Félix Lope de Vega y Carpio Lope de Vega y Carpio, Félix

JULIAN ROMERO




Autoría: Dudosa
Texto utilizado para esta edición digital:
Cotarelo y Mori, Emilio (Ed.), Obras de Lope de Vega, VII, Madrid, RAE, 1930, pp. 31-69.
Adaptación digital para EMOTHE:
  • Barreda, Cristina (Artelope)

Elenco

DON FERNANDO
CAPITÁN DON JUAN
BELTRÁN
ATAMBOR
ALMIRANTE
SECRETARIO
DON JUAN
TOMÁS, duque
DON GARCÍA TOLEDO
JULIÁN ROMERO
La REINA MARÍA
CONDE DE FERIA
REY FELIPO
El EMPERADOR
DON LEYO CONDE
SARGENTO
SOLDADOS
JUANA
MADRE DE JUANA
HUÉSPED, padre de PABLO y ANDRÉS
PABLO
ANDRÉS

Parece que don Fernando es el mismo capitán que a reglón seguido se llama don Juan, así como Beltrán es el después llamado Julián Romero.


Acto I

Salen don Fernando, y don Juan, y capitán y Beltrán.

DON FERNANDO
Redondilla
Digo, señor capitán,
que yo la reserviré
con mucho gusto, y iré
donde tantos buenos van.

CAPITÁN
Redondilla
5
Señor don Juan, yo me holgara
que en esta ocasión pudiera
servirle con mi bandera,
que nadie más bien lo honrara.
Redondilla
Pero el señor presidente,
10
de quien me he valido yo,
para don Gil la pidió,
que dicen que es su pariente.
Redondilla
Pues mire vuesa merced
si era respeto justo
15
hacerle yo ese disgusto
a quien me hace a mí merced.
Redondilla
Véngase a Italia conmigo,
que con mi escuadra podrá
entretenerse hasta allá,
20
que es plaza para un amigo;
Redondilla
y déjeme el cargo a mí
de su justa pretensión
en la primera ocasión,
que nunca faltan allí.
Redondilla
25
Mi mesa no ha de faltarle,
y una piñata también
para cuatro hombres de bien.

BELTRÁN
¡Quién pudiera acompañarle!
Redondilla
Ya es tarde; quiérome entrar
30
en mi iglesia.

CAPITÁN
¿Qué hace aquí?
Venga y fíese de mí,
que no es bien que entre Gueycar
Redondilla
y JúcarN
X
Nota del editor

«Este verso está incompleto.»

,
sobre una tierra mal sana
35
hacha para hombres de lana
y para ingenios de azúcar,
Redondilla
esté como preso un hombre
que solo en Cuenca le ve
el sol que pasa, y yo sé
40
que Italia la sabe el nombre.
Redondilla
Ese talle y bizarría
¿dónde mejor lucirá
que en Nápoles, donde está
la gala y la cortesía?

BELTRÁN
Redondilla
45
¿Luego hay más gala que ver
entrar de guardia en Milán
un soldado tan galán
como vos lo podéis ser?
Redondilla
¿Ni cuera de más primor
50
que tenga más que mirar
que un peto y un espaldar,
con una y otra labor,
Redondilla
y gorra de terciopelo
con más costa que invención,
55
que se iguale a un morrión
con un penacho hasta el cielo?
Redondilla
Y al que de galán se pica,
¿qué más galán se desea,
que cuando armado se vea
60
terciando al hombro la pica?
Redondilla
Digan lo que pasa aquí.

CAPITÁN
¿Quién es este?

DON JUAN
Un sacristán.

CAPITÁN
¡Vive Dios, señor don Juan,
que se ha andado tras de mí
Redondilla
65
toda esta mañana!

BELTRÁN
Soy
a las armas inclinado.

CAPITÁN
¿Luego queréis ser soldado?

BELTRÁN
No sé, a fe; tentado estoy,
Redondilla
y más después que os escucho,
70
porque lo habláis de manera
que tras de vos me anduviera
hoy todo el día.

CAPITÁN
¿Hablo mucho?

BELTRÁN
Redondilla
Y tan bien, que me traéis
hecho un bombo tras de vos.

DON JUAN
75
¡Alto, amigo, andad con Dios;
bueno está!

BELTRAN
No os enojéis.

DON JUAN
Redondilla
Señor, ¿adónde se entiende
que los soldados irán?

CAPITÁN
Unos dicen que a Milán,
80
y otros que el turco deciende,
Redondilla
y algunos dicen también,
y pienso que han de acertar,
que vamos a conquistar
la ciudad de África.

DON JUAN
¿Quién?

CAPITÁN
Redondilla
85
África de Berbería,
la que se llamó Atrodicio,
antiguamente el indicio
es que junta don García
Redondilla
de Toledo y Juan de Vega,
90
virrey de Sicilia, allí
la gente que va de aquí
y el tercio dicho que llega
Redondilla
de Alemania, y tiene Andrea
las galeras en Mecina.
95
Pero también se imagina
que el emperador desea
Redondilla
baje libre de la guerra
de Escocia para mover
la que le empezaba a hacer
100
el reino de Inglaterra
Redondilla
por Flandes.

DON JUAN
¿Y hay ocasión
agora para la empresa?

CAPITÁN
Y embestir a la princesa,
su prima, en la posesión
Redondilla
105
del reino.

DON JUAN
¿Luego murió
Enrique ya?

CAPITÁN
Y Eduardo,
su hijo, mozo gallardo.

DON JUAN
¿Dejó hijos?

CAPITÁN
No llegó
Redondilla
a edad de tenerlos.

DON JUAN
¿Viene
110
sin contradicción ninguna
el reino a María?

CAPITÁN
Alguna,
por ser católica, tiene.
Redondilla
Porque el duque poderoso
de Normandia ha procurado
115
excluirla del Estado;
y así el César, receloso
Redondilla
de esta exclusión, apercibe
sus gentes para enfrentar
al fuerteN
X
Nota del editor

«Este verso está incompleto.»

,
120
a la princesa, que vive
Redondilla
casi presa en un castillo.

DON JUAN
Y pretenderá también
que al príncipe se la den.

CAPITÁN
Días ha que oigo decillo
Redondilla
125
después que enviudó su alteza
de la primera mujer.
¿Mas que os tengo de romper
la jineta en la cabeza?

BELTRÁN
Redondilla
No hará el señor capitán.

DON JUAN
130
¿Por qué?

BELTRÁN
No tendrá razón.

CAPITÁN
¡Válgate Dios, clerizón!-
Déjelo señor don Juan.

DON JUAN
Redondilla
Estoy por darle.

BELTRÁN
No dé,
que yo me iré si le enfado;
135
que soy…

DON JUAN
¡Un desvergonzado!

BELTRÁN
Agora sí lo seré.

DON JUAN
Redondilla
¡Grosero, vete de aquí!

BELTRÁN
Vete tú.

DON JUAN
¿Hay tal desvergüenza?

CAPITÁN
Señor don Juan…

DON JUAN
¿No es vergüenza
140
que este se me atreva a mí?

BELTRÁN
Redondilla
Si vos os desvergonzáis,
¿por qué no me he de atrever?

CAPITÁN
Amigo, hacedme placer
que en vuestra iglesia os metáis,
Redondilla
145
que no sé si ella os valdrá
si yo me enojo también.

DON JUAN
¡Andad, bergante!

BELTRÁN
Hablad bien.

CAPITÁN
Bien habla; quitaos allá;
Redondilla
no han de preferirse algunos.

BELTRÁN
150
Solo el que habla mal se atreve,
sea quien fuere; Dios me lleve
donde seamos todos unos.

Vase.

CAPITÁN
Redondilla
¡Pardiós que es hombre chapado!
Digo que os quiso embestir!

DON JUAN
155
Hombre es que os hará morir.

CAPITÁN
Este fuera gran soldado.

DON JUAN
Redondilla
Mejor soldado a lo menos
que clérigo. Es temerario,
gran pendenciero, voltario,
160
y vive a ruego de buenos;
Redondilla
que mil veces ha querido
ahorcarle el corregidor,
porque a su alguacil mayor
mil veces se ha resistido.
Redondilla
165
Finalmente, el otro día
le quitó un preso, y calló.

CAPITÁN
A ese hombre quisiera yo
llevar en mi compañía,
Redondilla
que tiene brío y coraje.
170
¿Llámase?

DON JUAN
Beltrán Montero.

CAPITÁN
¿Quién es?

DON JUAN
Julián Romero:
es un caballero de linaje
vizcaíno.

Sale un sargento.

SARGENTO
Redondilla
Vuesa merced haga alarde
175
de los soldados que tiene.

CAPITAN
¿Pues qué hay de nuevo?

SARGENTO
Orden viene
para que marche esta tarde.

Sale Julián Romero y taña una campanilla.

CAPITAN
Redondilla
A Misa llaman; haced
echar el bando hoy, que quiero
180
ver esta Misa primero.

SARGENTO
Abrevie vuesa merced.

CAPITÁN
Redondilla
Al clérigo lo decid,
que es el que viene; ha de ser,
que hoy no tengo que hacer.
185
Vos lo demás prevenid.

Salga el Atambor y éntrese el capitán con don Juan.

ATAMBOR
Redondilla
¿Qué orden hay?

SARGENTO
Echad el bando.

Julián pase con el misal, y las vinajeras.

ATAMBOR
¿Ha de ser para esta tarde?

SARGENTO
Luego se hace el alarde.

ATAMBOR
Manda el señor don Fernando
Redondilla
190
de Acuña que los soldados
acudan a su bandera
dentro de una hora.

JULIÁN
¡Quién fuera
uno de los alistados!

ATAMBOR
Redondilla
¡Pardiós!, yo quisiera ser
195
monecillo como vos.

SARGENTO
Asidos están los dos;
el vino le ha de beber.

JULIÁN
Redondilla
¿No hay un obispo de anillo
que os ordene de corona?

ATAMBOR
200
Todo el año me hago mona
y nunca soy monecillo.

JULIÁN
Redondilla
La ampolleta me ha escurrido.

SARGENTO
Y os ayudará a la misa.-
¿Qué hacéis aquí?

ATAMBOR
Dese prisa,
205
porque yo ya he consumido.
Salen soldados.
Redondilla
¿Ha de ser luego el alarde?

SARGENTO
Dentro de una hora ha de ser.

SOLDADO 1º
¿Pues tan presto se ha de hacer?
¿Cuándo se marcha?

SARGENTO
Esta tarde,
Redondilla
210
que bajan ya las banderas,
según don García avisa.

SOLDADO 3º
¿Pues para qué con tanta prisa?

SARGENTO
Para alcanzar las galeras,
Redondilla
que han de estar todo este mes
215
en Cartagena.

JULIÁN
¿Y se irán
presto de allí?

SOLDADO 3º
Capellán,
o monecillo, o quien es,
Redondilla
¿qué importa que se vayan
tarde o temprano de allí?

SARGENTO
220
Dejalde.

SOLDADO 2º
¿Es segura?

SARGENTO
Sí,
de las que agora se ensayan
Redondilla
para volverse en saliendo
del teatro Neptuno.

SOLDADO 3º
Y sepamos: ¿sabe alguno
225
para dónde se va haciendo
Redondilla
esta gente?

SARGENTO
A Berbería.

SOLDADO 2º
Dicen que ha de haber jornada.

SOLDADO 3º
Mejor; pero acaba en nada.

SARGENTO
Eso dice don García;
Redondilla
230
pero otros dicen que va
a casarse a Inglaterra
el príncipe, y que la guerra
ha de ser hogaño allá.

SOLDADO 2º
Redondilla
¡Pluguiese a Dios que allá fuese
235
y que la guerra durase!

SOLDADO 3º
Más que nunca se acabase
y a saco Londres se diese,
Redondilla
que si yo sus calles viese,
no seré hombre de bien
240
si vuelvo mal puesto.

JULIÁN
Amén.

SOLDADO 1º
Ni yo.

JULIÁN
Et cum spirítu tuo.

SOLDADO 1º
Redondilla
Tened cuenta al sacristán,
que anda hecho una lanzadera.

JULIÁN
Deo gracias.

SARGENTO
Dende fuera
245
le responde al capellán.

SOLDADO 3º
Redondilla
¿Luego está ayudando a misa?

SARGENTO
Y responde desde aquí.

SOLDADO 3º
¡Figura es!

SARGENTO
Y para mí
lo ha sido de mucha risa.

SOLDADO 1º
Redondilla
250
Ya ha salido el capitán.

Sale el capitán y don Juan.

CAPITÁN
¿Vase juntando la gente?

SARGENTO
Ya se junta.

CAPITÁN
Y, finalmente,
prometo, señor, don Juan,
Redondilla
de darle mi escuadra y mesa,
255
y mi bandera después.

DON JUAN
Señor don Fernando, no es
tan pequeña la promesa,
Redondilla
sino muy grande el favor
para quien solo desea
260
irle sirviendo, aunque sea
en una plaza menor.

CAPITÁN
Redondilla
Vuesa merced se perciba…

DON JUAN
Ya yo apercibido estoy.

JULIÁN
Que no me he atrevido hoy
265
a decir que me reciba.
Redondilla
¿Soy yo menos que los otros?
¿Por qué no me he de atrever?

CAPITÁN
Ya yo no tengo que hacer.

SARGENTO
Menos tenemos nosotros.

CAPITÁN
Redondilla
270
Pues a la orden.

JULIÁN
Ya se van.

SARGENTO
Toca a marchar.

JULIÁN
Aquel son
me alborota el corazón.
¡Válgate Dios, tapatán!
Redondilla
¿Quién hay que no se alborote
275
de una caja? ¿Qué he de hacer?
¡No puedo más, yo he de ser
soldado, y no sacerdote!
Redondilla
Y en la guerra, si el pie estampo
una vez y me acomodo,
280
cuando corra turbio todo
puedo ser maese de campo.
Redondilla
Quiero hablar al capitán,
pero téngole enojado;
no quiero ir por soldado,
285
no me conozca don Juan.
Redondilla
Allí me quiero meter
en orden con los demás,
que van muchos, y uno más
nadie lo echará de ver.

SOLDADO 1º
Redondilla
290
Apartaos de ahí, majadero.

JULIÁN
Soy soldado, camarada.

SOLDADO 3º
¿Pues cómo andáis sin espada?

JULIÁN
He de ser arcabucero.

SOLDADO 2º
Redondilla
¡Lástima es hacerle mal!
295
Dejalde, que es un pobrete.

SOLDADO 3º
Pobremente, gato, vete;
haz que te echen un ramal.

JULIÁN
Redondilla
¿Qué he dicho? Corrido estoy.
No hay sino disimular,
300
que me han de crucificar
los soldados si allá voy.
Redondilla
Por dicha, no aniquila
el servir. Señor soldado,
¿ha menester un criado
305
que le lleve la mochila?

SOLDADO 3º
Redondilla
¿Quién es?

JULIÁN
Yo seré.

SOLDADO 3º
Vos no,
sois muy grande mochilero.

JULIÁN
¿Qué es esto, Julián Romero?
¿Para nada valgo yo?
Redondilla
310
¡Vive el César bendito
que le tengo de servir,
y he de ir allá, aunque haya de ir
por mozo del tambor!-
Redondilla
¿Quereisme llevar con vos?

ATAMBOR
315
¿De qué me habéis de ayudar?

JULIÁN
Os ayudaré a llevar
la caja, que entre los dos
Redondilla
será el trabajo menor.

ATAMBOR
Mi teniente os quiero hacer.

JULIÁN
320
Eso no, yo no he de ser
sino mozo de atambor.

ATAMBOR
Redondilla
Pues seréis mi mochilero.
Cargaos la caja.

JULIÁN
Sí haré,
no diga alguno que fue
325
atambor Julián Romero.

Vanse.
Sale Juana y su madre.

MADRE
Redondilla
Este traidor de don Leyo
tiene el reino alborotado.
¡Que se haya así entronizado
un hombre humilde y plebeyo!
Redondilla
330
¿Qué pretende?

JUANA
Deshacer
el derecho de María;
y mi padre eso querría.
¿Pues por qué ha de pretender
Redondilla
lo que pretende un traidor
335
un hombre de calidad?

Sale el duque.

DUQUE
Deme vuestra majestad
las manos.

JUANA
Padre y señor,
Redondilla
¿qué pide?

DUQUE
Las manos pido,
que se las quiero besar.

JUANA
340
¡Ay, padre, no hay que tratar!-
Mi padre viene perdido.

DUQUE
Redondilla
No vengo sino ganado,
pues pude daros a vos,
hija, una corona.

JUANA
¡Ay, Dios!
345
¿Corona me habéis dado,
Redondilla
que yo ninguna deseo?

DUQUE
La de Inglaterra.

JUANA
Padre,
yo no la quiero; a mi madre
se le debe ese trofeo,
Redondilla
350
que si yo tengo derecho.

DUQUE
El que ella tiene os dará.

JUANA
No lo dará.

DUQUE
Bueno está.
Pues que el reino lo ha hecho.
Redondilla
Esto nos conviene agora;
355
no hay que replicar aquí,
que me va la vida a mí.

JUANA
Y a mí la vida.

DUQUE
¡Traidora!

JUANA
Redondilla
Mi madre no ha de exceder
el derecho de reinar.

DUQUE
360
A mí me toca esforzar
el que vos podéis tener.
Redondilla
Pero esto importa primero,
porque está tratado así,
que me importa a mí.

Salgan todos.

DENTRO
Redondilla
365
¡Viva Juana!

DUQUE
El reino viene.
Hija, por ti está la suerte,
y no por tu madre. Advierte
lo que has de hacer.

JUANA
reina tiene
Redondilla
Inglaterra, duque;
370
dejaos de esa liviandad.

DUQUE
No quiero esa majestad;
dese el reino a cuyo es.
Redondilla
Tú has de reinar, ¡vive Fios!,
y no tu madre.

JUANA
No digas
375
que he de reinar.

DUQUE
Enemigas,
¿queréis que os mate a las dos?

JUANA
Redondilla
Mátame primero a mí
que a mi madre.

DUQUE
Eso pretendo.

JUANA
¡Padre mío!

DUQUE
¡Ya me enciendo!

TODOS
380
¡Viva Juana!

DUQUE
Sal allí.

SEGUNDO
Redondilla
Viva nuestra majestad
los años que ha menester
tu reino.

JUANA
¿Esto se ha de hacer
en mi presencia?

DUQUE
¡Callad!
Salen ingleses.
Redondilla
385
Turbada está.

1
No pensó.
verse como aquí se ve.

JUANA
Levantaos todos en pie.

2
¡Oh, gracias a Dios que habló!

JUANA
Redondilla
No sé si hable bien o mal,
390
que se alborota la gente.

DUQUE
Vuestra majestad se asiente
en este trono real.
Redondilla
Todo el reino que está aquí
esta corona le ofrece.

JUANA
395
Cosa de sueño parece
esto que pasa por mí.

DUQUE
Redondilla
Despierta está.

JUANA
¿Juana reina?;
decildo así.

TODOS
¡reina Juana
mil años!

MADRE
Decid: ¡Viva Juana!

Tocan las cajas.

JUANA
400
Paréceme que soy reina.

Sale el conde.

CONDE
Redondilla
Deme vuestra majestad
las manos.

JUANA
Conde, cubríos:
todos son criados míos.
¿Hay tal ventura? Llegad,
Redondilla
405
Marquesa, vosN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta redondilla.»

.

SOLDADO
Quien abona
ya me voy hallando bien
con el cetro y la corona.

CONDE
Redondilla
La mano le dio a besar
a su padre.

SOLDADO
Claro está,
410
y a su madre le dará.

JUANA
Suave cosa es reinar.
Redondilla
La reina soy, ya lo creo;
no debo de estar soñando,
yo he de morir sustentando
415
la corona que poseo.

CONDE
Redondilla
Ya veis, duque, que he cumplido
cuanto os prometí.

DUQUE
Útil es;
y yo cumpliré después
todo cuanto he prometido.

JUANA
Redondilla
420
Don Leyo, llegaos aquí.
Pues ya la corona es mía,
haced que doña María
parezca luego ante mí;
Redondilla
o la traed desengañada
425
a la corte: haz que se prenda,
no aguardes que se defienda.

CONDE
Vuestra prevención me agrada.

JUANA
Redondilla
La prisión hará mi padre.

CONDE
Ninguno la hará mejor.

JUANA
430
Don Leyo, ¿con qué favor
podré hoy honrar a mi madre?

CONDE
Redondilla
El mayor favor, señora,
que la reina suele hacer,
siéndolo vos, ha de ser
435
que os lleve la falda agora.

JUANA
Redondilla
¿Viose agravio semejante?
¿Honra es esa?

CONDE
Sí será.

JUANA
Pues vamos: mi padre irá
con el estoque delante.

Vanse.
Salen María y Tomás.

TOMÁS
Redondilla
440
Un católico me envía
de la corte este papel,
que dice, señora en él:
“A mi reina María.”

MARÍA
Redondilla
¿Reina me llama? ¿Si es muerto
445
el rey mi hermano?-Tomás,
mira lo que dice más.

TOMÁS
”En peligro será
Redondilla
si entras en Londres…”

MARÍA
¿Qué es esto?
¿Qué peligro puede ser
450
el que yo puedo tener
en Londres? Miedo me ha puesto.
Redondilla
Por otra también me ofrece
mi primo el emperador
desde Flandes su favor.

TOMÁS
455
Si el casarte favorece,
Redondilla
prosigue, no tengas pena,
que con su fortuna vas.

MARÍA
Con la mía di, Tomás,
que jamás la tuve buena.

TOMÁS
Redondilla
460
Cierta es la muerte del rey.

MARÍA
Y la mía lo será,
amigo, si llego allá,
que esto pretende don Leyo.

TOMÁS
Redondilla
Días ha que se murmura
465
tu muerte.

MARÍA
Y aun la ocasión.
Saltos me da el corazón:
amigo, no estoy segura.

TOMÁS
Redondilla
Si temes que el rey es muerto,
nómbrate reina, señora,
470
pues es ocasión agora.

MARÍA
Si supiera el caso cierto,
Redondilla
ánimo tengo y valor
para emprender esa hazaña,
que tengo sangre de España
475
y en ella al emperador.
Redondilla
No es caso de admiración
que esto se pueda encubrir.

TOMÁS
Como esto sabe fingir
la herejía y la ambición.
Redondilla
480
Bien haces de asegurarte
en este castillo agora.

MARÍA
No estoy mal aquí.

Sale Uno.

UNO
Señora.

MARÍA
¿Qué dices?

UNO
Vengo avisarte
Redondilla
que el de Suecia ha llegado:
485
dice que te quiere hablar,
y no le he dejado entrar
porque viene acompañado.

MARÍA
Redondilla
¿Qué gente trae?

UNO
Muchos son:
trecientos hombres y más.

MARÍA
490
Déjame sola, Tomás,
Vanse.
que quiero hacer oración.
Soneto
Hasta agora, Señor, os he pedido
la corona que tantos han ganado,
que por ser de martirio hubiera dado
495
más crédito a la fe que os he tenido,
sino la de este reino desdichado.
Primero he de daros restaurado
lo que habéis vos dexado por perdido.
Vuestra causa defiendo; hablemos claro:
500
nos costó menos sangre Inglaterra
que los demás por la común desgracia.
Aquí de Dios, Señor, bien me declaro:
daldes la mano vos, quel hombre yerra
y solo puede Dios ponerle en gracia.-
Redondilla
505
¡Hola!

TOMÁS
Señora.

MARÍA
Dexad
entrar al duque.

TOMÁS
Tropel
de gente viene con él.

MARÍA
Conmigo está la verdad,
Redondilla
que es más poderosa y fuerte.

TOMÁS
510
¿A tu enemigo mortal
aguardas sola?

MARÍA
Estoy tal,
que no me espanta la muerte.-
Sale el duque y gente.
Redondilla
Duque, seáis bien venido.
Llegad acá. ¿Cómo estáis?
515
¿Venís bueno? ¿Adónde vais,
que vais tan apercibido?

DUQUE
Redondilla
A prenderos.

MARÍA
¿Quién lo manda?

DUQUE
Quien puede.

MARÍA
¡Cierto es mi daño!
El rey será.

TOMÁS
Aquí hay engaño.
520
Muestra la cédula.

MARÍA
Anda.
Redondilla
¿Habíase de atrever
el duque a prenderme a mí
sin orden del rey?

DUQUE
Aquí
traigo orden.

MARÍA
Quiérolo ver.

TOMÁS
”Juana, por la gracia de Dios reina de Inglaterra, Francia y Hungría, su prima cabeza de la Iglesia. Mandamos a vos Enrique, duque de Sufolsia, nuestro Canciller mayor,que prendáis la persona de Madama María y la traigáis presa, y a buen recaudo, a una de las torres de Londres, y que no excedáis, so pena de nuestra desgracia, del orden que os habemos dado por escrito y de palabra. La reina”.

MARÍA
Redondilla
525
¿Qué Juana es esta? ¿No reina
mi hermano?

DUQUE
Madama, no;
murió días ha.

MARÍA
Si él murió,
¡traidores!, yo soy la reina,
Redondilla
y os mando, ¡ea!, que prendáis
530
al duque. ¿Qué hacéis?

TOMÁS
¿Qué es esto?

MARÍA
Con vosotros hablo. ¡Presto,
presto!

TOMÁS
Duque, ¿qué aguardáis?

UNO
Redondilla
Suspenso está.

MARÍA
Alzaldo más
aquel pendón de la fe
535
en mi nombre.

TOMÁS
Así lo haré.

MARÍA
Decid que reina de hoy más
Redondilla
la fe de Cristo, y María,
reina de la Gran Bretaña.

TOMÁS
Esta es la mayor hazaña
540
que emprendió mujer.

MARÍA
Es mía.

TOMÁS
Redondilla
¡Reina María!

MARÍA
Decid.
que vive la fe de Cristo.

UNO
¡Tanto valor no se ha visto!-
¡Bárbaros, traidores, oíd, oíd!

TOMÁS
Redondilla
545
¡Viva la iglesia romana
y nuestra reina María!

MARÍA
Traidores, desde este día
reina María, y no Juana.
Redondilla
Decid que viva vosotros;
550
que os mataré, ¡vive Dios!

TODOS
Que viváis mil siglos vos
decimos también nosotros.

MARÍA
Redondilla
Y el pontífice romano
decid que viva también.

TODOS
555
¡Viva el Pontífice, amén!

MARÍA
Besadme agora la mano.

SOLDADOS
Redondilla
¡Duque, ah duque! ¿que se ha hecho
vuestro ánimo y corazón,
cuando esta es la ocasión?

DUQUE
560
¡Háseme helado el pecho!

MARÍA
Redondilla
Al duque quiero prender,
pues hoy vence quien se atreve.

TOMÁS
Sed preso, duque.

DUQUE
¿Yo, aleve?
¿El duque preso ha de ser?

MARÍA
Redondilla
565
Sed preso, que yo lo mando.-
Llegad vosotros allí.

TOMÁS
Preso está.

MARÍA
Llevalde así,
que habemos de entrar triunfando
Redondilla
por Londres. Hoy el pendón
570
de la Iglesia militante
llevad vos, Tomás, delante;
las armas del papa son,
Redondilla
que yo he mandado traer
siempre delante de mí:
575
por esta señal vencí,
agora lo echáis de ver.

TOMÁS
Redondilla
No es aún tiempo de traellas;
mira…

MARÍA
Nadie me aconseje.
¿Bueno es que las armas deje
580
quien ha de verse con ellas?

TOMÁS
Redondilla
Muy pocos vamos aquí
para la gente que está
por Juana.

MARÍA
La que está allá
se ha de venir luego a mí.
Redondilla
585
Con una cadena fuerte
venga el duque bien asido.

TOMÁS
Suerte que le ha sucedido:
luego se asombró de verte.
Redondilla
Milagro fue.

MARÍA
Bien podría
590
su milagro primero,
que soy católica yo
y tengo fe de María.

Vase.
Sale Juana y don Leyo conde.

CONDE
Octava real
Yo sé mejor que vos si me conviene;
quiero que llegue hasta mis pies María
595
y me bese la mano. Presa viene.
¿Qué daño puede hacerme? ¿No podría
alborotarse Londres?

JUANA
Orden tiene
mi padre; él la dará, que siendo mía
todos acudirán a mi obediencia.
600
Quiero ver a María en mi presencia.
Octava real
Béseme ella la mano, que es grandeza
de mi corona real, que si os parece
que me importa quitarle la cabeza
por el peligro que a la mía ofrece,
605
tu justa pretensión y la grandeza
del César, que sus cosas favorece,
después habrá ocasión; que de primero
esta vitoria que me falta espero.

Sale un soldado.

SOLDADO
Octava real
Toma las armas.

CONDE
¿Qué hay? ¿Qué es eso?

SOLDADO
610
María viene;
en Cantabria está.

JUANA
¿Has perdido el seso?

SOLDADO
Por Londres se ha de entrar sin resistencia,
que al duque de Sufolcia tiene preso
y los pueblos se dan a su obediencia.
615
reina se hace llamar por donde pasa
y todos la obedecen; esto pasa.

JUANA
Octava real
¿Mi padre preso? ¡Ay, Dios!

CONDE
No tengas pena.
¿Qué importa que lo esté? Yo saldré agora
y libraré a tu padre.

JUANA
Ruido suena.
620
¿Si llega ya María vencedora?

Tocan.

CONDE
Mejor dirás rendida y en cadena,
que apenas me verá Londres, señora,
cubierto de armas, cuando al mismo punto
estén con ellas y conmigo junto.
Octava real
625
Sosiega.N
X
Nota del editor

«Falta un verso en la octava».

JUANA
No podré. ¿Querrá María
recibirme en su gracia? ¡Ah, reina triste!
¡Duró tu bien, como el sueño, un día!
Toma allá la corona que me diste,
que la figura que en la farsa hacía
630
volvió a la natural, dejó la extraña,
luego que se deslizó la maraña.

CONDE
Octava real
Vuelve a ceñir tu frente vitoriosa;
en posesión estás, goza segura
este reino y la corona poderosa;
635
que el peligro es crisol donde se apura
el valor de la sangre generosa,
y hasta agora María se aventura:
ella tiene el peligro, y tú, señora,
tendrás el triunfo si yo salgo agora.

JUANA
Octava real
640
Tu fe me asegura, yo ánimo tengo;
muestra tú el que me das; prende a María,
que escurecerá viendo, si no vengo,
la prisión de mi padre.

CONDE
reina, fía
que volveré con ella si yo vengo.

Vase.

JUANA
645
Y dime tú la gente que tenía
cuando llegó mi padre.

SOLDADO
Poca gente.

JUANA
¿Cómo pudo prenderle?

SOLDADO
Fácilmente.
Octava real
Llegó a prenderla, y ella, humilde y blandaN
X
Nota del editor

«Las tres octavas siguientes están incompletas.»

N
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta octava.»

,
leyó su mandamiento; alborótose:
650
rompiolo y dixo a voces: “¿Quién me manda
prender a mí, que soy la reina?” Helose
el duque, que si entonces desmanda
ella fuera la presa; pero el cielo
nos cubrió a todos de un sudor de yelo
Octava real
655
al sacar un pendón que ella teníaN
X
Nota del editor

«Falta un verso en esta octava.»

con las armas del papa en su aposento.
Alzó el pueblo la voz: “¡Reina María!”,
Y todos juntos con igual contento,
llevando al duque preso, en compañía
660
de la reina salieron a buscarte,
que no hubo un hombre solo de tu parte.
Octava real
Con seiscientos no más saliose en campo;
mas tantos a su voz han acudido,
que la gente que agora la acompaña
665
pasa de treinta mil.

JUANA
¡Quién me ha mentido
en esta confusión! Este me engaña.
El traidor de don Leyo me ha vendido;
siempre cobarde fue en sus contratos.

Sale don Leyo conde, y gente.

CONDE
Octava real
Ingleses caballeros, no es aquélla,
670
adonde veis la reina que buscastes;
conjurados salistes contra ella,
mas contra mí sin duda os conjurastes:
allá me prometistes de prende ella
o morir por la reina que dexastes,
675
y aquí apenas los frenos descubristes
cuando vuestros pendones le abatistes.
Octava real
Todos serán…

PABLO
Señor, pues con nosotros
nada puedes hacer, danos licencia
de pasarnos allá.

CONDE
¿También vosotros
680
queréis desampararme? ¡Ah, providencia!
El cielo me aparta unos y otros,
poco a poco se van de mi presencia.
¡Viva quien vence, y venza, en fin, María!
Sale la reina María, y gente.
Dame las manos.

MARÍA
La vitoria es mía.
Octava real
685
Vencí con la oración, pues he vencido
sin llegar a las manos.-¿Quién es ése?

CONDE
¿Quién es quien lo pregunta?

MARÍA
¿A qué has venido
a mis pies?

CONDE
Por clemencia; no te pese.

MARÍA
El mayor bien del mundo me has pedido.

CONDE
690
Dexa, señora, que los pies te bese.

MARÍA
Como no seas don Leyo, te perdono.

CONDE
Mátame, pues que lo soy: don Leyo.
Octava real
Soy el conde.

MARÍA
Prendelde.

Sale Tomás.

TOMÁS
Ya está preso.

MARÍA
¿No ves la paz de la clemencia mía?
695
¡Degollad al traidor!

CONDE
Yo lo confieso.

MARÍA
A los de la paz perdono hoy, que es día
de perdonar injurias.

JUANA
Según eso,
bien puedo yo llegar, reina María.

MARÍA
¿Qué nombre?

JUANA
No osaré.

MARÍA
¿Por qué, si daña?

JUANA
700
Por no decir “yo soy la reina Juana”.
Octava real
La falsa reina soy, que por consejo
de don Leyo pretendí desposarte;
forzada recibí el cetro que hoy dexo
y alegre espero que me des la muerte.
705
La culpa tuvo él. De nadie me quejo,
que yo jamás tratara de ofenderte:
yo no lo quise, ellos me buscaron,
y en el mayor peligro me dexaron.
Octava real
Los mismos que me hicieron me han deshecho,
710
justicia pido al cielo de este engaño;
ellos justificaron mi derecho,
y si no supe asegurar mi daño,
la traición pago yo que ellos han hecho.

MARÍA
¿Quién vio jamás tan nuevo desengaño?

JUANA
715
Tu sangre soy.

MARÍA
La mala.

JUANA
¡Ah, reina,
por eso vengo a que me sangres de ella!

MARÍA
Octava real
Tú sola más que todos me ofendiste,
que siendo sangre mía me negaste;
mil blasfemias me dicen que dijiste
720
de Dios y a su vicario amenazaste.
A mí darme la muerte pretendiste
y a mi hermana Isabel aprisionaste;
diez mil quejas y más de ti me han dado
en diez días primeros que has reinado.
Octava real
725
Dícenme todos que según gastabas
con mano liberal y a todas vías
y la pompa real que sustentabas,
no dejaras qué dar en cuatro días;
que como no sabías lo que dabas,
730
dabas lo que sin pensar que lo tenías;
que recebiste la real guirnalda
y te llevó tu madre de la falda.
Octava real
¡Qué terrible portento, qué rudeza
de un pueblo ciego! ¡Qué ambición tirana
735
de una mujer cual naturaleza!
Con todo, quiero perdonarte, Juana,
y a don Leyo, que fue autor y cabeza
de esta maldad, cortádsela mañana.
No aguardéis más con él, y al duque preso
740
las manos le soltad.

JUANA
Las tuyas beso.
Octava real
Entra en Londres, señora.

MARÍA
El palio sea
para que entre debajo de él triunfando
del santo sacramento.

JUANA
Bien se emplea.

MARÍA
Yo iré con una vela acompañando;
745
llévame a tú falda, porque vea
tu madre que la vas representando
en la farsa del mundo que hoy contemplo,
de quien tú has sido natural ejemplo.

FIN DEL ACTO PRIMERO.

Acto II

Salen don García de Toledo, y don Fernando, y don Juan, y Julián Romero, y soldados, y un Sargento.

DON FERNANDO
Quintilla
Sin gente está el baluarte.

DON GARCÍA
750
Yo no lo puedo hacer;
llegad a reconocer
el muro por esa parte.
Quintilla
Que si Dragut se ha escapado,
como vos imagináis,
755
con la gente que lleváis
vais muy bien acompañado.
Quintilla
Y si fuere ardid de guerra
sabremos ya que lo es,
y se batirá después
760
por la mar y por la tierra.
Quintilla
Hoy, fuerte Acuña, es el día
que os habéis de eternizar,
y el buen día habéis de dar
a la casa de Buendía.

DON FERNANDO
Quintilla
765
El que vos me dais, señor,
para mí bueno ha de ser,
pues muerto me han de volver
si no vuelvo vencedor.-
Quintilla
Ea, soldados, muramos
770
como españoles; gocemos
el puesto.

DON JUAN
No moriremos
sino como alarbes; vamos.

DON FERNANDO
Quintilla
¿Vos tan presto acobardado?

DON GARCÍA
¿Quién es?

DON FERNANDO
Mi cabo de escuadra.

DON GARCÍA
775
Quitalde luego la escuadra.

DON FERNANDO
Es valeroso soldado.
Quintilla
Valor es osar morir.

DON GARCÍA
Eso no lo puede ser:
bien puede el hombre temer,
780
pero no lo ha de decir.

JULIÁN
Quintilla
Osar morir es valor,
mas no morir por osar,
que el hombre se ha de guardar
para otra ocasión mejor.
Quintilla
785
Bueno es que sea valentía
arriesgar una batalla,
y al otro por excusalla
se le tenga a cobardía.
Quintilla
Yo tengo por más valiente
790
el que mejor se defiende,
que osar morir no se entiende
morir temerariamente,
Quintilla
sino cuando muere el hombre
por su Dios y por su rey,
795
más obligado a la ley
de la razón que al renombre.
Quintilla
Señor, cuando sea verdad
que Dragut se haya escapado,
¿por ventura se ha llevado
800
la gente de la ciudad?
Quintilla
¿No están dentro? ¿Quién ignora
que nos han de resistir?
¿Pues adónde habemos de ir
ducientos hombres agora,
Quintilla
805
si a solo reconocer,
muchos somos y si vamos
a pelea, no llevamos
la gente que es menester?
Quintilla
Eso me parece a mí,
810
y me parece, señor,
que osaré morir mejor
que algunos que van aquí.

DON JUAN
Quintilla
¿Quién va aquí que valga menos?

JULIÁN
El que menos que yo hiciere.

DON JUAN
815
¡Bien poco valdrá el que fuere!

JULIÁN
Valdrá por dos hombres buenos,
Quintilla
que esos valgo yo muy bien.

DON GARCÍA
¿Por dos hombres valéis vos?

JULIÁN
Sí, que hoy pienso hacer por dos,
820
y por ducientos también.

DON GARCÍA
Quintilla
Pues id a reconocer
las fuerzas del enemigo.

JULIÁN
Sí haré; uno irá conmigo.

DON GARCÍA
Mirad vos quién ha de ser.

DON JUAN
Quintilla
825
Ruego al cielo que me nombre.

JULIÁN
De lo que hay agora aquí,
don Juan me parece a mí
que es de mi tierra y muy hombre.

DON JUAN
Quintilla
¿Dónde habemos de ir los dos?

JULIÁN
830
A reconocer el muro;
mirad si honraros procuro.

DON FERNANDO
No vaya don Juan con vos,
Quintilla
si hartaros hay aquí.

JULIÁN
¿Pues quién?

DON FERNANDO
Mi Sargento.

SARGENTO
Ya yo os sigo;
835
vamos.

JULIÁN
Vaya Dios conmigo
y Santiago también.

Vanse los dos.

DON GARCÍA
Quintilla
¿Qué hombre es este?

DON FERNANDO
A Italia vino
por mochilero, señor;
es hombre de gran valor,
840
su padre era vizcaíno
Quintilla
hijodalgo.

DON JUAN
Maestro fue
mayor de las obras.

DON GARCÍA
¿Dónde?

DON JUAN
En Cuenca.

DON FERNANDO
Bien corresponde
con las suyas, yo lo sé.
Quintilla
845
Vínose en mi compañía
sirviendo, como refiero
hasta el mismo embarcadero,
donde supe que venía.
Quintilla
Hícele alistar, dio muestra,
850
embarcámonos, pasó
por soldado. Sucedió
que estando la armada nuestra
Quintilla
apretándose, tuvimos
aviso de que Ochalí
855
andaba cerca de allí,
y a darle caza salimos.
Quintilla
Dimos con él, y amainando
peleamos; resistiose,
y, finalmente, escapose,
860
aunque no se fue alabando.
Quintilla
Diez fustas perdió aquel día:
aquí fue donde primero
dio muestra Julián Romero
de su mucha valentía;
Quintilla
865
porque habiéndose arrojado
dentro de una galeota,
herido de una pelota
y de mil flechas pasado,
Quintilla
llevando una espada sola
870
y una daga, acometió
al arráez y lo mató,
y, finalmente, rindiola.
Quintilla
No pude darle mi escuadra
por la hazaña de aquel día;
875
pero después, en Pavía,
le hice cabo de escuadra.

Disparen dentro arcabuces.

DON GARCÍA
Quintilla
¿Qué es aquello?

DON FERNANDO
Han disparado
de dentro de la ciudad
mil arcabuces.

DON GARCÍA
Mirad
880
si se había emboscado.
Quintilla
¡Buen lance echárades hoy!

DON FERNANDO
Con ese riesgo vinimos:
todos venturosos fuimos.

DON GARCÍA
Yo más que todos lo soy,
Quintilla
885
que no os quisiera perder
por seis Áfricas a vos.-
¿Vuelve alguno de los dos?

DON JUAN
El que se dejó caer
Quintilla
del muro, se ha levantado.

DON GARCÍA
890
Según eso, ¿vivo está?

DON JUAN
Y viene derecho acá.

DON GARCÍA
Hoy de buena se ha escapado.

Sale Julián Romero.

DON FERNANDO
Quintilla
¡Y cómo que ha sido buena!
Julián es.

DON GARCÍA
Seáis bien venido.
895
En verdad que hoy habéis sido,
Julián, de buena estrena.

JULIÁN
Quintilla
No ha sido mala hasta agora,
pues ninguna herida siento.
Allá me dejo al Sargento.

DON FERNANDO
900
Con vos todo se mejora.
Quintilla
Viniendo vos, mis soldados
muy buen sargento tendrán.

DON GARCÍA
¿Qué visteis?

JULIÁN
Señor, que están
bravamente atrincherados.
Quintilla
905
Tienen hecho un contramuro
donde está la artillería,
y toda la infantería
cubierta de acero duro.
Quintilla
Y así no parece gente
910
por el muro, que se vea,
hasta que el asalto sea
y ellos salgan de repente.
Quintilla
Que ha llegado descuidada,
nuestra gente pereciera
915
en la muralla primera
de la primer rociada.
Quintilla
Este fue su intento.

DON GARCÍA
El nuestro
muy diferente ha de ser:
un ardid se ha de vencer
920
con otro ardid de maestro.
Quintilla
Vos, Acuña y Valenzuela
y Avendaño, subiréis
con la gente que tenéis
por aquella montañuela;
Quintilla
925
que depende allí fácilmente,
no habiendo quien os resista,
os ponéis a escala vista
en la muralla de frente.
Quintilla
Yo entre tanto fingiré
930
por esta parte el asalto,
y hasta que estéis en lo alto
alarma les tocaré.

DON FERNANDO
Quintilla
Es milagroso el engaño
y fácil de conseguir.

DON GARCÍA
935
Pienso que se ha de rendir
África con poco daño.

DON FERNANDO
Quintilla
Sargento, poned en orden
la gente.

JULIÁN
Eso quiero hacer.

DON FERNANDO
Silencio, que es menester
940
no suceda algún desorden.

DON GARCÍA
Quintilla
Ea, amigos, diligencia,
que quiero yo hacer la mía.

DON FERNANDO
Empiece vueseñoría.
Aquí viene su excelencia.

DON GARCÍA
Quintilla
945
No importa, esto se ha de hacer.

Sale don Pedro de Toledo de gota arrimado a un soldado.

DON PEDRO
¿Qué se ha de hacer?

DON GARCÍA
Cierto engaño.

DON PEDRO
Mirad no sea en nuestro daño.

DON GARCÍA
Señor, dejadme hoy vencer.

DON PEDRO
Quintilla
Venced, que eso deseo.

DON GARCÍA
950
Vueselencia se retire
a su galera y nos mire.

DON PEDRO
Donde aquí también os veo.

DON GARCÍA
Quintilla
¡Arma! ¡Arma!

DON PEDRO
Don García
dice que quiere hoy vencer;
955
desde aquí lo quiero ver.

Vase.

SOLDADO
Ya empieza la batería.

DON PEDRO
Quintilla
Dios nos dé nuestra vitoria.

SOLDADO
Vitoria dicen ya allí.

Digan vitoria adentro.

DON PEDRO
¿Son nuestros?

SOLDADO
Señor, sí.

DON PEDRO
960
A Dios se dará la gloria.

Julián Romero en lo alto con el estandarte.

JULIÁN
Quintilla
¡Viva nuestro emperador!
¡Viva España!

SOLDADO
El estandarte
tiene sobre el baluarte
nuestro campo vencedor.

Entre Julián Romero, y sale Don García.

DON GARCÍA
Quintilla
965
Ya vueselencia venció:
entre en África triunfando,
que el mundo le está temblando.

DON PEDRO
Vos vencisteis, que no yo.
Quintilla
Triunfad vos, que el regocijo
970
tengo yo de la vitoria,
y básteme a mí la gloria
de teneros por mi hijo.
Quintilla
¿Fuese Dragut?

DON GARCÍA
Seis días ha
que con un ardid extraño
975
se salió de África.

DON PEDRO
El daño
temo que en Italia hará.

Entre Julián con la bandera, y don Juan,empuñados.

JULIÁN
Quintilla
Pues la gané, mía es.
Yo no he de dar la bandera
menos que de esta manera;
980
llegue a quitármela, pues.

DON JUAN
Quintilla
El capitán me la dio
y la tengo de empuñar.

JULIÁN
Primero la has de ganar,
como la he ganado yo.

DON JUAN
Quintilla
985
Dámela en paz, que está allí
el Virrey. ¡Haz que se altere
el campo!

JULIÁN
Quién la quisiere
me la ha de ganar a mí.

DON JUAN
Quintilla
Julián, bueno está; ¿qué es esto?
990
Mira que nos conocemos;
tratémonos bien, no demos
a conocernos tan presto.

JULIÁN
Quintilla
¿Pues a qué pensáis que vengo
sino a darme a conocer?

DON JUAN
995
¿Quién sois vos?

JULIÁN
¿Quién? Yo he de ser
mejor que vos.

DON JUAN
Ya te tengo
Quintilla
respondido lo que puedo.

JULIÁN
Vos mentís, por sí o no,
y salte conmigo.

DON JUAN
¡Yo
1000
te mataré!

JULIÁN
Hablemos quedo.

DON PEDRO
Quintilla
¿Qué es aquello?

JULIÁN
Antes no es:
estamos hablando aquí
don Juan y yo.

DON JUAN
Señor, sí.

DON PEDRO
Hablad bajo.

JULIÁN
Vamos, pues.

Sale don Fernando.

DON FERNANDO
Quintilla
1005
¿Dónde vais alborotados?

JULIÁN
Voy a darle la bandera
a don Juan presto, que espera.

DON FERNANDO
¿Luego vais desafiados?
Quintilla
Ya sé el caso, y me parece
1010
que andáis muy libre, Sargento.
Dad la bandera al momento
a quien también la merece.

JULIÁN
Quintilla
También la merezco yo.

DON FERNANDO
Prometísela a don Juan
1015
desde Cuenca.

DON GARCÍA
Capitán,
¿qué pleito es ese?

DON FERNANDO
Murió
Quintilla
mi alférez en la refriega:
tengo la bandera dada
a don Juan.

DON GARCÍA
Mucho me agrada.

DON FERNANDO
1020
Y el Sargento se la niega.

JULIÁN
Quintilla
Señor, yo hallela en la muralla:
muerto el alférez, cobré
la bandera, peleé,
fui el primero en levantalla
Quintilla
1025
sobre esas torres, y fui
sargento en la compañía;
por eso digo que es mía
y por eso no la di.

DON JUAN
Quintilla
Si del suelo la cogiste
1030
no digas que la cobraste,
que allí acaso te la hallaste
porque más dichoso fuiste.
Quintilla
Ganástela claro está,
y no por más atrevido,
1035
sino por haber subido
después de muchos allá.
Quintilla
Cuando el alférez cayó,
como después de él subiste,
primero que yo la viste,
1040
porque iba delante yo.

JULIÁN
Quintilla
Muy bien lo puedes decir,
que te ibas tú retirando,
y yo me quedé matando
los que te hacían huir.
Quintilla
1045
Del suelo alcé la bandera;
pero cuando yo la alcé
treinta moros derribé,
que hace una muralla entera.
Quintilla
Y si es así, no te espante
1050
que no la pudieras ver,
porque, ¿cómo puede ser
con tantos cuerpos delante?

DON PEDRO
Quintilla
Bueno está. Cuando no fuera
Sargento se la debía;
1055
por las hazañas de este día
no le quitéis la bandera.
Quintilla
Conmigo se irá don Juan,
que si voy a Inglaterra
con el príncipe y hay guerra,
1060
yo le haré mi capitán.
Quintilla
Y a vos os quiero hacer
mi teniente en esta ausencia.

DON FERNANDO
Si me ha visto vueselencia…

DON PEDRO
Este bien lo podéis ver.
Lee don Fernando.
“A don Pedro de Toledo, marqués de Villafranca, virrey de Nápoles y capitán general de la conquista de la ciudad de África. Conviene a mi servicio que dejéis la guerra en el estado que estuviere, y a don García de Toledo, vuestro hijo, en las galeras de que le hago general, y os vengáis luego a Flandes, donde tengo necesidad de vuestra persona para que vaya en compañía de la del príncipe a Inglaterra. En Bruselas.- Carlos, emperador”.

DON PEDRO
Quintilla
1065
Ya digo que os dejo a vos,
don Fernando, en mi lugar:
de África me habéis de dar
cuenta a mí, al César y a Dios.
Quintilla
Bien sé que queda segura
1070
dándoos a vos la tenencia.

DON FERNANDO
Deme los pies vueselencia,
pues hoy quiere honrar su hechura.

JULIÁN
Quintilla
Ya esta guerra se ha acabado
y aquí no la puede haber,
1075
pues yo ¿qué tengo de hacer
en África arrinconado?
Quintilla
Quiero ir a Inglaterra
si allá se va a pelear,
que yo no puedo medrar
1080
sino donde hubiere guerra.
Quintilla
Yo le alargo la bandera
a don Juan, si la quisiere,
y Vueselencia me diere
licencia que en su galera
Quintilla
1085
sirviéndole vaya.

DON PEDRO
Estimo
el celo que habéis mostrado;
vos seréis un buen soldado.

JULIÁN
Con ese favor me animo.

DON PEDRO
Quintilla
Quiero que me acompañéis;
1090
quédese don Juan aquí.

JULIÁN
Tomad la bandera, a mí
basta el favor que me hacéis,
Quintilla
por razón de estado, digo.
Vanse.
Salen la reina María y gente.
Que nos está menos mal
1095
que este se case contigo,
que es de tu sangre real,
y no extraño ni enemigo.
Quintilla
Y cuando no, Francia, tiene
un príncipe que te adora;
1100
el polaco te previene,
y de Dinamarca agora
otro Embajador nos viene.
Quintilla
Cualquiera de ellos elige,
y no al príncipe de España,
1105
que si por razón se rige
de estado la Gran Bretaña,
del que hoy, Tomás, se colige
Quintilla
el daño que aun no ha empezado
y ya se teme en su ausencia.

MARÍA
1110
Vasallos, yo me he casado
en razón de mi conciencia,
y no por razón de estado.
Quintilla
Esto hallo que me conviene;
no hay más razón para mí
1115
de estado que la que tiene
la misma conciencia en sí:
esta me alumbra y previene.
Quintilla
La razón que puede haber
de estado es mudar de estado,
1120
quien no quisiere perder
el que su padre le ha dado;
que el rey que lo viene a ser
Quintilla
préciase más del blasón
de católico, y por esto
1125
lo que es por esta razón…
Suena dentro campanillas y chirimías.
Quintilla
¿Qué es esto?

DUQUE
Por la calle
pasa el santo sacramento.

MARÍA
Desde aquí quiero adoralle:
Arrodíllense todos.
déjese hoy el parlamento
1130
y vamos a acompañalle.
Quintilla
Vamos todos.

DUQUE
¡No hagas tal!

MARÍA
¿Por qué duque?

DUQUE
No es decencia
de esta majestad real
mi obligación de conciencia,
1135
y no siéndolo haces mal.
Quintilla
Que el rey no lo suele hacer
de España.

MARÍA
Nadie se altere.
Por allá, no es menester;
mas por acá al que me viere
1140
de ejemplo lo puede ser.
Quintilla
Si yo acertase a pasar
por vuestra casa algún día,
¿no me habéis de acompañar
hasta dejarme en la mía?

DUQUE
1145
No lo podría excusar.

MARÍA
Quintilla
¿Por qué?

DUQUE
Porque soy vasallo
y vos sois mi reina.

MARÍA
Bien,
pues yo por mi cuenta hallo
que aquel es mi rey, también
1150
quiero ir a acompañallo.

Vase.

DUQUE
Quintilla
¿Qué hay que pensar? Ella tiene
sangre de España, y la ley
de sus pasados mantiene.
¡Quién pudiera hacer un rey
1155
por deshacer al que viene!
Quintilla
Filipo nos ha de dar
bien en qué entender a todos.
Dios nos quiere castigar
por mil caminos y modos.
1160
No lo he podido estorbar,
Quintilla
como Filipo no veaN
X
Nota del editor

«Falta un verso en la quintilla.»

a Londres.

BIATO
Buen parecer,
porque casado granjea
más aumento y más poder.
Quintilla
1165
Propúsele el casamiento
del marqués de Sajonia; dio
luego algún consentimiento,
pero después se volvió
a su primer movimiento.

Vanse, y sale el rey Felipo, y el conde de Feria.

REY
Redondilla
1170
Quisiera entrar esta tarde,
disfrazado como vengo,
en la corte.

CONDE
Postas tengo;
pero llegaremos tarde,
Redondilla
y aun de noche.

REY
Decís bien;
1175
de ese parecer estoy,
y me arriesgo si allá voy
a mil desgracias también.
Redondilla
Y más en un reino extraño,
donde no soy conocido,
1180
aunque la posta he corrido
sin ningún peligro y daño.

CONDE
Redondilla
Aunque viene disfrazado
vuestra alteza, en el lugar
ha dado que sospechar.

REY
1185
¿Pues qué sospechas he dado?

CONDE
Redondilla
No aparta el huésped los ojos
de su alteza.

REY
Yo lo creo.

CONDE
Siempre acechando lo veo
y sobresaltado.

REY
Antojos
Redondilla
1190
vuestros son de que se altera
el lugar.

CONDE
Gente va entrando.

Tocan ¡Plaza, plaza!

REY
Mas, ¿si se viene acercando
la reina?

CONDE
¿Qué mucho fuera?
Redondilla
Gente de lustre parece.

REY
1195
¿Cómo no viene la mía?

CONDE
No tarda hoy por todo el día.

¡Plaza!

REY
Conde, el alboroto crece.
Redondilla
¿La reina entra?

CONDE
Señor, sí;
cogidos nos ha. ¿Qué haremos?
1200
Volvámonos.

REY
No podemos,
ya estoy empeñado aquí.
Redondilla
Quiérola ver, que a eso vengo
corriendo la posta, conde.

Sale el Huésped.

CONDE
Huésped.

HUÉSPED
Señores.

REY
¿De dónde
1205
veré a la reina?

HUESPED
Allí tengo
Redondilla
una ventana, subid.

Vanse, y entra Pablo y Andrés, hijos del huésped, y un niño jugando con un trompo.

ANDRÉS
Padre, ¿qué tenemos?

HUÉSPED
Quedo:
una presa, con que puedo
salir de la feria; oíd.
Redondilla
1210
¿Vistes los dos forasteros
que entraron agora?

PABLO
Sí;
y a uno un diamante vi
que vale muchos dineros.
Redondilla
Y el otro me pareció
1215
que debajo la ropilla
trae un joyel.

HUÉSPED
¡Qué maravilla!
Cadena es…

ANDRÉS
Bien dije yo.

HUÉSPED
Redondilla
Que vale, a mi parecer,
tres mil escudos.

ANDRÉS
¡Braveza!

HUÉSPED
1220
¡Joya de rey, rica pieza!

PABLO
¿Cómo la pudiste ver?

HUÉSPED
Redondilla
Por aquel resquicio, cuando
el más mozo se encerró
a dormir la siesta, y yo,
1225
que los estaba acechando,
Redondilla
vi que llegó el compañero
con mucho respeto a hablalle,
y porfió en desnudalle,
y le descalzó primero.
Redondilla
1230
Pero el gusto de quedarse
recostado en una silla,
desbrochó la rapilla
al tiempo de recostarse,
Redondilla
y entonces reconocí
1235
aquella prenda que adoro.
¡Ay, dulce cadena de oro,
el alma me dejo en ti!
Redondilla
Un corderillo tamaño
de oro macizo, esmaltado
1240
de diamantes, trae colgado
de joyel, si no me engaño.

NIÑO
Redondilla
¡Padre, padre, el corderillo
para mí lo quiero yo!
¡Démelo a mí!

HUÉSPED
Este me oyó.

ANDRÉS
1245
Vete de aquí, rapacillo.

NIÑO
Redondilla
No quiero, si no me da
el corderillo primero.

ANDRÉS
Sacalde allá.

NIÑO
¡Yo no quiero!

HUÉSPED
Dejalde, no salga allá,
Redondilla
1250
que en la calle ha de decir
todo cuanto aquí tratamos.

NIÑO
¡Pues no me lo dé, veamos!

ANDRÉS
¡Que este nos hubo de oír!

HUÉSPED
Redondilla
Tras de vosotros se entró
1255
jugando el trompo.

PABLO
¡Azotalde!

NIÑO
¡Padre, pesia tal!

HUÉSPED
Dejalde,
no importa, ya nos oyó.
Redondilla
Hijos, estos son criados
de Felipo, que se habrán
1260
adelantado y vendrán
a su persona arrimados.
Redondilla
El hurto es de calidad
y las personas lo son,
y se hará la información
1265
con mucha riguridad.
Redondilla
Y no estamos en la villa
con tan buen nombre los tres
que no nos podrán después
cada uno en su parrilla.
Redondilla
1270
Yo con la edad no poseo,
ya aquel mi antiguo vigor,
por fuerza he de ser cantor
si en el facistol me veo.
Redondilla
Paréceme que tú puedes…
1275
¿Quién nos oye por aquí?
Apartémonos allí,
que hay ojos en las paredes.
Redondilla
Paréceme más seguro
que entre las doce y la una,
1280
que es hora más oportuna…
Aún aquí no me aseguro.

PABLO
Redondilla
¡Acabad ya!

HUÉSPED
Digo, pues,
que tú en la sala has de entrar
y los has de degollar.

PABLO
1285
¿Y qué se ha de hacer después?

HUÉSPED
Redondilla
Enterrar los cuerpos.

ANDRÉS
¿Dónde?

HUÉSPED
En el establo.

PABLO
Y mañana,
si pregunta Elvira o Juana
por los huéspedes…

HUÉSPEDES
Responde
Redondilla
1290
que a las cuatro madrugaron
y se fueron del lugar,
que es cuando tú has de ensillar
los caballos que dejaron
Redondilla
y dar con ellos después
1295
adonde naide los vea.

Dentro Julián Romero.

JULIÁN
¿Hay posada?

HUÉSPED
¿Quién se apea?

PABLO
Español parece que es,
Redondilla
y soldado.

HUÉSPED
Sal tú allá.-
No hay posada.

Sale Julián.

JULIÁN
Dios os guarde.

HUÉSPED
1300
Sí guardará. Llegáis tarde.

JULIÁN
Oídme.

HUÉSPED
Digo que está
Redondilla
todo ocupado, y yo no tengo
donde estéis. Id a buscar
con tiempo donde posar.
1305
Andad con Dios.

JULIÁN
También vengo
Redondilla
a saber…

HUÉSPED
¡No hay qué saber!
Dejadme, señor.-Cerrad
presto esa puerta.

JULIÁN
Escuchad…

HUÉSPED
No os quiero escuchar ni ver.
Redondilla
1310
¡Cierra esa puerta!

JULIÁN
¿Tal pasa?
NO cerréis, que os echaré
en tierra de un puntapié
la puerta y toda la casa.

HUÉSPED
Redondilla
¿Cómo, cómo?

JULIÁN
¡Vive Dios
1315
que me habéis de oír primero
que os entréis allá!

HUÉSPED
¡No quiero!

JULIÁN
Pues porfiemos los dos.

PABLO
Redondilla
Oílde, padre.

HUÉSPED
¡No hay posada!

JULIÁN
¡Ni Dios te la dé!

HUÉSPED
¡Dejadme!

ANDRÉS
1320
Oílde, padre.

JULIÁN
Escuchadme.

HUÉSPED
Ya he dicho que está ocupada.

JULIÁN
Redondilla
No quiero que me hospedéis;
oídme sola una razón.

ANDRÉS
Es recio de condición
1325
mi padre, no os espantéis.

HUÉSPED
Redondilla
¿Qué queréis?

JULIÁN
Que me digáis
si se apearon aquí
hoy dos españoles.

HUÉSPED
Sí.
¿Para qué lo preguntáis?

JULIÁN
Redondilla
1330
Somos camaradas.

HUÉSPED
Bien.

ANDRÉS
Decilde que no han venido.

HUÉSPED
¡Calla, necio!

ANDRÉS
O que se han ido.

HUÉSPED
Este ha de morir también.-
Redondilla
Bobo, no se ha de negar
1335
lo que se puede saber.-
Hoy aquí a horas de comer
se vinieron a apear.
Redondilla
El uno es mozo galán,
de aspecto grave, amoroso,
1340
blanco, rubio, zarco, hermoso,
que más parece alemán
Redondilla
que español: belfo de un labio,
mediano de cuerpo, de hasta
treinta años o menos.

JULIÁN
Basta.

HUÉSPED
1345
Y el otro…

ANDRÉS
¡De brío, oh, rabio!

HUÉSPED
Redondilla
¡Calla, necio!

JULIÁN
Hablarles quiero,
que a ellos vengo a buscar.
¿Dónde están?

HUÉSPED
No habéis de hablar
si no me decís primero
Redondilla
1350
quién son, que me han parecido
españoles caballeros.

JULIÁN
No creáis tal: son dos plateros
que con su alteza han venido
Redondilla
a hacer las joyas.

HUÉSPED
Y vos,
1355
¿sois también platero?

JULIÁN
Sí.

PABLO
Plateros son.

HUÉSPED
Para mí,
joyas traen aquellos dos
Redondilla
para hacer rica esta tierra;
conózcolos como al sol:
1360
puede un platero español
comprar media Inglaterra.

ANDRÉS
Redondilla
¿Media Inglaterra?

HUÉSPED
Sí.

ÁNDRÉS
¿Medio pueblo no podrán
comprar para mí?

JULIÁN
Sí harán,
1365
y ciento.

HUÉSPED
Eso es para mí.
Redondilla
No hay que decir, verdad trata.

ANDRÉS
¿Qué diablos pueden tener
aquellos?

JULIÁN
Pueden hacer
un muro a Londres de plata.

ANDRÉS
Redondilla
1370
¡Válgame el cielo!

HUÉSPED
Así pasa.
¿Qué pensáis que es lo de acá
todo oropel? No saldrá
un español de su casa
Redondilla
menos que con mil escudos
1375
cosidos en el jubón.
¿Es verdad?

JULIÁN
Tenéis razón.

HUÉSPED
Mis manos en vuestros ñudos,
Redondilla
a fe que pasan de ciento.

JULIÁN
No sé si llegan, a fe.

HUÉSPED
1380
Tan mala landre me dé.
Tóquele el lado.
como la que agora tiento.-
Redondilla
En esa sala os entrad.

JULIÁN
¿Cuál decís?

HUÉSPED
En la primera;
subid por esa escalera.-
Vase.
1385
Hijos, ánimo; escuchad.
Redondilla
Gran tesoro he descubierto;
no hay mal que haya que temer:
muy bien hay en qué meter
las manos, de esto os advierto.
Redondilla
1390
Peligro hay, bien claro os hablo;
tres para tres somos, pero
este que vino el postrero
tiene en el cuerpo el diablo.
Redondilla
Aseguremos la empresa:
1395
traedme aquí el Manchadillo,
al gitano y su caudillo,
no se nos vaya la presa.

ANDRÉS
Redondilla
Tened vos cuenta no salga
a la calle este rapaz,
1400
y callad, padre.

HUÉSPED
La paz
del padre eterno le valga.

Vanse.
Sale el rey leyendo una carta, y el conde, y Julián Romero.

REY
“Su majestad me mandó embarcar los tercios viejos de Nápoles y Sicilia en cuarenta naves; con ellos estoy a vista de Inglaterra, aguardando orden de vuestra alteza. No desembarco la gente por no alborotar el reino. Paréceme que todo está pacífico por agora.Don Pedro de Toledo”.
Redondilla
Ha sido buena elección;
es el marqués muy prudente;
no desembarque la gente
1405
hasta menor ocasión.
Redondilla
Y pienso que no lo habrá
placiendo a Dios, que la reina
pacíficamente reina;
pero pues a vista está
Redondilla
1410
de Inglaterra la armada
para lo que sucediere,
paréceme bien que espere
todo este mes abrigada
Redondilla
en Plemua.

CONDE
Salte allá.

Entra el niño y arrímase al rey.

REY
1415
Dejalde llegar, que es hijo
del huésped.

NIÑO
Mi padre dijo
que luego ha de entrar acá,
Redondilla
y está amolando el cuchillo.

Abalánzase al pecho del rey el niño.

CONDE
¡Quita, niño!

NIÑO
Calle, pues
1420
veralo; y mi hermano Andrés
fue a llamar al Manchadillo.
Redondilla
Tío, ¿es la una?

CONDE
¡Pardiós!
¿Qué dice?

REY
¡Qué ha de decir
un niño!

NIÑO
Vaya a dormir;
1425
¿quiere, tío?

REY
Decidme vos,
Redondilla
¿cuándo arribastes?

JULIÁN
Ayer,
y al punto en tierra me echó
el marqués.

REY
¿Cómo quedó?

JULIÁN
Con ánimo de emprender
Redondilla
1430
la conquista de esta tierra.

REY
Es don Pedro de Toledo:
con solo su nombre puedo
espantar a Inglaterra.
Redondilla
De mi gente, ¿ha entrado alguna?

JULIÁN
1435
Tres millas delante vengo;
Ya entraron.

REY
Picas; ¿qué tengo
que darte?

NIÑO
Tío, ¿es la una?

CONDE
Redondilla
¡Quita, rapaz!

REY
No le deis.
¿Qué me buscas en el pecho?

CONDE
1440
Dos o tres veces lo ha hecho.

REY
Dalde algo.

NIÑO
¿Dónde tenéis
Redondilla
el corderico?

REY
¡Acabad!

CONDE
Toma un escudo.

NIÑO
No quiero
si no me enseña primero
1445
el corderico.

REY
Mirad
Redondilla
qué pide; ¡dádselo ya!

CONDE
El Toisón debe de ser.

REY
¿Pues cómo lo pudo ver?
¡Válgame Dios!-Ven acá.
Redondilla
1450
¿Qué pides?-¡Pena me ha dado!

NIÑO
Mi padre dice que tiene
un corderico.

REY
¡No viene
el niño mal informado!

CONDE
Redondilla
Hállele yo en el resquicio.

NIÑO
1455
Tío, ¿quiere irse a dormir?

REY
¿Por qué, hijo?

NIÑO
Ha de venir;
es la una.

REY
¡Fuerte indicio!
Redondilla
¿Quién hijo?

NIÑO
Mi hermano Pablo:
¿no ve que lo ha de matar?
1460
Y diz que lo ha de enterrar…,
mire, tío, en el establo.

CONDE
¡Divina revelaciónN
X
Nota del editor

«Este verso sobra en las estrofas.»

!

REY
Redondilla
Mirad, conde, en qué peligro
ha estado mi vida hoy.
1465
¡Jesús, Jesús, si aquí estoy
paréceme que peligro!
Redondilla
Vámonos luego de aquí.

NIÑO
No salga, tío.

REY
¿Por qué?

NIÑO
Calle, yo se lo diré.

Mire el niño a todas partes, como que tiene miedo.

REY
1470
Algún ángel habla en ti.

NIÑO
Redondilla
Tío, ¿se le ha de decir
a mi padre?

REY
No hayas miedo.

NIÑO
Mire, tío…

CONDE
Estate quedo.

NIÑO
Luego vendré, déjeme ir.

REY
Redondilla
1475
Dejalde.

CONDE
No volverá.

NIÑO
¡Por esta cruz de volver!

Llegue a la puerta, y mire adentro, y vuelva.

CONDE
Del cielo debe de ser
este aviso.

REY
Claro está.

NIÑO
Redondilla
¡Mi hermano está en la escalera
1480
con una pistola así!
Señale que tiene la pistola encarada.
Y mi padre no está allí,
que está abajo, echando afuera
Redondilla
al perro por que no ladre.

JULIÁN
Estas palabras no son
1485
de niño.

REY
Tenéis razón.

NIÑO
No se lo diga a mi padre,
Redondilla
que me azotará.

REY
No haré.

JULIÁN
La puerta abren de la calle.
Estoy…

REY
Todo el mundo calle.

NIÑO
1490
Viene mi hermano, que fue
Redondilla
a llamar a Manchadillo,
y viene con otros dos.

REY
¡Oh maravilla de Dios,
admirado estoy de oíllo!
Redondilla
1495
Por codicia de robarme,
sin conocerme, esta gente
pudiera aquí fácilmente
esta noche degollarme.
Redondilla
Tres ángeles he tenido
1500
de guarda esta noche aquí:
dos que me guardan a mí
y este, que también lo ha sido.
Redondilla
¿Qué haremos?

JULIÁN
Romper por todo.
Déjeme salir allá
1505
su alteza, y presto verá
como el negocio acomodo.

REY
Redondilla
No alborotemos la casa,
que está la reina a la vista.

JULIÁN
¿Qué valor hay que resista
1510
la cólera que me abrasa?
Redondilla
¿Vuestra alteza ha de tener
peligro estando aquí yo?

REY
¿No soy hombre? ¿Por qué no?
Aguardad.

JULIÁN
Quiero poner
Redondilla
1515
fuego en la casa y matar
cuantos hay dentro.

REY
¿No veis
que estoy yo en ella, y queréis
que se alborote el lugar
Redondilla
y me hallen en un mesón
1520
con tan poca autoridad?

Llegue el niño a la puerta.

NIÑO
Venga acá, tío.

REY
Mirad:
¿Qué es esto?

JULIÁN
Hombres son,
Redondilla
que están en la mesma puerta
arrimados escuchando.

REY
1525
Estos me van apurando;
salgamos a ellos.

CONDE
Advierta
Redondilla
su alteza…

REY
¿Qué he de advertir?

CONDE
Lo que puede suceder,
y yo el culpado he de ser.

REY
Redondilla
1530
¡Ea, acabad! ¿Qué teméis?
Romped la puerta y salgamos
a la calle. ¿Qué aguardamos?
Y vos aquí os quedaréis.

CONDE
Redondilla
¡Con esta daga abriré
1535
puerta por donde salgamos!
Venga vuestra alteza.

REY
Vamos.

NIÑO
¡Llévame, tío!

REY
Sí haré.

JULIÁN
Redondilla
Yo quedo de guarda aquí
mientras su alteza se va,
1540
que poco se perderá
cuando me maten a mí.
Redondilla
La puerta siento. Ahora bien,
ayúdeme Dios; yo espero
la espada en la mano, y quiero
1545
fingir que duermo también.

Con la espada desnuda sobre una silla.
Sale el huésped, Andrés y Pablo.

HUÉSPED
Redondilla
Ruido de tejas siento;
¿qué será? Quiérolo ver;
llegad a reconocer
vosotros el aposento
Redondilla
1550
mientras yo subo al tejado.

PABLO
¿No es bulto aquél?

ANDRÉS
Llega quedo.
¿Hay algo?

PABLO
Sí, el uno.

ANDRÉS
¿Puedo
llegar yo?

PABLO
¿Qué haces parado?
Redondilla
Llega y dale!

JULIÁN
No dará
1555
sin llevar esta primero.

ANDRÉS
¡Muerto soy!

PABLO
Lo mismo espero.

Salgan con pistolas el gitano y el Manchadillo.

GITANO
¿Qué es eso?

JULIÁN
¡Teneos allá!

MANCHADILLO
Redondilla
Tira tú, pues yo no acierto.

JULIÁN
Procurad no errar el tiro,
1560
que si acierto adonde tiro…
¡Ea, ladrones!

GITANO
¡Yo soy muerto!

JULIÁN
Redondilla
Sangre es esta, herido estoy.
¡Ah, perros! ¡Canalla!

HUÉSPED
¡Pablo,
Métalos a cuchilladas, y el huésped, sin salir fuera da voces dentro.
Pablo! ¿qué es eso?

PABLO
¡El diablo!

JULIÁN
1565
Para vosotros sí soy.

Sale la Justicia y corchetes.

JUSTICIA
Redondilla
Voces dan en esa casa.
¡Válgame Dios!, ¿qué será?

HUÉSPED
¿No hay justicia?

JUSTICIA
Entrad allá,
sabed lo que adentro pasa.

HUÉSPED
Redondilla
1570
¡Misericordia, señor,
yo solo en la casa quedo!
Entre la Justicia y salga el huésped y tras dél Julián Romero.
¡Tened clemencia!

JULIÁN
No puedo,
que hoy es día de rigor.

JUSTICIA
Redondilla
¿Qué es esto? ¡Teneos!

JULIÁN
¿A quién?

JUSTICIA
1575
Al gobernador.

JULIÁN
¡Afuera!

JUSTICIA
Espera, español, espera,
sabrás quién soy.

JULIÁN
Eso bien.
Redondilla
Diga quién es.

JUSTICIA
El teniente.

HUÉSPED
¡Oh, señor gobernador,
1580
justicia, que este traidor,
este español insolente,
Redondilla
este ladrón, y otros dos
que se van por los tejados…

JULIÁN
¡Ah, mal viejo!

HUÉSPED
Me han robado
1585
la casa esta noche!

JULIÁN
Vos,
Redondilla
señor teniente, sabréis
mañana todo el suceso:
haced que le lleven preso.

JUSTICIA
Vos también preso vendréis,
Redondilla
1590
que importa mientras no tengo
otra información mejor.-
Llevalde.

JULIÁN
Mirad, señor,
que con el príncipe vengo,
Redondilla
y soy su criado.

JUSTICIA
Bien.

JULIÁN
1595
Ya os aviso.

JUSTICIA
Ya lo sé.
Dad las armas.

JULIÁN
Sí daré.

JUSTICIA
Metelde allá dentro. -¿Quién
Redondilla
posa más aquí? Se hará
la información.

HUÉSPED
¡Oh, señor!
1600
¿Para qué queréis mejor
información? Hecha está:
Redondilla
veis allí dos hijos muertos
y tres huéspedes aquí.

JUSTICIA
¿Hay tal maldad?

HUÉSPED
¡Para mí
1605
estos son testigos ciertos!
Redondilla
De vos la justicia espero
de estos que me han maltratado,
aunque ya se han escapado
los dos que he dicho.

JUSTICIA
No quiero
Redondilla
1610
más información. ¿Tal pasa?
Basta esta y ser español,
enemigo nuestro. El sol
apenas con luz escasa
Redondilla
rayar las torres bellas
1615
del mismo alcázar real,
cuando asido de un ramal
se verá colgado de ellas.
Redondilla
Verá la reina quién son
españoles, y que está
1620
el primero que lo verá
en la horca por ladrón.
Redondilla
Pero importa ya infinito,
para que yo me anticipe,
que tenga luego Felipe
1625
aviso de este delito.
Redondilla
A la reina os querellad;
sepa qué gente acompaña
a Felipo. ¡Buena hazaña
para la primera!-Andad.

HUÉSPED
Redondilla
1630
¡Justicia!

JUSTICIA
Poned temor,
que cuando no os agraviara,
por español le colgara
mejor que por salteador.

Vane.
Sale acompañamiento, el conde de Feria, Tomás, el rey y la reina debajo de un palio.

REY
Redondilla
Cuando por la puerta entré
1635
un memorial recibí.
¿Qué le he hecho? ¿A quién lo di?
¿Cayóseme?

CONDE
Yo lo hallé:
Redondilla
aquí le tengo.

REY
Acordadme
mañana que le tenéis.
Asiéntense los reyes.
1640
Pero no lo dilatéis;
quizá importa; luego dadme.
Lea el rey.
“Príncipe y señor de mi vida: En vuestras manos generosas puedo decir que la tengo, hoy que pensé llegar a besárselas como a rey y señor mío, a la reina mi señora y hermana.

MARÍA
Redondilla
¿Qué es esto? ¿Yo no he mandado
degollar a esa tirana?

REY
Señora, que es vuestra hermana…

MARÍA
1645
¿Cómo no la han degollado?
Redondilla
¡Vayan!

REY
Vuestra majestad
pierda el enojo que tiene
con Juana.

MARÍA
No conviene.-
¡Ah de mi guarda! Llamad
Redondilla
1650
al cancelario.

REY
No vais.

MARÍA
Yo la tengo convencida
de traición: ¡pierda la vida!

REY
Piérdala, pues lo mandáis;
Redondilla
pero hoy no sea.

MARÍA
Mañana.
1655
la degüellen.

REY
Será justo,
mas no será por mi gusto.
que en efeto es vuestra hermana.

TOMÁS
Redondilla
El rey se aparta enojado.

CONDE
Paréceme que lo está.

MARÍA
1660
Alguno me pagará
el enojo que le he dado.-
Redondilla
Yo la perdono, señor,
si es vuestra voluntad.

REY
Beso a vuestra majestad
1665
las manos por el favor.

MARÍA
Redondilla
Vayan: bien pueden traerla
para que la mano os bese,
y plega a Dios que no os pese
de no haber rogado por ella.

Sale el huésped.

HUÉSPED
Redondilla
1670
¡Reyes de la Gran Bretaña,
justicia vengo…!-¡Oh!, ¿qué digo?
¡Este es el rey!

REY
¿qué es, amigo?
Venid acá.

HUÉSPED
¡Suerte extraña!
Redondilla
Señor, ¿el rey es aquel?
1675
¡Miren a quien lo pregunto!

Llega al conde a preguntarlo.

REY
Conde…

CONDE
Ya estoy en el punto.

REY
Disimulemos con él.

HUÉSPED
Redondilla
¡Mis huéspedes son! ¿Qué haré?

MARÍA
¿Qué queréis? Venid acá.

HUÉSPED
1680
Señora…

CONDE
Turbado está.

MARÍA
No me espanto que lo esté,
Redondilla
que ha visto a su majestad.

REY
Y aun eso es un espanto.

MARÍA
Amigo,
¿qué tenéis? Decildo.

HUÉSPED
Digo,
1685
reina…

REY
Decid la verdad.

HUÉSPED
Redondilla
Un agravio, una traición…
Tres españoles…

REY
¿Qué fue?

HUÉSPED
Ya es mayor mi turbación.

REY
Redondilla
¿Qué os han hecho?

HUÉSPED
Hanme robado
1690
la casa.

REY
Miraldo bien.

HUÉSPED
Señor, sí.

REY
¿Hay más?

HUÉSPED
Y también
dos hijos me han degollado,
Redondilla
y tres hombres que acudieron
a las voces.

MARÍA
¿Es posible?
1695
¡Terrible maldad!

REY
¡Terrible!-
¿Y no están presos?

HUÉSPED
Rompieron
Redondilla
el tejado y se escaparon
los dos.

REY
Tal les iba en ello.
¿Y el otro?

HUÉSPED
Pude prendello:
1700
a la cárcelo lo llevaron.

REY
Redondilla
Vayan luego, échenle fuera;
tráiganle; aquí tengo yo
noticia ya, y no pasó
el caso de esa manera.

MARÍA
Redondilla
1705
¿Pues cómo?

REY
Dicen que ayer
entraron en un mesón
dos españoles, que son
hombres de buen proceder.
Redondilla
Y que el huésped, por robarles
1710
una cadena, llamó
a tres ladrones, y entró
a media noche a matarles.

MARÍA
Redondilla
¡Válgame Dios!

REY
Ellos, pues,
con las espadas rompieron
1715
las puertas, y se salieron.
Esto sé yo, y pienso que es
Redondilla
un mismo caso.

MARÍA
¿Quién son
los españoles?

REY
Aquí están
los dos agora.

MARÍA
Hombres serán
1720
de opinión.

REY
Redondilla
Don Gómez de Figueroa,
conde de Feria, es el uno.

MARÍA
Él será el uno, y ninguno
más digno de eterna loa.
Redondilla
1725
¿Y quién será el otro?

REY
Yo.

MARÍA
¡Jesús!

REY
Anoche me vi
tan apretado…

HUÉSPED
¡Hay de mí!

MARÍA
¿Vuestra majestad se vio
Redondilla
en ese peligro ayer?

REY
1730
Corrí por veros la posta,
y me tuviera de costa
la vida el poderos ver.
Redondilla
Débosela a quien me dio
el hábito. ¿Dónde está
1735
el niño? Traelde acá.

HUÉSPED
¡Ese a mí me la quitó!

Sale la Justicia y Julián Romero con una soga al cuello.

JULIÁN
Redondilla
¡Cuerpo de Dios! ¿Qué aguardaba
vuestra majestad conmigo?
A tardarse más…

REY
¡Oh, amigo,
1740
dadme los brazos!

JULIÁN
Ya estaba
Redondilla
en el postrero escalón.

MARÍA
¡Mucha priesa se dio el juez!

JUSTICIA
Señora, anoche a las diez
le hallé escalando un mesón,
Redondilla
1745
y acababa de matar
cinco hombres.

JULIÁN
Yo no lo niego.

JUSTICIA
Confesó de plano luego:
¿qué se había de aguardar?

REY
Redondilla
Los términos de la ley;
1750
y fuérades descubriendo
que los mató defendiendo
su vida y la de su rey.

CONDE
Redondilla
Ya está aquí el niño.

Sale el niño.

REY
Este fue
quien me avisó.

MARÍA
El huésped
1755
querría saber quién fue.

REY
Redondilla
Aquel.

HUÉSPED
¡Ya espero
la muerte!

MARÍA
Esa se le dé.
Redondilla
Ahorcalde de esos balcones.
¡Presto! ¿Qué hacéis? ¡Acabad!
1760
Y juntamente ahorcad
del pie los cinco ladrones
Redondilla
que mató aqueste español.

NIÑO
¡Padre, padre! ¿Dónde va?-
¡Tío, mire que le da
1765
este aguacil! ¡Voto al sol
Redondilla
que no ha de ir con él!

REY
Dejalde,
pues tiene tan buen padrino.

MARÍA
De mayor castigo es digno.

REY
Vaya desterrado.

MARÍA
Dadle
Redondilla
1770
a este niño mil ducados
todos los años de renta;
estos le doy por mi cuenta.

REY
Yo se los daré doblados.

JULIÁN
Redondilla
Y denme a mí quien me saque
1775
del hombro izquierdo una bala,
que estoy rabiando: no iguala
dolor con este.

MARÍA
¿Es achaque?

Sáquesela él propio.

REY
Redondilla
¿Qué fue?

JULIÁN
Una bala, señor,
que desde anoche traía.

TOMÁS
1780
¡Bravo hecho!

MARÍA
¡Gran bizarría!
Vos sois hombre de valor.
Redondilla
¿Cómo os llamáis?

JULIÁN
Julián
Romero.

[REY]
Ya florecéis.
Quedaos conmigo, y seréis
1785
de mi guarda capitán.

MARÍA
Redondilla
Vamos, señor, que hoy querría
que aquí en Visestre se os dé
la corona.

REY
De más fe.

MARÍA
¡Viva Felipo!

REY
¡Y María!


Acto III

Salen el secretario del rey y Julián Romero.

JULIÁN
Redondilla
1790
¡Cuerpo de Dios, qué he de hacer,
si estoy harto de aguardar!
O me mande despachar
o yo me quiero volver.

SECRETARIO
Redondilla
Señor capitán Romero,
1795
no deis voces, que os oirá
el César; salíos allá.

JULIÁN
Óigame ya, que eso quiero.

SECRETARIO
Redondilla
Aquí se negocia mal
con fieros y valentía;
1800
salíos allá, que otro día
daréis ese memorial.
Redondilla
No os puede el César oír,
que hoy tiene mucho que hacer.

JULIÁN
¡Vive Dios que lo ha de ver!
1805
¿Pues para qué ha de salir?
Redondilla
Ha seis meses que deseo
velle por dalle esta carta,
¿y queréis vos que me parta
hoy que la cara le veo?

SECRETARIO
Redondilla
1810
¿Carta es ésa?

JULIÁN
Y de favor:
de su hijo; ved si fuera
de importancia si pudiera
dársela al emperador.
Redondilla
Y tengo tan poca dicha,
1815
que en seis meses no he podido
ni aun verle la cara.

SECRETARIO
Ha sido
general esa desdicha.
Redondilla
¿Habéis visto despachar
algún negocio después
1820
que estáis en Bruselas?

JULIÁN
¿Pues
qué se ha de hacer?

SECRETARIO
Aguardar
Redondilla
que esté mejor, que anteayer
se levantó de su mal.

JULIÁN
¡Dé el gobierno, pesia tal,
1825
si no lo puedo tener,
Redondilla
y no andemos unos y otros
tropezando todo el año
en su gota.

SECRETARIO
El siente el daño.

JULIÁN
Más lo sentimos nosotros,
Redondilla
1830
que nos hace aquí gastar
las haciendas sin provecho.
¡Si está tullido o contrecho,
recójase a descansar!

SECRETARIO
Redondilla
Eso quiere agora hacer.

JULIÁN
1835
¡Pesia tal, eso queremos:
buen hijo mozo tenemos,
el que habemos menester!
Redondilla
¿Cuándo renuncia?

SECRETARIO
Hoy propone
el caso en las cortes.

JULIÁN
Hazaña
1840
de un César hijo de España
que a los demás se antepone.
Redondilla
¿De quién se cuenta este hecho?

SECRETARIO
De muchos; pero más gloria
merece él de esta vitoria
1845
que los demás que esto han hecho,
Redondilla
por ver que están detenidos
en su corte como vos
mil hombres. Quedaos con Dios,
que estamos apercebidos
Redondilla
1850
para esta tarde a las tres.

JULIÁN
Señor secretario, aguarde:
¿parécele que esta tarde
habrá ocasión?

SECRETARIO
Mejor es
Redondilla
que aguaréis cuatro o seis días,
1855
que llegue su majestad
de Inglaterra.

JULIÁN
Callad.
que son vanas fantasías.
Redondilla
Ni el padre ha de renunciar,
ni el hijo acá ha de venir,
1860
ni me puedo persuadir
que a mí me han de despachar.

SECRETARIO
Redondilla
Haced lo que os pareciere;
yo vuestro negocio hago,
que no el mío.

Vase.

JULIÁN
¡Por Santiago,
1865
que he de ver lo que me quiere,
Redondilla
seis mese ha en esta corte,
el César! Ya va saliendo
la guarda; a Dios me encomiendo.
Impórteme o no me importe
Redondilla
1870
yo le he de hablar, que ansí entablo
mi negocio. El sale allí:
¿llegaré agora? No y sí…
¿Qué me ha de hacer si le hablo?
Redondilla
Quiero arrojarme a sus pies.
Sale el emperador, y acompañamiento, y el duque de Saboya.
1875
Madre vuestra majestad
ver esta luego.

EMPERADOR
Mirad
qué es eso.

JULIÁN
Una carta es
Redondilla
del rey Felipe.

EMPERADOR
Está bien;
yo la veré.

JULIÁN
Es necesario.

SECRETARIO
1880
No lo deja.

EMPERADOR
El secretario
me lo acordará también.

SECRETARIO
Redondilla
Tras de él se va de rodillas.

JULIÁN
Oiga Vuestra majestad;
óigame, que importa.

EMPERADOR
Andad.
1885
¿Qué os he de oír?

JULIÁN
Maravillas.

EMPERADOR
Redondilla
No tengo agora lugar,
ni puedo pararme.

JULIÁN
Es ley
de hoja: deja de ser rey
si no te puedes parar.

EMPERADOR
Redondilla
1890
Eso voy a hacer.

JULIÁN
Primero
lea vuestra majestad
aquella carta.

EMPERADOR
Mirad
qué dice.

SECRETARIO
“Julián Romero
Redondilla
es un gran soldado: ha sido
1895
capitán, según parece,
por sus papeles; merece,
por lo bien que me ha servido,
Redondilla
el puesto que no le doy,
porque en ese se entretenga.
1900
Vuestra majestad le tenga
por mi encomendado. Hoy,
Redondilla
día de San Juan.- Felipo.”

EMPERADOR
Gran testimonio traéis
de quien sois. ¿Qué pretendéis?

JULIÁN
1905
Servir, que ansí me anticipo
Redondilla
a mil buenos.

EMPERADOR
Despachalde.-
Vos acudiréis…

JULIÁN
¿A quién?

EMPERADOR
A Gonzalo Pérez.

JULIÁN
¡Bien,
después de seis meses!

EMPERADOR
Dalde
Redondilla
1910
vuestros papeles.

SECRETARIO
Yo haré
mi oficio.

JULIÁN
Señor.

EMPERADOR
¿Qué queréis?

JULIÁN
¿Sirvo yo a Gonzalo Pérez
o a su majestad? ¿Por qué
Redondilla
me ha de despachar ninguno
1915
sino vuestra majestad?

EMPERADOR
¡Quitad de aquí, acabad,
este soldado importuno!-
Redondilla
Apartaos Julián Romero.

Entrese el emperador y tiene al secretario.

JULIÁN
¡Yo me iré, mas vive Dios,
1920
que no os iréis de aquí vos
sin despacharme primero!

SECRETARIO
Redondilla
Señor capitán…

JULIÁN
Señor
Secretario, despachadme.

SECRETARIO
No puede ser hoy; dejadme,
1925
que se va el emperador.

JULIÁN
Redondilla
¡Váyase o quédese, digo
que me habéis de despachar
en este mismo lugar!
¡Que andéis jugando conmigo!

SECRETARIO
Redondilla
1930
¡Oh, cómo sois temerario!
No os despacharé en un mes.

JULIÁN
Pues suelo andarme tres
asido de un secretario…

SECRETARIO
Redondilla
¿Qué pretendéis?

JULIÁN
La tenencia
1935
del castillo de Duay.

SECRETARIO
Mejor es la de Lombay.

JULIÁN
¿En qué está la diferencia?

SECRETARIO
Redondilla
En que es plaza de importancia:
la de Duay no os conviene,
1940
porque se entiende que tiene
el almirante de Francia
Redondilla
con diez mil hombres sobre ella.

JULIÁN
Eso pretendo, eso ruego;
despachadme luego luego,
1945
que quiero que me halle en ella.

SECRETARIO
Redondilla
Mirad no os pese después.

JULIÁN
Procuradme despachar,
porque yo pueda llegar
antes que llegue el francés.
Redondilla
1950
Hágase, pues me conviene.

SECRETARIO
Yo despacharé al infante.

JULIÁN
No la entrará el almirante
si con toda Francia viene.

Vanse.
Salen el almirante y soldados.

SOLDADO
Redondilla
Dicen que se rendirán
1955
si en tres días no les viene
algún socorro.

ALMIRANTE
¿Quién tiene
la fuerza?

SOLDADO
Jaques Quelmán.

ALMIRANTE
Redondilla
¿Es tudesco?

SOLDADO
Borgoñón.

ALMIRANTE
¿Qué gente tiene en Duay?

SOLDADO
1960
Mil hombres de guerra.

ALMIRANTE
Si hay
españoles, muchos son.

SOLDADO
Redondilla
No hay más de dos compañías
de ducientos hombres.

ALMIRANTE
¡Alto!
Vuélvase a dar otro asalto;
1965
no quiero guardar tres días,
ni tres horas. Toca alarma.
Vanse.
Redondilla
¡Francia arriba!

Sale Julián Romero.

JULIÁN
Agora yo llego
que el almirante ha cercado
a Duay, y que ha llegado
1970
antes que llegase yo.
Redondilla
Corriendo la posta voy,
y hoy pienso llegar allá;
pero si cercada está,
¿qué importa que llegue hoy?
Redondilla
1975
¿Podré entrar? Peligro hay
si me ven las centinelas.
¿He de volver a Bruselas
sin haber visto a Duay?
Redondilla
¿Qué dirá el emperador?
1980
-¿Para eso era solamente
la prisa de la patente?
Julián, ¿no sería mejor,
Redondilla
ya que no fue de provecho,
volver ante mi grandeza
1985
las manos en la cabeza,
que no con ella en el pecho?
Redondilla
¿Dónde está el coraje y brío
con que me hablasteis ayer?
¿Prometistes defender,
1990
mientras yo socorro envío,
Redondilla
a Duay, y volvéis aquí
antes que yo la socorra?-
¿Quién habrá que no me corra
si esto se me dice a mí?
Redondilla
1995
Un bravo ardid tengo yaN
X
Nota del editor

Faltan dos versos en la redondilla.

.
con que engañar al francés
Sale el almirante y soldados.
Redondilla
ALMIRANTE
Quiero acercarme.

SOLDADO
Dos días
piden ya.

ALMIRANTE
Uno les daré
de plazo; más no podré:
2000
y me enojas si porfías.
Redondilla
Cada hora que me detengo
aquí pierdo de ocasión.

SOLDADO
¿Vuelto allá?

ALMIRANTE
La condición
espero.

JULIÁN
A buen tiempo vengo.-
Redondilla
2005
Vueseñoría me dé
las manos.

ALMIRANTE
Seáis bien venido.
¿Quién sois?

JULIÁN
Capitán he sido:
hasta adelante seré
Redondilla
quién vos quisiéredesN
X
Nota del editor

En esta redondilla encontramos errores de rima.

.

ALMIRANTE
Honrado
2010
parece y noble.-Ya aguardo
el nombre.

JULIÁN
Julián Romero.

ALMIRANTE
No os conozco por el nombre.
Redondilla
Seáis quien fuéredes, en mí
hallaréis todo el favor
2015
que hayáis menester.

JULIÁN
Señor,
a serviros vengo aquí.

ALMIRANTE
Redondilla
¿Qué os ha sucedido allá?

JULIÁN
Dejo muerto a un secretario
del César, bravo contrario,
2020
y enemigo días ha.

ALMIRANTE
Redondilla
¡Mal caso!

JULIÁN
Hízome un agravio,
y soy colérico yo.

ALMIRANTE
Si tanta ocasión os dio,
cólera fue de hombre sabio.
Redondilla
2025
¿Qué hay por allá?

JULIÁN
En sesión
que en sus reinos ha hecho
Carlos Quinto…

ALMIRANTE
Es rigo hecho
digno de su discreción.
Redondilla
¿No trata de socorrer
2030
a Duady?

JULIÁN
De eso trata.

ALMIRANTE
Si dos días lo dilata,
ya no será menester.

JULIÁN
Redondilla
¿Cómo?

ALMIRANTE
Dáseme a partido
si hasta mañana no tiene
2035
socorro. Guillermo viene
de Duay.-¿Qué han respondido?

Sale el soldado.

SOLDADO
Redondilla
Mudaron de parecer.

ALMIRANTE
¿Piensan negociar mejor?

SOLDADO
Los españoles, señor,
2040
se obligan a defender
Redondilla
mientras el socorro viene,
seis días que tardará,
la villa.

JULIÁN
En diez no vendrá,
ni puede el César, ni tiene
Redondilla
2045
ese pensamiento agora.

ALMIRANTE
Hacedme merced de entrar
en Duay a desengañar
los que están dentro.

JULIÁN
En buen hora.

ALMIRANTE
Redondilla
Haced esta cortesía,
2050
que la sabré agradecer.

SOLDADO
Yo la había de pretender,
que ésa es diligencia mía.

ALMIRANTE
Redondilla
Decid como no podrán
ser tan presto socorridos,
2055
y ofreceldes los partidos,
si hasta mañana se dan,
Redondilla
que van escritos ahí.

JULIÁN
¡Gran ventura!-Sí haré.

ALMIRANTE
Y algo más.

JULIÁN
Yo les diré
2060
lo que hace el caso.

ALMIRANTE
De mí
Redondilla
seréis premiado después
como es razón.

JULIÁN
Yo no digo
qué haré; venga conmigo
un caballero francés
Redondilla
2065
que lo vea y acredite
mi opinión.

ALMIRANTE
Guillermo irá.

JULIÁN
Duay no se rendirá
si salgo con este envite.

Vanse.
Sale el castellano de Duay, y el capitán, y Esquivel.

CAPITÁN
Redondilla
No se puede defender
2070
de dos días adelante
la villa, y el almirante
viene con todo poder;
Redondilla
que tiene determinado
de no alzar el cerco de ella
2075
aunque venga a socorrella
el mismo César.

ESQUIVEL
No ha dado
Redondilla
el francés de su arrogancia
tan grande satisfacción
que no se tenga opinión
2080
de hacer algo de importancia.
Redondilla
No se trate de partido,
que aún no es tiempo.

CASTELLANO
¿Cómo no?
¿Qué socorro aguardo yo
para estarme entretenido
Redondilla
2085
seis días más ni dos?

ESQUIVEL
Ya tiene
aviso el emperador.

CASTELLANO
Yo no lo tengo, señor,
del socorro que me viene;
Redondilla
y he menester prevenir
2090
con tiempo el daño que espero
si enojo al francés. No quiero,
pues no puedo resistir
Redondilla
su poder, al fiar mío
el riesgo que correrá
2095
Duay si a saco lo da
el enemigo.

ESQUIVEL
Más fío
Redondilla
del ánimo con que estánN
X
Nota del editor

Faltan dos versos en esta redondilla.

mis españoles soldados.

Sale Guillermo y Julián Romero.

GUILLERMO
Redondilla
Aquel es el castellano;
2100
contalde lo que sabéis.

JULIÁN
Dejad que le hable; veréis
cómo este negocio allano.
Redondilla
Señor capitán, aquí
me envía su majestad,
2105
no por la necesidad,
estando vos, que hay de mí,
Redondilla
sino porque el César quiere
daros otra cosa a vos
que importe más.

CAPITÁN
¡Bien, por Dios!
2110
¿Hará lo que le dijere?

CASTELLANO
Redondilla
¿Quién sois, señor?

JULIÁN
Castellano,
de Duni.

CAPITÁN
¿Si este se burla?

JULIÁN
Esta os lo dirá.

CAPITÁN
¿Hay tal burla?

CASTELLANO
Yo la obedezco.

CAPITÁN
¡Oh, villano!
Redondilla
2115
¿Por castellano venía
a Duay?

ESQUIVEL
Sea para bien.

CAPITÁN
¡Miren el engaño! ¡Quién
lo supiera!

JULIÁN
Al duque envía
Redondilla
de Saboya, su sobrino,
2120
de socorro; hoy llegará
o mañana, cerca está.

CAPITÁN
A darles aviso vino
Redondilla
del socorro. ¿Hay tal engaño?
¡Que le dejamos pasar!
2125
¡Ah, quién pudiera avisar
al almirante del daño!
Redondilla
¿Qué aguardas? El duque llega.-
Señor capitán Romero,
con vuestra licencia quiero,
2130
pues la fuerza se os entrega
Redondilla
y sois su alcaide, volverme
al campo.

JULIÁN
No es tiempo de eso,
que habéis de quedaros preso.

CAPITÁN
¿Pues por qué queréis prenderme?

JULIÁN
Redondilla
2135
Así conviene.

FRANCÉS
¿No ha sido
buen trato haberme fiado
y traerme aquí engañado?

JULIÁN
Ardid fue que hoy he tenido
Redondilla
para entrar a dar aviso
2140
del socorro. El almirante
se engañó como ignorante
y a su enemigo quiso
Redondilla
que entrase en la villa: entré,
aun sin pedírselo yo;
2145
si fue engaño, él se engañó,
y mal trato suyo fue.

FRANCÉS
Redondilla
Sí, pero no es hidalguía
de español y caballero
tenerme preso.

JULIÁN
No quiero
2150
haceros descortesía,
Redondilla
sino solo deteneros
porque no aviséis que viene
el duque.

FRANCÉS
La culpa tiene
quien pudiera allá prenderos
Redondilla
2155
y no lo hizo.

JULIÁN
No os pese,
que os puedo hacer amistad.

CASTELLANO
A una torre lo llevad
donde no vea el sol.

JULIÁN
No es ese
Redondilla
mi intento.

CASTELLANO
¿Pues cuál?

JULIÁN
Que esté
2160
donde se vaya.

CASTELLANO
Ya entiendo;
harelo así.

JULIÁN
Eso pretendo.

Vaya preso.

CASTELLANO
¡Llevalde, ¡hola!

FRANCÉS
¡Si podré
Redondilla
escaparme!

ESQUIVEL
Si este da
aviso que el duque viene
2165
y el contrario se previene,
mucho daño nos hará.

JULIÁN
Redondilla
¿Y si no viene?

ESQUIVEL
Imposible
me parece que ha de ser
defendernos sin tener
2170
socorro.

ESQUIVEL
Eso haré posible.
Redondilla
No solo he de socorrer
a Duay yo solamente,
pero con muy poca gente
al francés pienso romper.
Redondilla
2175
Salga el soldado y dé aviso
que el socorro viene ya,
que vuesa merced verá.

Sale el castellano.

CASTELLANO
Quintilla
¡Maravillas de improviso!
Así sucediera todo.
2180
Apenas salí de aquí,
cuando arrimándose a mí
me dijo de aqueste modo:
Quintilla
“Señor capitán, ya ve
el agravio que me han hecho,
2185
y de cuán poco provecho
en la prisión le seré.
Quintilla
Vuesa merced se aproveche,
que es razón, de este diamante,
y déme lugar bastante
2190
para que del muro se eche.”
Quintilla
Dijo, y apenas le di
lugar ni aun respuesta, cuando
como un alcotán volando
en medio el campo le vi.
Quintilla
2195
Esta es la hora que está
dando aviso al almirante
del socorro.

ESQUIVEL
Este diamante
mejor socorro os dará.

JULIÁN
Quintilla
Bueno está así; el enemigo
2200
una de dos ha de hacer:
o retirarse a poner
su gente en orden. Pues digo
Quintilla
que con la nuestra cubierta
de la noche, si podemos,
2205
sin ser sentidos saldremos
por una secreta puerta
Quintilla
al monte, y allí apartados
y divididos dos millas
unos de otros, en cuadrillas
2210
de veinte o treinta soldados,
Quintilla
con os cabos encendidos
y al son de cajas marchando,
nos vendremos acercando
a Duay, y siendo sentidos
Quintilla
2215
del contrario, ha de pensar
que va todo el mundo junto
sobre ellos, y al mismo punto
se tiene de retirar.
Quintilla
Entonces yo, si oportuna
2220
ocasión tengo, embistiendo
la retaguarda, pretendo
dar un tiento a la fortuna.
Quintilla
Y para que el enemigo
más se confunda y divierta
2225
y tenga por nueva cierta
la que le lleva su amigo,
Quintilla
en la muralla han de estar
tocando alarma, con hachas
encendidas, las muchachas
2230
y mujeres del lugar;
Quintilla
que con esto se asegura
Duay y engaño al francés.

CAPITÁN
¡Brava estratagema es!

JULIÁN
Vamos a probar ventura.

Vanse.
Sale el almirante francés.

FRANCÉS
Quintilla
2235
Recójase el campo presto,
no nos halle el enemigo
desordenados.

ALMIRANTE
Ya digo
que esté todo en orden puesto.
Quintilla
¿Es posible?

Salga el almirante, y gente marchando.

FRANCÉS
Hame costado
2240
un diamante, de valor
de mil escudos, señor,
el aviso que te he dado,
Quintilla
¿y dudas si viene o no
el duque?

ALMIRANTE
Temo otro engaño
2245
peor que el pasado.

FRANCÉS
El daño
del socorro temo yo,
Quintilla
si está tan cerca de aquí
como dice.

ALMIRANTE
Si estuviera
no lo dijera.

FRANCÉS
Eso fuera
2250
si no me pretendiera a mí.
Quintilla
Él venía a dar aviso
del socorro, y si lo dio
no tuve la culpa yo.

ALMIRANTE
Túvola mi poco aviso:
Quintilla
2255
esta vez gana renombre
de engañarnos. ¿Qué es lo que aguardo?

FRANCÉS
Pues que se fingió Juan Pardo
siendo Romero su nombre.

ALMIRANTE
Quintilla
¡Qué fácilmente creí
2260
la muerte del secretario!
Pero si el campo contrario
está tan cerca de aquí
Quintilla
y viene el duque con él,
tan poderoso, no ha sido
2265
mal suceso haber tenido
aviso con tiempo de él.-
Quintilla
¿Qué es aquello?

FRANCÉS
Luminarias
que ponen los de Duay
sobre el muro.

ALMIRANTE
Fiestas hay,
2270
y serán extraordinarias.
Quintilla
Ya osan salir libremente
al muro; alegres están;
cajas suenan, voces dan,
grande alboroto se siente.
Quintilla
2275
Agora tengo por cierto
el socorro. ¿Qué rumor
es este?

FRANCÉS
¡Arma, arma, señor,
un campo se ha descubierto!
Quintilla
Cajas se oyen, y se ven
2280
las cuerdas.

ALMIRANTE
Tienes razón,
por esta parte oigo el son.

FRANCÉS
Por allí se oye también.

ALMIRANTE
Quintilla
¡Válgame Dios!, mucha gente
según eso trae de guerra
2285
el duque, pues tanta tierra
su campo ocupa igualmente.
Quintilla
En tres millas de distancia
se oyen cajas y se ven
cuerdas de fuego; ahora bien,
2290
retirémonos a Francia.

Vanse, y tocan arma. Sale Julián y gente.

JULIÁN
Quintilla
¡Ea, españoles! ¡Ea, soldados!,
el contrario, una por una,
va huyendo, y hoy la fortuna
favorece a los osados.
Quintilla
2295
Con osar se ha de vencer
esta noche. Ánimo, a ellos,
que a todos pienso rompellos
solo con acometer.
Quintilla
Mil hombres vamos aquí
2300
y más yo, y a Dios plugiera
que menos fuéramos: fuera
mayor blasón para mí.
Quintilla
¿Qué haremos? Huyendo van.
Mi propia fortuna os doy.
2305
Santiago, y válgame hoy
mi patrón san Julián.

Salgan el rey y el duque, marchando.

DUQUE
Terceto
Hagan alto, señor; mucho quisiera
socorrer a Duay, si al tiempo llego,
antes que el enemigo la rindiera.
Terceto
2310
Que si de aquella plaza de hace entrego,
podrá sin resistencia cada día
correr este país a sangre y fuego,
Terceto
y vuestra majestad también podría
meter la guerra de una vez en Francia,
2315
pues a la raya está de picardía.

REY
Terceto
Ya no será el socorro de importancia,
sino de estorbo y embarazo; siento
a castigar de Enrico la arrogancia.
Terceto
Su condestable va a meterse dentro
2320
de san Quintín mientras socorro tiene;
mas no se alabará si yo le encuentro,
Terceto
y mientras en Italia me entretiene
al de Guisa, el valiente duque de Alba
y Paulo Cuarto el desengaño viene,
Terceto
2325
podré yo sin temor asir la calva
ocasión que me ofrece la vitoria
del condestable. Aquí seguro, y salva
Terceto
de esta, pienso salir más triunfo y gloria
que el almirante de Duay, ni el papa
2330
de la liga que ha hecho, con notoria
Terceto
codicia de quitarme a mí la capa
para hacer su linaje a costa mía;
fuerte ambición que a nadie se le escapa.
Terceto
Dejemos a Duay por otro día
2335
y vamos a buscar al condestable,
pues a la raya estoy de picardía,
Terceto
y él dentro en san Quintín.

DUQUE
Es admirable
resolución.

Sale el secretario.

SECRETARIO
Señor, Julián Romero
ha llegado.

REY
Decid que luego me hable.
Terceto
2340
Si fue a Duay mejor suceso espero.

Sale Julián Romero.

JULIÁN
Mejor me sucedió que yo pensaba.
Su Majestad me viva.

REY
En cierto agüero
Terceto
que tengo yo de vos me aseguraba
la presa de Duay. ¿Cómo os ha ido?

JULIÁN
2345
Llegué a Duay, señor, y hallé que estaba
Terceto
cercada en torno del francés temido
y que el Alcaide, previniendo el daño,
trataba de rendírsela a partido.
Terceto
Entré, en efeto, allá con cierto engaño;
2350
entrégueme a la fuerza, y, finalmente,
aquella noche con silencio extraño,
Terceto
hice en un punto armar toda la gente,
y puestas las mujeres sobre el muro
con hachas encendidas, de repente,
Terceto
2355
por una falsa puerta me aventuro;
eché los hombres fuera repartidos
en veinte o treinta escuadras, y procuro
Terceto
que vuelvan unos de otros divididos.
Eran mil los soldados, y traían
2360
cada cual cinco cabos encendidos,
Terceto
que mirando de lejos parecían
un ejército grande.

REY
Cosa es clara.

JULIÁN
¿Pues qué pensó el contrario? Que venía
Terceto
todo el mundo sobre él.

REY
Yo lo pensara.

JULIÁN
2365
Y ¡juro a Dios!, señor, que al mismo punto
que descubrió las luces…

DUQUE
¡Quién llegara!

JULIÁN
Terceto
Y oyó las cosas de un mortal trasunto
cubierto el campo, el almirante, ciego
del sobresalto, tímido y difunto,
Terceto
2370
mandó tocar a retirarse luego.
Yo que vi la desorden, vengo, ¿y qué hago?,
recojo mis soldados presto y llego,
Terceto
y diciendo y haciendo un Santiago,
les di de medio a medio tan gallardo,
2375
que puede competir con el estrago
Terceto
de Roncesvalles.

REY
Sois otro Bernardo.
Vitoria vuestra fue y hazaña clara
de las mayores que de vos aguardo.

JULIÁN
Terceto
Ninguno, ¡vive Dios!, se me escapara,
2380
pesar de la fortuna de que fue mía,
si la noche dos horas más durara.
Terceto
Dejáronme, señor, la artillería,
treinta banderas y el bagaje entero.
Seguí el alcance y sobrevino el día.

REY
Terceto
2385
¿Cómo no me pedís, Julián Romero
de albricias a Duay?

DUQUE
¡Bien la merece
quien supo defendella!

JULIÁN
Yo no quiero
Terceto
lo que está ya ganado.

REY
¿Qué os parece
que puedo daros yo?

JULIÁN
Las cinco villas
2390
de san Quintín.

REY
Si el cielo favorece
Terceto
la empresa, yo os las mando, y treinta millas
la tierra adentro más.

JULIÁN
¡Qué Santiago
les pienso dar, señor! ¡Qué maravillas
Terceto
me habéis de ver hacer!

REY
Yo os haré en pago
2395
de su cruz.

JULIÁN
Cesan ya mis pretensiones.

REY
Maese de Campo general os hago
Terceto
de tres tercios; Julián; a tres naciones
quiero que gobernéis en esta guerra:
a españoles, tudescos y valones.

JULIÁN
Terceto
2400
Dadme, señor, las manos.

REY
Pues se encierra
el condestable en san Quintín, no tiene
gana de pelear: ganemos tierra.
Terceto
Marche el campo.

Sale el secretario.

SECRETARIO
Señor, la espía viene
de san Quintín.

REY
Silencio, no se entienda:
2405
sabremos lo que pasa; no conviene
Terceto
que me hable agora; aquí espera la milicia.
Escuchad, capitán.

SECRETARIO
Señor.

REY
Yo quiero
dar a Julián Romero la encomienda
Terceto
de Yeste.

DON FERNANDO
No sé yo si es caballero.

REY
2410
No reparéis en eso; Santiago
se honrará de tener por compañero
Terceto
un hombre tan valiente; yo le hago
del hábito merced; dádsele al punto.

DON FERNANDO
Señor…

REY
No repliquéis.

DON FERNANDO
No satisfago
Terceto
2415
las leyes de mi orden.

REY
No os pregunto
por las leyes agora.

JULIÁN
El rey me mira.

REY
Haced la información.

JULIÁN
Ya se retira
la cruz me prometió; lo que es barrunto.

DON FERNANDO
Redondilla
Procurad que se me dé,
2420
señor Julián Romero,
con brevedad el dinero
que es menester.

JULIÁN
¿Para qué?

DON FERNANDO
Redondilla
Para defender la información
de limpieza.

JULIÁN
¡Que me place!
2425
¿Qué decís?

DON FERNANDO
La que se hace
según la constitución
Redondilla
de la Orden.

JULIÁN
Es muy estrecha
la mía: no tengo un cuarto;
mas si es de limpieza, harto
2430
tiempo ha que la tengo hecha.
Redondilla
Yo sé que soy caballero,
pero estoy pobre.

DON FERNANDO
Dad orden
de buscarlo.

JULIÁN
No quiero orden
donde se entra con dinero.

DON FERNANDO
Redondilla
2435
Ninguna cosa se alcanza
sin dinero.

JULIÁN
Yo los libro,
si así es.

DON FERNANDO
¿Dónde?

JULIÁN
En el libro
del rey.

DON FERNANDO
¡Buena es la libranza!

JULIÁN
Redondilla
¿Pues qué queréis? Yo no tengo,
2440
después de Dios, más hacienda,
juro, rienda ni encomienda
que mis pagas.

DON FERNANDO
Yo no vengo
Redondilla
a hacer cuentas con el rey,
sino hacer por comisión
2445
del rey mismo información,
conforme es costumbre y ley.
Redondilla
¿Y quién sois?

JULIÁN
Yo os lo diré:
que fui clerizón primero
de una iglesia.

DON FERNANDO
Ya lo sé.

JULIÁN
Redondilla
2450
Luego fui vuestro soldado,
cabo de escuadra, y allí
pasé a ser sargento, y fui
subiendo de grado en grado,
Redondilla
por mis servicios, a ser
2455
alférez y capitán;
cosas son estas que están
probadas ya sin hacer
Redondilla
información.

DON FERNANDO
Nadie ignora
vuestra nobleza, hecha está;
2460
¿pero cómo se hará
la de vuestro padre agora?

JULIÁN
Redondilla
El arcabuz es mi padre,
y esta mi madre; mirad
si tengo harta antigüedad
2465
por la parte de mi madre.
Redondilla
Hijo soy de quien ha hecho
los linajes de la tierra,
y el tronco del mío se encierra
en este brazo derecho.

DON FERNANDO
Redondilla
2470
Muy bien muestra su hidalguía,
su valor, y en conclusión,
voy a hacer la información,
aunque sea a costa mía.
Quintilla
De secreto a hacerla voy,
2475
y no quiero ser testigo
de su información que hago,
sino al mismo Santiago
que ha andado siempre conmigo.

[JULIÁN]
Redondilla
Pues por testigo os doy
2480
a vuestro mismo patrón:
no hagáis más información,
que él os dirá quién yo soy.

Vase.
Sale el rey y el duque.

DUQUE
Redondilla
Su majestad se resuelvaN
X
Nota del editor

Falta un verso en la redondilla.

en lo de la espía.

REY
Vuelva
2485
a San Quintín, que allá estoy
Redondilla
resuelto en llevar al fin
la guerra de Picardía:
reconozca bien la espía
las fuerzas de san Quintín.
Redondilla
2490
La gente que dentro tiene
el condestable, y si piensa
aguardarme en su defensa;
a si el almirante viene
Redondilla
de la costa de Duay
2495
y piensa meter su campo
dentro, o me espera en el campo
como él dice.

DUQUE
Indicios hay.
Redondilla
Pienso que está el almiranteN
X
Nota del editor

Falta un verso en la redondilla.

de vuelta y en Picardía,
2500
dejando gente bastante
Redondilla
de socorro al condestable,
a Duay se ha de volver,
y aquí se le puede hacer
luego otra burla admirable.

REY
Redondilla
2505
¿Cómo?

DUQUE
Váyase acercando
Vuestra majestad allá,
que yo me iré por acá
a la ligera arrimando
Redondilla
con diez mil hombres al paso,
2510
y emboscado me pondré
donde si él pasa le haré
se vuelva más que de paso.

Sale secretario.

SECRETARIO
Redondilla
Ya la información se hizo,
y ha sido muy suficiente:
2515
tan noble es como es valiente,
la nobleza satisfizo.

REY
Redondilla
¡Huélgome, por vida mía!

SECRETARIO
Desde hoy su ventura empieza.

REY
No pudo faltar nobleza
2520
en tan grande valentía.

Salen dos Caballeros, y don Juan.

CABALLERO 1º
Quintilla
Maese el Campo le han hecho
de tres tercios.

DON JUAN
Y