AMOR DESATINADO, Comedia, EL



DATOS BIBLIOGRÁFICOS

Ver / Ocultar sección

Título

Título: AMOR DESATINADO, Comedia, EL. Procedencia: Manuscrito apógrafo de la colección Gálvez; P1; P2; final del Acto III

Autoría

Autor: Félix Lope de Vega y Carpio. Fiabilidad: De autoría fiable

Peregrino

Citado en El peregrino I:
Citado en El peregrino II:

Parte

No presente en la colección de Partes de Lope de Vega

Manuscrito

Tipo: Gálvez (apógrafo)
Localización: Madrid, Biblioteca Nacional (España)
Ref. bibliográfica: Iriso Ariz, Silvia: "Estudio de la colección Gálvez: fiabilidad y sentido de los apógrafos de Lope de Vega". Barcelona, Anuario Lope de Vega, III, pp. 99-131, 1997. 104.
Nota: Signatura Mss. 22422, ff. 1r-57r. Se incluye en el tomo II de la llamada Colección Gálvez que contiene copias apógrafas. Según este manuscrito, Lope firmó el autógrafo en Toledo, víspera del Corpus Christi, 1597.

Observación: Se conoce una edición facsímil del manuscrito Gálvez, con transcripción, por Justo García Morales, Madrid, Biblioteca Nacional (Junta Conmemorativa del IV Centenario del Nacimiento de Lope de Vega), 1968.

Otras ediciones del siglo XVII

No consta

Colecciones modernas

*Ref. bibliográfica: Paloma Cuenca Muñoz y Jesús Gómez: El teatro de Lope de Vega. Madrid, Editorial Turner-Fundación Castro, 1993 ss. V.

* Edición utilizada

Ediciones singulares modernas


- El amor desatinado, ed de García Morales, Justo, Madrid, Biblioteca Nacional, 1968
Nota: Transcripción del manuscrito apógrafo y facsímil. Publ. por la Junta conmemorativa del IV Centenario del nacimiento de Lope de Vega. Colección facsimilar de la Biblioteca Nacional; 2.

Versiones y traducciones

No se conocen

Bibliografía secundaria


- González de Amezúa, Agustín. Una colección manuscrita y desconocida de comedias de Lope de Vega Carpio. Madrid: Centro de Estudios sobre Lope de Vega. 1945.
Nota: Menciona las comedias siguientes:
El favor agradecido, El amor desatinado y El príncipe inocente
Publicación posterior en: Opúsculos histórico-literarios. vol. 2. Madrid. CSIC, 1951, p. 364-417.

- Oleza, Joan. "Las posibilidades extremas de una traza grave: El amor desatinado, de Lope de Vega". Álvarez Barrientos, J.; Cornago, O.; Madroñal, A.; Menéndez-Onrubia, C.. En buena compañía. Estudios en honor de Luciano García Lorenzo. Madrid: CSIC. 2009. p. 489-504.


ANOTACIONES PRAGMÁTICAS

Ver / Ocultar sección

Datación

Fecha: 1597
Ref. bibliográfica: Morley, S. G.; Bruerton, C.: Cronología de las comedias de Lope de Vega (La 1ª edición, en inglés, es de 1940). Madrid, Gredos, 1968. 77.
Nota: Colección Gálvez, víspera del Corpus Cristi de 1597 [4 de junio ].
Observación:

Dedicatorias

No existe dedicatoria.

Cómputo de versos

Número: 3115
Ref. bibliográfica: Morley, S. G.; Bruerton, C.: Cronología de las comedias de Lope de Vega (La 1ª edición, en inglés, es de 1940). Madrid, Gredos, 1968. 44 .
Observación: En la edición L. F. de Vega Carpio , El amor desatinado, ed. y prólogo de Justo Garcia Morales, Madrid, Biblioteca Nacional, 1968, p. XV, se presenta un cómputo de 3.027 versos.


CARACTERIZACIONES

Ver / Ocultar sección

Personajes no computables

  • Alabarderos
  • Caballeros
  • Criados y lacayos
  • Gente
  • Personajes computables

  • Arsindo, duque, [mayordomo del rey Roberto]; que actúa de [Villano]. Nota: Acto III, sale en hábito de villano "con una cestilla".

  • Barquero

  • Camila, criada, criada [de la reina Isabel]

  • Celio, [guardia]. Nota: Sale con arcabuz.

  • Delfín, [guardia]. Nota: Sale con arcabuz.

  • Enrico, su hijo [de Filiberto], [marqués de Nordobico]

  • Enrique, rey de Francia, [padre de Isabel, reina de Inglaterra]

  • Esforza, [guardia]. Nota: Sale con arcabuz.

  • Ferrante, [guardia]. Nota: Sale con arcabuz.

  • Filiberto, viejo, padre de Rosa, padre de Rosa, [padre de Enrico], [gobernador]

  • Isabel, reina [de Inglaterra], [esposa de Roberto], [hija de Enrique, rey de Francia]; que actúa de [Villana]. Nota: Acto III, sale en hábito de villana y después "desnuda y mojada".

  • Leardo, conde de Aste; que actúa de [Mercader]. Nota: Acto II: sale en hábito de mercader.

  • Liberio, barón de Fox; que actúa de [Mercader]. Nota: Acto II: sale en hábito de mercader.

  • Marcelino, criado de Tibaldo; que actúa de [Mercader]. Nota: Acto II: sale en hábito de mercader.

  • Pajes (4). Nota: Se señala en el elenco que actúan cuatro o cinco pajes.

  • Roberto, rey de Inglaterra, [galán], [esposo de Isabel], [protagonista]. Nota: En el Acto III aparece "con un saco de sayal y una soga al cuello":

  • Rosa, dama, [hija de Filiberto]. Nota: En el Acto III sale "con alguna sangre y los cabellos sueltos".

  • [Tambor]. Nota: Sale en el Acto III "con la caja a cuestas".

  • Teodoro, camarero, camarero [del rey Roberto de Inglaterra].

  • Tibaldo, duque de Orliens; que actúa de [Mercader]. Nota: Acto II: sale en hábito de mercader.

  • [Verdugo]
  • Universo social

  • Universo de la corte. Cargos de gobierno (alcaides, gobernadores...)
  • Universo de la nobleza. Alta nobleza
  • Universo de la servidumbre. Criados cualificados (mayordomo, escudero...)
  • Universo del poder soberano. Reyes
  • Tiempo histórico

    Tiempo indeterminado

    Marco espacial

    Acto 1
    Topónimo: Inglaterra. Europa. Espacio: interior de la casa del padre de Rosa; interior del palacio real; exterior de la casa del Vergel de Belmira.

    Acto 2
    Topónimo: lugar indeterminado. [Francia]. Europa. Espacio: interior del palacio real.
    Topónimo: Inglaterra. Europa. Espacio: jardín del Vergel de Belmira; interior del palacio real.

    Acto 3
    Topónimo: Inglaterra. Europa. Espacio: interior del palacio real; exterior de la torre-prisión; costa.
    Topónimo: Dobla, [Double]. [Francia]. Europa. Espacio: puerto.

    Duración

    Obra: 2 años
    Acto 1: Número indeterminado de horas. Nota: La acción del primer acto transcurre durante la noche
    Entreacto 1 a 2: 2 años
    Acto 2: Número indeterminado de días
    Acto 3: Número indeterminado de días

    Género

    Género principal:

    • Drama > imaginario > libre invención > palatino.

    Extracto argumental

    Acto 1
    Teodoro, camarero del rey Roberto de Inglaterra, se encuentra de noche en casa de Rosa para interceder por el rey, que la desea y queda aguardando a su puerta. El camarero aconseja a la dama que ceda a la pretensiones del rey por los beneficios que ello acarreará a su familia y porque, en definitiva, un desliz cometido con un rey tiene mayor disculpa. Por fin Rosa, tras una fugaz resistencia, decide ver al rey, no sin antes confesar a Teodoro que a quien ama es a él. El camarero, asombrado de que prefiera un paje a un rey, reconoce que también la ama, y que empieza a disgustarle la idea de que se entregue al monarca, aunque reconoce no tener más opción que dejar entrar a su señor.
    Ya en el interior de la casa el rey, 'muy galán', declara su amor a la dama, al mismo tiempo que muestra desprecio por su mujer, la hija del rey francés, a quien no se atreve a repudiar por temor a su suegro, ni a matarla por respeto a Dios. Ante la resistencia de Rosa, el rey le recuerda su obligación como vasalla, y la dama antes de decidirse solicita hablar con Teodoro. Se produce una ingeniosa doble conversación de Teodoro por un lado con Rosa y por el otro con el rey: sin que el rey se aperciba de la situación, el camarero y la dama están sosteniendo una conversación amorosa, de modo que el rey queda ridiculizado ante los ojos del público. Instigado Teodoro por Rosa, que intenta así zafarse de la persecución del monarca, le confiesa que ambos se aman y están casados. Ante la reacción del rey, dispuesto a matar a Teodoro, este se retracta, argumentando que tan solo se trataba de un ardid de Rosa para comprobar hasta qué punto el rey la amaba. Irrumpe entonces en la casa Filiberto, el padre de Rosa, con Enrico, su hijo. El rey miente para acallar las prevenciones del padre sobre su honor, arguyendo que tan solo se encuentra en su casa actuando como intermediario para sellar el matrimonio entre Rosa y Teodoro y, tras favorecerlos nombrando gobernador a Filiberto y marqués de Nordobico a su hijo enrico, insiste en llevar esa misma noche a palacio a la pareja. Al quedar solos Filiberto y su hijo, el padre acusa de tirano al rey, e incita a su hijo a la venganza, pero Enrico trata de hacerlo recapacitar: solo Dios puede castigar a un rey, y no hay monarquía que no tenga algún bastardo. En definitiva, además, argumenta Enrico, quien carga con la deshonra es Teodoro. Filiberto reconoce que su hijo ha hablado cuerdamente: "más gana nuestro honor que pierde".
    En el palacio real la reina Isabel, desazonada, comunica a su dama, Camila, las sospechas sobre su marido, ausente de palacio, aunque ya está a punto de amanecer. Aparece el rey, exultante, tras haber gozado con Rosa, y Teodoro, servil y resignado. La reina pide cuentas al rey, quien, aunque primero se finge amoroso, acaba echándola de la sala. Teodoro, ya solo con el rey, se admira de su actuación con la reina, recordándole el respeto que debe el marido a su mujer. El rey se burla argumentando que si Dios hizo libre a un rey, una mujer no puede forzar su albedrío, y ordena al duque Arsindo, su mayordomo, que acomode a Rosa con todo lujo en la casa del vergel, sin importarle que la reina se entere. Camila, alborotada, irrumpe anunciando que la reina se muere. El rey, que desea su muerte, ni se inmuta, y se va a dormir tranquilamente, mientras Camila y Teodoro comentan escandalizados su actitud.
    Ante la casa del vergel, donde el rey ha dormido con Rosa, Filiberto y su hijo comentan la situación: Enrico lo que más quiere es conservar su vida, por esto no siente el menor escrúpulo por tener un sobrino bastardo del rey, y recuerda al padre que ya pasaron los tiempos de Lucrecia, Virginio, y otros héroes romanos del honor; Filiberto en cambio se lamenta de la poca importancia que tiene el honor en los tiempos que corren, aunque el hijo se mofa de su actitud trágica a lo Séneca, y lo exhorta a dejar "el traje escénico", consolándole con un silogismo sofístico: si el buen vasallo está obligado a darle al rey su sangre, y la hija de Filiberto es su sangre, él no está deshonrado sino que ha actuado como debía. Ante la aparición de Teodoro y del duque Arsindo, que veladamente se mofan de su deshonra, Filiberto y Enrico se van avergonzados. Cuando aparece Rosa, Teodoro en un aparte miente al decirle que el rey, tras gozarla, la aborrece y ha enviado a Arsindo a matarla, aunque la dama, tras dirigirse a Arsindo, descubre enseguida que en realidad ha sido enviado por el rey para servirla. A solas con Teodoro, Rosa le reprocha haberla asustado y Teodoro se lamenta de que el rey la haya gozado, ante lo cual, en un tono desenfadado, Rosa le aconseja que no se apene y le promete su favor, dándole en señal un anillo.


    Acto 2
    En la corte francesa Enrique, rey de Francia, confiesa a sus nobles, preocupados por la tristeza que aqueja al monarca, la afrenta cometida por el rey inglés contra su hija Isabel, haciéndoles leer una carta en la que su hija informa de que ha vivido durante dos años recluida en un oratorio mientras su marido convivía en el Vergel de Belmira con su amante Rosa, a la que ahora la reina se ve obligada a servir por orden de su marido. Los nobles franceses acuerdan partir en secreto, encabezados por el duque de Orliens, para matar a Rosa, disfrazados de mercaderes de joyas y paños.
    En el jardín del Vergel se encuentran el rey de Inglaterra, Rosa, Teodoro y Arsindo. El rey, que ha bebido mucho vino, da muestras de humillar y despreciar a la reina a quien considera una esclava de Rosa, y ordena que la traigan para que sirva de beber a su amante. Mientras Teodoro va por ella, Rosa y el rey se dicen palabras de amor hasta que él se duerme. Cuando aparece la reina, Rosa se burla y la trata con soberbia. Isabel, sin embargo, se muestra extremadamente humilde, despertando la admiración de Arsindo, quien reflexiona en aparte sobre el amor desatinado del rey y promete dar su vida por la reina, marchando tras ella cuando Rosa la expulsa de la sala. A solas, ante el rey dormido, Teodoro y Rosa se dicen palabras de amor, se burlan de su sueño profundo, le pinchan una oreja con una paja, tras lo cual el rey se despierta alterado porque ha soñado que Isabel y Arsindo traman su muerte. Rosa aprovecha la situación y lo azuza, afirmando que lo sabía y obligando a Teodoro para que lo confirme. El rey ordena a este que vaya a llamar al duque Arsindo, a Filiberto y a Enrico; cuando los tiene delante, les manda prender a la reina, indicando a Filiberto algo al oído, tras lo cual el monarca y su amante, cogidos de la mano, marchan a disfrutar de las delicias de la música en el jardín.
    Mientras los nobles franceses, disfrazados de mercaderes, acaban de desembarcar en Inglaterra, con la decisión no de matar a Rosa sino de afrentarla, en palacio Filiberto y Enrico llegan a prender a la reina. Isabel quiere saber de qué culpa la acusan, y al ver que no saben contestarle, se queja amargamente con ellos echándoles en cara su deshonroso consentimiento en los amores de su hija y hermana con el rey. Arsindo trata de defenderla, pero, para su sorpresa, es acusado de adulterio con Isabel; entabla entonces una pelea con Filiberto y Enrico prefiriendo morir con la espada en la mano a verse deshonrado.
    Por otro lado, en el Vergel los falsos mercaderes Tibaldo y Marcelino ofrecen joyas a Rosa, y Tibaldo, además de las joyas, un pomo de agua mágica que le permitirá conquistar el amor de cualquier hombre, y cautivar definitivamente al rey, que sin duda se casará con ella; Rosa, voluble y fácil, y codiciosa de tener el agua mágica, accede a los pedidos del falso mercader, que le pide a cambio un encuentro de amor, y lo cita para esa misma noche en el jardín.
    Los mercaderes salen de la estancia ante la llegada del rey, que trae en la mano un anónimo en que se le acusa de locura y ceguera por no ver los defectos de Rosa, su facilidad y su relación amorosa con Teodoro. Ella lo niega y se muestra ofendida, haciendo como que ya no lo quiere, ante lo cual el rey, enloquecido, llega a pedirle a Teodoro que hable en su favor a Rosa y, para asegurarla de que no cree en el anónimo, nombra conde al atónito Teodoro y le ofrece como regalo una cadena a Rosa. El rey seguirá rehuyendo sus obligaciones políticas, negándose a recibir a gente que llega a tratar de asuntos de estado, prefiriendo escuchar música. Sin embargo, cuando Filiberto le anuncie la huida de Arsindo, el rey marchará de inmediato, quedando en escena Teodoro y Rosa comentando con desfachatez lo sucedido.


    Acto 3
    En palacio el rey inglés, ofuscado, compara a su amante con Dios, ante el asombro de Teodoro que juzga su afirmación una herejía. El rey está furioso porque tres mercaderes franceses han gozado, robado y azotado a Rosa. A pesar de que Teodoro le hace observar que en esas circunstancias ya no puede hacerla su esposa, el rey la disculpa y quiere vengarse. Ante el rey llega preso Marcelino, el criado del francés Tibaldo, que confiesa la identidad de los violadores, quienes gozaron a Rosa dormida, con hechizos. Todo ha sido una trama urdida por los nobles franceses para que el rey no pueda casarse con Rosa, estando esta deshonrada, y para evitar ulteriores ultrajes a la reina. Sale Rosa 'con alguna sangre y los cabellos sueltos', y clama venganza, pues ha perdido al hijo de Roberto que llevaba en el vientre. De la escena se la llevan desmayada, mientras el rey, furioso, ordena a Filiberto la muerte de la reina, que este, aunque horrorizado, parte a cumplir de inmediato. Teodoro, una vez más, vuelve a ser recompensado por el rey, que lo nombra condestable cuando le informa de que Rosa se encuentra con salud.
    Ante la torre los guardas que custodian a la reina se encuentran jugando y Arsindo, disfrazado de villano, y con la excusa de traer un presente al alcaide, penetra en la torre. Allí llegan también Filiberto y Enrico, que se muestra horrorizado por el acto que va a cometer su padre. Mientras Filiberto habla con los guardas, sin que estos se aperciban la reina sale de la torre disfrazada de villana. Filiberto y Enrico comentan la situación ("siempre las leyes / van al paso de los reyes, / y entre la fuerza, el derecho"), mientras los guardas entran a sacar a la reina, pero en su lugar traen a Arsindo, a quien llevan preso ante el rey, tras confesar que ha liberado a la reina. Ya lejos de la torre, en la orilla del mar, la reina amenaza con 'una daga' a un barquero para que la lleve a Dobla.
    En palacio, Arsindo es conducido ante el rey, asombrado de que el duque haya puesto en juego su vida por una adúltera. Arsindo le abre los ojos a la verdad: la reina es una santa y él un rey mozo, hechizado por Rosa. El rey comienza a arrepentirse, sobre todo cuando Arsindo le hace ver que Teodoro y Rosa son amantes y la acusación de adulterio una mentira tramada por ambos. El rey parte con Arsindo camino de Dobla a recuperar a su esposa, no sin antes ordenar la prisión de Filiberto y Enrico, que comentan cerrando el cuadro: "Jamás a menos daño que este vino / privanza que creció por mal camino"..
    En el puerto de Dobla, el rey francés y su gente se disponen a embarcar para hacer guerra a Inglaterra, cuando aparecen el barquero y la reina 'desnuda y mojada'. Padre e hija se muestran emocionados. A puerto arriban también naves inglesas con banderas blancas y Arsindo anunciando el arrepentimiento del rey inglés, que pide una entrevista con su suegro. Isabel sale al paso del deseo de venganza de su padre, intercediendo por su esposo, a quien, después de todo, ama. Vuelve ante ellos Arsindo, 'con bastón', criados, Teodoro y Rosa, 'atadas las manos', el rey 'detrás con un saco de sayal y una soga al cuello'. El rey, a los pies de su suegro, llorando, pide su propia muerte, y la de Rosa y Teodoro. La reina lo abraza y su suegro lo alza del suelo. El rey francés, agradecido a Arsindo, le ofrece la mano de su hija Margarita y el ducado de Borgoña, y, por su parte, el rey inglés diez villas. A instancias del rey francés, perdonan a Rosa y Teodoro ("mejor estarán casados"), pero los destierran de Francia e Inglaterra. También el barquero recibe su premio, antes de marchar todos a París a las bodas de Arsindo y Margarita.


    OBSERVACIONES A LA OBRA

    Ver / Ocultar sección

    EDICIONES DIGITALES DISPONIBLES

    Ver / Ocultar sección

    En estos momentos no disponemos en nuestra base de datos de una edición digital de esta obra