Félix Lope de Vega y Carpio Lope de Vega y Carpio, Félix

LA ADVERSA FORTUNA DE DON BERNARDO DE CABRERA




Autoría: Inauténtica
Texto utilizado para esta edición digital:
Cotarelo y Mori, Emilio (Ed.), Obras de Lope de Vega, III, Madrid, RAE, 1917, pp.61-99.
Adaptación digital para EMOTHE:
  • Barreda, Cristina (Artelope)

Elenco

DON BERNARDO DE CABRERA
DON LOPE DE LUNA
EL REY DON PEDRO
CONDE DE RIBAGORZA
LÁZARO, lacayo
ROBERTO, lacayo
UN SECRETARIO
LA REINA
DOÑA LEONOR
DOÑA VIOLANTE, infanta
DOROTEA, vieja
TRES SOLDADOS
DOS CONTADORES

Acto I

Salen Don Lope y Lázaro, lacayo.

DON LOPE
Romance (tirada)
Las veces que considero
del modo que me ha traído
la fortuna, le agradezco
que me reserva el juïcio.
5
“Que han de ser los hombres nobles
-un sabio romano dijo-
en prosperidad modestos
y en la adversidad sufridos”.
Dirame alguno que yo
10
pocas desdichas he visto,
que habiendo nacido pobre,
en mi mismo estado vivo.
Porque solamente aquellos
que estado humilde han tenido
15
y [que] se ven levantados
desdichados llama el siglo.
Pero yo digo que son
de mayor lástima dignos
los que jamás en su vida
20
prosperidad han tenido.
Aunque se viva edad corta,
es mejor haber nacido,
y en las cosas de fortuna
puede decirse lo mismo.
25
En un tiempo a Zaragoza
don Bernardo y venimos,
decir puedo que la dicha
de César truje conmigo.
Mas la inconstante fortuna,
30
que en este profundo abismo
de la Corte le echó a tierra
y a mí me trae en bajios,
cuatro títulos le han dado,
y en palacio tres oficios,
35
y la encomienda mayor,
y hoy es el hombre más rico
que en Zaragoza conocen:
mañana a ser su padrino
llega el príncipe don Juan,
40
que tanto el rey le ha querido
que con su hermana le casa;
sabe Dios que no le envidio,
sino que en su bien me alegro,
porque, en efeto, es mi amigo.
45
Él gobierna estos reinos
tan amado y tan bien quisto,
que todos al rey bendicen
porque su Cortés le hizo.
Y a mí, que en las dos batallas,
50
como la fama habrá dicho
desde el Ebro hasta el Danubio,
desde el Betis al Calixto,
hice en servicio del rey
cosas que no se han escrito
55
de Aníbal, ni de Escipión,
César, Alejandro y Pirro,
nunca el rey merced me ha hecho,
sordo ha estado a mis servicios;
traidor y loco me llama
60
cuando mercedes le pido.
Entre aquestas deventuras,
una dueña, que maldigo,
muchas veces me ha engañado,
con amor pienso que ha sido.
65
Ella, en nombre de la infanta,
muchos papeles me ha escrito,
muchos favores me ha dado
aquí al sereno y al frío.
Al fin, los seis mil ducados
70
que darme Cabrera quiso
cogió el huésped, y por deudas
casi andamos fugitivos.
Este es, Lázaro, el estado
en que en la Corte vivimos
75
yo y el dichoso almirante.
bien contrario y bien distinto.
Al fin, estoy sin dineros
y solo aqueste vestido
viejo, pobre y desdichado.

LÁZARO
80
¿Monda nísperos el mío?
El primer sastre del mundo
me dijeron que lo hizo;
no perdiera por añejo
a ser queso o a ser vino.
85
Tal está, que andaré presto
en carnes, como Cupido,
y diré que soy yo Eva,
que vengo del paraíso.
También pudiera contar
90
mis desgracias y peligros.
Muchos son; pero yo callo.

DON LOPE
¿Por qué?

LÁZARO
Porque no los digo.
Si tú imaginas, señor,
hacerte fraile Benito,
95
yo de mala gana ayuno
y mis carnes disciplino.
Fray Lázaro no es buen nombre,
ni es buen regalo el cilicio;
basta que aquí y en la guerra
100
andamos tripivacíos.
Tu amigo es el almirante;
así, señor, te suplico
que en su servicio me dejes
en pago de mi servicio.

DON LOPE
105
Harelo de buena gana.

LÁZARO
Tus pies beso, aunque no limpios,
y vivas más de dos ciervos
y cuatro cuervos marinos.
Pero si la vida es tal,
110
ningún bien yo te encamino,
que el hombre pobre y honrado
muere el tiempo que ha vivido.
Pero, pregunto yo agora:
¿por qué al parque venimos
115
esta noche de San Juan?
¿Hay otra de ochenta y cinco
que por niña se te venda?

DON LOPE
Yo diré a lo que he venido.
Esta segunda Medea
120
un tierno papel me ha escrito.
Dice que venga esta noche
porque quiere darme aviso
de mis negocios, y quiere
que yo sea su marido.
125
Yo, que procuro venganza
de las burlas que me hizo,
pienso dejalla burlada
si algunas joyas le quito.

LÁZARO
Y ¿[eso] es bien hecho, fray Lope?
130
Casi huele a latrocinio;
no lo mandará en su Regla
nuestro padre San Benito.

DON LOPE
Moriré si no me vengo.
Suena ruido dentro.
¿Qué será aqueste ruïdo?

LÁZARO
135
Como es noche de San Juan
van con músicas al río.

DON LOPE
Esperemos, mientras pasan,
en sus márgenes floridos.

LÁZARO
De buena gana lo hiciera
140
a ser márgenes de vino.
Redondilla
Aquí estaremos mejor.

Pónense a un lado y salen al balcón Leonor y Dorotea.

DOROTEA
No son cincuenta mis años,
que a celos y desengaños
me tiene vieja el amor.
Redondilla
145
Muchos maridos me dan,
y aunque todos buenos son,
quise hacer la devoción
de la noche de San Juan.
Redondilla
Estos que habemos trazado,
150
en mi niñez se decía,
y del nombre que se oía
venía a ser el desposado.

LEONOR
Redondilla
Y ¿es cierto?

DOROTEA
Sin falta alguna.
Oigamos; buen fin aguardo.

LEONOR
155
¡Oh, quién oyera a Bernardo!

DOROTEA
¡Quién oyera Lope o Luna!

Salen Don Ramón y Don Tiburcio y Lisardo, músicos, tañendo y cantando.

DON RAMÓN
Redondilla
Callen, oigan, atención.
Haciendo pienso que están
la devoción de San Juan
160
[esas]. Démosles picón.

DON TIBURCIO
Redondilla
¿Cómo?

DON RAMÓN
Diciéndolas nombres
extraordinarios y cosas
que las dejen temerosas.

LEONOR
Escucha, que suenan hombres.

DON TIBURCIO
Redondilla
165
El Sofí y el Taborlán.

LISARDO
El Gran Turco podrá ser.
Nunca será su mujer.

DOROTEA
¡Mala Pascua y mal San Juan
Redondilla
te dé Dios!

DON RAMÓN
Esos deseos
170
nunca se verán logrados.

DON TIBURCIO
Para nadie están guardados,
señora, tus ojos feos.

LEONOR
Redondilla
Desengañadas estamos.

LISARDO
Eso no, será imposible.

Vanse.

DON TIBURCIO
175
El Ebro corre apacible.

TODOS
Vamos.

Vanse.

LEONOR
Redondilla
No es devoción buena, a fe.

DOROTEA
Ninguna, no, bien me dice,
y treinta veces la hice
después que viuda quedé.

Sale a otro balcón Violante y Leonor.

LEONOR
Redondilla
180
¿Por qué espera el almirante
vuestra alteza, si mañana
se ha de casar

VIOLANTE
Tengo gana
de hablarle aquí como amante,
Redondilla
que dicen que suele ser
185
conversación más gustosa,
y para la de su esposa
mil siglos podrá tener.
Redondilla
Demás que quiero tratar
cosas que importantes siento
190
para nuestro casamiento.

LÁZARO
En el balcón siento hablar.

Salgan los que pudieron tañendo y cantando, y Leonido.

MÚSICOS
Romancillo o endecha
”Las olas del Ebro
llenas de oro van
en la noche alegre
195
del señor San Juan.
Barcos enramados
de verde arrayán
rompen en el Ebro
líquido cristal.
200
Abundan las damas,
que en la puente están,
en la noche alegre
del señor San Juan”.

LEONOR
Redondilla
Si ha venido el almirante
205
ya le tendrán enfadado
estos que aquí se han parado.

VIOLANTE
Ellos pasarán delante.

Sale Don Bernardo y Roberto, de noche.

DON BERNARDO
Redondilla
La infanta manda que en esta
parte a visitarla venga,
210
para que viéndola tenga
vísperas la grande fiesta.
Redondilla
De mañana, ¡ah, dueño mío!,
qué favores manifiestos
me dan. ¿Quién serán aquestos?

ROBERTO
215
Músicos que van al río.

MÚSICOS
Romancillo o endecha
”Ebro, corre apriesa
por llegar al mar,
porque el bien y el agua
no saben parar.
220
Que alegres cosas
trocadas están
en la noche alegre
del señor San Juan”.

DON BERNARDO
Roberto, dos versos
225
de aqueste cantar:
“Porque el bien y el agua
no saben parar”,
me han dado gran pena.

ROBERTO
¿En agüeros das
230
en la noche alegre
del señor San Juan?

DON BERNARDO
Fingidas sirenas
que cantando estáis
mudanzas del tiempo,
235
Dios os haga mal.
Las obsequias vuestras,
cual cisnes, cantad
en la noche alegre
del señor San Juan.
240
Después volveremos;
Vamos a rondar.

Vanse las dos.

LÁZARO
A cantar porfían,
como cantan mal.

DON LOPE
Diles que se vayan.

LÁZARO
245
Váyanse a cantar
en la noche alegre
del señor San Juan,
otro poco al río.

LEONIDO
Calle al ganapán
250
porque algún cobarde
lo quiere estorbar.

DON LOPE
¡Vive Dios!, villanos,
que os haga callar.

LÁZARO
En la noche alegre
255
del seños San Juan.

LEÓNIDO
Redondilla
Miente quien llama villanos
a los que estamos aquí.

DON LOPE
¡Oh, traidor! ¿Mentís a mí?
Muerte os darán estas manos.

LEÓNIDO
Redondilla
260
¡Vive Dios!, que es un león:
irémonos retirando.

DON LOPE
Noble soy, que voy buscando
mi honrada satisfacción.

Vanse huyendo.

LEONOR
Redondilla
¿Quién es hombre tan gallardo
265
que pueda atreverse a tantos?

VIOLANTE
¿Quién puede reñir con tantos
que no sea don Bernardo?
Redondilla
Echarlos quiso de aquí
como estorbaban.

LEONOR
Él es.
270
Voces daré.

VIOLANTE
No las des,
que é sabrá volver por sí.

LEONOR
Redondilla
Pasemos a otras ventanas
para verle acuchillar.

VIOLANTE
Bastábame a enamorar
275
con sus fuerzas más que humanas.

Quítanse del balcón y sale Leonardo herido.

LEONIDO
Redondilla
Mortalmente estoy herido.
Quien mal hace, mal recibe,
y mal muere quien mal vive.

Cáese muerto. Salen Don Bernardo y Roberto.

DON BERNARDO
Ya las músicas se han ido.
Redondilla
280
Una señal hacer quiero
que la infanta me ha ordenado.
¡Jesús! ¿En qué he tropezado?

ROBERTO
Ya tenemos otro agüero.

DON BERNARDO
Redondilla
Un hombre muerto está aquí.

ROBERTO
285
Sin duda aquel rüido
fue pendencia o caso ha sido.

DON BERNARDO
Claro está que no es por mí.
Redondilla
Sácale en brazos, Roberto,
del parque, porque después
290
a enterrar le llevarés.

ROBERTO
Es una torre este muerto.

DON BERNARDO
Redondilla
Aquí te espero arrimado
a esta pared de la huerta.

Tómale en brazos y llévale.

ROBERTO
En el umbral de esta puerta
295
le pienso dejar echado.

Suenen golpes dentro junto a él, como que cae alguna cosa.

DON BERNARDO
Redondilla
¡Válgame Dios! La pared
a do me arrimé se cay.
Misterios secretos hay.
En tal caso detened,
Redondilla
300
cielos, vuestras profecías.

Vuelve Roberto.

ROBERTO
Vuélvete esta noche a casa
que [a] quien mañana se casa,
sobrarán noches y días.

DON BERNARDO
Redondilla
¡Ay, Roberto! Si se advierte
305
la humana dicha es tan poca,
que entre la taza y la boca
se suele esconder la muerte.
Redondilla
La ocasión es desigual,
y vuela si no se toma.
310
Por esperar perdió a Roma
el africano Anibal;
Redondilla
Jerjes se perdió, arrogante,
por esperar otro día;
la angélica jerarquía
315
se condenó en un instante.
Redondilla
No dio la nación romana
sustento a cuervo jamás,
solo porque dice “cras”,
que quiere decir mañana.
Redondilla
320
Torres que dejan el viento
con chapiteles extraños,
tardan en crecer cine años
y cáense en un momento.
Redondilla
Este tiempo que ha de haber
325
hasta la mañana clara,
para subir no bastara
y basta para caer.
Redondilla
En la infanta, ¿qué esperanza,
ni en el tiempo, he de tener,
330
si del tiempo y la mujer
ha nacido la mudanza?

ROBERTO
Redondilla
Nadie parece, señor.
al balcón.

DON BERNARDO
¡Desdicha mía!
¡Oh, si ya rompiese el día
335
la noche de mi temor!
Redondilla
Vámonos.

ROBERTO
Eso me alegra.

DON BERNARDO
La suerte está echada ya;
Amor, mañana saldrá.
¡Quiera Dios no salga negra!

Vanse y salen Violante y Leonor al balcón.

LEONOR
Redondilla
340
Hasta la puente han huido
y ya vuelve el vencedor.

VIOLANTE
Matado me ha a mí de amor.
¡Plega a Dios que no esté herido!

Salen a Don Lope y Lázaro.

LÁZARO
Redondilla
Honradamente reñí
345
con cuatro, y, a ser de día,
jigote de ellos hacía.

DON LOPE
Luego, ¿hallástete allí?

LÁZARO
Redondilla
Bueno, a fe; ¿de quién huyeron?

DON LOPE
Solo la vaina perdí.
350
Vete Lázaro, de aquí,
por si alguno conocieron.

LÁZARO
Redondilla
Yo me iré de buena gana;
mas Lázaro te aconseja
que estafes algo a la vieja
355
si quieres comer mañana.

Vanse.

DON LOPE
Redondilla
¡Ah de arriba!

LEONOR
Ya ha llegado
el que tu alteza desea.

DON LOPE
En vela está Dorotea.

VIOLANTE
¿Quién es?

DON LOPE
El que habéis llamado,
Redondilla
360
por un papel, vuestro esposo.

VIOLANTE
(Es él; desciéndele a abrir.)
Esperad.

Bajan y quítanse del balcón.

DON LOPE
Podré decir,
señora, que estoy gozoso.
Soneto
Aquí soñé otras veces un tesoro,
365
que amarlo pude yo, no merecello;
jacintos y cristal cándido y bello,
perlas, rubíes y madejas de oro.
Los ojos de la infanta a quien adoro,
los labios encendidos, el cabello,
370
dientes menudos, torneado el cuello,
que organiza una voz de ángel sonoro.
La riqueza era mucha, yo su dueño,
y en medio de esta buena suerte
rompió el gallo la voz del león temido.
375
¡Oh, nunca despertara de este sueño!
Que es un engaño regalada muerte,
y el desengaño desdichada vida.
Redondilla
Una puerta abren pequeña.

Sale Leonor a la puerta.

LEONOR
Entrad, señor, sin cuidado.

DON LOPE
380
(Según soy de desgraciado,
me ha de cazar esta dueña.)

LEONOR
Redondilla
No temáis.

DON LOPE
Si está mi vida
para algún bien conservada,
plegue a Dios que tal entrada
385
tenga próspera salida.

Vanse y sale Violante.

VIOLANTE
Quintilla
Cuando de casarme trato,
no es el hablar deshonor,
y ansí quiero que al recato
de mi estado hurte amor
390
a esta alegre noche un rato.

Sale Leonor por otra parte.

LEONOR
Ya está aquí arriba.

VIOLANTE
Prometo,
Quintilla
que el corazón está inquieto.
Luces trae, y estaré aquí,
que, aunque esposo, tendrá ansí
395
más decoro y más respeto.

Entra Leonor por velas y sale Don Lope.

VIOLANTE
Quintilla
Dueño del alma, que ausente
de ti el amor lisonjero
hace que esté en vos presente,
daros un abrazo quiero.
400
¿Venís herido?

DON LOPE
Detente,
Abrázale Violante y sale Leonor con velas.
Quintilla
que el respeto guardas malN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta quintilla.»

,
ansí al palacio real
como a tu misma persona,
que no imaginaba tal.

VIOLANTE
Quintilla
405
¿Qué hombre es este? Esta es cautela.

DON LOPE
El que al balcón ha llamado.

VIOLANTE
(Soy dormida centinela,
y el enemigo se ha entrado
al fuerte donde la vela.)
Quintilla
410
¿Quién eres, hombre? ¿Quién, di?

DON LOPE
Si preguntaras quién fui,
un desdichado dijera;
pero ya estoy de manera
que a veces no sé de mí.
Quintilla
415
Dicen que hay hombres a quien
dormidos sucede andar,
hablar y reñir también,
y estos suelen despertar
cuando algunas luces ven.
Quintilla
420
Este letargo ¡oh ventura!
me ha dado mi desventura,
pues trae un sueño incierto
aquesta noche, y despierto
a la luz de tu hermosura.

VIOLANTE
Quintilla
425
¿A qué has venido?

DON LOPE
A morir.

VIOLANTE
¿Quién te trajo?

DON LOPE
Mi desdicha.

VIOLANTE
¿Qué oficio tienes?

DON LOPE
Sufrir.

VIOLANTE
¿Qué vas buscando?

DON LOPE
La dicha.

VIOLANTE
¿De quién huyes?

DON LOPE
Del vivir.

VIOLANTE
Quintilla
430
Luego ¿estás desesperado?

DON LOPE
Del bien humano lo estoy.

VIOLANTE
Loco estás.

DON LOPE
De enamorado.

VIOLANTE
¿Eres noble?

DON LOPE
Noble soy,
tanto como desdichado.

VIOLANTE
Quintilla
435
¿Eres desdichado?

DON LOPE
Sí,
desde el día en que nací,
pues con hallar tu hermosura,
que en otro fuera ventura,
ha sido desdicha en mí.

VIOLANTE
Quintilla
440
¿Desdicha? Di de qué suerte.

DON LOPE
Porque temo tus enojos
y temo también el verte,
que en tus manos y en tus ojos
está dos veces mi muerte.

VIOLANTE
Quintilla
445
¿Luego estás enamorado?

DON LOPE
Tanto como desdichado,
que no sé cual es mayor,
o mi desdicha o mi amor.

VIOLANTE
¿Cómo subiste?

DON LOPE
Engañado.
Quintilla
450
Cierto engañado, cierta duda
me trae. Si estás enojada,
la piedad del pecho muda;
mátame con esta espada.

VIOLANTE
¿Cómo la tienes desnuda?

DON LOPE
Quintilla
455
Mientras que se puede estar
en la vaina, ampara y honra,
y solo para guardar
vida, amigo, hacienda y honra
la vaina se ha de quitar.
Quintilla
460
Perdila por no perder
mi honor, que adelante pasa;
que la espada y la mujer
no deben salir de casa
si honradas no han de volver.

VIOLANTE
Quintilla
465
(Dime, Leonora, ¿qué haré?

LEONOR
Que se vaya

VIOLANTE
Lo abracé.
Ha de morir; llámame gente.

LEONOR
Ten lástima, que es valiente
como un César.

VIOLANTE
Sí es, a fe.
Quintilla
470
¿Quién esas señas te dio?

DON LOPE
A nadie la culpa des.
Cierta mujer me engañó
de tu palacio.

VIOLANTE
¿Quién es?

DON LOPE
No puedo decillo yo.
Quintilla
475
Acusar es de hombre vil;
el callar es fortaleza,
y ansí, a la lengua sutil
la encerró naturaleza
con candados de marfil.
Quintilla
480
Lo que ella una vez hirió
tarde sana y siempre duele.
Por título se nos dio,
que ella siempre decir suele
si su dueño es noble o no.

VIOLANTE
Quintilla
485
¿En efeto eres callado?

DON LOPE
Tanto como desdichado.

VIOLANTE
Para que cuentes gozoso
que una vez fuiste dichoso,
libre vas.

DON LOPE
Voy admirado.
Quintilla
490
Tu piedad al mundo asombre.

VIOLANTE
¿Cómo tu nombre no dices?
Di tu nombre.

DON LOPE
Es bien que el hombre
con temores infelices,
calle de noche su nombre.
Quintilla
495
Tiéneme el rey odio fuerte,
y moriré sin remedio;
venid, desdichada suerte,
que solo un hombre está en medio
de mi vida y de mi muerte.

Vase.

LEONOR
Quintilla
500
¿Hay suceso semejante?

VIOLANTE
Encantado es este amante.

LEONOR
¿Quién tal aventura vio?

VIOLANTE
A este hombre he visto yo
hablar con el almirante.
Quintilla
505
En mi papel ha leído,
que iba de favores lleno;
callar mi amor no ha sabido:
quien para amarte no es bueno,
no es bueno para marido.
Quintilla
510
Muchas veces le decía
que me sirviese, que amor,
aunque honesto, le tenía.
Aparte
(Y él, por servir a Leonor,
fingió que no me entendía.
Quintilla
515
De esto, y ver que no ha venidovenido«Falta un verso en esta quintilla.»
esta noche, he colegido
que es soberbio y indiscreto
y que Leonor ha querido.)
Quintilla
Dijo una sabia mujer
520
que en [el] marido ha de haber
cuatro ces, si bien me acuerdo:
casero, callado y cuerdo
y continente ha de ser.
Quintilla
Y en el amante perfeto,
525
que a su dama no hace agravio,
cuatro eses, que es: secreto,
solo, solícito y sabio,
tiene de ser en efeto.
Quintilla
Y con razón he argüido
530
que si el ingrato almirante
esta noche no ha tenido
las cuatro letras de amante,
no tendrá las de marido.
Quintilla
¡Por vida del rey, mi hermano!
535
que no ha de darme jamás
su falsa y soberbia mano.

LEONOR
¿Amas?

VIOLANTE
Sí.

LEONOR
Tú jurarás
la vida del rey en vano.

VIOLANTE
Quintilla
En la mujer es violento
540
amor, derríbalo el viento,
y al enemigo peor
es la mujer que el amor
trocó en aborrecimiento.
Quintilla
No ama bien un ofendido;
545
agravio y no amor se nombre
el suyo, pues causa ha sido
de que yo abrazase a un hombre
que no ha de ser mi marido;
Quintilla
pero morirá si sé
550
quién es.

LEONOR
¿Y si noble fue?

VIOLANTE
Trocaré quizá el rigor
por los brazos del favor
con que al conde levanté.
Quintilla
Ya mis favores no estima,
555
solo por Leonor me trueca,
ella es el ser que me anima,
como hiedra fue, que seca
el árbol donde se arriba.
Quintilla
Como se ve levantado
560
del rey a tan alto estado,
de puro desvanecido
pequeños le han parecido
los favores que le he dado.

Vanse. Sale Don Bernardo, vestido de gala.

DON BERNARDO
Silva (tirada)
En hora muy dichosa
565
la noche huyendo va del alba hermosa.
Tú eres, claro día,
vida del hombre, que en la noche fría,
en sueño o en engaño
muerto está el hombre la mitad del año.
570
Tú, sol, cuyos reflejos
se miran como en lúcidos espejos
en el cándido hielo
del mar y en el cristal del nuevo cielo,
que, a no eclipsarte, pienso
575
que el mundo te llamara Dios inmenso.
En hora buena vengas,
tu luz serena sin prestarla tengas;
no te hurten alguna
los planetas imágenes y luna.
580
Mas no será luz rica
si a diez esferas no se comunica.
Este es el claro día
que tanto ha deseado el alma mía:
dadme plumas y galas,
585
que a ser de fénix las doradas alas,
dejara su hermosura,
que fue raro mi amor y mi ventura.
No hay gusto semejante
al mío si hoy me dan a Violante.
590
Galán no seré cuerdo
si la modestia y la razón no pierdo:
su deidad invoco;
vestidme galas, que me vuelvo loco.

Salen Don Lope y Lázaro.

DON LOPE
Quintilla
Vuestro casamiento sea
595
muy en hora buena, conde.
El amor manda que os vea
antes de partirme

DON BERNARDO
¿Adónde?

DON LOPE
A un convento de mi aldea.
Quintilla
No consiente el mar salado
600
un cuerpo muerto y helado;
luego le arroja de sí,
y la Corte lo hace ansí
con el pobre y desdichado.
Quintilla
Echarme de sí procura,
605
que sufrir no puede el peso
de mi mucha desventura,
y en mí cualquiera suceso
es delito o es locura.
Quintilla
Si el rey está deseando
610
culpa en mí que castigar,
dos me están amenazando,
que la menor es mortal.
Maté un músico suyo.

DON BERNARDO
¿Cuándo?

DON LOPE
Quintilla
Anoche.

DON BERNARDO
¿Por qué le has muerto?

DON LOPE
615
Desmintiome.

DON BERNARDO
¿Saben cierto
que eres tú?

DON LOPE
Nadie lo sabe.
Mas ¿qué culpa, leve o grave,
del que es pobre se ha encubierto?
Quintilla
¡Qué diferencia que hacen
620
la fortuna mala o buena!
Unos tan dichosos nacen
que nunca tuvieron pena;
otros hay que se deshacen.
Quintilla
Tienen ventura y después
625
caen otros, y al revés,
que suben tras la caída,
y otros que toda su vida
llena de desgracias es.
Quintilla
De aquesta clase primera
630
es, y sea siempre solo,
don Bernardo de Cabrera,
y yo soy el otro polo,
porque esto en la postrera.
Quintilla
Dijo un sabio que consigo
635
iban sus bienes; yo digo,
según desdichado soy,
que adondequiera que voy
llevo mis males conmigo.

DON BERNARDO
Quintilla
Si hizo naturaleza
640
común toda la riqueza
al principio, y la amistad
guarda siempre esta igualdad,
ni es desdicha ni es pobreza,
Quintilla
don Lope, la que tenéis;
645
en mí os da vuestra fortuna
esta riqueza que veis:
sol seré de vuestra luna,
tomad la luz que queréis.

DON LOPE
Quintilla
Tanto, señor, me habéis dado,
650
que olvidarlo determino,
y hoy vengo necesitado,
para hacer este camino,
de algún dinero prestado.

DON BERNARDO
Quintilla
Prestado decir sería
655
contra mi honor y mi fama,
si no fuera profecía,
porque prestado se llama
lo que se vuelve otro día.
Quintilla
Pudiera estar agraviado
660
de que me pidáis prestado
lo que es vuestro; mal colijo
que en eso el cielo me dijo
la mudanza de mi estado.
Quintilla
Ya vendrá ocasión alguna,
665
pero el sol se ha de poner
para que salga la luna,
y en haberos menester
será varia la fortuna.
Quintilla
De este bolsillo y cadena
670
os hago depositario,
y alguna vez será buena,
que viene en el mundo vario
tras de la gloria la pena;
Quintilla
tempestad tras la bonanza,
675
tras el sol la noche fría,
la muerte a la vida alcanza,
y quizá vendrá algún día
caída tras mi privanza.

DON LOPE
Quintilla
No os pedí, almirante, dado,
680
porque pedir al honrado
de cualquier modo avergüenza,
y el velo de la vergüenza
es el nombre de prestado.
Quintilla
No colijáis de mis labios
685
que se han de trocar las suertes,
ni pronostiquéis agravios,
que el temor no es de hombres fuertes
ni el agüero de hombre sabios.
Quintilla
Antes, el estado mío
690
en que ahora os pone Dios
es firme, y ansí os suplico
que os sirva Lázaro a vos.

DON BERNARDO
La vez que le comunico
Quintilla
gozo de él enhorabuena.

LÁZARO
695
Nunca la ventura tarda
a quien el cielo la ordena.

Besa Lázaro a Don Bernardo, su amo, la mano, y sale Roberto.

ROBERTO
El capitán de la guarda
te busca

DON LOPE
¡Cierta es mi pena!
Quintilla
Ya la fortuna embiste
700
con su poder, y turbado
el pensamiento resiste.

DON BERNARDO
¿Y es tu culpa?

DON LOPE
Haberme hallado
la infanta en su cuarto. ¡Ay, triste!
Quintilla
Que razón el rey tendrá,
705
hoy las desdichas compiten
con este pobre, que ya
solo tiene que le quiten
la vida que Dios le da.
Quintilla
Enojose; muera, pues,
710
y ansí igual mi poder es,
porque es rey, que en paz y en guerra
muerto cabe en siete pies.
Ansí igualará mi suerte
Quintilla
la del rey, porque en la muerte
715
no hay cosa que no me sobre;
uno son el rico y pobre,
rey, vasallo, flaco y fuerte.

Sale el capitán de la guarda.

CAPITÁN
Quintilla
El rey, mi señor, os llama,
y está esperando.

DON LOPE
Sin duda
720
que hoy mi sangre se derrama.

DON BERNARDO
No será, si no se muda
la vida de este que os ama.
Quintilla
Luego voy; alegre día,
¿cómo me turbas ansí?
725
Dejar las galas querría;
puede el sentimiento en mí
más que mi propia alegría.

Vanse el Capitán, Don Lope y Don Bernardo.

LÁZARO
Quintilla
Como culebra he dejado
el pellejo desgraciado;
730
hoy convalezco del mal
y salgo del hospital
de un amo tan desdichado.
Quintilla
Si los dones honras son
en el mundo fanfarrón,
735
don Lázaro, don, me llamo;
puedo tener con tal amo
atrás y adelante don.

Vanse, y salen el Rey, la Infanta y el conde de Ribagorza.

REY
Endecasílabos sueltos (tirada)
Para solemnidad del casamiento
del hombre que más quiero en este mundo,
740
que es don Bernardo de Cabrera, se haga,
sin las fiestas del reino y cortesanos,
máscaras y saraos, cañas, torneos.
Que para mí será cosa de gusto
y es conocer al hombre más valiente
745
que España tiene y menos venturoso;
es don Lope de Luna, cuyos hechos
supe tan tarde, que se está sin premio.
En Zaragoza está, y le han llamado
porque quiero pagalle, que es justicia
750
que los reyes a Dios nos parezcamos
en hacer las mercedes, levantando
la virtud de los hombres, que los reyes
se diferencien de los otros hombres
en ser liberales. Alejandro,
755
un día que merced no había hecho,
dijo que no fue rey en aquel día.

VIOLANTE
En extremo, señor, velle deseo;
y en cuanto al casamiento de Cabrera,
a tu real majestad suplico ahora
760
se deje o se dilate, porque importa.

REY
¿Qué novedad es esta?

VIOLANTE
No es pequeña,
prometo, la ocasión.

REY
Mira, Violante,
que quiero tiernamente al almirante.

VIOLANTE
No es bien que prefiera al amor propio
765
el amor del vasallo; no repares
en la palabra que le tienes dada
ni en la publicidad del casamiento,
que de hombres sabios es mudar consejo,
y no han de ser los reyes como ríos.

REY
770
¿Que atrás puedo volver el curso humano?
¡Por mi vida!, que diga vuestra alteza
la ocasión que le mueve, y si es enojo,
por hacerme merced, de él se divierta.

VIOLANTE
La humana voluntad es como cera;
775
varias formas se imprimen y se borran
en ella fácilmente; el gusto es vario,
y más en la mujer; lo que hoy desea
aborrece mañana, y otro día
lo que dejó otra vez estima y quiere.
780
Ocasiones me ha dado el almirante
de que a tu majestad pida y suplique
que cese el casamiento por ahora;
ni a tu casa está bien que el que ayer era
un escudero pobre, levantado
785
del favor de un rey, hoy sea su hermano.
Tu majestad sabrá si razón tengo.

REY
Siempre he estimado tu gusto.-
¿conde?

CONDE
¿Señor?

REY
Al príncipe se avise
que entre de noche; cesen ya las fiestas;
790
las galas y libreas que se bordan
aprisa, en el estado que estuvieren
cesen.

CONDE
¡Novedad extraña es esta!

REY
Contra tu gusto yo no quiero fiesta.

Salen Don Lope y el Capitán.

CAPITÁN
Don Lope está aquí ya.

DON LOPE
(De temor lleno.)

REY
795
Es buena hora vengáis, don Lope amigo;
escudo de Aragón y Cataluña;
blasón de mi corona.

DON LOPE
(¿Qué milagros
son estos, [¡oh!] Fortuna?)

REY
Vuestros brazos
quiero en los míos.

DON LOPE
Siéntome turbado.
800
No puedo responder.

REY
Besad la mano
a la infanta, mi hermana.

DON LOPE
(Apenas creo
estos sucesos que en mi vida veo.)

VIOLANTE
Redondilla
Ya he visto el que el mundo alabaN
X
Nota del editor

«Falta el primer verso de esta redondilla.»

Ver dos hombres deseaba,
805
y en uno he visto los dos;
Redondilla
el que no tiene segundo,
el que se atreve, el que llama
al balcón, grande es su fama;
con las alas cubre el mundo.

DON LOPE
Redondilla
810
No sé si valor habrá
para pedir yo la mano.

VIOLANTE
Quien a los brazos se atreve, sí tendráN
X
Nota del editor

«Esta redondilla es defectuosa: falta el tercer verso y el cuarto es largo.»

.

Dice Don Lope de rodillas:

DON LOPE
Redondilla
Si queda en tu pecho sabio
ira, el castigo detén,
815
que no ha perdonado bien
quien se acuerda del agravio.
Redondilla
Si mi culpa has referidoN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta redondilla.»

,
mira que es buena señal
de que estoy arrepentido.
Redondilla
820
Subí a tu cuarto engañado,
y no sé cómo haya sido,
que pecó en haber subido
quien está tan derribado.

VIOLANTE
Redondilla
¿A quién servís de mis damas?

DON LOPE
825
A ninguna sirvo, aunque amo;
que estoy tan pobre, que a un amo
servir pudiera.

VIOLANTE
¿A quién amas?

DON LOPE
Redondilla
Solo a ti he tenido amor.
Desde que te vi te adoro;
830
que el sol, con sus rayos de oro,
alumbra al rey y al pastor.
Redondilla
Y siendo sol tu hermosura,
iguales rayos ha dado
al humilde y desdichado
835
como al grande y con ventura.
Redondilla
No hay riqueza que no sobre
a Amor desnudo y sin galas,
y a veces deja estas salas
y se va a casa de un pobre.
Redondilla
840
Si a todos puede igualar
naturaleza en morir
y nacer, puedo decir
que también en el amar.
Redondilla
Amar pueden un sujeto
845
un villano, un pobre, un rey,
como no exceda la ley
del amor y del respeto.

VIOLANTE
Redondilla
¿Quién te engañó en causa míaN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta redondilla.»

?

DON LOPE
Cierta dama me burlaba
850
y en tu nombre me escribía.

VIOLANTE
Redondilla
¿Luego eres tú el que unos celos
me pidió?

DON LOPE
Mi engaño ha sido
pensar que estaba querido
de los ojos de estos cielos.

VIOLANTE
Redondilla
855
¿Desengañado amas?

DON LOPE
Sí;
que me pasa en este amor
lo que a un paje que un doctor
sanó de un gran frenesí.
Redondilla
No le agradeció la cura
860
porque alegaba que, sano,
era un pobre cortesano,
siendo un rey en la locura.
Redondilla
Yo en mis desengaños pierdo
la luz que tus ojos dan;
865
loco he sido, y, galán,
ya es imposible ser cuerdo,
Redondilla
porque es fuerza que te quiera
por mi infanta y mi señora,
y porque tu rostro adora
870
don Bernardo de Cabrera.

VIOLANTE
Redondilla
Yo sabré quién es la dama,
y castigaré su culpa.

DON LOPE
Piensa que amor la disculpa.

VIOLANTE
Disculpada está si os ama,
Redondilla
875
soldado fuerte y bizarro.
(Aunque infanta, soy mujer;
yo lo mismo pienso hacer
que el artífice en el barro.
Redondilla
Salió a disgusto un amante,
880
quebrarle pienso y formar
otro que me sepa amar
y servir de aquí adelante.
Redondilla
Si el rey a Cabrera tuvo
amor, con buena fortuna,
885
luz he de dar a esta Luna
que hasta aquí eclipsada estuvo.)
Redondilla
Levántate.

DON LOPE
Por consuelo
podré, señora, tomar
que ansí mandes levantar
890
a quien está por el suelo.

VIOLANTE
Redondilla
Quien tiene tus pensamientos,
no ha menester fuerzas mías.

DON LOPE
Amorosas fantasías
torres fundan sobre vientos.

REY
Redondilla
895
¿Qué tratáisN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta redondilla.»

?

VIOLANTE
Cosas de guerra.-
En efeto, al general,
¿mataste en tu misma tierra?

REY
Redondilla
Es valiente caballero.

VIOLANTE
Y ya de justicia pasa
900
que le ocupes en tu casa.

REY
Sírveme de camarero,
Redondilla
y escoge hábito.

DON LOPE
Beso
pies de rey que honrarnos sabe.

REY
Hazle luego dar la llave.

DON LOPE
905
(Loco voy de tal suceso.)

VIOLANTE
Redondilla
(Hoy sale del pecho mío
Cabrera, y amor me ofrece
Luna que crecer merece
para llenar el vacío.
Redondilla
910
Favor o muerte, conviene
darle su bien o su mal,
o ha de borrar la señal
de aquel abrazo que tiene.)

REY
Redondilla
¿Piensa casarse tu alteza?

VIOLANTE
915
Señor, no.

REY
¡Extraña mudanza!
Mas ¿qué mujer no lo alcanza
por propia naturaleza?

Sale Don Bernardo.

DON BERNARDO
Redondilla
(¿Qué tenéis, alma cobarde?
¿Qué novedades son estas?
920
¿Qué no se hacen las fiestas
ni entra el príncipe esta tarde?
Redondilla
El palacio está suspenso,
el vulgo maravillado,
yo confuso y turbado,
925
quimeras no alegres pienso.
Redondilla
El rey me mira; sospecho
que está triste y con enojos,
que el rey descubre en los ojos
el odio o [el] amor del pecho.
Redondilla
930
La cara del rey es luna
que nunca está en un estado,
y espejo en que ve el criado
su buena o mala fortuna.)

REY
Redondilla
(Ya el almirante ha sabido
935
la mudanza de la infanta,
porque su tristeza es tanta
que el alma me ha enternecido.
Redondilla
¿Qué le podré responder
para no darle pesar?)

DON BERNARDO
940
(Ánimo, quiero llegar,
que a nadie dañó el saber.)
Redondilla
¿Vuestra majestad está
bueno? ¿Qué tiene, señor?

REY
(Lágrimas vierto de amor.)
945
La infanta te lo dirá.

Vase.

DON BERNARDO
Redondilla
(Largo pienso que ha de ser
mi pleito, pues se remite.)
Pueda yo, si se permite,
de vuestra alteza saber
Redondilla
950
qué tristeza o suspensión
es esta.

VIOLANTE
La que merece
quien a su rey no agradece
la merced y la afición.

Vase.

DON BERNARDO
Redondilla
En cobro puedo poner
955
la vida desde este día,
porque esta máquina mía
hace señal de caer.
Redondilla
Ya el mundo hace su oficio.
Habló el rey con aspereza;
960
por una piedra se empieza
a asolar un edificio.
Redondilla
Mundo vario, indiferente,
no sé en ti cuál es mejor:
tener grandeza y valor
965
o vivir humildemente.
Redondilla
El que no tiene envidioso
vive en pobre y bajo estado,
y el hombre que es envidiado
tiene estado peligroso.
Redondilla
970
En el bajo y pobre hoy
no hubiera desdicha tanta.
¡Ingrato yo, bella infanta!
Mal me haga Dios si tal soy.
Redondilla
Si subí, no es de admirar
975
baje al centro que es el suelo
porque solamente al cielo
suben para no bajar.
Redondilla
¿Qué envidioso cruel redujo
al rey a tanta mudanza?
980
Como el mar es la privanza,
que tiene flujo y reflujo;
Redondilla
crece en uno, en otro mengua.
La envidia con ella lidia,
y como es mujer la envidia,
985
tiene por armas la lengua.
Redondilla
Tanta desdicha y pasión
como el carecer de amigos
es el tener enemigos
y no conocer quién son.
Redondilla
990
Hay envidias insufribles;
como el alma es el privado,
que envidian su buen estado
enemigos invencibles.
Redondilla
Subí; declinado voy.
995
Cansose quien me levanta.
¡Ingrato yo, bella infanta!
Mal me haga Dios si tal soy.

Salen Roberto y Lázaro.

ROBERTO
Redondilla
Albricias nos puedes dar,
que es don Lope…

DON BERNARDO
¿No está preso?

ROBERTO
1000
Camarero es del rey.

DON BERNARDO
Eso
me pudiera consolar.
Redondilla
No me caso, amigos, ya;
la torre que he levantado
se ha estremecido y temblado,
1005
señal que firme no está.
Redondilla
Día claro y tierra fui,
sol el rey y su luz una;
pusose en medio la luna,
y él se eclipsa para mí.
Redondilla
1010
Solo Dios, que es soberano,
tiene grandeza infinita;
cuanto da a ninguno quita;
mas cuando da el rey humano,
Redondilla
como no es igual a Dios,
1015
a uno quita, a otro da.
La luna ha salido ya
y no hay luz para los dos.
Redondilla
De esta sombra, juego o nada
hoy me quiero levantar,
1020
porque ansí pienso dejar
a la fortuna picada.
Redondilla
De Osona, Módica y Vas
soy conde, y el mar que brama
hoy su almirante me llama;
1025
ya no puedo subir más.
Redondilla
Ganancia tengo, y ansí
es bien burlarme con ella
de la fortuna, antes que ella
se venga a burlar de mí.
Redondilla
1030
De servir pienso dejar
al rey; pienso lo que pasa;
volverme quiero a mi casa;
seguidme.

Roberto dice de rodillas:

ROBERTO
Te he de dejar.
Redondilla
Licencia pido.

DON BERNARDO
Esa doy.

LÁZARO
1035
Yo he de seguirte.

DON BERNARDO
Levanta.
(¡Ingrato yo, bella infanta!
Mal me haga Dios si tal soy.)

Vase.

ROBERTO
Redondilla
Si a don Lope a servir llego,
la misma será mi dicha.

LÁZARO
1040
Como tiña es mi desdicha,
que yo a mis amos la pego.
Redondilla
Desde aquí me quito el don;
poco caballero fui,
que está de Dios que nací
1045
para Lázaro Obrigón.


Acto II

DON LOPE
Décima
Gracias a Dios que he escapado
con paz próspera y segura
del mar mi desventura
en que ya me vi anegado.
1050
No tiene Dios olvidado
al hombre flaco y mortal,
que es acuerdo celestial
mostrar a veces rigor
para que luzca el favor
1055
en el extremo del mal.
Décima
Vime sin favor humano;
ya, gracias a Dios, que adoro;
roja cruz y llave de oro
honran mi pecho y mi mano.
1060
El piadoso cortesano
que lástima me tenía,
puede envidiarme este día,
pues vi mi nave sin leme;
ánimo sobre quien teme,
1065
prospere quien desconfía.
Redondilla
¿Hallaste bien, di, Roberto,
en mi servicio?

ROBERTO
Señor,
en ti he visto el mismo amor
que en don Bernardo.

DON LOPE
Está cierto
Redondilla
1070
que no te podré faltar,
que don Bernardo ha gustado
de que seas mi criado,
y ya le voy a buscar,
Redondilla
que ha diez días que no ve
1075
al rey, y a llamarlo envía.

ROBERTO
¿Por qué no se casaría?
don Bernardo?

DON LOPE
No lo sé.
Redondilla
Parece que a la fortuna
don Bernardo le pedía
1080
las cosas que apetecía,
y ella le negó ninguna.
Redondilla
-¿Quieres que te quiera bien?
el rey?-Sí.-¿Y ser general?
-Sí.-¿Y de la cámara real?
1085
¿Ser almirante?- También.
Redondilla
¿Quieres ser conde y vizconde
y mayordomo primero?
-También.-Ansí considero
que ella dice y él responde;
Redondilla
1090
mas si agora preguntase:
-¿Estás con eso contento?
Dirá: -No; que todo es viento,
no hay gloria que no se pase;
Redondilla
solamente la virtud
1095
da fruto que siempre dura,
y esta se halla segura
en soledad y quietud.

Sale Don Bernardo, de monje Benito.

ROBERTO
Redondilla
El almirante ha venido.

DON BERNARDO
En hora buena vengáis.
1100
¿Cómo venís? ¿Cómo estáis?

DON LOPE
Salud sin vos no he tenido.

DON BERNARDO
Redondilla
¿Cómo os va?

DON LOPE
Dichosamente.
El rey me quiere muy bien.

DON BERNARDO
Don Lope, el humano bien
1105
es, como acto, indiferente:
Redondilla
malo puede ser y bueno;
a muchos ha condenado
y a otros muchos ha salvado;
no lo apruebo ni condeno.
Redondilla
1110
Mas Dios, autor sin segundo,
como un discreto advirtió,
a los brutos prefirió
al hombre en bienes del mundo.
Redondilla
Si es galán, más lo es el prado;
1115
si fuerte, más el león;
si hermoso, más el pavón;
si larga edad ha gozado,
Redondilla
más larga edad vive el cuervo;
si voz suave, es mejor
1120
la del cisne y ruiseñor;
si es veloz, más lo es el ciervo;
Redondilla
si tiene la vista aguda,
más el lince; si el olfato,
el del perro, nunca ingrato,
1125
es mucho mayor, sin duda;
Redondilla
si tiene agudo el oído,
el jabalí oye más;
si vivo el gusto, verás
que la gimia le ha excedido;
Redondilla
1130
si es rico, más es la tierra,
que en sus ásperas entrañas,
con providencias extrañas,
el oro y la plata encierra,
Redondilla
y el mar, que en esfera fría
1135
la riqueza está del orbe,
la que las naves se sorbe
y la que en sus senos cría.
Redondilla
Siendo ansí, riqueza humana
en que el bruto nos prefiere,
1140
necio es el que la quiere,
si hoy viene y se va mañana.
Redondilla
Yo, amigo, la renuncié;
no te aconsejo lo mismo,
que no es fuerte silogismo,
1145
mala es, pues la dejé.
Redondilla
Solo te aconsejo en eso
que si ya el rey te levanta,
no abarques riqueza tanta
que te derribe su peso.
Redondilla
1150
Elige medio de suerte
que ni te tenga el amigo
lástima ni el enemigo
envidia.

DON LOPE
Hoy vengo a verte
Redondilla
de parte del rey, que tanto
1155
verte sin gusto sintió,
que hay alguno que le vio
bañar el rostro con llanto.
Redondilla
Él me manda que te pida
que no te quedes, y vengo
1160
a llevarte.

DON BERNARDO
Solo tengo
un alma, un Dios, una vida.
Redondilla
Es el hombre peregrino
que busca su salvación,
y estas soledades son
1165
el más derecho camino.
Redondilla
Volver atrás no es honroso,
supuesto que voy con tino.

DON LOPE
También la corte es camino.

DON BERNARDO
Es ancho y peligroso,
Redondilla
1170
son celdas, son religión,
sendas estrechas; por ellas
súbese a pisar estrellas,
que alfombras del gusto son.
Redondilla
Subí; mas podré decir
1175
que bajé a ser religioso,
y he sido tan venturoso,
que hasta el caer fue subir.
Redondilla
Yo en la corte fui privado,
avisome la malicia,
1180
al rey vi y, como es justicia,
temí y entreme en sagrado.
Redondilla
Es mar y, aunque en paz la sienta,
vile yo turbado un día,
y en la calma no confía
1185
el que ha visto la tormenta.

Sale Lázaro, de fraile Benito.

LÁZARO
Redondilla
Nuestro padre abad GregorioN
X
Nota del editor

«Falta un verso para la redondilla.»

y los hermanos están
partiendo el hermano pan,
Redondilla
y ansí fray Lázaro vino
1190
a avisalle con cuidado,
porque si tarda habrán dado
cuenta del hermano vino.
Redondilla
Pártase su reverencia,
que aqueste mi cuerpo, funda
1195
del alma, a mesa segunda
con caldo hará penitencia.

DON LOPE
Redondilla
¿Lázaro?

LÁZARO
¿Cuál? ¿El leproso?
¿Quién me llama?

DON LOPE
¿No conoces?

LÁZARO
Tienes más graves las voces
1200
después que estás venturoso.

DON LOPE
Redondilla
Roberto es criado mío,
hablad despacio los dos.

LÁZARO
No pudiera ¡voto a Dios!
tener más ventura un judío.
Redondilla
1205
Que hiciese un cambalache
trocando amos, y que sea
su provecho, y yo me vea
un Lázaro de azabache.
Redondilla
Tras de estos sucesos tan buenos
1210
te dé Dios un coroza.
Dentro.
Pare, pare la carroza.

DON BERNARDO
¿Quién es?

LÁZARO
El rey cuando menos.
Redondilla
Si vinieren por ti, diles
que ir a palacio queremos,
1215
que estando ansí parecemos
dos vïudas con monjiles.

Salen el Rey, el Conde de Ribagorza y el Secretario.

REY
Endecasílabos sueltos (tirada)
Almirante, ¿qué es esto? ¿El amor vuestro
tan presto se acabó y me habéis dejado?
¿Vos fraile? ¿Yo sin vos? ¿Sin vos mis reinos?

DON BERNARDO
1220
¿Por qué, grande señor, ha merecido
esta indigna hechura de tus manos
que tu cesárea majestad le busque?

REY
Si por amigo no, por religioso
no es bien que estéis así; bien está, conde,
1225
levantad. ¿Cómo estáis?

DON BERNARDO
Al real servicio
de vuestra majestad, muy bueno.

REY
¿Cómo,
ya que en la religión habéis entrado,
no avisáis a don Sancho de Cabrera
que me traiga a su nieto y vuestro hijo?

DON BERNARDO
1230
Señor, cuando yo vine a tu servicio,
doña Elvira estaba viuda
y el niño era pequeño, y con mi padre
quedó, que, en Barcelona retirado,
se quiere ejercitar; le he suplicado
1235
venga a participar de las mercedes
que tú me has hecho.

REY
Yo holgaré que venga.
¿Pensáis vos profesar?

DON BERNARDO
Dando tu majestad licencia, pienso
perseverar aquí.

REY
Darla no puedo.
1240
Vengo por vos, y ansí será imposible
volver solo a palacio. A Dios se sirve
en gobernar en paz una República
y en defender en guerra una corona.
También tiene su mérito un soldado;
1245
el ministro y señor también se salva.
No puede un rey estar sin su privado,
que Dios también [lo tuvo] en otros tiempos,
dígalo Moisés, Job y Juan y Pedro,
y los reyes humanos, le han tenido;
1250
Trajano, Eneas, Jerjes y Darío,
Ambrosio, Efestión, Licinio, Acates.
En vos puse mi amor y mi privanza;
don Bernardo, no es bien haya mudanza.

DON BERNARDO
Lira
Señor, al mar profundo
1255
entregué la riqueza de mis años;
que es mar el ancho mundo:
de sus olas villanas y de engaños
no quieras, señor mío,
que aventure otra vez este navío.
Lira
1260
Deja que a la ribera
mire seguro el piélago salado,
que ansí se considera
el descanso presente, el mal pasado,
pues llaman temerario
1265
al que dos veces tienta el mal voltario.
Lira
Aquí puedo servirte;
guerra es también la iglesia militante,
y ella podrá decirte
que no menos al pueblo fue importante
1270
Moisés, cuando miraba
que el capitán de Dios ansí peleaba.
Lira
Si él, que el mundo ha dejado,
sobre el ciprés del Líbano y el cedro
de Dios es levantado,
1275
en lo que dejo no me igualo a Pedro,
pues él dejó sus redes,
yo tu favor, [tu] estado y [tus] mercedes.
Lira
En la corte y palacio
son ligeras las olas de la vida.
1280
Aquí se vive a espacio;
ociosa no está el alma divertida,
ni en confuso recelo
el hombre de su vida está dormido.
Lira
Aquí, vivo y despierto,
1285
dándole gracias a mi eterno dueño;
durmiendo allá estoy muerto.
Tiempo queda en que yo, en prolijo sueño,
duerma en la sepultura
mientras la vida de los hombres dura.
Lira
1290
Allá, señor, confieso
que he sido de tu máquina el Alcides;
mas ya a su grave peso
gimen mis hombros. Si volver me pides,
recelo que otro día
1295
podrás quitarlo con afrenta mía.
Lira
Gocé sin envidiosos
mi privanza real en paz segura.
Vasallos no hay quejosos;
no siempre ha de durar esta ventura,
1300
que si envidiosos nacen,
mueren las honras que los reyes hacen.

REY
Lira
Bernardo, la obediencia
se debe preferir al sacrificio;
deja la penitencia
1305
para volver otra vez a mi servicio;
deja esta regla santa,
por mi vida y por vida de la infanta.

DON BERNARDO
Lira
Con ese juramento
no puedo replicar; iré contigo.

REY
1310
Entremos al convento,
darante de vestir. Eres mi amigo,
mi corona mereces.

DON BERNARDO
Hechura tuya me dirán dos veces.

Vanse y queda Lázaro solo.

LÁZARO
Lira
Gracias a Jesucristo
1315
que salimos a ver a Zaragoza,
y que libre me he visto
de un demonio sutil que me retoza,
y el tentador maligno
me pellizca con sed y esconde el vino.
Lira
1320
Aquí a la puerta dejo
la mortaja del luto que he traído;
dejar quiero el pellejo
con que una tumba viva he parecido.
Si entro, soy desdichado,
1325
y temo que me dejen embargado.
Lira
Adiós, negras galletas,
con que cuero de rey yo parecía;
adiós, mis ampolletas,
fray Lázaro se va, el que os escurría;
1330
adiós, bodegas graves,
que no os dejara yo a tener las llaves.

Vase y sale Leonor.

LEONOR
Redondilla
Un alma enamorada
jamás tuvo sosiego;
helada está en el fuego
1335
y en celos abrasada.
Redondilla
Ni ha visto reservada
la flecha del dios ciego
mi vida, ni a ver llego
mi fe justa premiada.
Quintilla
1340
Amaba a don Bernardo,
pedilo por esposo,
el rey dio su palabra,
quebrola, y no acobardo
mi fe, que amor celoso,
1345
torres al viento labra.

Sale en Conde de Trastamara.

TRASTAMARA
Redondilla
Después que vine a Aragón
melancólica te veo,
hermana, y saber deseo
de tu boca la ocasión.
Redondilla
1350
¿Hallaste mal en palacio?
¿No te quiere bien su alteza?
¿O procede la tristeza
de que te da más espacio
Redondilla
estado?

LEONOR
(Causa hay aquí
1355
para apoyar bien la mía.)
Escuche vueseñoría,
conde. (Mentir pienso)

TRASTAMARA
Di.

LEONOR
Romance (tirada)
Cuando vino a Zaragoza
el catalán don Bernardo
1360
a servir de gentilhombre
al rey don Pedro a palacio,
como es uso de las Cortes
que en las fiestas y saraos
sirvan a las damas nobles
1365
caballeros cortesanos,
sirviome a mí el almirante,
mostrándose apasionado,
y poniendo mis colores
en sus galas y penachos.
1370
Cuando salía la infanta,
apenas en el ocaso
el sol a doradas nubes
echaba rayos dorados,
cuando sus pajes cercaban
1375
solo mi coche, alumbrando
con tantas hachas, que el sol
no echaba menos sus rayos.
En las fiestas y torneos
llevaba siempre pintado
1380
un león, y a mi ventana
rindió los premios ganados.
En las letras y los motes,
con Leonida disfrazado
mi nombre, y en los caminos,
1385
en hábito de villano,
le encontraba junto al coche
muchas veces, que es bizarro
en la paz como en la guerra.
Necia estoy, mucho le alabo.
1390
Al fin, el rey, que sabía
que me estaba festejando,
me dijo: “Él será tu esposo.
Avisa al conde, tu hermano”.
Vino luego el almirante,
1395
habló al rey, y de ahí a un rato,
más mudable que [a] los vientos
las tiernas hojas del árbol,
dijo que se casaría
con otra, y he sospechado
1400
que le he parecido indigna
del que quiero y amo tanto.

TRASTAMARA
No, sino el mismo almirante,
soberbio, te ha despreciado,
desvanecido de verse
1405
entre favores tan altos.
La casa de Trastamara
reyes a Aragón ha dado,
no ha menester que la ilustren
favorecidos hidalgos.
1410
Sin duda pidió a la infanta,
y el rey, aunque es su privado,
la negó, y por no casarse
contigo, se ha retirado.
Esto es hecho; hoy verá el mundo
1415
o satisfecho tu agravio,
o entrambos del rey quejosos,
y aun quejosos más de cuatro.

Vase.

LEONOR
Pues hoy a palacio vuelve
el famoso don Bernardo,
1420
mi esposo ha de ser, si Amor
da fuerzas a mis engaños.
Faltó el rey a su palabra,
no imitando al castellano,
que a pesar de los sarmientos
1425
hace bueno su aguinaldo.
Si el otro, siendo cruel,
siente sus palabras tanto,
el de Aragón ha de ver,
que era razón imitarlo.

Sale la Infanta.

VIOLANTE
Redondilla
1430
Pues, Leonor, ¿en qué se entiende?

LEONOR
En sentir.

VIOLANTE
¿Celos o amor?

LEONOR
Siento que el rey, mi señor,
darte mi esposo pretende,
Redondilla
si sabe su alteza bien
1435
que me sirvió el almirante.

VIOLANTE
No pases más adelante,
yo te lo ofrezco también.
Redondilla
Ya, Leonor, la inclinación
que al almirante he tenido
1440
en pasión se ha convertido.

LEONOR
Tienes en eso razón,
Redondilla
porque nunca se ha inclinado
a tu alteza, ni entendía
lo que tu amor le decía,
1445
como estaba enamorado.
Redondilla
Y aunque estimar no era justo
tu casamiento real,
él ha llevado tan mal
el no casarse con gusto,
Redondilla
1450
que la noche de San Juan
me dijo que pretendía
retirarse, y otro día
lo cumplió.

VIOLANTE
Creciendo van
Redondilla
mis agravios. Di, Leonor,
1455
¿esa noche habló contigo?

LEONOR
Hasta el alba.

VIOLANTE
Agora digo
que fue justo mi rigor.
Redondilla
[Sé] satisfecha y segura
que, aunque hoy sale del convento,
1460
es en mi aborrecimiento
lo que fue amor y locura.
Redondilla
Nunca le verás casado
conmigo, y podrá ser
que ya le viesen caer
1465
los que le ven levantado.

Vase.

LEONOR
Redondilla
No se ha fabricado en vano
mi engaño. Si está Violante
quejosa del almirante
y del rey lo está mi hermano,
Redondilla
1470
conseguirse puede así
el efeto que yo espero.
Irme de esta sala quiero,
que el Príncipe sale aquí.

Sale el Príncipe, el Conde de Trastamara y el Secretario.

PRÍNCIPE
Endecasílabos sueltos (tirada)
No me hallo tan bien como en Valencia
1475
en Zaragoza.

TRASTAMARA
A vuestra alteza
agrádale la mar de tal manera
que no es mucho que aquí sienta su ausencia.

PRÍNCIPE
Los músicos me traigan de la cámara
que me entretengan. Llamen a Leonido,
1480
que me agrada su leer.

SECRETARIO
Está ya muerto.

PRÍNCIPE
¿Cuándo murió?

SECRETARIO
Matáronle la noche
de San Juan.

PRÍNCIPE
¿Castigose el homicida?

SECRETARIO
Era tan grave, que al hacer la causa
a las justicias pareció acertado
1485
poner silencio.

PRÍNCIPE
¿Y fue…?

SECRETARIO
No me lo mandes.

PRÍNCIPE
Dilo, acaba.

SECRETARIO
Señor, el almirante.

PRÍNCIPE
¿Qué indicios hubo?

SECRETARIO
Que él y sus criados
rondaron por el parque aquella noche,
y les vieron llevar después en brazos
1490
al muerto hasta la iglesia de la virgen
del Pilar.

PRÍNCIPE
¿[Y] mi padre ha consentido
en el delito?

SECRETARIO
No lo sabé.

PRÍNCIPE
¿Es justo
que no castigue el rey los poderosos?
Para todos es bien que haya justicia,
1495
aunque iguales no sean los castigos.

TRASTAMARA
Como es el almirante tan privado
se su real majestad, no se atrevieron
a decírselo, y más siendo Cabrera
de la privanza el más [ya] no me espanto.
1500
Yo sé que despreció la ilustre sangre
de Trastamara. Cosas son del mundo.

PRÍNCIPE
Por ayo me lo quiere dar mi padre;
grande soy ya, pues él mi edad tenía
cuando nací, que casi parecemos
1505
hermanos. Siendo así, no importan ayos;
no lo será Cabrera, si yo puedo.

SECRETARIO
Ya del rey, mi señor, llega la guarda,
y aún está arriba ya.

Sale el Rey.

REY
¡Oh, Juan! ¡Oh, conde!
El parabién me dad de que he traído
1510
a palacio otra vez el almirante.

PRÍNCIPE
Si es de tu gusto la venida, doile.

REY
Parece que estáis triste.

PRÍNCIPE
Me lastima
la muerte de Leonido; bien le quise,
y amor es tierno.

REY
Mas dime: ¿quién ignora
1515
el matador?

REY
¿Quién dicen?

PRÍNCIPE
Don Bernardo.

REY
No des crédito, príncipe, a las lenguas,
que quizá con envidia lo murmuran.
El almirante no le mataría;
pero si le mató, razón tendría.
1520
No me murmure nadie a don Bernardo,
porque es amigo mío y mi hechura.
(Yo quiero divertirlos de esta plática).
¿conde de Trastamara?

TRASTAMARA
¿Señor?

REY
¿Visteis
a don Pedro, mi primo, el de Castilla?

TRASTAMARA
1525
Vile.

REY
¿En Toledo?

TRASTAMARA
No, sino en Sevilla.

REY
Tres Pedros somos reyes en un tiempo.

TRASTAMARA
Los de Castilla y Portugal alcanzan
nombres de justicieros.

REY
¿Y yo?

TRASTAMARA
De manso.

REY
No es defeto del rey ser amoroso;
1530
peor es ser cruel y riguroso.

Sale Don Ramón.

DON RAMÓN
Un villano encontré con unas cartas,
y sospecho, señor, que es un criado
del infante tu hermano, porque en Jaca
me parece le vi cuando en Navarra
1535
se retiró tu hermano, o tu enemigo,
que ansí llamo, señor, al que desama
tu vida; y si es ansí, que no es villano,
algún peligro le temo, y no es en vano.

REY
¿Por qué no le seguiste?

DON RAMÓN
Está en palacio.

REY
1540
¿Adónde?

DON RAMÓN
Está en el cuarto de Cabrera.

PRÍNCIPE
Repara, gran señor, inconvenientes;
vela en tus reinos; de ninguno fíes,
y mira en el rigor y la justicia
a los reyes que imitas en el nombre,
1545
y con rigor castiga los delitos,
porque de uno proceden infinitos.
La infanta, mi señora, tiene quejas
del almirante; la ocasión pregunta;
inquiérase esta muerte de Leonido,
1550
y sépase el villano que ha venido.

REY
(Mi don Bernardo, plega a Dios que vea
el mundo tu lealtad, porque no culpe
el amor de tu rey.) Príncipe, basta;
que si aquesto es amor o es dar consejo,
1555
no sois émulo vos ni sois tan viejo.

Vanse y salen Don Bernardo y Ricardo, en hábito de villanos.

RICARDO
Redondilla
Ya que puedo hablarte a solas,
sin que me conozca alguno,
¡oh, católico Neptuno
de las playas españolas!,
Redondilla
1560
secretario del infante
don Carlos, el perseguido
del rey soy, que he venido
con recato semejante
Redondilla
a darte en tu propia mano
1565
esta carta.

DON BERNARDO
¿Qué pretende?

RICARDO
Amigos, ya que le ofende
con tanto rigor su hermano.

DON BERNARDO
Redondilla
No ofende el rey, mi señor,
a Carlos; mas le destierra
1570
porque le inquieta su tierra,
y el castigar no es rigor.
Redondilla
Si manda la humana ley
que al rey vasallo tema,
romper no puedo con esta enema,
1575
porque temo mucho al rey.
Redondilla
Ver no quiero sus intentos;
cóndenolos por ingratos,
que las letras son recatos
de los mismos pensamientos;
Redondilla
1580
y dirán, si yo las leo,
que calma me manifiesta:
vete, y dale por respuesta
que ni la tomo ni leo.
Redondilla
Y que será acción bizarra,
1585
digna de tan gran varón,
el pedir a un rey perdón
y venirse de Navarra.

RICARDO
Redondilla
Tómala, y seguro vive
que el consentir suele hacer
1590
el pecado, que no el ver.
Mira, señor, lo que escribe.
Redondilla
Puede ser que escriba aquí
que trates de paz.

DON BERNARDO
Entiendo
que en esto mi rey no ofendo
1595
y que puede ser ansí.
Tome la carta y léala.
Redondilla
“Hanme dicho, don Bernardo,
que estás del rey descontento,
y deshecho el casamiento,
y saber la causa aguardo;
Redondilla
1600
porque si estás en desgracia
del rey, y seguirme quieres,
tendrás cuanto me pidieres:
mi vida, mi honra y mi gracia.
Redondilla
Declárame tu intención.
1605
Adiós.-De junio y Pamplona”.
En ti hay, Carlos, y perdona,
una mala inclinación.
Redondilla
¿Qué ansí tu pluma me ofende?
¿Tan poca lealtad me hallas?
1610
Siempre busca las murallas
más flacas el que pretende
Redondilla
asaltar una ciudad.
¡Vive Dios! que estoy corrido
de que se haya presumido
1615
que hay flaqueza en mi humildad.
Redondilla
Que por mi empezase así
a conjurar los vasallos
del rey don Pedro, estimallos
puede el mundo más que a mí.
Redondilla
1620
La muralla soy más flaca
de su defensa, pues hoy
batido de Carlos soy;
pero ¿qué provecho saca?
Redondilla
Haré la carta pedazos
1625
y al mensajero también.

RICARDO
Gran almirante, detén
el ímpetu de tus brazos.
Redondilla
¿Qué culpa tengo?

DON BERNARDO
Bien dices.

RICARDO
Respóndele aconsejando
1630
que procure un medio blando;
ansí, señor, te eternices.
Redondilla
Responde muy enojadoN
X
Nota del editor

«Falta uin verso en esta redondilla.»

.

DON BERNARDO
No pensaba hacello.-¡Hola!

Sale Feliciano.

FELICIANO
¿Señor?

DON BERNARDO
Trae recado
Redondilla
1635
de escribir.

FELICIANO
Aquí está.

RICARDO
Escribe.

DON BERNARDO
Dejarele satisfecho,
que un zafiro está en mi pecho,
y en él fe y lealtad vive.
Va escribiendo lo de las rayas.
Redondilla
“De que me escribas ansí…”
1640
Hago mal en responder;
el alma empieza a temer.
¿Me vendrá mal de esto?

FELICIANO
Sí.

DON BERNARDO
Redondilla
”Tan corrido, infante, estoy…”
¿Qué respondo? Mas ¿por qué
1645
ha de enojarse?

FELICIANO
Hoy.

DON BERNARDO
Redondilla
Responderle no es traición;
antes es justo, y ansí,
¿a quién culparán?

FELICIANO
A ti.

DON BERNARDO
¡Qué triste fin de razón!
Redondilla
1650
¿Soy algún bruto animal?
Corazón, ¿dudas? Detén;
por aconsejarle bien,
¿qué me puede venir?

FELICIANO
Mal.

DON BERNARDO
Redondilla
Que no he de estimar la vida.
1655
Temor de mi no se aparta;
mas responder a una carta
¿qué me ha de costar?

FELICIANO
La vida.

DON BERNARDO
Redondilla
”Si sabes que bien reinó…”
Sudor helado me corre,
1660
mejor será que se borre.
Si saldré bien de esto?

FELICIANO
No.

DON BERNARDO
Redondilla
”El rey, bien es que repares
en tenerle amor y fe,
Sale el Rey.
y ansí yo te serviré
1665
en todo cuanto mandares.
Redondilla
Hazlo, infante, de esta suerte,
y a fe que te valga mucho”.

REY
(Válgame el cielo! ¿Qué es esto?
Aquí se trata mi muerte.
Redondilla
1670
Que al infante servirá
en lo que mandare, escribe;
quien bien hace mal recibe
en aqueste mundo ya.
Redondilla
¡Ah, Cabrera! Estos enojos
1675
no los supe merecer.
No lo pudiera creer
si no lo vieran mis ojos.
Redondilla
Por mitigar el castigo,
quiero imitar al juez
1680
que disimula la vez
que delinquir ve a su amigo.
Redondilla
Callar quiero y castigalle
encubriendo la ocasión,
porque le tuve afición,
1685
y no quiero deshonralle.)

Vanse y mientras ha dicho esto cierre el papel Feliciano y désele en la mano a Don Bernardo.

DON BERNARDO
Redondilla
Toma la respuesta y di
a Carlos que si amistad
hace con su majestad,
un esclavo tendrá en mí.
Redondilla
1690
Y su enemigo seré
si lo es del rey, que, en efeto,
tendré a su sangre respeto
y odio a su sangre tendré.
Redondilla
Y que cuando yo estuviera
1695
en desgracia de mi rey,
fuera justísima ley
que a quien hizo deshiciera.
Redondilla
Y no le ofendiera yo
si su gracia me quitara,
1700
porque no me costó cara,
que de balde me la dio.

RICARDO
Redondilla
Tu respuesta comedida
daré, y plega a Dios que vea
en paz los hermanos.

DON BERNARDO
Sea,
1705
aunque me cueste la vida.-
Terceto
¡Hola!

FELICIANO
¿Señor?

DON BERNARDO
Tráeme ahora
capa y gorra, Feliciano,
que quiero besar la mano a la infanta, mi señora.

Vanse, y sale el de Trastamara y Ribagorza.

RIBARGOZA
Terceto
Juntar nos manda el rey en estas salas.
1710
¿Qué misterio tendrá?

TRASTAMARA
Ver la ruina
de un varón a quien dio felices alas.

Sale Don Ramón y el Secretario.

SECRETARIO
Terceto
Al Aries llegó el sol, y ya declina;
pasó el flujo del mar, y ya ha menguado.

DON RAMÓN
¿Sábese cierto?

SECRETARIO
No; mas se imagina.

Salen el rey y Don Lope y los que pudieren.

REY
Terceto
1715
Los dos que [más] me sirven he llamado
porque miren con miedo y con recato
una justa mudanza, un rey trocado.
Terceto
Con el pincel de amor hice un retrato
perfeto y a mi imagen parecido;
1720
borrarle quiero porque es ingrato.
Terceto
Y porque tanto amor ha merecido
objeto digno, quiero en vuestra luna,
don Lope, restaurar el que he perdido.
Terceto
Mayordomo mayor seréis.

DON LOPE
([Loca] fortuna,
1725
no des a don Bernardo este suceso.
Dos almas [no] hay en ambos, solo hay una.)

REY
Terceto
Y almirante de la mar seréis.

DON LOPE
Beso
tus pies, [¡oh!] gran señor; pero refrena
la cólera que vas mostrando y el exceso.
Terceto
1730
Menos rigor a don Bernardo ordena.
Advierte las vitorias que te ha dado,
de cuya gloria está la fama llena.
Terceto
Tu hechura fue, señor; fue tu privado.
Condenas tu elección, pues le escogiste,
1735
y desdíceste, al fin, de habello honrado.
Terceto
No digan que deshaces lo que hiciste,
sean eternas las obras de tu mano,
que la grandeza en u valor consiste.

REY
Terceto
Ansí muestro ser rey y ser cristiano,
1740
ansí enseño a premiar y dar castigo:
no me repliquéis más que será en vano.
Terceto
Obedezca mi ley quien es mi amigo.

DON LOPE
Perdóname tan grave atrevimiento,
que la ley de amistad a esto me obliga.

REY
Terceto
1745
Despacha los negocios, que en ti siento
que el cielo precedió sin mano escasa,
fortaleza te dio y mucho talento.

DON RAMÓN
Terceto
Admírome de ver esto que pasa.

REY
Vele, don Lope, a ver, y de mi parte
1750
dile que mando que se esté en su casa.

DON LOPE
Terceto
El corazón de lástima se parte.

REY
Que no le quiero ver en mi presencia
dirás también.

DON LOPE
No quiero replicarte
Terceto
en pedir que revoques la sentencia.
1755
Solo a tu majestad pido y suplico
que des a otro criado esa licencia.
Terceto
Agravio a su amistad si notifico
tal sentencia. Señor, mira primero
si estás bien informado.

REY
Certifico
Terceto
1760
que enojo me darás.

DON LOPE
Darle no quiero.
Lo que mandas haré

REY
Desde hoy procuro
que me llamen también el justiciero.
Terceto
Ninguno en mi favor viva seguro
si en su mucha virtud no está estribando,
1765
que un monte se estremece y aun un muro.
Terceto
El que sirviere bien iré premiando;
aquel que me ofendiere no confíe
en el dulce favor del pecho blando.
Terceto
Uno llora en el mundo, otro se ríe;
1770
uno muere a tiempo que otro nace
para que humilde el que nació se críe.
Terceto
Lo mismo que hace Dios el que es rey hace:
unos hombres levanta, otros derriba,
para pena mayor del que deshace.
Terceto
1775
Y es justo que contemple aquel que priva
el castigo que dan al derribado,
porque con ojos vigilantes viva.

Vase.

CONDE
¡Confuso voy!

TRASTAMARA
¡Yo, triste!

SECRETARIO
¡Yo, admirado!

Vanse y quedan Don Lope y Don Ramón y Don Tiburcio.

DON RAMÓN
Lira
Viva Vueseñoría en su privanza.

DON TIBURCIO
1780
Alárguese la vida largos años
que le está concedida, pues importa
al reino tanto.

DON LOPE
Parabién alegre
no me deis ni lisonjeros favores;
consolad la tristeza, mis señores.

Sale Don Bernardo.

DON RAMÓN
Endecasílabos sueltos (tirada)
1785
Acompañando iré a Vueseñoría.

DON TIBURCIO
Lo mismo he de hacer yo.

DON LOPE
Señores, basta.
Solo me tengo de ir.

DON TIBURCIO
Es nuestro oficio
ocuparnos ansí en vuestro servicio.

Vanse.

DON BERNARDO
Romance (tirada)
(Bien quiere el rey a don Lope,
1790
pues que ansí le lisonjean
los dos que conmigo usaban
estas ceremonias mesmas.-
Huélgome, a fe, de su bien.)
Mi don Lope.

DON LOPE
¡Quién no oyera
1795
estas palabras, que el pecho
me rasgan con sus ternezas!

DON BERNARDO
¿Qué tenéis? ¿Tan triste vos
cuando mis ojos se alegran
de veros? ¿Los vuestros lloran
1800
cuando es razón que me vean?

DON LOPE
El rey…

DON BERNARDO
No [me] digáis más,
que en venir con tal tristeza
y nombrarme al rey, don Lope,
ningún buen suceso muestra.
1805
Mandará el rey, mi señor,
que me corten la cabeza,
por desgraciado y sin dicha,
no por delitos que tenga.
Don Lope, ¿podrele ver?

DON LOPE
1810
Agora solo os ordena
que os estéis en vuestra casa,
y ni le veáis ni él os vea.

DON BERNARDO
Mande, que de mí no huya,
si quiere que casa tenga,
1815
que de un hombre desdichado,
se apartan las mismas fieras.
Pareados endecasílabos
Fortuna, ¿puede ser, es cosa cierta,
que el rey de su privanza me destierra?
Romance (tirada)
Acompañarme solían
1820
esos que te lisonjean,
sombras de nuestra fortuna
que huyen en las tinieblas;
golondrinas que en verano
cantan, habitan y vuelan
1825
en nuestras casas, y luego
en el invierno se alejan.
Empiezas a florecer
y andan, tras ti las abejas,
y a mí, como estoy marchito,
1830
ni me buscan ni me cercan.

Sale Lázaro lleno de memoriales, pretina y sombrero, y recibiendo memoriales.

LÁZARO
No hay persona más privada
del almirante Cabrera
en esta casa que yo.-
Esos memoriales vengan.-
1835
¡Qué bien sabe este mandar!
Si aquel bellaco me viera
de Robertillo, ¡qué envidia
de don Lázaro tuviera!

CONTADOR
Vuestro esclavo quedaré,
1840
si hacéis que este se provea,
y vuestra hechura.

LÁZARO
¿Esto es
ser dichoso? Enhorabuena.
Privado soy de una privado.-
Yo haré que estos se vean
1845
y se despachen; hacedme
una grande reverencia.
Hácensela.
Bueno, adiós.

Vanse.

CONTADOR
Él te prospere.

LÁZARO
Parece que me empapelan
para asarme. ¡Ah, Robertillo,
1850
si entraras por esas puertas!

DON BERNARDO
Trújome el rey a su casa,
segunda vez de mi celda,
donde estaba retirado
en San Salvador de Urrea.

LÁZARO
1855
¡Juro a Dios, que es esto malo!
El almirante se queja;
paréceme, memoriales,
que ya el rey no os provea,
no faltará quien lo haga
1860
con vosotros; ello es fuerza,
que quien nació desdichado,
desdichado viva y muera.

DON BERNARDO
Nunca yo por sus palacios
trocara montes y selvas.
1865
Como juez fue, que engaña
con palabras lisonjeras
al delincuente que goza
la inmunidad de la iglesia.
Como jugador he sido
1870
que al que se levanta ruega
que a jugar vuelva una mano
y sin dineros le deja.
¿Quién dijera ya en mi casa
que segunda vez me viera
1875
en aquesta Babilonia
de confusiones perpetuas?

DON LOPE
Perdóname, que la voz
en la garganta se hiela,
y no te puedo hablar
1880
vertiendo lágrimas tiernas.
Pareados endecasílabos
Fortuna, ¿puede ser, es cosa cierta,
que el rey de su privanza le destierra?

Vase y sale el Secretario.

SECRETARIO
Romance (tirada)
El rey, mi señor, te manda,
don Bernardo, que le vuelvas
1885
de su cámara la llave.
¡Sabe el cielo si me pesa!

DON BERNARDO
Pues me van ya despojando,
mi ruina está muy cerca.
Vencióme mi desventura,
1890
¿qué mucho que hoy acometan?
Toma la llave en la mano y mírala.
¿Mis honras? ¡Ah, cruel fortuna!
Esta es la pluma primera
de las alas que me diste,
volé con plumas ajenas.
1895
Esta es la pluma que abrió
a mi ventura la puerta;
entré con ella a privar,
y con ella me echan fuera.
El Pedro fui de esta gloria,
1900
y aunque mi lengua no niega
a mi rey, hará mi llanto
señales en estas piedras.
Y si merecí su llave,
habrá tiempo en que merezca
1905
piedad y lástima; amigo,
en una salva ponelda.
Al rey, mi señor, decid
que no abrirán con ella
las puertas de la justicia,
1910
y dádsela en hora buena.

SECRETARIO
Pareados endecasílabos
Fortuna, ¿puede ser, es cosa cierta,
que el rey de su privanza le destierra?

Salen dos contadores.

CONTADOR 1º
Romance (tirada)
Su majestad nos envía,
señor, a tomaros cuenta
1915
de lo que está a vuestro cargo,
ansí en la paz como en guerra.

DON BERNARDO
Ya se ha acabado mi oficio,
pues me toman residencia;
cerca está mi sepultura,
1920
si el testamento me ordenan.-
Diez años ha que yo vine
a palacio de mi aldea,
y entré en él con cien escudos
y una mediana cadena.
1925
Esto, amigos, tomaré.
Lo demás, títulos, rentas,
haciendas, joyas y galas
al rey, mi señor, se vuelvan.
Suyo es todo, él me lo ha dado,
1930
si alguna cosa me deja,
será limosna, y ansí
cuentas excusáis inciertas.

CONTADOR 1º
¿Qué me estás preguntando,
si el rey es hombre y este es desdichado?

Vanse y queda Lázaro.

LÁZARO
1935
Pelando van a mi amo
de las insignias y prendas
de privado; como sarna
a mi desdicha se pega.
Ya me parece que miro
1940
la quietud de nuestra aldea,
y aquel vivir tan despacio,
o que ya a los dos nos cuelgan.
Pareados endecasílabos
Fortuna, ¿puede ser, es cosa cierta,
que el rey de su privanza le destierra?
Pareados endecasílabos
1945
Mas ¿qué estoy preguntando,
si el rey es hombre, y yo soy desdichado?


Acto III

Sale don Bernardo.

DON BERNARDO
Décima
Deja el agua el mar profundo,
y por venas diferentes
echa rayos y echa fuentes,
1950
riega los campos del mundo,
y al primero y al segundo
de los años que camina
torna el agua peregrina
al mar de donde salió,
1955
porque este centro le dio
la mano de Dios divina.
Décima
Va, porque en el agua nace;
con los rayos del sol sube,
y en forma de parda nube
1960
sombras en los aires hace;
el mismo sol la deshace
y en agua torna su esfera.
Tras de su edad placentera
muere el hombre y se resuelve,
1965
y a ser ceniza se vuelve,
que es su primera materia.
Décima
No de otra suerte mi suerte
en el mundo me ha traído;
nací pobre, rico he sido
1970
por calor y pecho fuerte.
Mas caminando a la muerte
a mi pobreza he tornado,
que el sol que me ha levantado
ya me ha dejado caer,
1975
porque es forzoso volver
cada cosa a su estado.
Quintilla
Tal estoy, que de hambre muero;
si este es mi planeta, corra;
al rey de Navarra quiero
1980
escribir que me socorra.
Aquí hay papel y tintero.

Siéntase a escribir y salen dos contadores.

CONTADOR 1º
Quintilla
¡Qué pobre casa he elegido!

CONTADOR 2º
Cosas son del mundo vario.

CONTADOR 1º
Nadie en ella ha parecido.
1985
No hay yermo más solitario
que la casa de un caído.
Quintilla
¡Cómo están estas paredes!
Pobres, tristes y desnudas.
¡Ah, fortuna! Mucho puedes,
1990
todo lo truecas y mudas.
Fueron humanas mercedes.
Quintilla
Allí está escribiendo un hombre,
pregúntale por Cabrera.

CONTADOR 2º
¡Hola, buen hombre, buen hombre!

DON BERNARDO
1995
Si yo tan malo no fuera,
respondiérate a ese nombre.

CONTADOR 1º
Quintilla
Don Bernardo ¿dónde está?

DON BERNARDO
(Tal es la mudanza mía,
que no me conocen ya
2000
estos hombres, que algún día
me sirvieron.)

CONTADOR 2º
Razón da
Quintilla
de esto que te preguntamos.

DON BERNARDO
¿Ansí ponderas mi suerte?
Todos trocados estamos.

CONTADOR 2º
2005
No es mucho no conocerte
si tan flaco te miramos.
Quintilla
¡Válgame Dios, qué mudanzaN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta quintilla.»

!
Señor, perdona, y no sientas
tus desdichas.

DON BERNARDO
¿Hay más cuentas?
2010
¿En qué, señores, me alcanza
Quintilla
el rey, mi señor?

CONTADOR 1º
En nada;
antes de nuestra embajada
que doscientos mil ducados
que te han hallado sobrados
2015
de tu renta secrestada
Quintilla
digas de qué han resultado.

DON BERNARDO
De mil ducados que a alguno
habré de limosna dado,
y como Dios da por uno
2020
vida eterna y cien doblado,
Quintilla
doscientos me sobrarán.

CONTADOR 1º
Esta respuesta daremos.

DON BERNARDO
Qué apriesa mis cosas van,
llegados a sus extremos.
2025
¡Qué rigurosas que están
Quintilla
mis desdichas!

Sale Don Lope y Roberto, con su escritorillo.

DON LOPE
Muy culpado
fuera yo en haber tratado
tanto en veros, mi señor,
si no fuera vuestro amor
2030
el no haberos visitado.
Quintilla
¿Cómo estás?

DON BERNARDO
Solo, inocente,
desdichado, pobre y triste.
Dame guerra el mal presente,
mi paciencia la resiste,
2035
y ansí estoy perpetuamente.
Quintilla
¿Qué dicen allá de mí?
¿Qué sospechan? ¿Qué es la culpa
que contra el rey cometí?

DON LOPE
Ninguna, señor, os culpa.
2040
Vario es el vulgo y ansí
Redondilla
este sospecha una cosaN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta quintilla.»

,
aquel otra; pero todos
os honran de muchos modos.
Vuestra fama es la dichosa,
Redondilla
2045
no ha caído, y yo confío
que vuestra adversa fortuna
tendrá fin.

DON BERNARDO
Y será el mío.
Sale el hombre de la cuna
como de la fuente el río;
Quintilla
2050
va creciendo y caminando
hasta que en el mar se pierde.
Cuál vez se va dilatando
por un valle ameno y verde,
y cuál se va despeñando.
Quintilla
2055
Ansí es nuestra humana vida,
ya próspera, ya afligida,
ya se rinde, ya está fuerte,
hasta que llega la muerte,
donde sus males olvida,
Quintilla
2060
y ansí tendrán fin mis males.

DON LOPE
Risa pienso ver el llanto
vuestro.

DON BERNARDO
Penas son iguales
a quien del silencio santo
violó los sacros umbrales.
Quintilla
2065
Si en virtud de mi indigencia
del rey me diera licencia
para volver a mi casa,
fuera mi dicha no escasa
y pródiga mi paciencia.

DON LOPE
Quintilla
2070
Para vivir en su casa
le dará su majestad,
y si en la vuestra se pasa,
amigo, necesidad,
esto os da mi mano escasa.
Quintilla
2075
Aquellos seis mil ducados
que me diste, quién dijera
que habían de ser prestados.
Nunca la fortuna hiciera
balanza en nuestros estados.
Quintilla
2080
Hoy, a quien tantas mudanzas
nos pesa, como cruel,
alcancen mis esperanzas
a ver derecho en el fiel
iguales nuestras balanzas.
Quintilla
2085
Lo que es vuestro os vengo a dar,
paga la podéis llamar,
y yo soy, queriéndoos bien,
el primer hombre de bien
que le pesa de pagar.

DON BERNARDO
Quintilla
2090
Ya, amigo, será locura
que del mundo nos quejemos,
porque dirán, si esto dura,
que entre nosotros tenemos
a medias nuestra ventura.
Quintilla
2095
Con ella el uno ha ganado
para que el otro reciba
su parte; pero el cuidado
solo se lleva el que priva
y descansa el desdichado.
Quintilla
2100
Tratado es deN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta quintilla.»

compañía;
que nuestra dicha parece
sol, que en un polo es de día
cuando en el otro anochece.
Quintilla
¡Plegue a Dios que en noche obscura
2105
tenga mi ventura, Dios!
Si en no ser acerba y dura
consiste en faltar en vos
la luz de vuestra ventura.

DON LOPE
Quintilla
Bien lo habéis encarecido.

DON BERNARDO
2110
Estoy muy agradecido
en ver vos tanta fe,
cuando a Lázaro envié
a que vendiese un vestido,
Quintilla
que acaso me había quedado:
2115
¡tal necesidad tenía!

DON LOPE
Mucho me habéis lastimado!

Sale Lázaro con el vestido a cuestas.

LÁZARO
Nuevo está, por vida mía.
El vestido es extremado.
Quintilla
¿Quién da más por el vestido?
2120
Tres blancas me dan por él
y cincuenta escudos pido.
La ropilla fue de Abel
y las calzas de Cupido.
Las calzas sean atacadas.
Quintilla
Sacarnos podrán de menguaN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta quintilla.»

,
2125
y tienen más cuchilladas
que un rufián da con la lengua.
Digo que son extremadas.
Quintilla
¿Quién las compra?, que su dueñoN
X
Nota del editor

«Falta un verso y medio en esta quintilla.»

N
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta quintilla.»

con hambre las vende hoy.

DON LOPE
2130
Calla, necio.

LÁZARO
No pequeño.

DON LOPE
Yo te empeño
Quintilla
mi palabra que estás locoN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta quintilla.»

LÁZARO
Hanme dado por él poco,
y en pregones le he traído
2135
por si pujan.

DON BERNARDO
Yo ya toco
Quintilla
en toda suerte de afrentaN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta quintilla.»

y desdicha.

DON LOPE
Alza, necio,
este escritorio, y ten cuenta
que hay en él joyas de precio.

LÁZARO
2140
A fe que tiene pimienta;
Quintilla
muy bien pesaN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta quintilla.»

.

DON LOPE
Ven después;
darate un vestido a ti
Roberto.

LÁZARO
¿Quién?

ROBERTO
¿No me ves?
Yo mismo.

LÁZARO
No es para mí,
Quintilla
2145
si por tu mano ha de ser.
¡Vive Dios! Que me ha de hacer
el ver aqueste bellaco
tan dichoso, que este flaco
y que deje de beber.

DON LOPE
Quintilla
2150
Amigo, el rey se va a caza,
y he de prevenirle gente;
dame licencia y abraza
esta alma, que eternamente
será tuya.

DON BERNARDO
Si se enlaza
Quintilla
2155
con mis brazos ese pecho,
que irá sin duda sospecho.

DON LOPE
Adiós.

DON BERNARDO
Él vaya contigo,
y no te olvides, amigo,
de aqueste barro deshecho.

Vase Don Lope y Roberto. Sale un villano.

VILLANO
Romance (tirada)
2160
¡Pardiez! que no lo creyera
si no estuviera mirando
esta casa desdichada
en que vive don Bernardo.
Más arreada es la mía,
2165
aunque de pobre villano,
sin paramentos de seda,
sin toldos, sin mayorazgo.
¡Esta es ya lástima grande!
¿Ah, señor, señor?

DON BERNARDO
Hermano,
2170
¿qué mandáis?

VILLANO
¿No me conoce?
¿No se acuerda que ha dos años
que al rey le pedí mercedes
por dos hijos que finaron
en la guerra, y una bolsa
2175
me dio para el entretanto?

DON BERNARDO
De haberos visto me acuerdo,
mas no de eso que os he dado.

VILLANO
Olvidan luego los nobles
lo que dan, y no olvidan
2180
lo que reciben; yo, al menos,
en aquesto he sido hidalgo.
A pagaros vengo, a fe,
lo que vos me habéis honrado,
no en dinero, en otra cosa
2185
que os ha de hacer más al caso;
de negocios importantes
vengo a avisaros del campo.
Hablaré si estamos solos.

DON BERNARDO
Hablad, que solo estamos.

VILLANO
2190
Al rey quieren dar la muerte.

DON BERNARDO
¡Válganme los cielos santos!

VILLANO
Oíd pues; que anoche estaban
tres soldados de don Carlos,
el infante de Aragón,
2195
recostados en un prado,
media legua de mi aldea,
donde estaba descansando.
Ellos, con la noche oscura,
no me vieron, y trataron
2200
de matar al rey en caza
esta noche, disfrazados,
junto al arroyo del monte,
entre unos lantiscos altos
que están cerca de la fuente.
2205
En hábito de villanos
se han de poner; y después
los tres vestidos compraron
en mi aldea a un labrador,
y ansí he venido a buscaros,
2210
que si dais al rey la vida,
os volverá a su palacio,
donde os veréis como un tiempo.
favorecido y honrado.

DON BERNARDO
Mereciera tal lealtad
2215
una estatua de alabastro.
Goces en paz largos días
el fruto de tus ganados.
Preso estoy en esta casa,
y, aunque obediente vasallo,
2220
por dar la vida a mi rey
he de romper su mandado.
Yo, amigo, me voy contigo,
que para esos tres bastamos.
Yo, la verdad y justicia,
2225
y algunos de mis criados
en traje de labradores
será bien que nos pongamos
donde al rey, mi señor, demos
la vida que deseamos.

VILLANOS
2230
Ya el rey a caza partía
cuando entraba yo.

DON BERNARDO
Pues vamos,
no peligre el rey don Pedro,
que guarde Dios muchos años.

Vanse y sale Don Lope y la infanta.

DON LOPE
Redondilla
Si se halla la piedad
2235
donde nace la nobleza,
mal puede haber en tu alteza
rigor, enojo y crueldad.
Redondilla
Remedia desdichas tales,
si no por pedirlo yo,
2240
por el tiempo que adoró
esos ojos celestiales.
Redondilla
Si don Bernardo ha caído
por desdicha o desamor,
del cielo de tu favor
2245
al infierno de tu olvido,
Redondilla
ten, serenísima infanta,
piedad y lástima tierna,
no ha de ser caída eterna,
como fue la de Luzbel.
Redondilla
2250
Que arrepentimiento cabe
en tu pecho y humildad,
aplaca a su majestad
con medio blando y suave.
Redondilla
Ansí tu hermosura viva
2255
una edad, un siglo entero,
sin que del tiempo ligero
algún agravio reciba.

VIOLANTE
Redondilla
¿Cómo me ruegas ansí
y ajenas obras disculpas,
2260
habiendo en ti propias culpas
no perdonadas por mí?
Redondilla
¿Ya, don Lope, has olvidado
la subida de mi aposento?

DON LOPE
De tan grave atrevimiento
2265
el amor me ha disculpado.

VIOLANTE
Redondilla
¿Cómo te disculpa amor?

DON LOPE
Como de él ha procedido
el engaño que he tenido
de tanto precio y valor.

Sale Dorotea.

DOROTEA
Redondilla
2270
(Don Lope está con la infanta,
y aunque ha días que no puedo
hablarle, no pierdo el miedo
y los recelos de amanta.
Redondilla
De amor tratan, no quisiera
2275
que la infanta le estimase.
Porque adelante no pase
hablaré de esta manera.
Tose Dorotea.
Redondilla
Él hace que no me ve,
en vano son mis desvelos;
2280
él disimula, y mis celos
van creciendo con mi fe.)
Redondilla
Don Lope, el príncipe llama.

DON LOPE
Dame, señora, licencia.

DOROTEA
Nunca pruebes la paciencia
Dice al pasar Dorotea.
2285
de tu amigo ni tu dama,
Redondilla
que es locura.

VIOLANTE
¿Qué decías
de paciencia y dama?

DOROTEA
¿Yo?
Ninguna cosa.

VIOLANTE
Eso no;
algo a don Lope reñías.
Redondilla
2290
Dime, dime lo que pasa.

DOROTEA
Si va a decir la verdad,
él me tiene voluntad,
y ansí, conmigo se casa,
Redondilla
queriendo el rey, mi señor.

VIOLANTE
2295
(Digo, amor, que eres injusto.
¡Oh, amor! ¿De tan mal gusto
me ibas inclinando amor?
Redondilla
Por que ocupase el lugar
que en el casto pecho mío
2300
dejó Cabrera vacío
le he ayudado a levantar.
Redondilla
Hoy, don Lope, mis intentos
es razón que se corrijan,
y que sujeto no elijan
2305
de tan bajos pensamientos.)
Redondilla
En efeto, ¿te ha servido?

DOROTEA
Estimó las prendas mías,
aunque ya han pasado días
que hablarle no he podido.

VIOLANTE
Redondilla
2310
Tu tercera pienso ser.
Él vuelve, y te dejo a solas.
(Las mujeres españolas
son amigas de saber.
Redondilla
Aquí tengo de escuchar.)

Vuelve don Lope y quédase escondida la infanta.

DON LOPE
2315
El príncipe no me llama.

DOROTEA
Quien ha perdido la dama,
¿para qué vuelve a jugar?
Redondilla
Traidor, la infanta se fue;
bien pienso que a su hermosura
2320
te ha inclinado tu locura,
faltando a mi amor y fe.
Redondilla
¿Cómo te vas descuidando
de no verme a la ventana,
donde la fresca mañana
2325
me suele hallar esperando?
Redondilla
¿Cómo tus dulces papeles
son ya rudos para mí?
Sola soy yo la que fui;
no amas ya como amar sueles.

DON LOPE
Redondilla
2330
Mucho estimas, Dorotea,
poder reñir tus engaños,
si ahora [ha] trescientos años
eras linda o eras fea.
Redondilla
Si tu gravedad anciana
2335
viste tocas y usa antojos,
¿por qué pusiste los ojos
en mi juventud lozana?
Redondilla
¿Por qué a mi amor engañaste
y ser la infanta fingiste
2340
los días que me escribiste
y las noches que me hablaste?
Redondilla
Y ya que me has engañado
a traición de esta manera,
¿por qué quieres que te quiera
2345
cuando estoy desengañado?
Redondilla
Las veces que me engañabas
la infanta moraba en mí;
tú eras su imagen, y ansí
su gloria representabas.
Redondilla
2350
En ti mi amor no paraba,
porque mi fe no quería
el sujeto que tenía,
sino aquel que imaginaba.
Redondilla
Porque de mí te has burlado
2355
te maldicen mis razones,
y te doy más maldiciones
porque me has desengañado.
Redondilla
Nunca ¡oh, falsa! me engañaras
en nombre de nuestro dueño,
2360
o ya que me vi en tal sueño
nunca de él me despertaras.
Redondilla
Que ansí estaba mi fortuna
dichosa, y a tiempo vengo,
que aquel mismo amor me tengo
2365
sin esperanza ninguna.
Redondilla
Por desengañarte ansí
de que no estaba engañado,
entré una noche turbado
y en su cámara me vi.
Redondilla
2370
Yo cometí tal error
por tu causa, si escarmientas,
trueca en ayunos y cuentas
esos efetos de amor.

DOROTEA
Redondilla
Escucha, espera.

DON LOPE
Un trabuco
2375
quisiera esperar primero.

DOROTEA
Has andado muy grosero.

DON LOPE
Y tu seso muy caduco.

Vase.

DOROTEA
Redondilla
Que en desprecio y desdén para
el amor que en este vi.

Sale Violante.

VIOLANTE
2380
Si fue la fiesta por mí,
pocas gracias a tu cara.
Redondilla
De manera que en mi nombre
has amado, amor discreto,
a no haber sido secreto,
2385
recatado y sabio el hombre.
Redondilla
¡Qué bueno andaba mi honor!
¿Hete dado yo poder
para en mi nombre querer
a ninguno? ¿Es pleito amor?

DOROTEA
Redondilla
2390
Pleito ha sido para mí,
y con debida paciencia
esperaré la sentencia,
pues ya condenada fui.

VIOLANTE
Redondilla
Caballero a quien yo he dado
2395
los brazos y me ha querido
creyendo que suya he sido,
nació bien afortunado.
Redondilla
Señales son que desea
amor casalle conmigo;
2400
solo te doy en castigo
que le digas que me vea
Redondilla
después, y a su voluntad,
con el semblante propicio.

DOROTEA
En eso me das oficio
2405
no de mucha autoridad.

Vanse y salen tres soldados.

SOLDADO 1º
Endecasílabos sueltos (tirada)
Cuando sale a cazar el rey don Pedro
a aqueste monte, casi viene solo,
y de noche se va, y ansí podemos,
con ánimo seguro y atrevido,
2410
tirarle alguna lanza o dardo,
que el conocer la tierra, estos vestidos
y el ser la noche obscura, facilita
el poder escapar nuestras personas.

SOLDADO 2º
Heroica cosa será, y agradecida
2415
del infante, alzarse con el reino,
y en premio nos dará títulos grandes.

SOLDADO 1º
El puesto que tenemos elegido
entre aquesos lentiscos de ese arroyo,
me parece que está más a propósito,
2420
porque descansa el rey algunas veces
a las márgenes verdes de las fuentes
que cerca de ellos nacen.

SOLDADO 3º
Yo no siento
en aquesta ocasión salud ni fuerza
para poder huir, o lo dejemos
2425
para otro día, o lo podéis vosotros
emprender.

SOLDADO 1º
Una vez determinados,
no perdamos la ocasión, si es buena.

SOLDADO 3º
Que yo podré esperar en esa aldea.
El suceso seguid de vuestra empresa.

SOLDADO 2º
2430
El secreto, Fabricio, encomendamos.

SOLDADO 3º
Agravio es ese de mi noble pecho.
(Del intento que tuve me arrepiento.
Al rey avisaré, por que se guarde
del temerario caso que se emprende.)

Vase.

SOLDADO 2º
2435
En efeto, los dos intentaremos
esta muerte del rey.

SOLDADO 1º
Ahora temo
el no querer Fabricio hallarse en ella.

SOLDADO 2º
No sea cosa [de] que avise al rey.
Por sí o por no, esta vez no se ejecute
2440
la atrevida intención de nuestros ánimos.

SOLDADO 1º
Bien dices.

Sale Don Bernardo y el villano y Lázaro, vestidos de labradores.

VILLANO
Hoy, famoso don Bernardo,
al rey darás la vida, y bueno fuera
que trajeras más gente.

DON BERNARDO
Vengo armado
debajo del sayal.

LÁZARO
Y yo aforrado
2445
con dos azumbres, que de pelo fuerte
sriven contra la sed, que esa es mi muerte.

VILLANO
Esos que hablando están no son villanos,
y sospecho que son los dos traidores
que el puesto reconocen.

DON BERNARDO
Los lentiscos
2450
del arroyuelo ¿cuáles son?

VILLANO
Aquellos,
y allí se han de poner junto a la fuente
donde descansa el rey algunas veces.

DON BERNARDO
[Un] poco más arriba he de esconderme,
que el rey está cazando y anochece.
2455
A tus canas y edad no se permite
ponerse en el peligro. Adiós te queda.

LÁZARO
[Di,]señor, ¿no es mejor que el rey se avise
y que él se guarde?

DON BERNARDO
No, que ansí no puedo
obligarle tan bien como con esto,
2460
y ansí conoceré si está en peligro,
y a faltar el remedio, avisaremos.

VILLANO
Suceda todo bien.

Vase.

DON BERNARDO
Quiéralo el cielo.

SOLDADO 1º
De Fabricio, en efeto, me recelo.

SOLDADO 2º
Volvámonos ahora, que otro día
2465
mejor conoceremos nuestra empresa.

SOLDADO 1º
Buenos hombres, ¿el rey está ya cerca?

LÁZARO
Cazando está en la falda de este monte.

Vanse los dos Soldados.

DON BERNARDO
Sin duda que estos son. Deme Fortuna
la mano esta vez. Lázaro, entremos
2470
en los lentiscos.

LÁZARO
Caminar no puedo,
y a fe que es gran señal.

DON BERNARDO
¿De qué?

LÁZARO
De miedo.

Vanse y sale el rey y Ribargorza, y ellos quédense entre los ramos.

RIBAGORZA
Honradamente derribaste al gamo.

REY
A hurto le tiré.

RIBAGORZA
Es sabroso tiro.
¿Piensa tu majestad pasar la noche
2475
en la casa del monte?

REY
Si quisiera;
lleguemos a la fuente que aprisiona
con lazos de cristal esos lentiscos,
a pesar de los tiempos, siempre verdes,
y allí esperar podremos los monteros.

Sale un montero con una carta.

MONTERO
2480
A toda diligencia llegó un hombre
de Navarra con esta.

REY
El rey me escribe:
“En vuestro reino está quien daros quiere,
primo, la muerte. No salgáis a caza.
El rey.”

RIBAGORZA
Breves razones.

REY
Y espantosas.

Sale el soldado 3º.

SOLDADO 3º
Romance (tirada)
2485
¡Rey don Pedro! ¡Rey don Pedro!
que guarde Dios muchos días:
el que llaman del puñal,
rey de Valencia y Sicilia.
No duermen tus enemigos
2490
cuando estás en montería.
Si a la fuente llegas solo
en peligro está tu vida;
entre esos verdes lentiscos
están dos que solicitan,
2495
para el infante don Carlos,
ser traidores y homicidas,
en hábito de villanos,
que el traje al ánimo imita.

REY
[¿Quién eres], ángel o hombre?,
2500
¿quién eres tú que me avisas?

SOLDADO 3º
Rey, en aquesta ocasión
me importa que no lo diga.
Toma esta banda, y después
lo sabrás cuando lo pida.

REY
2505
Harete entonces mercedes.

Vase el soldado y salen los monteros.

RIBAGORZA
Señor, por tu causa mira,
que algún enemigo tienes
que sirve a Carlos de espía.
Los monteros han llegado,
2510
manda que todos embistan
contra los dos que te aguardan.

REY
Los que matarme querían
están entre los lentiscos;
buscaldos luego, aunque el día
2515
se ausenta de todo punto.

TODOS
¡Mueran!

RIBARGORZA
Tú has tenido dicha.

Acometen y salen Don Bernardo y Lázaro.

DON BERNARDO
Voces oigo y dicen: ¡Muera!
Estos son y el rey peligra.
Los cielos le favorezcan.

TODOS
2520
¡Mueran!

DON BERNARDO
Esta alevosía
ha de ser en vuestro daño.
No morirán si no quitan
del pecho el alma a Cabrera.

RIBAGORZA
¡Dios me valga! ¿A quién no admira
2525
gran señor, este suceso?
¿No es aquella la voz misma
de don Bernardo?

REY
¿Es Cabrera?

DON BERNARDO
Sí soy.

REY
¡Quitalde la vida!
¡Muera el traidor que desea
2530
mi muerte.

LÁZARO
(Nueva desdicha
pienso que ha de ser aquesta.)

REY
¡Prendelde o muera!

DON BERNARDO
Rendida
tienes, gran señor, mi espada;
pero advierte que quería…

REY
2535
Calla, loco, ¿osas hablar?
No le prendáis; si porfía
a resistirse, matalde.

DON BERNARDO
¿Quién hay que a su rey resista?

MONTERO
Con el villano vestido
2540
armas encubre.

REY
Venía
prevenido el temerario.

DON BERNARDO
Por tu bien.

REY
Calla, no digas
en mi presencia palabra.
Tu propia casa tenías
2545
por cárcel, y esto merece
quien la pública te quita.-
Preso le llevad.

DON BERNARDO
Señor…

REY
¿Es posible que replicas?

DON BERNARDO
Denme los cielos paciencia
2550
en tan confusas desdichas.

Llevánle.

REY
¡Quién creyera tal suceso!
De suerte me maravilla,
que la amistad de Cabrera
se me ha convertido en ira.
2555
Cuando aqueste me matara
mi muerte era merecida,
pues que yo no se la di
cuando a mi hermano escribía.
Esto lo escribió el traidor,
2560
los dos mi muerte querían,
venciome amor y callé;
ya da voces la justicia,
y si el rey no castigara
al poderoso, al delincuente anima.
2565
Desde hoy dirán crueles tres Pedros
que en España somos reyes.

Vanse.

LÁZARO
Ya se han ido, a lo que entiendo,
pues que Lázaro respira.
No revuelve los humores
2570
la purga de una botica
tan apriesa como un miedo.
En batalla andan mis tripas.
¡Plegue a Dios no esté cazado
como pájaro en la liga!
2575
Yo me escapé lindamente,
pero escondime en ortigas,
y ansí me han disciplinado
cara y manos. ¿Qué desdichas
quedan ya que sucedernos?
2580
Mil estrellas enemigas
tiene Cabrera; sin duda
que son las siete Cabrillas.
¡Bien ha librado mi amo!
A librar al rey venía,
2585
y el rey piensa que a matalle.
Paréceme que repican.
Guardar quiero mi pellejo,
no me lo pesquen y hinchan
de paja como a lagarto;
2590
más vale ser cuba viva.

Vase y salen Don Lope y Dorotea.

DOROTEA
Redondilla
La infanta quiere hablarte
esta noche, y me mandó
que te avisase.

DON LOPE
Pues yo
crédito no quiero darte.
Redondilla
2595
Básteme ya, Dorotea,
lo de las noches pasadas;
tras de burlas tan pesadas,
¿quién ha de haber que te crea?
Redondilla
¡La infanta de noche a mí!
2600
Bien sé que no puede ser.

DOROTEA
Mira que te quiere ver.

DON LOPE
¿Díceslo de veras?

DOROTEA
Sí.
Redondilla
Considera que has vencido
el mucho amor de mi pecho,
2605
pues que con celos deshecho
visita ajena te pido.

DON LOPE
Redondilla
Harás que te estime y quiera,
que en el arpa del amor
a veces tienen valor
2610
igual la prima y tercera.
Redondilla
Y ansí por hijo me ganas,
pues pareciera muy mal
que yo, sin ser Aníbal,
entre en batalla de canas.
Redondilla
2615
Que haré lo que mandas digo,
pues obedecella es ley.

DOROTEA
(Yo me vengaré, y al rey,
por que me case contigo,
Redondilla
le diré que eres mi amante,
2620
pues me has llamado tercera.
Yo te ganaré a primera,
y a fe que ha de ser pasante.)

DON LOPE
Redondilla
Dame ocasión tu copete,
si ansí, mi bien, te desvelas.-
2625
¿Hola?

Sale Roberto.

ROBERTO
¿Señor?

DON LOPE
Poned velas
encima de aquel bufete.

Sáquelas y sale Leonor.

LEONOR
Redondilla
Don Lope ilustre y gallardo,
que hoy eres a tu pesar,
almirante de la mar,
2630
porque lo fue don Bernardo,
Redondilla
movida a lástima estoy
de ver cómo el rey de impuna,
de cuya adversa fortuna
sospecho que parte soy.
Redondilla
2635
El rey me casó con él,
y después, arrepentido,
de modo le ha perseguido
que le llaman el Cruel.
Redondilla
Yo en aquella ocasión
2640
que le tuve, persevero,
fue señor, es ya escudero,
y una es siempre mi afición.
Redondilla
Dile que si ha menester,
mi hacienda, que me la pida,
2645
que le ofrezco honor y vida.

DON LOPE
Eres varonil mujer.

Sale el Rey, vestido de casa, con una carta en las manos, el Secretario, Ribagorza, Trastamara y Don Ramón.

REY
Redondilla
Don Lope, un emperador,
cuando colérico estaba,
a un espejo se miraba
2650
para templar en su rigor.
Redondilla
Yo, que sin pasión alguna
con justa razón me airo,
si a un espejo no me miro,
quiero mirarme en tu luna.
Redondilla
2655
El monte y la caza dejo,
la causa saberla puedes;
pero el hacerte mercedes
hoy me servirá de espejo.
Redondilla
De Alejandro se decía
2660
que al tiempo sentenciaba
a aquel que culpado estaba,
a otro mercedes hacía.
Redondilla
Seguir quiero el orden suyo
en favor de tu fortuna;
2665
Conde te hago de Luna,
tu solar te restituyo.

DON LOPE
Redondilla
Besaré tus reales pies
por esta merced; mas temo
gran señor, que el otro extremo
2670
también en mi daño es.
Redondilla
Las mercedes que me haces
grandes son; mas viene junto
mi mal, porque al mismo punto
a don Bernardo deshaces.

REY
Redondilla
2675
Tu enemigo fue, y calló
el autor de tus hazañas.

DON LOPE
Señor, si te desengañas,
sabrás que lo quise yo;
Redondilla
no le llames mi enemigo.

REY
2680
Eslo mío, y con razón,
pues de su misma traición
yo mismo he sido testigo.-
Redondilla
¿Ah, don Urgel?

SECRETARIO
¿Señor?

REY
Hoy
notificas a Cabrera
2685
sus cargos, y luego muera;
solas dos horas le doy.
Redondilla
Determino que no es bien
viendo yo mismo sus culpas,
ver descargos ni disculpas.

Dale el papel.

DON LOPE
2690
Señor, el brazo detén
Redondilla
de tu rigor, considera
que estos contrarios extremos
son mi muerte, pues tenemos
sola un alma yo y Cabrera.
Redondilla
2695
Trocárnoslas, señor, puedes,
pues uno somos; advierte
que puedes darme su muerte
y a él hacer mil mercedes.

REY
Redondilla
(Harase culpado.)Calla,
2700
tal no pidas.

LEONOR
Rey famoso,
ansí vencedor dichoso
salgas de cualquier batalla,
Redondilla
que adviertas que me otorgaste
casarme con él, y puedo,
2705
pues que casi viuda quedo,
suplicarte ya que baste
Redondilla
tu rigor.

REY
Leonor, marido
tendrás de tal condición,
que de reyes a Aragón;
2710
bien sabes si te he querido.
Redondilla
Daros un ejemplo quiero,
aunque me llamen por él
mi enemigos cruel,
mis amigos justiciero.-
Redondilla
2715
Haz eso que te he mandado.

LEONOR
¡Gran señor!

DON LOPE
¡Señor, no muera!

LEONOR
¡Ah, desdichado Cabrera!

Vase.

DON LOPE
Di don Lope desdichado.-
Redondilla
Muera yo, que es más razón,
2720
aunque ya mis ojos dan
tantas lágrimas que están
destilando el corazón.
Redondilla
Yo di la muerte a Leonido,
démela tu majestad.

REY
2725
(La fuerza de la amistad
a decillo le ha movido.)

SECRETARIO
Redondilla
Ya su vivir es violento,
y él mismo creo que viene
a su muerte, como tiene
2730
por cárcel este aposento.

Sale Don Bernardo con una cadena al pie.

DON BERNARDO
Redondilla
El que la prisión suave
de las religiones deja,
necio está cuando se queja
de cadena y cárcel grave.

SECRETARIO
Redondilla
2735
¡Ah, mi señor don Bernardo!

DON BERNARDO
¿Quién me llama?

SECRETARIO
Don Urgel.

DON BERNARDO
Allí el rey, vos con papel,
¡qué malas nuevas aguardo!

SECRETARIO
Redondilla
Yo, señor, en años largos
2740
dichoso os quisiera ver.

DON BERNARDO
Presto venís a leer
mi sentencia.

SECRETARIO
Estos son cargos.

CARGOS
Primeramente resulta estar culpado don Bernardo de Cabrera en no haber agradecido a su majestad el haberle hecho conde de Vas. Almirante de la mar, con los demás títulos, ni el tenerle escogido para esposo de la serenísima infanta, hermana suya. Item, se le hace cargo de la muerte de Leónido, músico de la cámara. Item, el no haber manifestado las hazañas de don Lope de Luna para que su majestad las premiase. Item, su gravísima culpa
en haberse carteado con el príncipe don Carlos ofreciéndole haría lo que mandase, y el haber salido de la prisión en que estaba a dar muerte al rey, como de hecho lo hiciera si su majestad no estuviera avisado. Notifícasele que se le darán dos horas de término para vivir y confesar.

DON BERNARDO
Redondilla
Juro al rey más verdaderoN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta redondilla.»

que muero sin culpa. Rey
2745
mira que sin culpa muero.
Redondilla
Ingrato jamás he sido,
rey, ni a don Lope encubrí
hazañas, su amigo fui,
ni di la muerte a Leónido.
Vase el Rey.
Redondilla
2750
Matarle fuera locura;
pero muerto le hallé,
y a la iglesia le llevé
para darle sepultura.
Redondilla
Al infante sí escribí
2755
pero escribí de manera,
Vase el Conde de Ribagorza.
que cuando mi rey lo viera
no se quejara de mí.
Redondilla
De mi casa, estando preso,
salí porque me decían
2760
que darte muerte querían,
y la quebranté por eso.
Redondilla
Conocida es mi lealtad,
y así a este proceso largo,
solo esto doy por descargo;
2765
ampare Dios mi verdad.
Vanse todos y haya un retraro el rey sobre un bufete, tómelo en la mano y diga lo siguiente:
Redondilla
Solo y triste me han dejado;
mal me podré disculpar,
que nadie quiere escuchar
las quejas de un desdichado.
Redondilla
2770
Pero vos a tanto mal
estaréis atento un rato;
quejarme quiero al retrato,
pues huyó el original.
Redondilla
Señor, mi causa no oída,
2775
no me deis la muerte vos,
y pareceréis a Dios,
que es el dador de la vida.
Redondilla
Acordaos de la batalla
en que a Génova vencí;
2780
mas ya me decís que sí,
porque otorga aquel que calla.
Redondilla
Pues sois luz, rey español,
ved mi inocencia con ella;
pero el rey es luz de estrella,
2785
solo Dios es luz del sol.
Redondilla
Si poca luz podéis dar
en esta verdad obscura,
siendo sombra la pintura,
¿cómo la podrá alumbrar?
Redondilla
2790
¡Plegue al cielo que tan alta
tengáis la dicha real,
que este vasallo leal
nunca llegué a haceros falta!
Redondilla
No deshagáis los privados,
2795
porque hay culpas aparentes,
enemistad en las gentes
y desdicha en los privados.
Redondilla
Mirad si soy desdichado,
pues con el mal que hoy recibo,
2800
para el cargo os hallo vivo,
para el descargo, pintado.
Redondilla
Cerca está el fin, aunque ausente
de mis infelices casos,
porque las honras son pasos
2805
que damos para la muerte.
Redondilla
Y siendo ansí, en mi jornada
pocos hay que darse puedan,
pues solos dos pasos quedan
para entrar en la posada.
Redondilla
2810
¡Yo, señor, vuestro homicida!
¡Yo traidor! ¿Cómo no veis
que solo porque queréis
huelgo de daros mi vida?
Redondilla
Y si ya dueño no soy
2815
de esta vida que quitáis,
las dos horas que me dais
para vivir, os las doy.
Redondilla
Corten luego mi cabeza,
ponedlas a vuestros días,
2820
que en eternas monarquías
vivirá vuestra grandeza.

Sale Don Lope de negro.

DON LOPE
Quintilla
¡Oh, amigo!

DON BERNARDO
¡Luz y alma buena
de este cuerpo y de esa luna!
¿Quién duda que andas en pena
2825
y que mi adversa fortuna
a ese eclipse te condena?
Quintilla
Ya, amigo, ha llegado el día
en que la desdicha mía
tiene fin, y porque sientas
2830
como propias mis afrentas,
que muero inocente, fía.
Quintilla
Hoy usa el rey de Aragón
de leonero la invención,
que delante el león que ata
2835
castiga un perro y le mata
para que tema el león.
Quintilla
Tú eres, don Lope de Luna,
león, yo, en miserias bajas,
perro soy sin duda alguna,
2840
pues vivo de las migajas
de tu próspera fortuna.
Quintilla
En la lealtad perro fui;
siempre amé, siempre seguí
a mi dueño, y de esta suerte
2845
me matan, porque mi muerte
te sirva de ejemplo a ti.
Quintilla
Teme, amigo, la grandeza,
que son las honras violentas,
y en los hados no hay firmeza;
2850
dichoso tú que escarmientas
en una ajena cabeza.
Quintilla
Sueño es la vida pasada;
la fortuna imaginada;
la presente no es segura,
2855
y ansí el morir es ventura,
porque la vida no es nada.
Quintilla
Sombra fue desvanecida
mi ventura, y fue una flor
marchita un tiempo, y, cogida,
2860
fue un relámpago, un vapor,
y aquesto mismo es la vida.
Quintilla
Mi padre y mi hijo, entiendo
que vienen ya, descuidados
del mal que estoy padeciendo.
2865
Tenlos por encomendados,
y a Dios el alma encomiendo.

DON LOPE
Quintilla
¡Oh, amigo!

Abrázanse.

DON BERNARDO
No digas más,
harto has dicho.

DON LOPE
¿Que a la muerte
vas?

DON BERNARDO
Que sin mí estarás.

DON LOPE
2870
¿Que más no tengo de verte?

DON BERNARDO
Que te dejo.

Vase Don Bernardo.

DON LOPE
¿Que te vas?
Redondilla
Mis lágrimas al encuentro
saldrán de tanta pasión,
y si de sangre no son,
2875
no salgan, quéndese dentro.
Redondilla
Vida, si en esto que veis
el sentimiento no os mata,
diré que sois vida ingrata,
villana vida seréis.
Redondilla
2880
Vos, corazón, si deshecho
no estáis, muriendo Cabrera,
diré que sois una fiera
y os sacaré de mi pecho.
Redondilla
Alma, si con mucha fe
2885
no sentís aqueste mal,
no os llamaré racional,
alma de bruto os diré.
Redondilla
Ojos, que mirando estáis
penas que ablandan los riscos,
2890
ojos sois de basiliscos,
pues llorando no cegáis.
Redondilla
Aliento, yo sé deciros
que os llamaré de león,
si en cada respiración
2895
no dais perpetuos suspiros.
Redondilla
Y vos, seso, mucho o poco,
si en esta ocasión no os pierdo,
no podré llamaros cuerdo,
que es locura el no estar loco.
Redondilla
2900
Sentid, pues, que vuestro oficio
ya es perpetua confusión,
alma, vida y corazón,
ojos, aliento o juïcio.
Redondilla
Ya viene llorando el alba
2905
esta muerte de Cabrera;
ya el sol, que el alba espera,
con rayos hace la salva.
Redondilla
Yo di la muerte a Leonido;
yo merezco, gran señor,
2910
aqueste muerte mejor;
justicia de mí te pido.

Vase y sale el villano.

VILLANO
Redondilla
Los rayos de sol venidos
dejan sus sueños suaves,
cumbres, peces, sierras, aves,
2915
casas, cuevas, hojas, nidos.
Redondilla
Con las lágrimas doradas
del alba, en hierbas distintas,
ya parecen verdes cintas
del blanco aljófar bordadas.
Redondilla
2920
Del sol, que a vivir ayuda,
los rayos se nos ofrecen,
que entre las nubes parecen
madejas de seda cruda.
Redondilla
Bien he hecho en madrugar,
2925
por saber de qué manera
don Bernardo de Cabrera
su dueño pudo librar.

Sale Don Sancho, padre de Don Bernardo, y García.

SANCHO
Redondilla
Esta que miras, García,
es Zaragoza la bella;
2930
don Bernardo vive en ella,
padre tuyo y alma mía.
Redondilla
Días ha que me escribió
que te trujese a gozar
de la merced singular
2935
que siempre en el rey hallo.
Redondilla
Yo hasta ahora no he querido,
con mi edad y tu niñez,
ver la corte, que una vez
su confusión he huido.
Redondilla
2940
Pero ya que eres mayor
y a nuestro rey servir puedes,
bien es que a tantas mercedes
te ofrezcas lleno de amor.

GARCÍA
Redondilla
Dígame, señor abuelo,
2945
¿cómo ha días que no escribe
mi padre ni nos recibe
nadie en su nombre?

SANCHO
Recelo
Redondilla
que debe de sospechar
que caminamos a espacio.

GARCÍA
2950
Vaya Ricardo a palacio.

SANCHO
Por fuerza habré de avisar.

GARCÍA
Redondilla
Voces oigo.

SANCHO
Y mucha gente
entre tantas voces llora.
¿Qué es esto?

VILLANO
Sábrase ahora,
2955
que vienen hacia la puente.

Sale el tambor tocando, una cabeza en la mano la cual traerá un verdugo, y en la otra mano un palo.

TAMBOR
Redondilla
Este pago da la ley
a la soberbia cabeza
que, por verse en mucha alteza,
quiso matar a su rey;
Redondilla
2960
ponerla de esta manera
manda el rey, nuestro señor.

SANCHO
¿Quién ha sido este traidor?

TAMBOR
Don Bernardo de Cabrera.

SANCHO
Redondilla
¿Quién dices?

TAMBOR
El almirante
2965
que fue de la mar.

SANCHO
¿Qué vida
le queda a un alma afligida
en desdicha semejante?
Redondilla
¡Ay, infelice de mí!

Desmáyase en los brazos del villano.

VILLANO
El viejo se ha desmayado.

GARCÍA
2970
¡Padre, padre desdichado!
¿Cómo os vengo a ver así?
Redondilla
Nunca pude presumir,
oyendo vuestra grandeza,
que sola vuestra cabeza
2975
nos saliera a recibir.
Redondilla
El mundo famoso os llama
y el cuerpo os ha dividido,
para que estéis ofendido
tanto como vuestra fama.
Redondilla
2980
Con sangre dicen que vio
de enemigo suyo un ciego,
dichoso seré si ciego
con la de mi padre yo.
Redondilla
Dejad que llegue a mis ojos
2985
la sangre que el ser me ha dado,
pues [que] yo no la he llorado
en tan funestos despojos.

SANCHO
Redondilla
¿Por qué fáciles desmayos,
fuerte corazón, os vienen?
2990
Pero las desdichas tienen
la calidad de los rayos.
Redondilla
En el corazón más fuerte
hace mayor impresión;
ánimo, pues, corazón,
2995
que hay mayor mal que la muerte.
Redondilla
Dadme ese cuello no enjuto,
pues soy tronco desdichado
de ese ramo desgajado
con el peso de su fruto.
Redondilla
3000
Ese tronco es mi regalo;
tronco soy, viejo y deshecho,
clavádmele en este pecho,
yo estaré en el lugar de palo.
Redondilla
Cabeza, llegas a mí,
3005
que en mi sangre estáis teñida,
y quizá os daré la vida,
como otra vez os la di.
Redondilla
Hijo, viendo tu grandeza,
temí te habías de ver
3010
donde pudieses caer
y quebrarte la cabeza.
Redondilla
Mi consejo principal
fue que no apetecieses
estado que si cayeses
3015
no te hicieses mucho mal.
Redondilla
No le tomaste, subiste,
tu ventura se cansó,
y ansí he venido a ser yo
el centro donde volviste.
Redondilla
3020
Viéndote apriesa ensalzar,
dijo un amigo que tuve:
“¿Veis la priesa con que sube?
Pues con más ha de bajar”.
Redondilla
Porque la privanza es coso,
3025
toro la envidia, el privado
le corre, y le ha derribado
muchas veces, que es furioso.
Redondilla
¡Cuánto mejor te estuviera
contentarte con tu estado!
3030
Caballero eras honrado;
sangre te di de Cabrera;
Redondilla
pretendiste tu locura,
que fue subir y caer,
y ya voy a pretender
3035
que el rey te de sepultura.

Vanse Don Sancho y García.

VILLANO
Redondilla
Su padre y su hijo son.
¡Qué espectáculo tan triste!
Ninguna culpa tuviste,
corona y pies de Aragón.
Redondilla
3040
Voces al rey pienso darN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta redondilla.»

.
Pues llora toda la gente;
¡ojos bien podéis llorar!

Vanse todos. Sale el Rey, Trastamara, la Infanta, Doña Leonor y Ribagorza.

RIBAGORZA
Romance (tirada)
Prometo a tu majestad,
que dicen tantas lástimas
3045
los huérfanos en las calles
y las viudas en sus casas,
en hospital los enfermos
y los pobres en las plazas,
que a las entrañas más duras
3050
mueven a piedad y ablandan.
Mucho, señor, se ha sentido
de don Bernardo la falta,
mucho su muerte se llora,
mucho tu justicia espanta.

REY
3055
Yo pienso su muerte lloro.
Quísele como a mi alma;
fue el más famoso soldado
que vieron Grecia y Italia.
Del gran Trajano se dice
3060
que tiernamente lloraba
cuando a alguno daba muerte,
¿qué mucho si esto me pasa?
Pero fue justicia hacerlo.

LEONOR
Y si cruel te llamaban,
3065
ya ¿qué dirán?

REY
Justiciero.

Sale el secretario con una carta.

SECRETARIO
El gobernador de Jaca
tiene el preso el secretario
del infante que a Navarra
iba de aquí disfrazado,
3070
y le han quitado esta carta.

REY
¿Si es la que le vi escribri
a don Bernardo? Ella es, basta
que no ha llegado a sus manos;
de su letra está firmada.
Léela.
3075
“De que me escribas ansí
tan corrido estoy, que helada
está mi lengua de ver
que mi gran lealtad infamas.
Si sabes que bien reinó
3080
el rey, mi señor, y es causa
tan piadosa el perdonar,
volver procura a su gracia,
y entonces te serviré
con la vida y con la espada.
3085
Hazlo, infante, de esta suerte,
y a fe que mucho te valga.
Don Bernardo de Cabrera.
Estas fueron las palabras
que le oí. ¡Válgame Dios,
3090
cuántos engaños se hallan
en el hombre!

Sale el soldado tercero.

SOLDADO 3º
Rey famoso,
a pedir vengo una banda
que anoche te di en el monte.

REY
¿Eres tú el que me avisabas
3095
que darme muerte querían?

SOLDADO 1º
Sí, señor.

REY
¿Quién procuraba,
amigo, darme la muerte?

SOLDADO 3º
Dos soldados que enviaba
tu hermano.

REY
¿No fue Cabrera?

SOLDADO 3º
3100
No, señor.

REY
¡Qué gran desgracia!

SOLDADO 3º
Yo confieso que a lo mismo
vine también de Navarra,
diciéndoles que a lo propio
por avisar a tu sacra
3105
majestad.

REY
¡Válgame el cielo!
¡Qué desdichas tan extrañas!

VIOLANTE
Pues ¿cómo pudo Cabrera,
en el disfraz y las armas,
hallarse allí en aquel punto.

RIBAGORZA
3110
¡Qué confusión!

TRASTAMARA
¡Qué mudanza!

Sale Don Sancho, García y el villano.

SANCHO
Invicto rey de Aragón,
a tus pies tienes postrada
del desdichado almirante
la sucesión y la casa.
3115
Padre e hijo somos suyos,
entre nosotros se halla
la vida que le quitaste;
ya murió, su honor ampara.
Un testigo te traemos
3120
de su amor.- Amigo, habla;
di lo que anoche pasó.

VILLANO
Darte la muerte trazaban
en el prado del arroyo,
dos noches ha, tres que estaban
3125
descuidados de que yo
los oía, y como amaba
a don Bernardo, avíselo,
por que volviese a tu gracia.
Tres vestidos de villanos
3130
le compraron a Menalea,
un labrador de mi aldea,
y en efeto concertaban
que junto a la clara fuente,
cuando el rey saliese a caza,
3135
le matarían. Cabrera,
con mi sayo y con mis armas
se metió entre los lentiscos.

SOLDADO 3º
Buenas señas da. Así pasa.

REY
¡Mal haya el rey que a las culpas
3140
crédito da sin mirarlas
con atención y cuidado
extraordinario! ¡Mal haya
el que deshace su hechura
fácilmente, pues se engañan
3145
los ojos del rey a veces,
y hay informaciones falsas!
Miren los reyes primero
a quien favorecen y aman,
y después tengan firmeza,
3150
sus hechuras no deshagan
sin mucha causa. ¡Ay de mí!
Llamen cruel a quien mata
sus amigos de este modo.
¡Oh, tragedia desdichada!

Saquen dos soldados a Lázaro atado.

SOLDADO
3155
Este es aquel que huyó
cuando con Cabrera estaba
anoche, y preso le traen
los monteros de tu casa.

REY
Suéltale de esas prisiones
3160
y las manos desenlaza,
que sirvieron aquel ángel
que lo ha sido de mi guarda.-
Lleguen, don Sancho y García,
¿cómo, cómo no me abrazan?
3165
Pero bien hacéis, huid
de persona tan ingrata.

LÁZARO
Gran señor, ¿podreme ir?

REY
No, que quiero que en mi casa
viváis con honrado oficio.

LÁZARO
3170
¡Ea! Es risa.

REY
Bien te espantas
de ver piadoso a un cruel.-
Don Sancho, mis reinos manda;
los oficios de tu hijo
te doy, hónrenme tus canas.
3175
Con grande pompa se entierre
mi don Bernardo. Sean hachas
y lámparas las estrellas;
túmulo el cielo, y basas
los montes, luto la noche,
3180
llanto el mar con toda el agua.
A García sus estados
restituyo, y a la fama
la honra del mejor hombre
que celebró con sus alas.

Sale Don Lope con un capuz de luto.

DON LOPE
3185
Gran señor, dame la muerte,
que en mí las culpas se hallan
que en don Bernardo, mi amigo.
Yo di muerte, aunque con causa,
a Leónido; desmintióme,
3190
testigo de esto es la infanta;
yo también, como atrevido,
subí una noche a su cuadra;
ella diga si merezco
esta muerte. Ya me cansa
3195
la vida, muerto mi amigo.

REY
Tienes nobles las entrañas,
y si a Cabrera pensé
dar por esposo a mi hermana,
a quien es otro Cabrera
3200
se la he de dar. –Bella infanta,
con don Lope desposada,
te doy en dote y arras
a Segorbe.

VIOLANTE
Haré tu gusto.

DON LOPE
Que viva dos veces mandas.

REY
3205
Yo con Leonor me desposo.
La casa de Trastamara
reyes dará de Aragón.

LEONOR
Con tanta merced honrada…

TRASTAMARA
Viva un siglo su persona.

DOROTEA
3210
Ansí se quedan burladas
las que quieren ser Raquelas
cuando son Lías y Sarras.

REY
Ya la inocente tragedia
aquí, senado, se acaba,
3215
y ansí Lisardo suplica
perdonéis sus muchas faltas.