en que este la tierra ha puesto.

LUNA
2300
¡Mi Dios! Por ser vos quien sois
y por el amor que os tengo,
os suplico no vibréis
la eterna espada de fuego
contra esta gente ignorante
2305
de los piadosos afectos
de vuestra misericordia,
porque el riguroso aspecto
con que hoy os mostráis al mundo,
amenaza el universo
2310
y a su ruina se aplica.
Cese vuestro enojo fiero,
que ya los hombres humildes
piden perdón de su yerro.

TITÁN
No sé qué miro en tus ojos,
2315
envidias del sol supremo,
que así aprisionan las almas,
que así mueven pensamientos;
yo perdonaré sus culpas
si es el arrepentimiento
2320
como dicen.

LUNA
Yo lo fío,
y humildemente te beso
los pies por este favor.

TITÁN
Su duración debe el tiempo
a sus ruegos; mas ¿no han dado
2325
la muerte para escarmiento
del mundo, a Elías y Enoc?

LIDORO
Tu mandato obedecieron,
y aquí están muertos.

TITÁN
Alzad;
veré los difuntos cuerpos,
2330
cuyas almas por sus culpas
siempre estarán padeciendo.
Pueblo, que presente estás
al espectáculo horrendo,
de aquesta suerte castigo
2335
al que quiebra mis preceptos.
Hoy os perdono por Luna;
pero no os valdrán sus ruegos
otra vez: mi indignación
verá todo el universo,
2340
y vosotros, vicios locos,
hombres engañados,
(Llégase a un lado, donde habrá una cortina, que se descubre, y veránse muertos ELÍAS y ENOC.)
que a los rayos de mi gloria
habéis querido oponeros,
estas son vuestras porfías
2345
v el fin de vuestros intentos:
la brevedad de la vida
y el mal que estáis padeciendo.
Así pagáis, gente infame,
vuestro loco atrevimiento,
2350
que rayos por favor saca
la oposición a los cielos:
estos son vuestros milagros,
vuestros engaños son estos:
esta la resurrección
2355
que espera el cristiano pueblo.
Cumplid, cumplid la palabra
de que con prodigio nuevo,
a vista de todo el mundo,
habéis de animar los cuerpos.
2360
¿Por qué no cumplís agora
vuestras promesas y enredos,
y ese Cristo que adoráis
no viene a favoreceros?
Yo muerto resucité,
2365
porque soy Dios verdadero;
mas vosotros, viejos locos,
ved la burla que habéis hecho;
confesad que soy Dios justo,
y haré otro nuevo portento,
2370
infundiendo otra vez vida
a cadáveres funestos.
Ea, Elías, y tú, Enoc,
pedid a Dios otro aliento,
o acudid a mi piedad;
2375
daré a vuestro mal remedio.

(Levántanse.)

ELÍAS
Pueblo, la palabra cumplo:
hoy resucitamos, veldo,
y que en celestes esferas
nos llama glorioso asiento.
2380
Perseverad en la ley
de Cristo, que es Dios inmenso.

ENOC
Titán es falso Antecristo,
Cristo es el Dios verdadero.
(La tramoya sube a los dos arriba. Y en cerrándose la cortina, suena ruido dentro.) (Dentro.)
Milagro es este, milagro:
2385
hoy se ven los embelecos
del Antecristo.

FABIO
Matalde:
no admita nadie sus ruegos.

LIDORO
Cristo es Dios: ¡muera Titán,
falso Antecristo! blasfemo.

TODOS
2390
¡Muera Titán!

BAULÍN
¡Hay tal cosa!
¡Muera este perro zorrero!

TITÁN
Oye, atrevida gente:
escucha, bárbaro pueblo,
indigno de la piedad
2395
que para vosotros tengo:
estos son falsos hechizos,
fuerza es de un encantamiento
con que han Elías y Enoc
alterado vuestros pechos;
2400
pero para que veáis
un testimonio más cierto,
romper quiero las celestes
esferas del firmamento,
y ascendiendo al regio trono,
2405
vibrar la espada de fuego
y fulminar a la tierra
esos atrevidos viejos.
Yo subo a mi patria amada;
mas ¡ay de ti, triste pueblo!
2410
Que tu ruina fatal
llegó por ser tan soberbio.

(Bajará una nube, en que irá volando, y por otra parte saldrá un ÁNGEL con una espada de fuego, dará con ella al ANTECRISTO, que parecerá que se hunde en la tierra, y el ÁNGEL se vuela.)

ÁNGEL
¡Fiero monstruo de la tierra,
el plazo ha llegado! El cielo
al abismo te condena.

TITÁN
2415
Hoy me da sepulcro el centro.

(Húndese: haya gran ruido.)

LUNA
Extraño prodigio ha sido:
entre los aires serenos
un ángel en forma humana,
con una espada de fuego
2420
ha herido a Titán, y él baja
hecho piezas por los vientos
al abismo. ¡Cielo santo,
misericordia!

FABIO
¿Qué espero?
¡Santo Dios, misericordia!

MUJER
2425
¡A vos solo reverencio
por Dios!

CAMILO
A Cristo adoremos:
Titán fue el falso Antecristo,
Cristo es el Dios verdadero.

LIDORO
Y aquí tiene fin, senado,
2430
este verdadero ejemplo
del suceso que esperamos:
perdonad sus muchos yerros.