Félix Lope de Vega y Carpio Lope de Vega y Carpio, Félix

DEL MAL LO MENOS




Texto utilizado para esta edición digital:
Lope de Vega, Del mal lo menos, Emilio Cotarelo (ed.), Obras de Lope de Vega, IV: obras dramáticas. Madrid, RAE, 1917, pp. 441-476.
Adaptación digital para EMOTHE:
  • Durá Celma, Rosa (Artelope)

HABLAN EN ELLA LAS PERSONAS SIGUIENTES

DON JUAN DE MENDOZA
MONZÓN, lacayo
EL REY DE NÁPOLES
CASANDRA, prima del Rey
SILVIA, dama
CONDE FABRICIO
EL MARQUÉS OCTAVIO
FABIO
UN JARDINERO
EL CONDESTABLE DE DINAMARCA
EL REY DE DINAMARCA
DOS PAJES
[SERVIO]
[JACOBO]
[MANUEL]
[CALIFA]
[PILOTO]
BEATRIZ, reina

Acto I

Salen don Juan de Mendoza y Monzón, lacayo, de camino

Don Juan
Redondilla
Hoy hablo al Rey.

Monzón
Bien harás,
que ya se acaba el dinero.

Don Juan
Presto las letras espero.

Monzón
Tarde letrado serás.

Don Juan
Redondilla
5
El día que yo salí
Monzón, de España, me dieron
esta palabra.

Monzón
Sí hicieron,
y de ella testigo fui.
Redondilla
Mas ¿qué palabra se dio
10
en materia de dinero
que se cumpliese?

Don Juan
Hoy le espero.

Monzón
¿Hoy le esperas?

Don Juan
Sí.

Monzón
Yo no.

Don Juan
Redondilla
¿Por qué?

Monzón
Porque no hay amigo,
en las desdichas, leal,
15
y porque no viene mal
sin ser de otro mal testigo;
Redondilla
pues es verdad que tendremos
orden de volver a España.

Don Juan
En fortuna tan extraña
20
probé, Monzón, los extremos.
Redondilla
Ya, en efeto, me ausenté
y a Nápoles he llegado.
Don Tello quedó afrentado;
su necio mentís vengué.
Redondilla
25
Consejo fue el ausentarme
de quien no me quiere mal,
porque de peligro tal
era imposible guardarme.
Redondilla
El tiempo lo hará mejor,
30
que es el que lo cura todo.

Monzón
Si no lo pone de lodo,
que es lo más cierto, señor.

Don Juan
Redondilla
¿Era mejor que aguardara
a una prisión o que diera
35
lugar que lavar pudiera
Tello su ofendida cara
Redondilla
con mi sangre?

Monzón
No lo apruebo;
bien en Nápoles estás,
que antes el no volver más
40
a España en los ojos llevo.
Redondilla
¡Qué terribles leyes son
las del mundo! Por un tris
ha de haber luego un mentís,
y al mentís un bofetón.

Don Juan
Redondilla
45
El bofetón es afrenta
terrible, y determinada
a un mentís, bien ordenada
al decir que un hombre mienta,
Redondilla
porque es la infamia mayor,
50
y la mayor calidad
de un noble tratar verdad.

Monzón
Loco está el mundo, señor,
Redondilla
porque si el mentir afrenta,
¿cómo tantos hombres mienten?

Don Juan
55
Porque está en que los afrenten
que un hombre la afrenta sienta.

Monzón
Redondilla
De suerte que el daño obliga,
para que se satisfaga,
no que la infamia se haga,
60
sino en que el otro lo diga.
Redondilla
Miente el que trata la dama
del amigo y la mujer;
miente el que le viene a ver
y a sus espaldas le infama;
Redondilla
65
miente el que dice que sabe
una cosa que no entiende;
miente el que calla y ofende
lo que era razón que alabe;
Redondilla
miente el que humilde nació
70
y blasona de ser noble;
miente el que algún trato doble,
por interés, cometió;
Redondilla
miente el que promete dar
y no da lo que promete;
75
miente el que juega, si mete
ayudas para ganar;
Redondilla
miente el que sustenta coche
sin renta ni señoría;
y el hipócrita de día
80
que quita capas de noche;
Redondilla
miente el que el pleito sustenta
donde no tiene justicia;
miente el que por la milicia,
sin servicios, pide renta;
Redondilla
85
miente el que siendo una dueña
raja, derriba y deshace,
y miente aquel que no hace
lo que a los otros enseña;
Redondilla
miente una dama que engaña
90
al que le da su dinero;
miente el papel lisonjero
con que a tantos enmaraña;
Redondilla
miente la que es roja y blanca
a puro afeite y color,
95
y miente fingiendo honor
cuando de su gusto es franca;
Redondilla
miente si, tratando a dos,
uno los hijos sustenta,
y la que en años cincuenta
100
jura que son treinta y dos,
Redondilla
y yo miento, como ves,
a costa de tu caudal,
pues de lo que cuesta un real
te pongo en tu cuenta tres.

Don Juan
Redondilla
105
No pensé que hoy acabaras,
que en materia de mentir
mucho se puede decir.

Monzón
Píntanle al mundo dos caras;
Redondilla
y si está tan recebido
110
el mentir como decía,
¿Por qué es afrenta el mentir?

Don Juan
Porque anda el mundo fungido
Redondilla
y solo el decirlo obliga
al que lo quiere encubrir,
115
que todos quieren mentir
y que nadie se lo diga.

Monzón
Redondilla
El Rey.

Don Juan
Allí te desvía,
que es esta buena ocasión.

Monzón
¿Y las cartas?

Don Juan
Estas son.

Monzón
120
No te turbes.

Don Juan
No querría.

Salen el rey de Nápoles, la reina Beatriz, Casandra, prima del Rey, y Silvia, dama; el marqués Octavio y el conde Fabricio

Rey
Endecasílabos sueltos (tirada)
Por vos quiero dejar esta jornada.

Reina
Oblígame en extremo vuestra alteza.

Monzón
(Llega, ¿de qué te turbas?

Don Juan
Bien pareces
hombre ignorante, que los reyes turban
125
con la gran majestad que representan.

Monzón
Imagínale un hombre.

Don Juan
Fuera un bárbaro,
que se ha de imaginar que representa
una imagen de Dios, y con respeto
poner los ojos en sus pies. Yo llego.)
130
Dame a besar, señor, tus reales manos.

Rey
¿Quién eres, español?

Don Juan
Un caballero,
no de los inferiores de Castilla,
que con deseo de servirte vengo
desde su corte.

Rey
¿Pasas adelante?

Don Juan
135
No, gran señor, que vengo, como digo,
solo a servirte, y creo que estas cartas
dirán la causa y el intento mío.

Lea el Rey

[Rey]
“Don Juan de Mendoza, mi sobrino, ha hecho elección de servir a vuestra alteza entre los muchos príncipes que se le ofrecían, en Italia, Alemania y Francia, en tanto que se componen sus pleitos en España. Suplico a vuestra alteza le ampare y favorezca su deseo, que, fuera de los méritos de su persona, doy en la suya la mía a vuestra alteza. –El Almirante de Castilla.”

Don Juan
A vuestra alteza escribe la Duquesa.

Reina
Leeré despacio lo que aquí me escribe.
140
¿Quedaba con salud?

Don Juan
Para serviros,
recién parida de un hermoso niño.

Reina
Dios se le guarde. ¿Dónde queda ahora?

Don Juan
Queda en Valladolid, mas de partida
para Medina de Ruiseco.

Rey
Tengo
145
obligación de hacer por vos…

Don Juan
Merece
la Duquesa el favor de vuestra alteza.

Rey
¿Don Juan?

Don Juan
¿Señor?

Rey
¿Qué pleitos son aquestos?
¿Importará que yo a mi primo escriba?

Don Juan
Señor, no por agora, que es muy presto,
150
porque es cierto disgusto que tuvimos
un caballero y yo.

Rey
¿Quedó afrentado?

Don Juan
Era descolorido y algo libre,
y púsele colores en la cara.

Casandra
(No es necio el español.

Silvia
Ni de mal talle.)

Rey
155
No tengas pena, que en mi casa tienes
patria, señor y amigo.

Don Juan
Dios te guarde.

Reina
En ella quedas ya, y en nuestro amparo.

Don Juan
¿Qué puedo yo temer, favorecido
de vuestras manos?

Casandra
(¡Qué españoles bríos!)

Éntrense los reyes y los demás, y don Juan detenga cortésmente a Casandra

Don Juan
Redondilla
160
Suplico a vuestra excelencia
que me escuche.

Casandra
¿Decís a mí?

Don Juan
Sí, señora.

Casandra
Hablad.

Don Juan
Aquí
me turba vuestra presencia,
Redondilla
que os confieso no haber visto
165
mayor belleza.

Casandra
Ya sé
vuestras lisonjas.

Don Juan
¿Podré,
si a tanta luz me resisto,
Redondilla
daros algunos recados
de deudos que allá tenéis?
170
Mas en sus cartas veréis
mis deseos y cuidados;
Redondilla
digo los que allá tenían
de vuestra salud.

Casandra
Creed
que os haré toda merced.

Don Juan
175
Lo mismo de vos confían.
Redondilla
Y lea vuestra excelencia
la de la Duquesa sola.

Casandra
(¿La libertad española
se turba de mi presencia?
Redondilla
180
Pues no parece encogido
el español. He pensado
que es gala hacerse turbado
y que es respeto fingido.)

Abra la carta y lea entre sí

Don Juan
Redondilla
(¡Con qué gracia rompe el pliego!
185
Y no la tiene menor
en abrir puerta al Amor.
¡Con qué nieve enciende fuego!
Redondilla
Por cierto que allá en España
fue la fama desigual,
190
de que es prenda celestial
con la vista desengaña.
Redondilla
Si prima del Rey no fuera
y tan alto casamiento,
pienso que a mi atrevimiento
195
licencia de amarla diera.
Redondilla
¡Oh, cuánto el alma se goza
de aqueste dulce cuidado!)

Casandra
Yo he leído.

Don Juan
Habéisme honrado.

Casandra
¿Sois vos don Juan de Mendoza,
Redondilla
200
el que llaman en Castilla
el alanceador?

Don Juan
Yo soy
el que de veros lo estoy.

Casandra
¿Que vos sois la maravilla
Redondilla
de las damas españolas?

Don Juan
205
No crea vuestra excelencia
más de lo que ve en presencia,
y en ella dos cosas solas:
Redondilla
que son un alto deseo,
y un conocimiento igual.

Casandra
210
No es, Mendoza, desigual
a la opinión lo que veo.
Redondilla
Id con Dios, que yo hablaré
a la reina, mi señora,
por vos.

Don Juan
Y yo, desde agora,
215
hechura vuestra seré.
Redondilla
Guárdeos mil años el cielo.

Al entrarse, con grandes reverencias, se venga enderezando el lacayo hacia Casandra

Monzón
Conozca en esta ocasión
vuestra excelencia a Monzón.
Quedo, de que es él recelo.

Casandra
Redondilla
220
¿Quién sois?

Monzón
Un quien de aquel quien
por quien anda en quien yo ensillo.

Casandra
Ya os conozco.

Monzón
Y monacillo
de sus responsos también.
Redondilla
Soy un terrestre animal
225
que voy abriendo camino
al hombre más peregrino
que vio el curso celestial.
Redondilla
Soy de su taberna el ramo,
la tabla de su mesón,
230
de su tablero peón
y el lucero de mi amo,
Redondilla
porque como él va delante
siempre que amanece el sol,
yo, de este sol español,
235
soy precursor caminante.

Casandra
Redondilla
Ya os conozco, y me agradáis
por hombre de buen humor.
Mas quién es vuestro señor
os ruego que me digáis.

Monzón
Redondilla
240
Este es hijo natural,
si verdad, señora, os digo,
del famoso don Rodrigo
Enríquez, y al padre igual
Redondilla
en cuantas gracias le dio
245
el cielo; el padre es hermano
del Almirante.

Casandra
La mano
Naturaleza templó
Redondilla
en la celeste armonía
formando a vuestro señor;
250
tal es su fama y valor,
su virtud y valentía,
Redondilla
y que sea natural
no pienso que es gran defeto.

Monzón
Guardara, a serlo, secreto,
255
como criado leal;
Redondilla
mas no es cosa que desdora
la calidad de Don Juan,
porque por madre le dan
una principal señora.
Redondilla
260
Fuera de que allá en Castilla,
ya lo sabéis, esto basta.

Casandra
Mucho su virtud contrasta.

Monzón
Es espanto, es maravilla
Redondilla
de los moros granadinos,
265
es el jardín de las damas,
es árbol de cuyas ramas
se esperan frutos divinos.
Redondilla
El día que mi señor
salía con lanza al coso,
270
el toro más animoso
era un ciervo, de temor.
Redondilla
No quedaba quien no alzase
la voz y le bendijese,
mujer que no le quisiese,
275
hombre que no le envidiase.
Redondilla
Es tan franco y liberal,
que da a todos, de manera
que, por dar, que nunca diera,
andamos en tanto mal.

Casandra
Redondilla
280
¿Tanto ha dado?

Monzón
A un caballero
dio un bofetón tan bien dado,
que a Nápoles ha llegado
con este pobre escudero,
Redondilla
donde, si no es que provean
285
los reyes sus desatinos,
nos iremos peregrinos
donde gentes no nos vean.

Casandra
Redondilla
¿Fue sobre amores, acaso?

Monzón
En su vida tuvo amor.
290
Solo he visto a mi señor,
y esto que digo de paso,
Redondilla
hablar bien en un retrato
de una Casandra, que es prima
de este Rey. Solo este estima,
295
y es porque le halló barato
Redondilla
en una rica almoneda,
y dejámosnosle allá
por ser grande.

Casandra
Pues ya está
donde ver el vivo pueda.
Redondilla
300
Yo soy la prima del Rey,
y soy Casandra, yo estoy
donde me veis.

Monzón
Y yo soy
un mulo, una bestia, un buey.
Redondilla
Perdonad mi descortés
305
término, que soy un loco.

Casandra
Ni tengo a Don Juan en poco,
ni a quien su criado es.
Redondilla
Venidme a ver, que no soy
mala para amiga.

Vase Casandra

Monzón
Beso
310
vuestros pies.– ¿Hay tal suceso?
¡Oh, cielo! Gracias te doy
Redondilla
[...]
por el talle y proceder,
pues que no me ve mujer
315
que no diga; “Tuya soy”.
Redondilla
Estimarme desde aquí
por galán es justa ley,
pues una prima de un rey
se muere de amor por mí.

Vase, y entra el conde Fabricio y el marqués Octavio

Octavio
Octava real
320
¿Que su ayuda de cámara le ha hecho?

Fabricio
Ansí lo dicen, porque se ha informado
y, de sus calidades satisfecho,
lo más conforme al español le ha dado.
Es pobre caballero, y sin derecho
325
a la hacienda del padre.

Octavio
Habéis hallado
un término bien nuevo que disfraza
la bastardía pública en la plaza.

Fabricio
Octava real
Paréceme que habláis apasionado.

Octavio
No, lo he mirado bien, y estoy contento
330
que el Rey humildemente le haya honrado.

Fabricio
El español no muestra sentimiento.

Octavio
¿No os mueve a risa verle tan hinchado
siendo un pobre escudero?

Fabricio
Todo es viento
la arrogancia española. ¿Quién osara
335
mostrar a un rey tan arrogante cara?
Octava real
Si fuera el Almirante, o cuando fuera
cabeza de Mendozas y Guzmanes,
no pienso que más grave respondiera
ni con más estudiados ademanes.
340
¿Vistes el vestidillo?

Octavio
Y le quisiera
preguntar si en España los galanes
entran en aquel traje a hablar los reyes.

Fabricio
Con la necesidad, Marqués, no hay leyes.
Octava real
Es como embajador, porque andar puede
345
en el traje que quiere y le da gusto.

Octavio
¿Y no queréis que muy corrido quede?
Pues siendo un escudero, fuera justo
reconocer quién somos.

Fabricio
Eso excede
de lo que entonces fue común disgusto.
350
Yo hablo de las galas y el lacayo.

Octavio
De pensar en las calzas me desmayo.
Octava real
Muero de risa en ver con el toldillo
que se quitaba, muy a lo discreto,
después de entrado el Rey, el sombrerillo,
355
para engendrar de sí mayor conceto.

Fabricio
Costoso era ¡por Dios! el vestidillo.

Octavio
La maleta y las postas, en efeto,
le deslucieron; llegarán baúles
con galas blancas, nácares y azules.

Fabricio
Octava real
360
¿Para qué trata el Rey el casamiento
de Casandra y del rey de Dinamarca,
pudiéndola casar con este viento
que los dos polos con soberbia abarca?

Octavio
Pues dicen que la habló.

Fabricio
¡Qué atrevimiento!

Octavio
365
Fabricio, España es del diluvio del arca.
No hay sabandija que no se halle en ella.

Fabricio
A Silva he visto y a Casandra bella.

Salen a lo alto Silvia y Casandra

Silvia
Quintilla
(Fabricio está en el terrero.

Casandra
Y el Marqués está con él.)

Octavio
370
(Hablar a Casandra quiero.

Fabricio
Yo a Silvia, si Amor cruel
me da licencia primero.)

Octavio
Quintilla
¿Qué manda vuestra excelencia
a Octavio? Que en su presencia
375
no puede estar sin mostrar
a lo que pude llegar
un sentimiento de ausencia.

Casandra
Quintilla
¿En qué ha parado, Marqués,
el concierto del torneo?

Octavio
380
Si de vuestro gusto es,
mantendrale mi deseo
al poder y al interés.

Fabricio
Quintilla
Señora Silvia, creed
que me va muy mal ausente…

Silvia
385
Paciencia, Conde, tened.

Fabricio
Porque me dice la gente
que ya no me hacéis merced.

Silvia
Quintilla
Pedir más demostraciones
no cabe en gala, ni es justo
390
que ande el gusto en opiniones.

Fabricio
Las opiniones del gusto
no se fundan en razones;
Quintilla
pero las quejas lo son.

Sale don Juan y Monzón

Don Juan
(Espántame la razón,
395
si no es que la entiendo mal.

Monzón
Persona tan desigual
¿ha de mostrarte afición?

Don Juan
Quintilla
“No tengo a don Juan en poco”
¿no dijo?

Monzón
Sí dijo.

Don Juan
Pues…

Monzón
400
Pues ¿qué entiendes?

Don Juan
Que estoy loco.

Monzón
“Ni a quien su criado es”,
¿no es nada?

Don Juan
Pienso que toco
Quintilla
las estrellas con la mano
en tan loco atrevimiento.
405
Pero el pensamiento humano
es libre y vuela en el viento,
que es fénix del viento vano;
Quintilla
allí nace y allí muere,
y allí otra vez resucita.
410
En fin, Monzón, ¿saber quiere
quién soy?

Monzón
Tu cuidado imita,
y en ser mujer te prefiere.

Don Juan
Quintilla
¿Dijístele que no era
legítimo?

Monzón
Lo primero.

Don Juan
415
¡Mal te haga Dios!

Monzón
Oye, espera…

Don Juan
¿Qué he de esperar, majadero?

Monzón
¿Pues no es mejor que te quiera
Quintilla
con tus tachas, como mula?

Don Juan
Mucho el amor disimula,
420
pero hay gran desigualdad.

Monzón
Como eso la voluntad
come los viernes sin bula.
Quintilla
Pues también me preguntó
si amabas, muy colorada.

Don Juan
425
¿Cierto?

Monzón
Y respondile yo:
“Ama una dama pintada,
y esto porque la compró
Quintilla
barata en una almoneda.”

Don Juan
¿Dijiste el nombre?

Monzón
Sí.

Don Juan
430
¡Bueno mi honor por ti queda,
necio! ¿Qué dirá de mí?

Monzón
¿Quién hay quien sufrirte pueda?
Quintilla
Di agora que has de querer
mujer que ha de ser mujer
435
de un hombre de más de marca.

Don Juan
¿Quién?

Monzón
El rey de Dinamarca.

Don Juan
Luego ¿amar no puede ser?

Monzón
Quintilla
¿Hay amor sin esperanza?

Don Juan
El mío.

Monzón
Reírme quiero
440
de tu amor y tu mudanza.

Don Juan
Damas hay en el terrero.

Monzón
Pues, alto, un bocado alcanza
Quintilla
como mula de camino
cuando pasa por el prado.

Don Juan
445
Yo intento un gran desatino.
¿Voy bien?

Monzón
Algo corcovado.

Don Juan
Es que a Casandra me inclino.)
Quintilla
Aquí un español tenéis
para que de él os sirváis.

Azóranse los dos

Octavio
450
Español, ¿qué pretendéis?

Don Juan
Hablar, señor, donde habláis
y ver el cielo que veis.

Octavio
Quintilla
¿Quién os ha dado licencia?

Don Juan
¿Quién a los dos os la dio?

Octavio
455
¡Qué graciosa impertinencia!
Haceos allá.

Don Juan
Yo soy yo,
y a no ser por su excelencia…

Fabricio
Quintilla
Ea, que es descompostura.
Ya sabemos quién sois.

Don Juan
Soy
460
tan bueno, que me asegura
el mismo sol donde estoy,
pues no me abrasa y me apura.
Quintilla
Cuando el señor don Rodrigo
no fuera mi padre, digo
465
que por mí mismo soy tal,
que ningún hombre es igual,
del rey abajo, conmigo,
Quintilla
y que puedo estar aquí,
en palacio y dondequiera
470
que me diere gusto a mí.

Octavio
No respondo, aunque quisiera.

Don Juan
Quiera, o quítese de ahí.

Fabricio
Quintilla
¿La espada empuñáis?

Don Juan
Pues qué,
¿traigo alguna rueca al lado,
475
como alguna que se ve?

Fabricio
¡Si es loco!

Octavio
Ansí lo he pensado.

Fabricio
Vamos.

Octavio
Yo me vengaré.

Vanse

Don Juan
Quintilla
¡Gallinas! ¡Viven los cielos…!

Silvia
(¡Bravo anduvo el español!)

Monzón
480
Espérate, y seguirelos.

Don Juan
Detente.– Esto puedes sol,
cuando me abrasas de celos.

Monzón
Quintilla
Las gallinillas mojadas,
con las alas envainadas.
485
¿No me dejarás?

Don Juan
¡No más!

Silvia
(Suspensa, Casandra, estás.

Casandra
Desmáyome en viendo espadas.
Quintilla
Vámonos de aquí. Al revolver
el guante se me cayó.

Silvia
490
Pídele.

Casandra
No puede ser.

Silvia
Pues el español le alzó.

Casandra
Silvia, ¿qué le puedo hacer?

Silvia
Quintilla
Cosa que a favor lo mida,
que es español y arrogante.

Casandra
495
Razón habrá que lo impida,
que es pobre, y es darle guante
para que limosna pida.)

Quítanse

Don Juan
Quintilla
¿Hay ventura igual?

Monzón
¿Dirás
que el guante es grande ventura?

Don Juan
500
Pues, necio, ¿puede ser más?

Monzón
Di pude ser más locura,
que pienso que acertarás.
Quintilla
Haz ¡por tu vida! un soneto
a este guante.

Don Juan
Dentro está
505
un papel.

Monzón
Muestra a qué efeto.

Don Juan
Yo te digo que tendrá
algún notable conceto.
Quintilla
No son más que dos razones.

Monzón
¿Qué dicen?

Don Juan
¡Qué confusiones!
Lea
510
“España, doce, jardín,
que sin principio no hay fin.”

Monzón
¿Qué dices? ¿Pares o nones?

Don Juan
Quintilla
“España, doce, jardín,
que sin principio no hay fin.”
515
¿Qué te ríes, majadero?

Monzón
Quedo, declararle quiero.

Don Juan
¡Qué ingenio!

Monzón
Soy un rocín.
Quintilla
“España” y “doce” es mostrar
que un español, a las doce,
520
está por desayunar;
“jardín”, que a nadie conoce
y que se vaya a cavar;
Quintilla
“que sin principio no hay fin”,
es que sin trabajo humano
525
no hay comer ni hay un cuatrín.

Don Juan
Hablaste como villano;
tu oficio imitaste, en fin.
Quintilla
Yo lo entiendo de otra suerte.

Monzón
¿Cómo?

Don Juan
“España” y “doce” advierte
530
que a las doce el español
por el jardín hable al sol.

Monzón
¿Tú intentas buscar tu muerte?

Don Juan
Quintilla
Sin duda a hablarle me anima
por el jardín, y a este fin
535
dice Casandra en su enima
“España, doce, jardín”,
y el fin del principio estima,
Quintilla
porque quien no se atreviere
al principio, dice, en fin,
540
que ningún remedio espere,
“que sin principio no hay fin”
y ha de buscarle el que quiere.
Quintilla
Ea, toma una rodela,
y esta noche al jardín vamos.

Monzón
545
¡Lindo engaño te desvela!
Tú verás si no llevamos,
como muchachos de escuela.
Quintilla
“España” y “doce”, es, en fin,
pues no hay esperar regalos
550
de un jardín, donde hay mal fin,
que nos darán doce palos
con la tranca de un jardín.

Váyanse, entren la Reina y Casandra

Casandra
Redondilla
Esta merced de me has de hacer.

Reina
¿Qué te obliga?

Casandra
Haberme escrito
555
a quien yo quiero infinito
y a quien debo agradecer
Redondilla
otros oficios mayores
que hace en España por mí.

Reina
Mejor lo hará el Rey por ti.

Casandra
560
Haz que me salgan colores.
Redondilla
El Rey es mi primo hermano,
pero tú del Rey mujer.
Sin esto, puedes creer
que merecimiento humano
Redondilla
565
no llega al de este español;
es deudo del Rey y es hombre
que tiene puesto su nombre
entre los rayos del sol.
Redondilla
¿Nunca has oído decir
570
don Juan el alanceador?

Reina
Yo le haré todo favor.

Casandra
Pues esto le has de pedir;
Redondilla
que a tanto merecimiento
oficio de ayuda es poco.

Reina
575
Tú verás que le provoco
a toda merced.

Casandra
No intento
Redondilla
esto con más interés
que servir a quien me escribe.

Reina
Basta que en tu amparo vive.

Casandra
580
Don Juan de Mendoza es
Redondilla
de lo mejor de Castilla.

Reina
Todo lo entiendo muy bien.

Casandra
Que tan corto oficio den
al monstruo, a la maravilla
Redondilla
585
del mundo, ofende el valor
de tan generosos reyes,
porque también tienen leyes
de hacer merced y favor.

Reina
Redondilla
Vete y fíate de mí.

Casandra
590
Advierte bien que a don Juan
en otras partes le dan
más favor que tiene aquí.

Reina
Redondilla
Digo, Casandra, que haré
lo que por mi propio hermano.

Casandra
595
Es don Juan gran cortesano.

Reina
Sí, Casandra, ya lo sé.

Casandra
Redondilla
Ha de ser muy efectivo
este ruego con tu esposo;
efectivo y cuidadoso.

Reina
600
Digo que ya me apercibo.
Redondilla
Bien puedes irte; no creas
que ha de haber descuido en mí,
que basta agradecerte a ti
para que servida seas.

Casandra
Redondilla
605
Pues advierte que el Rey viene.

Reina
Hoy tendrás tu gusto a efeto.

Casandra
¿Díjete que era discreto
y el buen donaire que tiene?

Reina
Redondilla
Extraña estás ya, cuñada.
610
Que es un ángel entendí;
que lo que me obliga a mí
es el saber que te agrada.
Redondilla
El Rey viene, aguarda un poco.

Casandra
(¡Qué mal se encubre el amor,
615
porque es su oficio y rigor
volver al más cuerdo loco!)

Sale el rey y vase Casandra

Rey
Redondilla
Dareisme esos memoriales
cuando tenga más lugar.–
¿Señora?

Reina
Yo os vengo a hablar.

Rey
620
Ya lo he visto en las señales
Redondilla
del regocijo que ha hecho
el alma en que la mandéis.

Reina
Cuantas mercedes me hacéis
tan dignas de vuestro pecho,
Redondilla
625
no igualan con las que ahora
os vengo a pedir.

Rey
Pues creo
que conocéis mi deseo.
No lo dilatéis, señora.
Redondilla
Mandadme, que obedeceros
630
hace, y aun es justa ley,
que me alegre de ser rey,
porque, después de quereros,
Redondilla
se ha de seguir el serviros,
y serviros sin poder
635
me había de entristecer.

Reina
¿Luego bien podré deciros
Redondilla
con mucha seguridad
lo que os quiero?

Rey
Y de tal suerte,
que me ofenderé a la muerte
640
por mostraros voluntad.

Reina
Redondilla
Mil años el cielo os guarde.
Don Juan de Mendoza tiene,
como el que extranjero viene,
atrevimiento cobarde
Redondilla
645
para deciros que es poco
el oficio que le dais.

Rey
Señora, engañada estáis,
cuanto él arrogante y loco.
Redondilla
¿Sabéis bien su calidad?

Reina
650
¿No basta ser forastero?

Rey
Su padre es gran caballero
y yo le tengo amistad,
Redondilla
pero llaman en Castilla
a estos hijos de ganancia.

Reina
655
Que sea en Castilla o Francia
no es milagro o maravilla,
Redondilla
que no todos los que han sido
reyes legítimos son,
ni es en don Juan ocasión
660
para ser mal admitido,
Redondilla
que es hombre cuyo valor
único celebra España,
y a todo un reino no engaña
sin méritos el amor.
Redondilla
665
¿Jamás oístes decir
el alanceador Mendoza?

Rey
Su fama ese nombre goza;
pienso que lo pude oír.
Redondilla
Pero ¿qué tiene que ver
670
con que vos mostréis pasión?

Reina
Ser lo que digo razón
y tan posible de hacer.
Redondilla
Cuando levantan los reyes
a quien quieren, desde el suelo
675
a las estrellas del cielo,
¿con qué razón, con qué leyes
Redondilla
más que ser su voluntad?
¿Qué disculpa dan si es culpa?

Rey
No dan los reyes disculpa,
680
que es libre la majestad,
Redondilla
y hacer hombres de la tierra
es en lo que imita el rey
a Dios.

Reina
Luego es justa ley.

Rey
(Esto algún misterio encierra.)

Reina
Redondilla
685
Es gallardo este español;
es deudo del Rey, y es hombre
que tiene puesto su nombre
entre los rayos del sol,
Redondilla
y a tanto merecimiento
690
oficio de ayuda es poco.

Rey
(Casi a enojo me provoco.)

Reina
Mudad ¡por mi vida! intento
Redondilla
y haced a don Juan merced.

Rey
(¡Válame Dios! ¿Qué será?)

Reina
695
¿Qué decís?

Rey
(¡Qué necia está!)

Reina
Que no es mi interés creed.

Rey
Redondilla
(Su afición me maravilla.
No habla sin interés.)

Reina
Don Juan de Mendoza es
700
de lo mejor de Castilla.

Rey
Redondilla
Digo que lo creo ansí.

Reina
Cualquier príncipe le hiciera
merced si ampararse fuera
de su reino, como aquí
Redondilla
705
a vuestra grandeza viene.

Rey
Todo lo entiendo, en efeto.

Reina
¿Heos dicho cómo es discreto
y el buen donaire que tiene?

Rey
Redondilla
Yo lo tengo visto bien.
710
Bien os podéis ir, señora,
que, aunque no le den ahora
de otro aumento el parabién,
Redondilla
por vos le tendrá muy presto.

Reina
Guárdeos muchos años Dios,
715
que yo sé bien que los dos
tenemos ganancia en esto.

Váyanse

Rey
Soneto
¿Qué extrañas confusiones! ¡Qué desvelos
causa en amor una pregunta incierta!
Que como el alma está tan encubierta,
720
solo puede el temor correr sus velos.
Igual hicieron el amor los cielos,
y la primera sospecha descubierta,
a no cerrarles el Amor la puerta,
donde sale el valor entrarán celos.
725
¡Qué poco la grandeza le aprovecha
a la sospecha del honor tirano
si tiene el miedo la opinión deshecha!
¿Qué sirve el cetro en poderosa mano?
Que poder librar de una sospecha
730
no cabe en fuerzas de poder humano.

Vase, y entra don Juan y Monzón de noche, con rodelas

Don Juan
Romance (tirada)
¿Entiendes algo del cielo?

Monzón
Soy la misma Astrología.

Don Juan
¿Qué horas serán?

Monzón
Las once.

Don Juan
¿Quién lo dice?

Monzón
Las cabrillas.

Don Juan
735
¿Las cabrillas? ¿De qué modo?
Que pienso que desatinas.

Monzón
¿No tiene el carro del Norte
cuatro mulas que lo tiran?
¿Las cabrillas no son siete,
740
con la que a lo escuro pintan?
¿Cuatro y siete no son once?
Pues las once son. ¿Qué miras?

Don Juan
¿Hay locura semejante?

Monzón
¿Y es la primera, por dicha,
745
que los astrólogos dicen
en las cosas que adivinan?

Don Juan
Esos son los judiciarios,
que cuando la Astronomía
es matemática ciencia,
750
toda verdad se averigua.

Monzón
No sé ¡par diez!, no lo entiendo;
allá en el cielo imaginan
perros, culebras, lagartos,
osos, liebres, peces, liras,
755
dragones, carneros, cancros
y cosas tan peregrinas,
que han hecho su claro espejo
camarín de sabandijas.

Don Juan
En fin, ¿no serán las doce
760
por tu ciencia y por la mía?

Monzón
Mirarelo más despacio.
Muy cerca son. Dadme albricias
de esto, y de que dice el signo
Capricornio que si pisas
765
este jardín cogeremos
frutos a palos como encinas;
mas que librarnos podemos
me ha dicho el signo de Libra,
si nos vamos acostar.

Don Juan
770
Tú, que de miedo suspiras,
yo no, que el signo León
tal influencia me inspira,
que he de serlo conquistar
esta bella Sofonisba.

Monzón
775
¡Oh, qué mal traída historia!
Pues no hay aquí Masinina
ni romano Escipión.

Don Juan
Calla, bestia romancista.

Monzón
¡Oh, tú debes de saber
780
hablar con ortografía!
Como si no hubiese bestias
entre estos que latinizan,
hay mil hombres, como ovejas,
que se les pasan los días
785
solo en decir “¡Be!, ¡be!, ¡be!”,
llena la boca de harina,
y no hay al cabo del año
ni cosa dicha ni escrita,
ni hay más de “Yo sé, yo sé”
790
hasta que acaben la vida.

Don Juan
Calla, ¡maldígate Dios!,
que siento en las celosías
del jardín una mujer.

Monzón
Tienes razón. ¿Y qué linda!
795
¿Hay hombre más importuno?
¡Que des en esta porfía
desde que ayuda te hicieron!
Te sufro por melecina.

Don Juan
Quedo, ¿no ves que los lirios
800
suben el olor, que espiran
las alejandrinas rosas
y retamas amarillas?
¿No ves el azahar más fuerte?
¿Y no ves las fuentes frías
805
hacer música en los cuadros
en arroyuelos partidas?
¿Y que, quebrada en las piedras,
hacen divina armonía
los tiples en las arenas,
810
los tenores en las guijas?

Monzón
Me quemen si tal he visto.
Antes pienso que en mi vida
tan gran disparate ha dicho
la fabulosa poesía.

Don Juan
815
¿No estuviera aquí conmigo
un hombre de ingenio! Mira
que en el amor estas cosas
son divinas energías.

Monzón
Herejías, pienso yo.

Don Juan
820
¿Hablan?

Monzón
Las fuentes serían,
que de ver tus necedades
se están cayendo de risa.

Don Juan
Dancen esas blancas perlas,
fuentes puras, cristalinas,
825
que del aurora que viene
no es mucho que deis albricias.

Asómase Casandra

Casandra
¿Ce? ¿Quién es?

Don Juan
¿Hablaron?

Monzón
Sí.
O es ella, o alguna ninfa
mármol de esas fuentes.

Don Juan
Calla.

Casandra
830
¿Ce? ¿Quién es?

Don Juan
¡Ay, voz divina!
Un español que a las doce
de la noche de su día
viene a este jardín a dar
principio a empresa tan rica,
835
“porque no hay fin sin principio”.

Casandra
Ya que de vos entendida
y de la noche ayudada
de mi vergüenza contina
puedo hablar. ¿cómo os diré
840
a lo que el veros me obliga?

Don Juan
Octava real
Y yo ¿cómo diré mis pensamientos
si estoy, señora, de esperanzas falto
por verme, sin tener merecimientos,
en el principio ya de un bien tan alto;
845
que apenas los primeros movimientos
dan a los muros de este cielo asalto
cuando, más abrasado que Faetonte,
caigo en el mar del estrellado monte?
Vine de España huyendo mi fortuna,
850
y di en la esfera de mi propio fuego,
pues, sin remedio de esperanza alguna,
por el mar de mis lágrimas navego.
¿Pluguiera a Dios que la primera cuna,
o la segunda, me sirviera luego
855
de sepultura, o que la mar de España
me diera fin y no la tierra extraña?
Octava real
Si habéis de ser mujer de un rey, señora,
¿qué pretende mi loco pensamiento?
Si para estrado al sol nace la aurora,
860
¿qué es lo que, siendo humilde noche, intento?
Mas con la muerte que me espera agora
vos quedaréis vengada y yo contento,
que en tanta pena, en confusión tan fuerte,
también para los tristes hubo muerte.

Casandra
Octava real
865
Don Juan, lo que conciertan las estrellas
no han menester palabras excusadas;
yo pienso que esto ha sido fuerza de ellas,
y que están en mi muerte conjuradas.
Amé en tu ausencia las virtudes bellas,
870
de la fama en Italia celebradas,
con que tu nombre al mundo dilataste,
y sin ver tus verdades me obligaste.
Octava real
No se espante, si es hombre, el que supiere
que yo te hablo ansí, que Amor no espanta,
875
y, si es mujer, temiendo considere
que puede verse en desventura tanta.
No porque yo, don Juan, gozarte espere,
testimonio que el alma se levanta;
que si esperara ser tu mujer, creo
880
que no vieras tan fácil mi deseo.
Octava real
Háblote ansí porque vendrán mañana,
por ventura, por mí; y aunque quisiera
resistirme a mi primo y de liviana
el nombre por tu gusto mereciera,
885
cuanto un amor desatinado allana;
que tus heroicas partes considera,
ser tan humilde tú me dificulta,
de donde el daño de los dos resulta.

Salen el conde Fabricio y el marqués Octavio, con rodelas

Don Juan
Redondilla
Ya no puedo responderos,
890
que viene gente a la calle.

Octavio
(Él parece de buen talle
y no de malos aceros.

Fabricio
Redondilla
¿Pues por el jardín galán?

Octavio
¿Si es acaso el desposado,
895
que dicen que disfrazado
licencia de hablar le dan?)

Don Juan
Redondilla
(¿Qué es esto, Monzón?

Monzón
Dos hombres.

Don Juan
Dales vuelta el rostro en capa.

Monzón
Si dijeras “¡Huye! ¡Espada!”,
900
acertarás con los nombres.

Don Juan
Redondilla
Pues ¿cuándo fuiste cobarde?

Monzón
Aquesto no es cobardía,
sino el saber que aquí había
peligro, así Dios te guarde.
Redondilla
905
“España, doce, jardín.”
Cata aquí doce en campaña
de este jardín contra España.

Don Juan
Ahora cierra España, en fin,
Redondilla
que estoy ya favorecido.)

Octavio
910
¿Qué nos quieren embozados,
caballeros o criados?
¿qué quieren?

Monzón
(Miedo han tenido.

Don Juan
Redondilla
Dales, Monzón, otra vuelta;
mira si conoces algo.

Monzón
915
Tiemblan, por fe de hidalgo.)

Fabricio
(Aquesta es gente resuleta.
Redondilla
¿Qué haremos?

Octavio
Saca la espada.)

Fabricio
¿Qué quieren?

Don Juan
Saber quién son.

Octavio
Díganlo ellos, que es razón.

Monzón
920
Mienten, dije, y que son nada.

Don Juan
Redondilla
¡A ellos, Monzón!

Monzón
Yo basto.
Vuélvete a tu puesto.

Don Juan
Voy.
Huyen y va tras ellos Monzón
¡Bravos, a fe de quien soy!
Poco de la sangre basto
Romance (tirada)
925
si son ansí los demás
que este terrero pasean.

Casandra
¿Ah, caballero? ¿Quién sois?

Don Juan
(Ya se os olvidan las señas.)
Un criado de don Juan,
930
de la española braveza,
que de una mortal herida
tiñe de sangre la hierba.

Casandra
¿Es sin duda?

Don Juan
¿No escucháis
con qué lástima se queja?

Casandra
935
¿Qué aguardas, cobarde vida,
pues yace tu causa muerta,
la del mejor español
que las historias celebran?
¡Ay de mí!

Don Juan
Quedo, señora,
940
no lloréis de esa manera.
Don Juan es vivo; yo soy.

Casandra
Mil veces, don Juan, lo seas.
Pero no te puedo hablar,
que viene gente a las rejas.
945
Adiós.

Don Juan
Acordaos de mí.
Dadme, señora, una prenda.

Casandra
El guante que me quedó
te doy para que lo seas;
que pues no tienes las manos,
950
bien es que las cajas tengas.

Vase

Don Juan
¿Qué es esto, fortuna mía?
¿Para qué conmigo vuelas
de tu rueda a los extremos
si ha de bajarme tu rueda?
955
Pero gente viene aquí.
Entre Monzón rebozado con tres capas, la suya y las dos de los que huyeron
Un hombre hacia mí se llega
con una capa con ojo.
Pues si es el que huyó, no vuelva,
que si le traté de burlas,
960
ya le emprenderé de veras.
¿Quién es? ¿No responde? ¡Bueno!
¿Quién es? ¿No habla? ¿Es de piedra?
Pues quitarele el rebozo.
Quítale un rebozo
¡Bien, por Dios, otro le queda!
965
¿Qué es esto, hidalgo? ¿Quién sois?
¿Cómo sufrís esta afrenta?
¿Sois noble? ¿Por qué calláis?
¿Si es el Rey? ¿Qué enigma es esta?
Sea quien fuere, que otra vez,
970
y otras muchas, como fuera
necesario, os le quitara.
Quítale otro rebozo
¡Bien, por Dios, otro le queda!
¡Válame Dios! ¿Si es difunto
que pena por estas huertas
975
delitos que en ellas hizo?
Pero lo que fuere sea.
Otra vez le he de quitar
el rebozo.

Quítale el rebozo y ríese mucho Monzón

Monzón
¡Gran braveza!

Don Juan
¿Quién es?

Monzón
Monzón, ¿no lo ves?

Don Juan
980
¿Estás en tu seso, bestia?

Monzón
Dejaron aquellos dos
las capas en la pendencia,
y por no me resfriar
las traigo de esta manera.

Don Juan
985
¿Quién serían?

Monzón
Dos gallinas.

Don Juan
¿Cómo te ha ido?

Monzón
Allá fuera
te diré lo que ha pasado.

Don Juan
Que si tú dos capas llevas,
yo llevo, Monzón, dos guantes
990
de otra pendencia más tierna.

Monzón
Basta, que ha sido esta noche
de cuatro capas la fiesta.


Acto II

Salen Fabio y el Rey

Rey
Décima
Mira, Fabio, si por dicha
está en el retrete Octavio.

Fabio
995
Yo voy.

Vase Fabio

Rey
Yo mismo me agravio.
¿Puede haber mayor desdicha?
Apenas después de dicha
una afrenta del honor,
debe creerla el valor;
1000
y yo, sin que nadie advierta
mis celos, abro la puerta
a mil temores de amor.
Décima
Esto sin duda es querer
a Beatriz con tal extremo
1005
que mis propios miedos
y no lo que puede ser.
Dice el temor que es mujer,
mas dice el amor que es mía;
dice el temor que podría
1010
tener a don Juan amor,
y entre el valor y el temor
crece el amor la porfía.
Décima
¿Posible es que ha entrado en mí
tan extraño pensamiento?
1015
¿Qué es lo que pienso? ¿Qué intento?
¿Qué entendí? ¿Qué vi? ¿Qué oí?

Salen Fabio y Octavio

Fabio
Señor, Octavio está aquí.

Rey
Retírate un poco, Fabio.

Octavio
¿Qué es lo que mandas a Octavio?

Rey
1020
(De la cifra de un torneo
celos sacaron deseo
para averiguar mi agravio.
Décima
Pero sin más declararme
que lo que basta a mi intento,
1025
quiero de mi pensamiento
fingidamente informarme.
¡Que pueda amor obligarme
a tan injustos desvelos!
Pero como son los cielos
1030
difíciles de entender,
eso debió de querer
decir quien os llama celos.)
Décima
Marqués, yo estoy muy servido
de vos en este torneo.

Octavio
1035
Solo agradarte deseo.

Rey
Fiesta como vuestra ha sido.
Sobre todos ha lucido
vuestro valor.

Octavio
Es agravio
de muchos y honor de Octavio.

Rey
1040
Las empresas no entendí.

Octavio
Yo, señor, las aprendí
de una relación de Fabio.

Rey
Décima
Holgareme de sabellas.

Octavio
Diré las que me acordare,
1045
y vuestra alteza repare
que son de amor las más de ellas.
Sacó Arnaldo tres estrellas
con tres letras en las tres:
“I”, “C” y “F”, que de Inés,
1050
Celia y Fenicia serían
nombres.

Rey
¿Qué versos?

Octavio
Decían:
“Felice quien vuestro es.”

Rey
Décima
Pues ese mismo es el nombre.
Así su dama se llama.

Octavio
1055
Sacó Leonelo una rama
de ciprés, tan gentil hombre
de negro, que ningún hombre
le aventajó.

Rey
Bien, por cierto.
¿Qué letra?

Octavio
“Una triste ya es muerto”.

Rey
1060
Significolo; el ciprés
árbol de difunto es.

Octavio
Sacó una esfinge Roberto.

Rey
Décima
Ya la vi. ¿Qué alma le dio?

Octavio
Medio verso del Petrarca,
1065
que todo el sentido abarca.

Rey
¿Cómo?

Octavio
“Intendame chi po”.

Rey
Bien su secreto mostró
que para sí le reserva.

Octavio
Celio, un volcán que conserva
1070
su fuego en nieve.

Rey
Era amor.

Octavio
Díjolo el verso mejor.

Rey
¿Cuál?

Octavio
Décima
“Latet anguis in herba”.
Lidio, una devanadera
en un pie firme traía.

Rey
1075
¿Qué es lo que decir quería?

Octavio
Que firme en sus cosas era,
cuanto su dama ligera.

Rey
¿En qué letra lo mostró?

Octavio
“Lo alto vos, lo bajo yo.”

Rey
1080
¿Premiáronla?

Octavio
No.

Rey
Mal hecho.

Octavio
Fabio, jamás satisfecho,
una lechuza sacó.

Rey
Décima
¿Sola?

Octavio
No, que un sol traía
por lo alto.

Rey
Y ¿qué blasón?

Octavio
Griego.

Rey
¿Cuál?

Octavio
“Gnothi seauton.”

Rey
1085
“Conócete a ti”, diría;
que, como ver pretendía
al sol que no puede ver,
dio a entender que la mujer
que sirve es igual al sol.

Octavio
1090
Ahora viene el español.

Rey
Ese pretendo saber.

Octavio
Décima
Dos guantes, señor, traía
en un escudo y dos manos
entre nubes y aires vanos,
1095
como que allá las perdía.

Rey
Y la letra ¿qué decía?

Octavio
“Las manos no merecí,
y los guantes sí.”

Rey
Yo vi
esa empresa con cuidado.
1100
¿Algunos guantes le han dado?

Octavio
Yo lo imaginaba ansí.

Rey
Décima
¿Qué quiere dar a entender
en las manos en el viento?

Octavio
Que ha puesto su pensamiento
1105
en lo más que puede ser,
y que no ha de merecer
manos tan altas jamás.

Rey
Octavio, en lo cierto das.
Poco el español me agrada.

Octavio
1110
A muchos, señor, enfada.

Rey
(Tente, sospecha; no más.
Décima
Mira que pones mi honor
en temeraria aventura.)
¿Octavio?

Octavio
¿Señor?

Rey
(Locura
1115
parece tener temor
adónde está mi valor.)
¿Diéronle premio a don Juan?

Octavio
El de más galán le dan.

Rey
Ansí, ¿a la reina le dio?

Octavio
1120
Harto, diciendo, le honró:
“Hasta en esto sois galán.”

Rey
Décima
¡Buen favor!

Octavio
Fue gran favor.

Rey
Venme a ver después, Octavio.

Octavio
Beso tus pies.

Vase Octavio

Rey
Hombre sabio
1125
¿tuvo sin celos amor?
Pues ¿qué me importa el valor
si tengo amor, y los celos
son su sombra y son los velos
que le sirven de cortina,
1130
noche en que el alma adivina
la luz que encubre a los cielos?
Décima
Son celos imaginar
y no acabar de entender,
y si envidia puede ser,
1135
también tengo que envidiar.
Son celos temer y amar.
Si temo y amo, bien puedo
estar celoso del miedo,
ya que lo esté de[l] agravio.

Sale don Juan

Don Juan
1140
Que me llamas dijo Octavio.

Rey
(En mayor confusión quedo.)
Redondilla
Yo, don Juan, no te llamé.
Octavio mal entendió,
pero pues él te llamó,
1145
para que te honrase fue.
Redondilla
Muy justamente te dieron,
don Juan, premio de galán,
pero confusas están
las damas, y me dijeron
Redondilla
1150
que te pregunte el blasón
que sacaste en el torneo.

Don Juan
(¿Si sabe el Rey mi deseo?
Indicios notables son.
Redondilla
Mal hice en sacar empresa
1155
tan clara. ¿Qué amante es sabio?)

Rey
Díjome la letra Octavio.

Don Juan
(Dios sabe lo que me pesa.)
Romance (tirada)
Saqué, señor, unas manos
en un cielo, y en la tierra
1160
unos guantes.

Rey
“Que mereces
los guantes –dice la letra–;
pero que las manos no.”

Don Juan
Una dama de la Reina
amé, señor, en España;
1165
casose porque yo era
desigual a su valor;
y cuando entraba en la iglesia
dejó caer unos guantes;
alcelos sin que me vieran,
1170
aunque no faltó una espía
que andaba en mi competencia,
por quien he perdido a España.
Embarqueme con tal pena,
que ha sido estos guantes solos
1175
santelmo de mis tormentas.
Hizo el Marqués el torneo;
yo, que mis guantes quisiera
hacer en el cielo signos
y coronarlos de estrellas,
1180
retratelos en mi escudo
diciendo en aquella letra
que “los guantes merecí,
pero no las manos bellas”,
porque, después de casadas,
1185
bien sabes que eran ajenas.

Rey
(Cuanto más saber procura
la verdad de mi sospecha,
más testigos, más indicios
voy hallando contra ella.
1190
Dice aqueste que las manos
no mereció, en que confiesa
que la Reina puede amar,
y sin culpa de la Reina.
Más si ella le dio los guantes
1195
ya es culpa en tanta grandeza;
y que no es dama en palacio
lo tengo por cosa cierta,
pues me dice que casada
eran las manos ajenas.
1200
¿Hay tan cruel pensamiento?
¿No puede ser que esto sea
cosa que pase en España?
Pues ¿es razón que me tenga
puesto en tanta confusión
1205
lo que en España suceda?
¡Oh, amor de Beatriz! ¿Qué es esto?
Si es quien es, ¿qué me atormentas?)
Don Juan, a decirles voy
a Casandra, Emilia y Celia
1210
que ese blasón de los guantes
fue en España como cuentas,
porque sé lo que han de holgarse
de que en España suceda.

Vase el Rey

Don Juan
¿Qué diversiones, qué indicios
1215
y qué preguntas son estas?
¿Si ama el Rey alguna dama,
cosa que su prima sea,
y que, celoso de mí,
ande con estas quimeras?
1220
Ya, celos, me dais asalto,
ya embestís mi fortaleza,
y celos de un rey. ¡Ah, cielos!
¿Quién navegó sin tormenta?
¿Quién no hizo sombra al sol?
1225
¿Quién tuvo gloria sin pena
y quién sin celos amor?
Perdona, Casandra bella,
que esto no es en culpa tuya.

Sale Monzón

Monzón
De tal manera te dejas
1230
llevar, en entrando aquí,
de tus pretensiones ciegas,
que me obligas, por buscarte,
a que a las salas me atreva
donde solo pisan grandes
1235
con debida reverencia.

Don Juan
¡Ah, Monzón, todo es perdido!

Monzón
Ea, ¿tenemos tronera?
¿Hay celi celorum? Pues
¿qué tienes que te lamentas?

Don Juan
1240
El Rey…

Monzón
¡Válame san pedro!

Don Juan
El Rey…

Monzón
¿Dos reyes?

Don Juan
No acierta
el alma… El Rey…

Monzón
¿Otro rey?
Pero ¿a qué efecto me cuentas
la historia de los tres reyes?

Don Juan
1245
El Rey pienso que requiebra
a Casandra.

Monzón
¿Pienso, dices?
Húrtasme el nombre si piensas…
Pero, cuando sea verdad,
todo, señor, se remedia
1250
con este papel.

Don Juan
¿Papel?
¿Papel?

Monzón
Papel o papela.

Don Juan
¡Muestra!

Monzón
Que no es Casandra.
¿No lo miras por la muestra?

Don Juan
¿Qué letras son estas, di?

Monzón
1255
Tú las verás cuando leas.

Don Juan
Es cartel.

Monzón
Esta mañana,
en plazas, calles e iglesias,
amanecieron pegados.

Don Juan
Muestra. ¿Y esto me remedia?
Lea
1260
“Venga a noticia de todos
cuantos hoy viven y venga
a la de Don Juan, que llaman
alanceador…”

Monzón
¿Qué tiemblas?

Don Juan
“Que en la corte de París
1265
don Tello Vázquez le espera
de sol a sol en su plaza
a catorce del mes que entra.”

Monzón
Y que estas mismas palabras
hoy amanecieron puestas
1270
en Alemania, en Hungría,
Francia, España e Ingalaterra.

Don Juan
Pues pesia a quien te parió,
Monzón, ¿esto me remedia
los celos que del Rey tengo?

Monzón
1275
Pues si es forzosa tu ausencia,
y para caso tan grave,
¿qué celos hay que te duelan?

Don Juan
Bien dices, este es mi honor.
Quedo, que Casandra es esta.

Sale Casandra

Don Juan
Octava real
1280
Bien puede hablaros atrevidamente
quien se parte de vos, y sin recato
de la malicia y lengua de la gente.

Casandra
¿Qué es aquesto, don Juan?

Don Juan
Seros ingrato.

Casandra
¿Ingrato vos a mí?

Don Juan
Forzosamente.
1285
Mirad, señora, si verdad os trato.

Casandra
¿Vienen por mí de Dinamarca?

Don Juan
Fuera
mi muerte entonces esta ausencia fiera.
Octava real
Toda Nápoles hoy… Pero ¿qué digo?
Francia, Alemania, España, Ingalaterra
1290
saben cómo me espera mi enemigo
y que me llama a desafío y guerra.
Este cartel os doy para testigo,
cuya satisfacción la suya encierra.
En los casos de honor, señora mía,
1295
ni hay poder, ni hay amor, ni hay descortesía.
Octava real
Turbarse los contrarios elementos,
mezclarse el agua con la eterna lumbre
y de sus estelíferos asientos
mudarse la celeste pesadumbre;
1300
vestirse de impresiones mil los vientos
y bajar de las alas de su cumbre
en rayos las terrestres sequedades;
sorberse el mar los campos y ciudades,
Octava real
no fueran parte a permitir ausencia
1305
de vuestros ojos; solo honor fue parte
para que os pida para un mes licencia,
aunque de vos el alma no se aparte.

Casandra
Pues ¿con tanto rigor, con tal violencia?
No porque yo de vos, español Marte,
1310
tema siniestro caso en desafío;
pero por ser tan vuestro el honor mío.
Octava real
Pero ¿quién ha tenido atrevimiento
para ausentarse por razón ninguna
y estima en más su honor que mi contento,
1315
principio ilustre de una gran fortuna?
No vuelva eternamente, ni consiento
que carta suya ni memoria alguna.
Vete, español ingrato, que algún día
has de llorar tu loca valentía.

Don Juan
Octava real
1320
¿Señora? ¿Ah, mi señora?

Casandra
¿Qué me quieres?

Don Juan
Mire vuestra excelencia que es disculpa
todo mi honor.

Casandra
No; mas ingrato eres,
que honor más que mi gusto te disculpa.
¿Estímanse en España las mujeres
1325
de esta manera?

Don Juan
Si he tenido culpa
en irme por mi honor, ya por tu gusto
vuelvo.

Casandra
Si vuelves, perdonarte es justo.

Don Juan
Octava real
Mas ¿cómo quedará mi honor, señora?

Casandra
Haré yo al Rey que te detenga en tanto
1330
que escribe a España que las paces traten
y que tome en su honor el de don Tello;
pues en tanto que un rey las paces trata
no es justo que tú trates desafío.
Y fuera de que aquesto te disculpa
1335
y que cumple don Tello con su honra,
pues, en efecto, te ha desafiado,
¿qué pierdes tú, pues quedas siempre honrado?

Don Juan
Octava real
Mi voluntad es tuya, mi albedrío,
mi ser, mis pensamientos, mis acciones
1340
disponlos a tu gusto.

Casandra
El Rey sospecho
que te tiene afición, y es muy sin duda
que ha de gustar de detenerte. Vete,
que quiero hablar la Reina, mi señora.

Don Juan
Su alteza viene a muy buen tiempo ahora.

Vase don Juan y sale la reina Beatriz

Reina
Redondilla
1345
¿Íbase de aquí don Juan?

Casandra
De aquí, señora, se fue.

Reina
¿Sabe el cartel?

Casandra
Y yo sé
que un grande servicio harán
Redondilla
vuestras altezas a Dios
1350
en tratar aquestas paces.

Reina
Tú sola sus partes haces.

Casandra
Mejor las haréis los dos
Redondilla
en no sufrir desafíos,
como príncipes cristianos.

Reina
1355
Bien saben los soberanos
cielos los intentos míos.
Redondilla
Y si escribiendo al de España
que ponga en esto remedio
te parece a ti buen medio,
1360
y que a don Juan no le daña
Redondilla
ni pierde reputación,
tratarelo con el Rey.

Casandra
No hay en el duelo tal ley,
aunque tan injustas son,
Redondilla
1365
que mientras el Rey compone
las paces de dos contrarios
y con medios necesarios
las voluntades dispone,
Redondilla
no obliga al desafiado,
1370
aunque llegue a su noticia,
salir, ni pierde justicia
el honor del agraviado.
Redondilla
Al Rey ha de suplicar
vuestra alteza que detenga
1375
a don Juan mientras que venga
respuesta para tratar
Redondilla
las paces, con prevención
de que haces esto por mí.

Reina
Hoy verás, Casandra, aquí
1380
mi cuidado y afición.

Casandra
Redondilla
Pues él viene. Haz ¡por tu vida!
que se detenga, que es hombre
que, por lo que debe al nombre
de que su sangre apellida,
Redondilla
1385
irá a dos mil desafíos.

Vase Casandra

Reina
¿Qué será tanto cuidado?
Sospechas ha despertado
en los descuidados míos.
Sale el Rey leyendo una carta
Redondilla
¿Señor?

Rey
¡Dulce prenda mía!

Reina
1390
Huélgome que estéis galán,
que una cosa por don Juan
pediros, mi bien, querría.

Rey
Redondilla
¿Por el español?

Reina
Está
el español de partida;
1395
detenedle ¡por mi vida!,
que me dicen que hoy se va
Redondilla
a la corte de París
al plazo del desafío;
y un criado vuestro y mío,
1400
y de quien por mí os servís
Redondilla
en vuestra cámara ya
con nombre de gentilhombre,
no es bien que aventure el nombre,
que en tanto peligro está,
Redondilla
1405
en desafíos vedados
por el Pontífice. Vos
podéis hacer que los dos
queden amigos y honrados,
Redondilla
porque si a España escribís
1410
que por buen celo y cristiano
ponéis en esto la mano,
no hay a qué vaya a París.
Redondilla
Fuera de hacerlo por Dios,
os obliga que ha venido
1415
a serviros, pues ha sido
para ampararse de vos.
Redondilla
¿Qué decís? ¿Qué estáis suspenso?

Rey
Digo que lo haré, señora.
(¿Qué aguardo? ¿Qué miro ahora?
1420
¿Qué me defiendo? ¿Qué pienso?
Redondilla
Que cierto debe de ser
que ya su amor agradece.)

Reina
Si difícil os parece
cosa tan fácil de hacer,
Redondilla
1425
detened vos a don Juan,
que yo a España escribiré.

Rey
No, señora, yo lo haré;
solo me pesa que están
Redondilla
los papeles publicados.

Reina
1430
Publicad vos que tenéis
hechas las paces que hacéis
y que están medio amistados.

Rey
Redondilla
Id en buena hora, y decid
a Casandra que esta carta
1435
me obliga a que luego parta;
y que es tan presto, advertid,
Redondilla
que hoy llegan aquí seis naves.

Reina
¿Quién viene por ella?

Rey
Un hombre
más claro que por su nombre
1440
por tantas hazañas graves,
Redondilla
que es el Condestable noble
de Dinamarca.

Reina
Yo voy
por las albricias.

Vase la reina

Rey
Ya estoy,
celos, oprimido al doble.
Redondilla
1445
No en balde por vos me pinto
en un laberinto fiero,
pues mientras más saber quiero
más entro en el laberinto.
Redondilla
¿Qué tengo ya de dudar,
1450
pues quiere que la partida,
con el temor de su vida,
venga yo propio a estorbar?
Redondilla
¿Hay más declarado amor?
Pero yo la culpa tengo,
1455
pues, ya que a entenderlo vengo,
no doy descanso a mi honor.
Redondilla
Ahora bien, el hombre muera,
que es razón de Estado clara,
no porque el honor repara
1460
en que ofenderme pudiera,
Redondilla
mas solo porque ha ofendido
a un rey la imaginación
y a un ángel en la opinión,
con que de quién es me olvido.
Redondilla
1465
Mas mejor será ausentalle
que matalle. Mas no es sabio
quien deja vivo el agravio;
pero que tiene que calle,
Redondilla
tiene más que el pensamiento.
1470
Ahora bien, vaya a llevar
a mi prima por el mar.
Buena ocasión, justo intento.

Entra don Juan

Don Juan
Redondilla
(Aquí está el Rey. Bien será
pedirle licencia.)

Rey
(Ansí
1475
podré apartarle de mí,
y nunca vuleva de allá.)
Redondilla
¿Es don Juan?

Don Juan
Yo soy, señor.

Rey
¿Qué quieres?

Don Juan
El honor mío
está puesto en desafío.
1480
Yo precio tanto mi honor,
Redondilla
que, para volver por él,
te vengo a pedir licencia.

Rey
Cosas de tanta prudencia
no se han de hacer de tropel.
Redondilla
1485
Yo te quiero bien, don Juan,
y desde que te amparaste
de mí, en mis hombros dejaste
las que cuidado te dan.
Redondilla
Yo he escrito a España, y allá
1490
trata tus paces mi tío,
y salir al desafío
hacerme agravio será.
Redondilla
Demás, que me has de servir
cuando Casandra se parta,
1495
que hoy sé por aquesta carta
que ya es forzoso partir.
Redondilla
A vista de la ciudad
está ya el dinamarqués
que viene por ella, y es
1500
hombre de gran calidad
Redondilla
y a quien puedo confialla,
pero parece mejor
que un hombre de tu valor
vaya a servilla y honralla.
Redondilla
1505
Esto has de hacer, y ansí luego
te apresta para el camino.

Don Juan
A tu voluntad me inclino
y a mi propio honor me niego.
Vase el Rey
Redondilla
¡Ay de mí! ¿Qué mayor mal
1510
me pudiera suceder
como que tengo de ser
¡oh, Casandra celestial!
Redondilla
quien te lleve a mi enemigo,
quien tus bodas acompañe?

Sale Casandra

Casandra
1515
Ya que no hay mal que me dañe,
muera yo hablando contigo.
Redondilla
¡Ay, don Juan! ¿Qué desventura
es esta?

Don Juan
No sé, que agora
me dio la nueva, señora,
1520
el Rey. ¿Qué poco el bien dura!
Redondilla
Pues después que me avisó
de que a España escrito había
y que mis paces hacía,
la guerra me publicó.
Redondilla
1525
Dice que vaya contigo,
Casandra; en esta jornada
mejor será que a la espada
de mi español enemigo.
Redondilla
Máteme Tello en París,
1530
y no en Dinamarca en ver
que eres de Carlos mujer.

Casandra
Ojos, ¿que aquesto sufrís
Redondilla
y no os deshacéis llorando?
¡Desdichado corazón,
1535
si no es esta la ocasión,
pregúntale al alma cuándo!
Redondilla
La Reina me dijo a mí
lo que a ti el Rey.

Don Juan
Y yo agora
pido licencia, señora,
1540
para apartarme de ti.
Redondilla
A París voy, y está cierta
que nunca este brazo mío
se defienda al desafío
que mi contrario concierta.
Redondilla
1545
Yo daré presto lugar
para que me rompa el pecho.

Casandra
Si mi llanto es de provecho
para poderte obligar,
Redondilla
por él te ruego, español,
1550
me acompañes en la nave,
no permitas que se acabe
tan presto a su lumbre el sol.
Redondilla
Vente conmigo a embarcar
que, en llegando a las riberas,
1555
juntos, como tú lo quieras,
nos echaremos al mar.

Don Juan
Redondilla
No es, mi señora, no es justo
que esa vida aventuréis.
Mas como vos estiméis
1560
la mía por vuestro gusto,
Redondilla
haced de suerte, pues vale
la industria donde faltó
fuerza, que no os pierda yo
y que este amor nos iguale.
Redondilla
1565
Fingid una enfermedad,
quedaos por agora aquí;
puesto que perdáis por mí
ser reina, ser majestad,
Redondilla
que yo perdiera por vos
1570
los imperios de la tierra
y cuanto en su centro encierra,
y todo lo que no es Dios.

Casandra
Redondilla
¿Enfermedad?

Don Juan
¿Por qué no?

Casandra
Sospecho que dices bien.
1575
Mas hay un daño también.

Don Juan
¿Daño no perdiéndoos yo?

Casandra
Redondilla
Pues ¿no, si estando en la cama
no tengo de verte?

Don Juan
Puedes
verme, como sola quedes,
1580
fiando de alguna dama,
Redondilla
este pensamiento mío,
y entrar yo de noche a verte.

Casandra
¡Oh, Amor, que vences la muerte,
terribles cosas te fío!
Redondilla
1585
Ahora bien, voyme a enfermar.

Don Juan
Y a decirlo a Silvia todo.

Casandra
¿Y de escribirme habrá modo?

Don Juan
Di que te quieres sangrar
Redondilla
y entrará dentro Monzón,
1590
siempre que a llamarle envíes,
para que en sus manos fíes
el papel del corazón.

Casandra
Redondilla
¿Sabralo fingir?

Don Juan
Muy bien.

Casandra
Dile que aprenda a sangrar,
1595
porque me puede obligar
a ejecutarlo también.

Don Juan
Redondilla
Vete, adiós, enferma mía.
Mas ¿fuera mucho que viera
el pulso?

Casandra
Todo me altera
1600
y todo Amor lo confía.
Redondilla
Mírale, que yo te juro
que está en él el corazón.

Don Juan
Los dos dedos pocos son
para ver lo que procuro.

Casandra
Redondilla
1605
Acaba, toma la mano,
que no es cuenta de perdones,
que no es bien que en ocasiones
se pierda el honor en vano.
Redondilla
Ya la mano has merecido,
1610
pues ya es imposible ser
de otro en el mundo mujer;
solo serás mi marido.

Vase

Don Juan
Soneto
¡Oh, sumo bien! ¡Oh, gloria inestimable!
Bien empleado y justo atrevimiento.
1615
Amor es Dios, en fin; la prueba siento
en lo que quiere ser comunicable.
¡Oh, fortuna inconstante, agora estable
en la inquietud del mismo pensamiento!
Si fueses en mis bienes firmamento,
1620
fábula ha sido el nombre de mudable.
¡Oh, Amor! Perdone tu real decoro
las dulces quejas, las infamias dichas
a tu grandeza, que desde hoy adoro.
Prometa el eco a mis desdichas dichas,
1625
que, como se quilata en cobre el oro,
se conoce el amor en las desdichas.

Éntrese, y salgan el marqués Octavio y Fabricio

Fabricio
Endecasílabos sueltos (tirada)
Maravillado estoy de lo que dices.

Octavio
Yo fue el que puse anoche los carteles
por ausentar al español de Nápoles
1630
y matarle, Fabricio, en el camino.
Mas mire cuán en vano se fatiga
la envidia contra aquel que favorece
con ánimo gallardo la fortuna;
pues cuando ya aprestaba su viaje,
1635
el Rey le ha detenido y le ha mandado
que acompañe su prima a Dinamarca.

Fabricio
El Condestable dicen que ha venido,
y la salva que han hecho lo publica.
Pero pienso, Marqués, que se dilate
1640
la jornada si el mal que de improviso
a Casandra le dio pasa adelante,
con tan grandes desmayos y tristezas,
que da que sospechar a cuantos saben
que no gusta de aqueste casamiento.

Octavio
1645
¿De ser reina no gusta?

Fabricio
No lo entiendo,
pero parece que es el mal fingido.

Octavio
Fingido o cierto, de su mal resulta
todo mi bien, que en su partida tengo
el fin determinado de mi vida.

Fabricio
1650
La venida fue cierta. El Rey es este,
y el Condestable.

Octavio
¡Oh, cielos! Si es posible
que a quien se quiere bien mal se desee,
crezca el mal de Casandra, que más quiero
que la goce la muerte en tierra propria
1655
que un extranjero rey en reino extraño,
pues de eso me resulta menos daño.

Sale el Condestable de Dinamarca, el Rey y acompañamiento

Condestable
Redondilla
Parece que en suerte mía
esta desdicha sucede.

Rey
El mal, Condestable, excede
1660
y aquel frenesí porfía;
Redondilla
mas como fue de improviso,
podemos imaginar
que ansí la puede dejar.

Condestable
¿Diole vuestra alteza aviso
Redondilla
1665
de que en Nápoles estoy?

Rey
Eso le ha dado alegría.

Condestable
Verla, gran señor, querría.

Rey
Licencia de verla os doy
Redondilla
luego que un poco sosiegue.

Sale Fabio

Fabio
1670
Creciendo va el mal.

Rey
¿Qué hay, Fabio?

Fabio
Ten paciencia, como sabio,
aunque el dolor te lo niegue,
Redondilla
porque el mal pasa adelante.

Rey
Haz cuenta que a mí me ha dado.

Condestable
1675
No, sino a mí, que he llegado
en ocasión semejante.

Fabio
Redondilla
Dame licencia, que voy
a llamar un cirujano
que ha venido, castellano.

Rey
1680
Licencia, Fabio, te doy
Redondilla
con la tristeza que puedo.
¿Manda el médico sangralla?

Fabio
Piensa que quiere ahogalla
el mal.

Rey
De eso tengo miedo.

Condestable
Redondilla
1685
Será abundancia de humor.
Allá estará buena luego.

Fabio
Escribiendo queda un pliego
al Rey con mucho dolor.

Rey
Redondilla
¿Quién tendrá en esto paciencia?
1690
Ve corriendo.

Fabio
Voy volando.

Vase Fabio

Condestable
Si está escribiendo y hablando,
dame de verla licencia.

Rey
Redondilla
Entrad solo.

Condestable
El cielo guarde
tus años. A verla voy.

Vase el Condestable

Rey
1695
En más confusión estoy,
más sospechoso y cobarde.
Redondilla
Ya se queda aquí don Juan.
Pues si yo a Francia le envío
a intentar el desafío,
1700
donde esperándole están,
Redondilla
la reina vendrá a tener
sospecha de estos recelos,
y dar a entender los celos
es infamar la mujer.
Redondilla
1705
Como hasta verse desnuda,
más que en el mismo tormento,
niega y tiene firme intento
y pone el secreto en duda,
Redondilla
así la mujer es buena
1710
hasta que la pidan celos,
que, corridos estos velos,
corre el agravio sin pena.
Redondilla
Matarle es más acertado,
y esto fiarlo de mí,
1715
pues con ánimo nací,
valiente y determinado.
Redondilla
De noche, o en la campaña,
fingiendo caza o camino,
darle muerte determino
1720
y enviarle en cartas a España.
Redondilla
Don Juan de Mendoza, ¡cielos,
que llaman alanceador,
viene a darlas en mi honor
con el hierro de estos celos.
Redondilla
1725
No más; esto se ha de hacer
de una vez, y por mi mano.
¿Octavio?

Octavio
¿Señor?

Rey
(Que en vano
calla el agravio el poder.)
Redondilla
Tristezas me dan dolor.
1730
Vamos al campo una tarde.

Octavio
No tengas, que Dios te guarde,
pena de este mal, señor,
Redondilla
que pienso que el alegría
del dichoso casamiento
1735
hará que mude aposento
tan triste melancolía.
Romance (tirada)
¿Qué hay del español don Juan?

Rey
Paces trato con don Tello.

Octavio
¿Y el español viene en ello?

Rey
1740
Mientras tratándose están,
Redondilla
no pierde don Juan honor
en no ir al desafío.

Sale don Juan

Don Juan
(Mal puede el cuidado mío
dormirse, siendo de amor.)

Rey
Redondilla
1745
(Disimula, que está aquí,
y vente conmigo, Octavio.)
(Hasta de verle me agravio.)

Vanse el Rey y Octavio

Don Juan
El Rey se esconde de mí.
Redondilla
Sin duda que le doy celos
1750
de Casandra, y que la adora.
¿Cómo sabré de ella agora?
Abridme camino, cielos.
Verso suelto
Pero ¿quién sale de allá?

Dos Pajes, uno con una fuente y otro echando agua a Monzón, que viene en cuerpo, lavando una lanceta y un listón en la pretina

Monzón
Redondilla
Vaya echando poco a poco.

Paje
1755
¡Lindo barbero español!

Segundo
Voz habéis sangrado al sol.

Monzón
Estoy de contento loco.
Redondilla
¿Han visto mejor sangría?

Don Juan
(¡Cielos! Aqueste es Monzón.
1760
¿Si puso en ejecución
lo que Casandra decía?)

Paje
Redondilla
Dalde vos esa toalla.

Monzón
(Bizarro oficio es barbero,
pues siendo un pobre escudero
1765
paje del Rey viene a dalla.)

Don Juan
Redondilla
(Sin duda que la sangró.
¿Qué lo dudó? ¿Hay tal locura,
y mejor diré ventura,
si no la mancó o mató?

Sale Silvia, dama

Paje
Redondilla
1770
Tomad la capa y sombrero.
Mozón Todo es honrar la sangría.

Silvia
¿Maestro?

Monzón
¿Señora mía?

Silvia
Aquí aparte hablaros quiero.
Dale un papel
Redondilla
(Esto, y no por paga, os da
1775
la reina de Dinamarca.

Monzón
¡Jesús! No, no.)

Segundo
(Bien lo abarca.

Paje
Joya, sin duda, será,
Redondilla
pues en la mano le cabe.)

Silvia
(Adiós.

Monzón
Él os guarde a vos.)

Segundo
1780
Maestro, adiós.

Monzón
A los dos
guarde.– ¿Hay suceso más grave?

Vanse los Pajes y Silvia

Don Juan
Redondilla
¿Ce, ce, Monzón?

Monzón
¿Quién es?

Don Juan
Yo.

Monzón
Apenas tengo la risa.
Llega presto, llega aprisa.

Don Juan
1785
¿Sangrose?

Monzón
Ya se sangró.

Don Juan
Redondilla
¿Qué dices?

Monzón
Que no se pudo
humanamente excusar.

Don Juan
¿Y supístela sangrar?

Monzón
¿Cómo? Que ¡por Dios! que dudo
Redondilla
1790
que con una ballestilla
me pueda albéitar ganar;
y allá todo es alabar
el barbero de Castilla.

Don Juan
Redondilla
Celebrar a los extraños
1795
es muy propio de señores,
que más quieren sus errores
que los propios desengaños.
Redondilla
En siendo extranjero un hombre
es oficial excelente;
1800
libro en lengua diferente
siempre tiene mayor nombre.
Redondilla
Pero di, ¿cómo tomaste
aquel brazo celestial?
¿Cómo aquel rojo coral
1805
del blanco cristal sacaste?
Redondilla
¿No te turbaste?

Monzón
¿De qué,
yendo tan bien enseñado?
Trece mozos he sangrado
y a los catorce manqué.
Redondilla
1810
Corra por tu cuenta el daño,
que me enseñaste a barbero.

Don Juan
Dímelo todo primero.

Monzón
Fuera detenerme un año.
Redondilla
Llegué, diéronme el listón,
1815
las vendas y el cabezal,
así el brazo de cristal
y échele la bendición;
Redondilla
llamé la sangre…

Don Juan
¡Ay de mí,
que me has llamado la mía!

Monzón
1820
Muestra, harete una sangría.

Don Juan
No está el corazón aquí.

Monzón
Redondilla
“Gran reina de Dinamarca
−dije−, volved las estrellas.”
Y pregunté a las doncellas
1825
qué vena, y dijo del arca
Redondilla
una ninfa que alumbraba,
más flaca que una bujía.
Ya la vena azul se vía,
ya la sangre me llamaba.
Redondilla
1830
¡Tris!, pico y dijo: “¡Oh, qué bien!”
Luego una dueñaza anciana
aplicó una porcelana
de la China y yo también,
Redondilla
y vieras salir claveles
1835
de entre aquel jardín nevado.
Yo entonces, más asombrado
que un gato con cascabeles,
Redondilla
mido cinco onzas al ojo,
mojo el limpio cabezal,
1840
ato la venda al cristal
y voy cogiendo el despojo.
Redondilla
Salgo, lávome; salió
Silvia a pagar la sangría
y, cuando el cinco ponía,
1845
este papel me encajó.

Don Juan
Redondilla
Muestra, historiador famoso,
muestra, poeta gentil,
de aquel trágico marfil
y aquel coral vergonzoso;
Redondilla
1850
muestra y dame aquel listón,
zodíaco de aquel cielo,
que fue pretina del hielo
que me abrasa el corazón.

Monzón
Redondilla
Este es el listón. Mas mira
1855
que importa luego leer.

Lea

Don Juan
“Pienso que bien se ha de hacer,
bien mío, nuestra mentira,
Redondilla
supuesto que estoy con pena
si Monzón me ha de sangrar.
1860
Pero ¿qué me puede dar
pena si mi bien lo ordena?
Redondilla
Esta noche acudirás
a la puerta del jardín.”
¿Hay ángel, hay serafín
1865
que diga ni escriba más?

Monzón
Redondilla
No, por cierto. Quedo, quedo,
no beses tanto el papel.

Don Juan
Haré locuras con él.

Monzón
Tengo a que le rasgues miedo.
Redondilla
1870
Pero mira que anochece
y es menester acudir.

Don Juan
Hoy, Monzón, has de morir.

Monzón
¿Dónde?

Don Juan
¿Dónde te parece?

Monzón
Redondilla
Diría yo que a la puerta
1875
del jardín, si alguien nos siente.

Don Juan
Hoy veré, Monzón valiente,
si tu voluntad concierta
Redondilla
con la que te tengo a ti.

Monzón
Vamos, y déjame hacer.

Don Juan
1880
Casandra es ya mi mujer.

Monzón
¿Cierto?

Don Juan
Ella dice que sí.

Vanse, y salen Silvia, dama, y un Jardinero

Silvia
Redondilla
Vos me habéis de recoger
todos esos jardineros.

Jardinero
Andan algo placenteros,
1885
y no sé cómo ha de ser;
Redondilla
pero de cualquiera modo
no quedará en esta huerta
labrador de puerta a puerta.

Silvia
Florindo, miraldo todo.

Jardinero
Redondilla
1890
¿Qué es lo que queréis hacer?

Silvia
Quiere pasearse aquí
Casandra.

Jardinero
¿La enferma?

Silvia
Sí.

Jardinero
Yo los voy a recoger.

Silvia
Redondilla
Sea con mucho cuidado.

Sale Casandra y vase el Jardinero

Casandra
1895
¿Fuese?

Silvia
Ya, señora, es ido.

Casandra
¡Con qué temor he salido!

Silvia
Y ¿qué disculpa has dejado?

Casandra
Redondilla
Mi propia melancolía,
diciendo que al huerto voy,
1900
y no dirán dónde estoy
aunque aquí nos halle el día.

Silvia
Redondilla
¡Ay, Casandra, quién creyera
que a esto un hombre te obligara!

Casandra
En que no soy yo repara,
1905
la desdichada primera.
Redondilla
Siéntate y háblame bien
en aquel bello español.

Silvia
Digo…

Casandra
¿Qué dices?

Silvia
Que es sol.

Casandra
Llámale rayo también.
Redondilla
1910
Si fuera sol, calentara,
pues mata, debe ser
rayo.

Silvia
Llaman.

Casandra
¡Qué placer!
Abre, y en la voz repara.

Silvia
Redondilla
Voy.

Casandra
Mi determinación
1915
ya no tiene qué mirar.

Silvia
Ea, bien podéis entrar.

Salen don Juan y Monzón

Don Juan
Yo soy don Juan.

Monzón
Yo Monzón.

Silvia
Redondilla
Allí está Casandra, llega.

Don Juan
¡Señora mía!

Casandra
¡Mi esposo!
1920
Siéntate.

Don Juan
Estoy temeroso.
Veo que el amor te ciega.

Casandra
Redondilla
Siéntate, que no hay temor
donde hay amor.

Don Juan
Es verdad.

Casandra
Dime aquí tu voluntad.

Don Juan
1925
Digo que soy todo amor.

Casandra
Redondilla
¿Requiebran así en España?

Don Juan
Cae aquestos amores
hacia Portugal.

Casandra
Mayores
parecen de tierra extraña.

Silvia
Redondilla
1930
(Siéntese, señor barbero.

Monzón
Si vuestra merced me da
licencia…

Silvia
Siéntese ya.

Monzón
¿Con vos?

Silvia
¿Conmigo.

Monzón
Eso quiero.
Redondilla
Anda con buenos, y, en fin,
1935
vendrás a ser uno de ellos.

Silvia
Mientras se requiebran ellos,
si te convida el jardín,
Redondilla
cuéntame, amigo Monzón,
tus amores, si los tienes.

Monzón
1940
¿Mis amores? De humor vienes.
Mas dame un poco atención.
Romance (tirada)
Érase que se era…

Silvia
Di.

Monzón
Y que norabuena sea.
Yo me enamoré en España
1945
de una moza montañesa,
a pedazos gorda y magra
como ijada extremeña,
discreta como bellaca
y más falsa que diestra
1950
que una mula de alquiler
o que una posta gallega.
Érase cierto pasante
que andaba de amor con ella,
y éranse dos boticarios…

Silvia
1955
¡Válame Dios! ¿Tantos eran?

Monzón
Eran tantos, que podían
servir en una primera,
y a ninguno entraban oros,
que siempre eran flujes de ella.
1960
Concertonos una noche
a las horas que anda en pena
el que no tiene dineros,
pues no es posible que duerma.
Fui yo, fueron los hermanos
1965
de la dulce jirapliega,
y fue el cuitado pasante,
todos en horas diversas.
¡Mira qué lindo vocablo!

Silvia
Lindo tu suceso sea.

Monzón
1970
Ya ¿cómo lo puede ser
habiendo parado en leña?
Metiéndonos iba a todos;
luego, en tocando a la puerta,
el socarrón del marido,
1975
en unas sacas de jerga…
¿Jerga no se dice acá?

Silvia
¿Qué es jerga?

Monzón
No es estameña.
Sea lo que fuere, en fin.
Nos ató por las cabezas.
1980
Vino el soberbio villano,
pidió a su mujer la cena,
respondió: “Jerga, marido”,
y él replicó: “Va de jerga.”
Y con un tronco de olivo,
1985
tranca antigua de una puerta,
al tiempo que Dios quería,
como dicen los poetas,
de manera sacudió
la jerga, que en nuestra tierra
1990
no hay hombre que no repare
en oyendo decir jerga.

Silvia
¡Notable suceso!

Monzón
¡Extraño!

Silvia
Un poco mira a tragedia.

Monzón
Hay preceptos en los cuentos,
1995
hay arte también, o artesa,
que hay personas que sin arte
no escribirán a su abuela,
porque lo manda Platón
y Aristóteles lo enseña.
2000
Yo me duermo, que he bebido.
Si quieres darme licencia,
con cuatro dedos de falda,
aunque atrevimiento sea,
iré a buscar la mañana
2005
soñando montes y selvas,
al dios Baco y a Neptuno
entre dos tinajas nuevas,
el uno diciendo gracias
y el otro echando soletas.)

Casandra
2010
¿Don Juan?

Don Juan
¿Señora?

Casandra
¿Qué es esto?

Don Juan
¡Vive Dios! ¡Gente en la huerta!

Casandra
¡Vendida soy! ¿Si es mi primo?

Don Juan
Álzate, Monzón, no duermas.

Monzón
¿Andan moros en la costa?

Casandra
2015
La gente, Silvia, se acerca.–
Ven, don Juan, a mi aposento,
porque si en la huerta quedas
te han de matar.

Don Juan
Si es por ti,
¿qué vida espero más cierta?

Vase don Juan y Casandra

Monzón
2020
Y yo, ¿qué tengo de hacer?

Silvia
Aquí hay, Monzón, una alberca
adonde meterte puedes.

Monzón
¡Lindamente me aconsejes!

Silvia
No tiene un estado de agua.

Monzón
2025
Mas que nunca le tuviera.
Voyme a echar. Dios sea conmigo.
Vengástete, Fuentidueña.
Adiós, vino, que a ser voy
pez Nicolao o ballena
2030
de esta inventora de berros,
camarón, rana y truchuela.


Acto III

Sale el Rey de caza, el marqués Octavio, Fabricio, Monzón, y Fabio y don Juan

Rey
Quintilla
La noche nos ha cogido
sin haber muerto un venado.

Octavio
Desdicha notable ha sido,
2035
que no falta de cuidado.

Rey
Vengo, Octavio, divertido,
Quintilla
pues pasa sin mí Beatriz
la noche, es osa infeliz.

Fabricio
Si tanto amor te desvela,
2040
aquí hay lumbre y calderuela;
desvela alguna perdiz.

Rey
Quintilla
Es corto entretenimiento
para un hombre como yo
que adora su casamiento.

Fabio
2045
La noche ocasión me dio
a este humilde pensamiento.

Rey
Quintilla
En la voluntad resuelta
anda la memoria suelta.
Duerman, Fabio, las perdices.
2050
Mejor es cazar Beatrices
dando a Nápoles la vuelta.
Quintilla
¿Hola? Un caballo me dad.

Fabricio
¿Iremos todos contigo?

Rey
Aquí todos me esperad,
2055
no vaya nadie conmigo.

Don Juan
(¡Quién volviera a la ciudad!)
Redondilla
Señor, no vaya tu alteza
solo por esta maleza.
Si mandas, yo iré contigo.

Rey
2060
Pues ven tú solo conmigo.

Don Juan
(Ya voy, divina belleza.)

Rey
Quintilla
(¡Vive el cielo, que por ver
a Beatriz debe ser
el ansia que este ha tenido!
2065
¿Cómo que un hombre atrevido
ose mirar mi mujer?
Quintilla
Yo le mato en el camino
fingiendo apearme.)

Don Juan
(¡Cielos,
veré su rostro divino!)

Rey
2070
(Perdona, Amor, que, con celos,
vienes a ser desatino.)

Vanse el rey y don Juan

Octavio
Quintilla
¿Qué haremos?

Fabio
Tratar de hacer
noche en aquesta cabaña.

Octavio
Yo me pienso entretener
2075
con la cosa más extraña
que me pudo suceder.

Fabio
Quintilla
¿Cómo?

Octavio
Aquí queda el criado
del español arrogante,
y, regalado o forzado,
2080
me ha de decir de su amante
dueño el venturoso estado.

Fabio
Quintilla
A solas puedes hablalle.

Octavio
Déjame, que yo sabré
engañalle y preguntalle.

Fabio
2085
¿Él no sirve?

Octavio
Sí.

Fabricio
Yo sé
que es imposible que calle.

Vanse Octavio, Fabio y Fabricio

Monzón
Quintilla
Puesto en confusión estoy.
Don Juan con el Rey es ido
por ver a Casandra, que hoy
2090
de los dos concierto ha sido,
y no podrán si no voy.
Quintilla
La noche es triste y escura
y amenaza tempestad
peligrosa la espesura,
2095
pero para mi lealtad
una es clara, otra segura.
Quintilla
Si aquesta no le acompaña,
él se pierde. Adiós, montaña,
que esta hazaña digna es
2100
de un hidalgo montañés
de los Monzones de España.

Vase, y sale el Rey, con la espada desnuda y don Juan huyendo

Don Juan
Romance (tirada)
Deténgase vuestra alteza
y diga por qué me mata.

Rey
Cuando un hombre de mis prendas
2105
saca para ti la espada,
bien conocerás, don Juan,
que es honra.

Don Juan
Señor, aguarda,
diré la verdad de todo.

Rey
¿Tú en mi casa? ¿Tú en mi casa?
2110
¿Tú miras al mismo sol?

Don Juan
Escucha, y después me mata.

Rey
¿Qué disculpa puedes darme?

Don Juan
En fin, ¿fingiste la caza
y el camino de esta noche
2115
para tu injusta venganza?

Rey
¿Qué llamas venganza injusta
donde es la ofensa tan clara?

Don Juan
Mi desigualdad confieso,
porque es la prenda tan alta;
2120
en lo demás, yo, señor,
soy de lo mejor de España,
porque como un gran pintor
hace en un poco de tabla
una imagen de colores
2125
digna de pesarse a plata,
así el varón, si es famoso,
aunque la mujer sea baja,
hace una figura ilustre,
digna de toda alabanza.
2130
Don Rodrigo fue mi padre,
yo la figura que saca;
si mi madre fue la humilde,
no repares en la tabla.

Rey
Pues ¿qué me importa que seas
2135
lo mejor de Italia y Franca
para quitarme el honor?

Don Juan
Oye la causa.

Rey
¿Qué causa?

Don Juan
A entrambos nos concertó
una estrella, una esperanza
2140
del fin honesto.

Rey
¿Qué fin?

Don Juan
Casarnos.

Rey
¡Maldad extraña!
Pues ¿pensábades matarme?

Don Juan
¿Matarte? Pues ¿qué importancia
de matarte se seguía?

Rey
2145
¡Reventando estoy de rabia!
Pues viviendo yo ¿tratastes
casaros en ley cristiana?

Don Juan
No hubiera llegado a tanto,
gran señor, nuestra desgracia
2150
si por la huerta una noche
no vinieras a buscarla.
Por esconderme de ti
detrás de su misma cama
estuve hasta que tú te fuiste
2155
después hablando hasta el alba.

Rey
¡Santo Dios! ¿Tú con Beatriz?

Don Juan
Pues ¿quién, gran señor, te trata
de la Reina, mi señora?

Rey
¿No es ella?

Don Juan
No.

Rey
¿Quién?

Don Juan
Casandra.

Rey
2160
¿Casandra? ¿Mi prima?

Don Juan
Sí,
que por eso te contaba
mi desigualdad y el fin
que en el casamiento para.

Rey
¿Casandra te tiene amor?

Don Juan
2165
¿Luego tú, señor, pensabas
otra cosa?

Rey
(¡Ay, celos, celos,
cuál me habéis tenido el alma!
¿Hay desatino mayor?)
2170
Don Juan, no pienses que daba
culpa a Beatriz, sino a ti.

Don Juan
Señor, en prenda tan alta,
en tal virtud y valor
claro está que no llegara,
2175
para que le hiciera ofensa,
imaginación humana.

Rey
(Ahora bien, del mal lo menos.
Mal es que aqueste en España
tan humilde a gozar venga
2180
todo lo mejor de Italia;
pero, en fin, es menos mal
que se case con Casandra
que no que en mi propio honor
tan obscura mancha caiga.
2185
¡Terrible caso es que esté
ya por conciertos casada,
y de voluntad de todos,
con el rey de Dinamarca,
y que don Juan de Mendoza
2190
ponga en mi palacio escalas,
y que por él, siendo rey,
quiebre a otro rey la palabra.
Pero si mayor ofensa
me puso en desdicha tanta,
2195
corazón, del mal lo menos,
y demos al cielo gracias.
Tenga lugar la prudencia,
que, si el honor se restaura,
bien puede darse una prima,
2200
que ha sido cuerda tan baja,
cuanto más que bien podrán,
pues dio en ella la desgracia,
siendo a don Juan, hacer
los dos una consonancia.
2205
Títulos y principados
tengo ricos en Italia.
Honrarle y casarle quiero,
que ser Mendoza le basta,
pues que por padre lo tiene
2210
para que iguale a mi casa,
que no es la primer corona
que habrán tenido sus bandas.)
¿ Don Juan?

Don Juan
¿Señor?

Rey
Esto es hecho.
La espada pongo en la vaina.
2215
Por su cruz, que no me pesa,
ya que es hecho, que en ti caiga,
que eres hombre de valor
y Mendoza. Pero es tanta
mi sospecha, que has de hacer
2220
dos cosas y asegurarla.

Don Juan
Beso tus reales pies.
Dime, señor, qué me mandas.

Rey
Lo primero has de hacer pleito
homenaje, a fuer de España,
2225
metiendo tu mano en estas,
que eternamente no salga
de tu boca que he tenido
celos de ti.

Don Juan
¿No bastaba
la importancia y ser quien eres?
2230
Aunque yo tan poco valga,
pongo la mano en las tuyas.
Juro el homenaje.

Rey
Basta.
Mas la otra condición
escucha.

Don Juan
Di lo que falta.

Rey
2235
Contigo oculto esta noche
tengo de ver si te ama
Casandra.

Don Juan
Yo soy contento.

Rey
Mas no has de decirle nada.

Don Juan
Yo le diré cosa alguna.

Rey
2240
Pues los caballos desata,
y entremos en la ciudad,
que ya la noche se pasa.

Don Juan
(¡En qué peligro me he visto!)

Rey
(Pues es fuerza que las haya,
2245
del mal lo menos, sospechas,
y dejadme libre el alma.)

Vanse, y salen Silvia y Casandra

Silvia
Redondilla
La noche pasa y no viene.

Casandra
Prometiome que vendría.

Silvia
Si le halla volviendo el día,
2250
peligro el secreto tiene.
Redondilla
¿Cómo puede ya volver
ni estar aquí si es tan tarde?

Casandra
Todo me tiene cobarde.
Mas ya morir o vencer.
Redondilla
2255
No es aqueste el mayor daño,
sino el decir que ya viene
mi esposo, porque no tiene
de mi salud desengaño.
Redondilla
Cartas tengo que es, sin duda,
2260
y que se quiere embarcar
secreto.

Silvia
Bien puede el mar,
que tantos sucesos muda,
Redondilla
sosegar tu corazón
con sepultarle en su arena.

Casandra
2265
Mal puede esperar mi pena
remedio en tal confusión.
Redondilla
Si viene el de Dinamarca
querrá mi primo casarme,
porque a solo visitarme
2270
no creas que el Rey se embarca.
Redondilla
Pues ¡triste!, ¿cómo ha de ser
adorando mi español,
siendo más claro que el sol,
Silvia, que soy su mujer?
Redondilla
2275
¡Ay de mi ventura triste
si porfían a casarme!

Silvia
¿Qué piensas hacer?

Casandra
Matarme.

Silvia
Espera, sufre y resiste,
Redondilla
que todo se hará mejor.
2280
Volver quiero por la huerta
a ver si toca a la puerta,
para entretener tu amor.

Vase Silvia

Casandra
Soneto
Hermosas plantas, árboles y flores
que los rayos del sol resplandecientes
2285
mostraban con esmaltes diferentes
y a quien la noche encubre los colores.
Dormidas aguas, que a los ruiseñores
enseñáis a cantar en las corrientes
de estas sonoras cristalinas fuentes,
2290
que no os dirán hasta el aurora amores.
Si sentís que la noche oscura y fría
os prive de la luz, cuya presencia
os causa tanta gloria y alegría,
también duerme mi bien. Tened paciencia,
2295
que todo es noche hasta que venga el día,
mas no la puede haber donde hay ausencia.

Sale don Juan y el Rey

Don Juan
Redondilla
¿Si habrá salido a esperarme?
Quédese aquí vuestra alteza.

Rey
Bastante es esta maleza
2300
para encubrirme y guardarme.

Casandra
Redondilla
Cuantos días ha fingido
estar enferma me habló
aquí las noches.

Rey
Que yo
lo vea, don Juan, te pido.

Casandra
Redondilla
2305
(Rumor oigo. ¿Si es mi bien
o me engaña alguna fuente
que ha aprendido su corriente
a decir “¡Mi bien!” también?
Redondilla
Un hombre veo.) ¿Sois vos,
2310
mi señor?

Casandra
¡Casandra mía!

Casandra
Tardaste. Acércase el día.

Don Juan
No he podido más ¡por Dios!
Redondilla
Quiso el Rey venir a ver
su esposa, y, por no encontralle,
2315
rodeé una legua a un valle,
que es lo más que pude hacer.
Redondilla
Ya, en efecto, estoy aquí,
que basta, en premio, que veo
todo el bien de mi deseo.
2320
¿Esperaste mucho?

Casandra
Sí.
Redondilla
Mas ¿no topaste al entrar
con Silvia?

Don Juan
No.

Casandra
Mucho tengo
que hablarte.

Don Juan
A saberlo vengo.

Rey
(¿Qué tengo ya de dudar?
Redondilla
2325
Los amores y los brazos
a un tiempo miré y sentí,
que aunque los brazos no vi,
en fin, sentí los abrazos.
Redondilla
Mucho de mi honor perdí.
2330
¡Ay, ojos, de infamia llenos!
Pero, en fin, del mal lo menos,
paciencia, y dé el rayo aquí.)

Sale Silvia

Silvia
Redondilla
(No suena en toda la huerta,
fuera del agua, otra cosa.)
2335
¿Quién es?

Rey
Yo soy, Silvia hermosa.

Silvia
¿Quién?

Rey
El que guarda la puerta.

Silvia
Redondilla
¿Quién?

Rey
Monzón, ¿no me conoces?
Mi amo y Casandra están
hablando.

Silvia
¿Qué es de don Juan?

Rey
2340
¿tengo de decillo a voces?

Silvia
Redondilla
Mejorado te has de olor.

Rey
También lo estoy de vestido.
Tienta.

Silvia
¡Bravo! ¿Cuyo ha sido?

Rey
Del buen don Juan, mi señor.

Silvia
Redondilla
2345
En fin, ¿venistes acá?

Rey
Está don Juan de manera
que desde el polo viniera
donde agora el sol está.

Silvia
Redondilla
No está menos, mas peor
2350
Casandra, que pierde el seso,
y temo algún mal suceso,
Monzón, de este loco amor.
Redondilla
Si lo sabe el Rey, su primo,
a los dos ha de matar.

Rey
2355
Él sabrá disimular.
Mucho a su prudencia estimo.
Redondilla
Es hijo de padres buenos
don Juan. Si le tiene amor
ella, casarse es mejor,
2360
porque, al fin, del mal lo menos.
Redondilla
Pero ¿que está tan perdidaN
X
Nota del editor

Verso que rompe la rima de la redondilla

?

Silvia
Desprecia un rey. ¿No lo ves?

Rey
¿Eslo amor?

Silvia
Y el mayor es.

Rey
¡Gran dolor!

Silvia
Quita el sentido.

Rey
Redondilla
2365
Yo conozco otro mayor.

Silvia
¿Cuál?

Rey
Celos.

Silvia
Ese ya es muerte,
y hoy me ha tenido de suerte
que casi venció mi amor.
Redondilla
Ya sabes cómo yo adoro
2370
al conde Fabricio.

Rey
Sí.

Silvia
Pues hoy, delante de mí,
habló a Celia.

Rey
El conde Floro
Redondilla
me dicen que la servía.

Silvia
Y la sirve. Pero ha dado
2375
Fabricio en darme cuidado.

Rey
Todo será niñería.
Redondilla
Pero ¿de qué está celoso?

Silvia
De tu amo.

Rey
¿De mi amo?

Silvia
Sabe Dios que le desamo
2380
y que es para mí enfadoso.

Rey
Redondilla
(Más lo ha sido para mí.)

Silvia
Un gran placer me has de hacer.

Rey
¿Yo puedo hacerte placer?

Silvia
Sí, Monzón.

Rey
Mándame y di.

Silvia
Redondilla
2385
Este papel has de dar
a Fabricio.

Rey
Muestra.

Silvia
Ten.

Casandra
(Rumor siento.

Don Juan
Yo también.

Casandra
Sol, yo me voy a acostar
Redondilla
mientras veis el otro polo.)
2390
¿Silvia?

Silvia
¿Qué?

Casandra
Vamos de aquí.

Don Juan
(Mi bien, acordaos de mí.

Casandra
Vos sois mi cuidado solo.)

Silvia
Redondilla
(Monzón, ¿darás el papel?

Rey
¿Eso dudas?

Silvia
Pues adiós.)

Vanse Silvia y Casandra

Don Juan
2395
¿Qué dices?

Rey
Que os vi a los dos,
y aunque fue cosa cruel
Redondilla
para mis ojos, ajenos
de ver desatino igual,
como temí mayor mal,
2400
les dije: del mal lo menos.

Don Juan
Redondilla
¿Satisfecho estás, en fin?

Rey
Don Juan, satisfecho estoy.
A ver a Beatriz me voy.
Salte, don Juan, del jardín,
Redondilla
2405
pero lleva en la memoria
que al campo no he de volver,
que si fui fue por saber
esta mi celosa historia.
Redondilla
A llamar la gente envía
2410
y este papel da a Fabricio,
que basta hacer este oficio
contigo.

Don Juan
Saber querría
Redondilla
cuyo es aqueste papel.

Rey
De Silvia, que me ha contado,
2415
fingiéndome tu criado,
que está enojada con él.

Don Juan
Redondilla
Yo haré, señor, que le lea.

Rey
Dásele, don Juan, y vete,
que basta ser tu alcahuete,
2420
sin que de tantos los sea.

Vanse, y sale el rey de Dinamarca y el Condestable y acompañamiento

Rey de Dinamarca
Endecasílabos sueltos (tirada)
En esa isla con algún espacio
tratemos, Condestable, lo más justo,
que no se acierta mal lo bien pensado.

Condestable
Yo no quisiera verte enamorado.

Rey de Dinamarca
2425
Retratos siempre lisonjeros, famas
que aumenta en las distancias lo que oye,
me tienen de tal suerte por Casandra,
que vengo, como ves, con tal peligro,
enfermo de su amor a ver la enferma.

Condestable
2430
Yo te prometo que la fama dice
menos de la verdad, porque aquel día
que vi a Casandra en la bordada cama
representando a Venus o a Cleopatra,
me pareció que la Naturaleza
2435
afinó las colores y pinceles.
Volverte ya parece que no es justo,
ir público deslustra tu grandeza;
de mi consejo, puedes ir secreto
hablar al Rey y verla y desposarte,
2440
si te parece lo que a todo el mundo.

Rey de Dinamarca
Pues en tu parecer solo me fundo.
Demos velas al viento, que mañana
tornaremos a Nápoles.

Piloto
Sí, señor.

Rey de Dinamarca
Pues iza y vamos.

Vanse, y salen el marqués Octavio y Fabricio

Octavio
Redondilla
Presto nos manda volver.
2445
Todo, Fabricio, le enfada.

Fabricio
Con razón solo le agrada
su bellísima mujer.

Octavio
Redondilla
Escapósenos Monzón.

Fabricio
Acabemos con don Juan.

Octavio
2450
Dos mil industrias me dan
para su muerte invención,
Redondilla
y el mejor medio de todos
es echar fama que Tello
viene a matarle y hacello
2455
público de varios modos,
Redondilla
y cuando Nápoles crea
que aquí su enemigo está,
que viene a vengarse ya
y que matarle desea,
Redondilla
2460
darle de noche, Fabricio,
un arcabuzazo.

Fabricio
Es cosa
segura, industria famosa,
y quiero hacerte servicio
Redondilla
de emplear una pistola
2465
milanesa en él.

Octavio
¿Tú?

Fabricio
Yo,
que alguna ocasión me dio.

Octavio
¿Luego no es mi queja sola?

Fabricio
Redondilla
Déjame hacer.

Octavio
Al terrero
acude.

Fabricio
A esta noche aguarda.

Sale don Juan

Don Juan
2470
(El oficio me acobarda,
mas el Conde es caballero.)
Redondilla
¿Fabricio?

Fabricio
¿Quién es?

Don Juan
Don Juan.

Fabricio
¡Oh, valiente español!

Don Juan
Quiero
hablarte a solas.

Fabricio
Ya espero.

Octavio
2475
(¡Válame Dios! ¿Qué hablarán?)

Don Juan
Redondilla
De Silvia es este papel.
Que te adora me contó.

Fabricio
¿Tú mesmo lo traes?

Don Juan
Yo,
para servirte con él,
Redondilla
2480
y todos los que me dieren
de esta manera serán.

Fabricio
Sosegado me has, don Juan,
ya no hay temor que me altere.
Redondilla
Celoso estuve de ti,
2485
mas ya conozco mi engaño.
Ni he de permitir tu daño,
ni ha de venirte por mí.
Redondilla
Guárdate de noche, y cree
que buen porte te he pagado
2490
de papel.

Don Juan
¿Han concertado
matarme?

Fabricio
Hay quien lo desee.
Redondilla
Creo que quieren tirarte
un arcabuzazo.

Don Juan
¿Quién?

Fabricio
Guárdate, y basta.

Don Juan
Está bien.

Fabricio
2495
Yo te sirvo en avisarte.

Octavio
Redondilla
El Rey viene. (¿Qué será
lo que han hablado los dos?)

Don Juan
(Octavio es este, por Dios.
Mi vida enojo le da.)

Sale el Rey y la Reina

Rey
Endecasílabos sueltos (tirada)
2500
Esta carta me escribe el rey de España,
y dice que es don Juan pariente tuyo.

Reina
Obligaciones tenéis de honrarle.

Rey
Y tanta,
cuanto de hoy más conocerá en mis obras.
Es don Juan un gallardo caballero,
2505
échasele de ver la buena sangre
en todas sus acciones. Los Mendozas
tienen estimación por todo el mundo.

Reina
Gracias a Dios que ya ha llegado tiempo
en que habéis conocido tantos méritos,
2510
tantas partes, virtudes y alabanzas
como en este español celebra el mundo.

Rey
(Ni España me escribió, ni he visto carta
que me abone las partes que le aplico,
que todo nace de mi propia ofensa,
2515
y como voy con pensamiento justo
de que ha de ser marido de Casandra,
voyle dando caudal con que lo sea,
porque del mal se ha de escoger lo menos,
si alguno de los males es forzoso.)
2520
¿Don Juan?

Don Juan
¿Señor?

Rey
En esta carta dice
el Rey que eres su deudo, y me encomienda
tu amparo y honra. Yo le respondido
que, para que mejor yo pueda hacello,
un hábito te envíe de Santiago
2525
y la encomienda que le diere gusto.

Don Juan
Beso tus pies mil veces, que bien veo
que sola tu grandeza levantara
un hombre tal humilde de la tierra.

Rey
Levantaos, Almirante.

Don Juan
Señor mío,
2530
¿qué dice vuestra alteza?

Rey
Que de Nápoles
sois Almirante, y que gocéis su título
con el de Mayordomo de mi casa.

Don Juan
Mil años guarde el cielo a vuestra alteza.

Reina
Y yo también, por la merced y honra
2535
que habéis hecho a don Juan, los pies os beso.

Rey
Si vos lo agradecéis de esa manera,
poco será, con mi corona, darle
la investidura de este reino.

Reina
El cielo
os dé la vida que os deseo.

Octavio
A todos,
2540
gran señor, nos alcanza parte de esto.

Rey
Todos debéis holgaros, que es mi gusto.

Octavio
(En mi vida he tenido tal disgusto.)

Rey
Sospecho que mi prima, que de España
también la escriben, honre, ampare y quiera
2545
a don Juan de Mendoza, tendrá gusto
de saber que le hago mi Almirante.–
Entrad, Fabricio, vos, dalde la nueva.

Fabricio
Yo voy, y las albricias te agradezco,
que no serán de su excelencia cortas,
2550
porque sé la merced que a don Juan hace.

Octavio
(Todo su bien de mi desdicha nace.)

Sale Fabio

Fabio
Advierta vuestra alteza que se dice
por toda la ciudad que está en la playa
el rey de Dinamarca.

Rey
¿De qué suerte
2555
está en la playa el Rey, secreto o público?

Fabio
Secreto, porque viene con secreto;
público, porque ya lo saben todos.

Rey
(A fuerte tiempo viene el Rey. Sospecho
que ha de impedir el pensamiento mío.
2560
¡Oh, Casandra! ¡Oh, mujer! ¿En qué me has puesto?)
Vamos, señora, porque demos traza
en recebir al Rey, que estoy confuso
en la resolución que tome en esto.

Reina
No os dé cuidado, y pues secreto viene,
2565
dejalde hacer lo que él pensado tiene.

Váyanse los reyes y Fabio

Octavio
Redondilla
Agora que el Rey es ido,
os quiero dar parabién.

Don Juan
De cualquiera que me den
seréis, Octavio, servido.

Octavio
Redondilla
2570
Bésoos, señor Almirante,
las manos, que ese deseo
de vuestro valor le creo.

Don Juan
En lo que fuere importante,
Redondilla
lo que he sido y lo que soy
2575
seguro podéis tener,
Marqués, cuán vuestro he de ser.

Octavio
Seguro, Almirante, estoy,
Redondilla
y en pago de la merced
que me hacéis, quiero advertiros
2580
cierta cosa por serviros.

Don Juan
Yo la recibo.

Octavio
Creed
Redondilla
que me mueve vuestro amor.
Tello, aquel vuestro enemigo,
está aquí.

Don Juan
¿Quién?

Octavio
Tello, digo.

Don Juan
2585
¿Tello? Mirad que es error,
Redondilla
que Tello no se atreviera
a venir donde me ampara
un rey.

Octavio
Es cosa tan clara,
2590
que sé, don Juan, que os espera
Redondilla
para mataros. Haced
por guardaros.

Don Juan
Yo os lo juro.

Octavio
Solo vuestro bien procuro.

Don Juan
Haceisme mucha merced.

Octavio
Redondilla
2595
Si de noche acaso alguna
queréis salir, avisadme
con tiempo y con vos llevadme,
y no tentéis la fortuna,
Redondilla
que vos y yo a dos, y a seis,
2600
no hay que temer.

Don Juan
Sois muy bravo.

Octavio
No es esto porque me alabo.

Don Juan
Ni es justo que os alabéis,
Redondilla
que me han dicho que a Fabricio
y a vos, buen testigo el sol
2605
de un balcón, cierto español,
pienso que de bajo oficio,
Redondilla
os hizo tomar la calle,
no contra vuestro decoro,
pues le tuvistes por toro
2610
y procurastes cegalle
Redondilla
con dos capas guarnecidas,
que el hombre después vendió,
de que más gusto sacó
que de darles mil heridas,
Redondilla
2615
porque fue darlas al viento.
Con esto, si acaso aquí
viniere Tello y de mí,
con traición o fingimiento,
Redondilla
quisiere satisfacción,
2620
y no como caballero,
aunque de Tello no espero
que me acometa a traición.
Redondilla
Mas por si Jacob después
fuese a Esaú semejante,
2625
Nápoles tiene Almirante
que a Tello y algún marqués,
Redondilla
si acaso no se le escapa,
le pondrá de tal manera
que, por ir a la ligera,
2630
vuelva a dejarla la capa.

Vase

Octavio
Redondilla
Enmudecido he quedado,
no he sabido responder,
porque es justo enmudecer
con la vergüenza el culpado.
Redondilla
2635
¡Oh, fuerza de la verdad,
freno en la mejor espada,
que pierde, el alma culpada,
la acción a su libertad!
Redondilla
¡Oh, español! Favorecido
2640
de la fortuna ya estás,
donde vengarte podrás
de la envidia que he tenido.
Redondilla
Ya me espanta tu ventura,
si tu valor me espantaba;
2645
hoy mi venganza se acaba
y está la tuya segura.
Redondilla
¡Por qué notable camino
me dijo tantas afrentas!
¡Cuán en vano, envidia intentas
2650
este loco desatino!
Redondilla
Mas no faltará ocasión
de derribarte, enemigo.

Cuatro lacayos sacan en hombros a Monzón

Servio
¡Vítor, Monzón! ¡Vítor, digo!

Monzón
Quedito.

Jacobo
¡Vítor, Monzón!

Manuel
Redondilla
2655
Ea, señor Almirante,
pague voacé la patente.

Monzón
Escuchen al pretendiente.

Califa
Ya ¿para qué es importante?

Monzón
Redondilla
Yo no sé que verdad sea
2660
ser Almirante don Juan.

Servio
Si cuando a un pobrete dan
una mísera librea
Redondilla
convida y gasta su hacienda
con tuta la compañía,
2665
siendo Almirante ¿no es día
que gaste, se empeñe y venda?
Redondilla
Ea, o la capa y espada
vaya a la primera ermita.

Monzón
Oigan, y con menos grita.

Manuel
2670
Ya está la sed alterada,
Redondilla
y en no le dando refresco
perece vuestra merced.

Califa
Los vítores dan gran sed,
que fue invención de un tudesco,
Redondilla
2675
que como comienza en ‘vi’,
el ‘tor’ en ‘no’ transformó.

Servio
La bolsa dice que no
y la sed dice que sí.
Redondilla
Denos siquiera una vez.

Monzón
2680
Saberlo será importante,
no sea aqueste Almirante
se nos volviese almirez.
Redondilla
Retírense un poco allí,
que he visto quien lo dirá.

Califa
2685
Vaya, y la verdad sabrá.

Manuel
¿Pasará por ello?

Monzón
Sí.–
Redondilla
Suplico a vuseñoría
me haga merced de decirme,
por qué no sé cosa firme
2690
y se miente cada día
Redondilla
en esto de provisiones
al gusto del vulgo vano,
sin que le vaya a la mano
los méritos ni opiniones,
Redondilla
2695
si es verdad que es Almirante
don Juan, mi señor.

Octavio
(Sospecho
que este villano lo ha hecho,
no porque le es importante,
Redondilla
sino por darme pesar.
2700
Gran paciencia he menester.)
¿Monzón?

Monzón
¿Señor?

Octavio
Tu placer
es cierto. Bien puedes dar
Redondilla
a don Juan el parabién,
que es Almirante, sin duda.

Monzón
2705
Pues vuseñoría acuda,
para esta gente de bien,
Redondilla
con cualque escudo o doblón,
que no tengo que les dar.

Octavio
(¡Que aun esto me hacen pagar!)
2710
Tomad y gasten, Monzón.

Vase Octavio

Monzón
Redondilla
Guárdete el cielo, señor.

Califa
¿Es Almirante don Juan?

Monzón
Este doblón beberán.
Todos ¡Vítor, Monzón!

Monzón
Por mi amor,
Redondilla
2715
que beban vuesas mercedes
con prudencia y discreción,
no haya, pues no es razón,
gigantes por las paredes,
Redondilla
y beban a mi salud.

Servio
2720
De vítores estoy seco.

Manuel
¿Qué será, lágrima o greco?

Califa
Témplame aquese laúd.
Redondilla
Eso, candia y malvasía
y otras cien mil diferencias.

Monzón
2725
Hablen después bien de ausencias.

Califa
Brindis.

Servio
Caraus.

Monzón
¡Qué alegría!

Vanse los lacayos y sale don Juan

Don Juan
Redondilla
¿Dónde me llevas, fortuna,
en las alas del favor?
Mira que tengo temor
2730
que crezca tanto la luna,
Redondilla
pues es fuerza haber menguante.

Monzón
¿Sabrame vuesa merced
decir, por me hacer merced,
dónde vive el Almirante?

Don Juan
Redondilla
2735
¿El Almirante decís?
¿Preguntáis por su excelencia?

Monzón
Sí, señor, y esa advertencia,
de que también me advertís,
Redondilla
os agradezco en extremo.

Don Juan
2740
¿Qué le queréis?

Monzón
Suplicalle,
si fuera posible hablalle,
cosa que aún aquí la temo,
Redondilla
se acuerde que le he servido
desde que salió de España,
2745
y en fortuna tan extraña
lo que él sabe padecido.
Redondilla
Cuando el Rey le hizo ayuda,
para dármela de costa,
me dio una calcilla angosta
2750
de unos grigescos [de] viuda;
Redondilla
cuando ya fue gentilhombre
de la cámara admitido,
un no sé si fue vestido,
que nunca le supe el nombre.
Redondilla
2755
Y habiéndole con la espada
y la capa alguna vez
hecho, de quien soy, juez,
no me dio en su vida nada.
Redondilla
Pues las noches que he pasado
2760
en un jardín son de suerte,
que era lo menos la muerte,
y tampoco me ha pagado.
Redondilla
Verdad es que no ha tenido
con qué este pobre señor,
2765
y que yo por solo amor
le he acompañado y servido.
Redondilla
Cierto que es hombre de bien,
y que, por velle salir
a un coso, puede venir
2770
un hombre de Tremecén.
Redondilla
Hombre es que de una lanzada
clava un toro con la tierra,
y que si la lanza yerra
no yerra la cuchillada,
Redondilla
2775
porque abierta la cerviz,
saltan de las piedras llamas.
Es venturoso en las damas
y en las pendencias feliz,
Redondilla
obliga a cuantos le ven
2780
a honrarle y amarle tanto...
Pero es pobre, no me espanto,
cualquiera cosa hará bien.

Don Juan
Redondilla
Hidalgo, ese caballero
que ha hecho el Rey Almirante,
2785
no tuvo cosa importante
con que honrar a su escudero;
Redondilla
por andar la bolsa estrecha
no está esa deuda pagada,
porque es mejor no dar nada
2790
que dar lo que no aprovecha.
Redondilla
Mas agora que le ha puesto
la fortuna en tal lugar,
yo haré que os pague, sin dar
causa a que andéis descompuesto.
Redondilla
2795
Besalde luego los pies,
que ya sois su camarero.

Monzón
Y aun la tierra besar quiero.

Don Juan
Vete a vestir.

Monzón
Justo es.

Don Juan
Redondilla
Toma el vestido que yo
2800
saqué la fiesta pasada.

Monzón
¿Tanta merced?

Don Juan
Todo es nada.

Monzón
Quien bien sirvió, bien medró.

Váyase Monzón, y sale Casandra

Casandra
Redondilla
Mal puede disimular
tanto contento quien ama.

Don Juan
2805
Mi bien, ¿vos dejáis la cama?

Casandra
Con deseo de besar
Redondilla
las manos al Almirante.
Démelas vuestra excelencia.

Detrás Octavio

Octavio
(¿Quién tendrá en esto paciencia?)

Don Juan